crede.info

Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo

  • Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad



  • Página1/10
    Fecha de conversión20.04.2018
    Tamaño83.22 Kb.

    Descargar 83.22 Kb.
      1   2   3   4   5   6   7   8   9   10




    Artículos del 24 de diciembre de 2015
    Ritos y celebraciones, una extraña soledad

    Por JOSÉ CARLOS GARCÍA FAJARDO. Ahondar en el propio corazón significa ahondar en el corazón de todos los seres humanos. Todos nos buscamos sin saberlo.


    ¿Qué más dará una fecha que otra si el tiempo es usura de la vida? Pero los seres humanos necesitamos la celebración siguiendo el curso de la naturaleza. Antes, celebraban la siega o la vendimia, los ritos de amor o de paso. O fiestas religiosas que coincidían con ancestrales costumbres relacionadas con los ciclos de la agricultura.

    Sabíamos que por Navidades comenzaba un tiempo de celebración. No sabíamos que contribuíamos al canto de la vida que supone la fiesta del solsticio de invierno para que no se acabase la luz y volviera a salir el sol después de la noche más larga del año

    Hoy celebramos el permanecer vivos y tratamos de dar sentido a cada momento de nuestra existencia porque se nos escapa el sentido de una vida. Algo no va bien en el mundo y no nos atrevemos a acometer las causas contentándonos con aliviar algún efecto de esa injusticia estructural, para calmar algo la conciencia, de ahí limosnas y aguinaldos. Pero nos echamos a la calle a comprar para éste o para el otro, mientras el resto del año no encontramos momento para saber cómo se encuentra, para escucharlo. Así corremos el riesgo de convertir “al otro” en objeto de nuestra solicitud, cuando el otro siempre es sujeto que sale al encuentro y nos interpela.

    Esta es nuestra asignatura pendiente, escuchar y acoger, dejarnos querer sin abrumar con nuestros consejos o con nuestros regalos. Dejar a las personas como están sin intentar cambiarlas. ¿Por qué cuando alguien dice que nos quiere pretende cambiarnos? Pero si tú me has conocido así, como un disparate que contrastaba y complementaba el tuyo, ¿por qué ahora que vamos madurando pretendemos cambiarnos? Deja a las piedras que sean piedras sin intentar transformarlas en pan. Cuando nos conocimos, yo era un abedul y tú una palmera, nos reíamos y nos sabíamos alas de un mismo vuelo, no nos deteníamos a mirarnos uno al otro sino que aprendimos a mirar juntos en la misma dirección. Aprendimos a compartir el pan y el vino pero sin morder el mismo trozo ni servirnos del mismo vaso. Aquel día, después de una crisis, comprendimos las palabras de Khalil Gibrán: sed como las columnas del templo, todas sostienen la bóveda pero el aire circula entre ellas.

    Nos obligamos a reír y a divertirnos: nos di-vertimos, nos apartamos de nosotros mismos y del camino, extraviándonos. ¿No es en estas fiestas cuando nos acomete una extraña soledad, una especie de vacío que llamamos nostalgia y que no es más que hastío? Se diría que tenemos que caer bien a todo el mundo, felicitar hasta a las farolas y empeñarnos en retrasar la hora del sueño como si temiéramos no seguir viviendo. Esta es la más oculta razón de los ritos en el solsticio de invierno mientras que, en el de verano, por San Juan, tenemos que celebrar con cantos, bailes y hogueras la necesidad de afirmarnos y aceptarnos, para asumir nuestra maduración y tratar de ser coherentes con las aportaciones de ese tiempo nuevo que vamos haciendo, porque el tiempo no existe. Según lo vamos necesitando lo vamos hilando; por eso hay un tiempo cronos, siempre igual, y un tiempo kairós, un tiempo existencial, de plenitud y de alborozo, de celebración y hasta de exceso. Como aquel tiempo que eternizaba Zorba cuando bailaba el sirtaki en la playa inmensa sin consuelo por la muerte de su único hijo.

    Por eso tenemos que aprovechar todos los momentos especiales para hacernos cómplices con la vida, y sostener con Sábato: Tengo la convicción de que debemos penetrar en la noche y, como centinelas, permanecer en guardia por aquellos que están solos y sufren el horror ocasionado por este sistema que es mundial y perverso. Un grito en la mitad de la noche puede bastar para recordarnos que estamos vivos, y que de ninguna manera pensamos entregarnos. Reconocer que nos debemos a nosotros mismos un gesto absoluto de confianza en la vida y de compromiso con el otro. Así lograremos trazar un puente sobre el abismo. Es una decisión que en este momento nos debe abrasar el alma. Como el auténtico honor, que no es sino un reconocimiento que la persona de bien se hace a sí misma. Y el camino, como sugería Kafka, consiste en ahondar en el propio corazón porque eso significa ahondar en el corazón de todos los seres humanos. Ya que todos nos buscamos sin saberlo.



      1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

    Similar:

    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconSección tercera consejero Ponente: mauricio fajardo gómez
    Obdulio Martínez Bossa contra la totalidad del Acuerdo 49 del 22 de diciembre de 1998, expedido por la Comisión Nacional de Televisión...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconAutos y vistos
    Carátula: "Bártoli Guillermo, García Belsunce Horacio Carlos, Hurtig Juan Carlos, Binello Sergio, Michelini Beatriz Magdalena, y...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconAmparo en revisióN 2055/2009. Quejosa: ponente: ministro josé ramón cossío díAZ. secretariO: juan carlos roa jacobo. S í ntesi s autoridades responsables
    Actos reclamados: La Ley del Impuesto sobre la Renta publicado en el Diario Oficial de la Federación el uno de enero de dos mil dos,...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconResolución reglamentaria ejecutiva 14 de 22 DE DICIEMBRE de 2015 Diario Oficial No. 49. 735 de 23 de diciembre de 2015 contraloría general de la república por
    Por la cual se reglamenta y actualiza la sectorización de los sujetos de control fiscal y se les asigna a las Contralorías Delegadas...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconPresidencia. A cargo de la C. María Elena Limón García
    Elena Limón García. SecretaríA. A cargo del Maestro José Luis Salazar Martínez
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconExpediente Nº 064-2015 Sentencia Nº 146-2015 Voto Nº 186-2015
    Sentencia número 146-2015. Tribunal Aduanero Nacional, San José, a las trece horas con cincuenta y cinco minutos del dieciséis de...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconSecretaría del campo reglas de Operación de los Programas de la Secretaría del Campo para el ejercicio Presupuestal 2015
    Artículos 1 y 23 de la Ley de Planeación para el Desarrollo del Estado, los artículos aplicables del Presupuesto de Egresos Estatal...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconResolución número 1958 de 2008 ( Diciembre 02 )
    Por medio de la cual se adopta una medida de intervención administrativa respecto de la sociedad new atlantis e. U. y del señor josé...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconOrdenanza 2163-cm-11
    Junta Vecinal Las Vertientes, con domicilio legal en calle Las Vertientes Nº 101 de San Carlos de Bariloche en los Autos Caratulados...
    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo iconDejo a un lado las sentencias sobre la duda que ocasiona la interpretación
    La s. T. S. De 16 de diciembre de 2009: abusividad del vencimiento anticipado por impago de una sola cuota del préstamo hipotecario...


    Descargar 83.22 Kb.

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Artículos del 24 de diciembre de 2015 Ritos y celebraciones, una extraña soledad Por josé carlos garcía fajardo

    Descargar 83.22 Kb.