crede.info

Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014

  • BORRADOR DE LA SESIÓN DE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS CELEBRADA EL MIÉRCOLES, 19 DE NOVIEMBRE DE 2014



  • Página1/2
    Fecha de conversión03.10.2018
    Tamaño0.74 Mb.

    Descargar 0.74 Mb.
      1   2

    PowerPlusWaterMarkObject25913047


    BORRADOR DE LA SESIÓN DE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS CELEBRADA EL MIÉRCOLES, 19 DE NOVIEMBRE DE 2014
    Se abre la sesión a las nueve horas.
    La señora PRESIDENTA: Se abre la sesión.

    Buenos días, senadores y senadoras. Señor Gobernador, bienvenido a la Comisión de Presupuestos. Ruego al señor letrado que proceda a comprobar la asistencia y si hay cuórum suficiente.


    El señor letrado procede a comprobar los señores senadores presentes.
    Puesto que hay cuórum, pasamos a la aprobación, si procede, de las actas de las sesiones anteriores, celebradas los días 25, 26 y 27 de noviembre y 3 de diciembre del año 2013. Estas actas han sido previamente distribuidas ¿Alguna objeción sobre ellas? ¿Puedo considerarlas aprobadas? (Asentimiento).

    Pues así se declara.


    COMPARECENCIA DEL GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA, D. LUIS MARÍA LINDE DE CASTRO, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000936)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO
    COMPARECENCIA DEL GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA, D. LUIS MARÍA LINDE DE CASTRO, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000858)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA
    COMPARECENCIA DEL GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA, D. LUIS MARÍA LINDE DE CASTRO, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000920)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO CATALÁN EN EL SENADO CONVERGÈNCIA I UNIÓ
    COMPARECENCIA DEL GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA, D. LUIS MARÍA LINDE DE CASTRO, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000895)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO ENTESA PEL PROGRÉS DE CATALUNYA
    La señora PRESIDENTA: Pasamos a las comparecencias. Un año más nos encontramos aquí para debatir sobre los presupuestos; esta vez, los Presupuestos Generales del Estado para el año 2015. Como les decía al principio, quiero dar la bienvenida al gobernador del Banco de España que, como saben sus señorías, cada año abre esta tarea que se nos encomienda como miembros de la Comisión de Presupuestos. Una tarea complicada, por el número de comparecientes que asisten a la comisión, como siempre; pero creo que muy fructífera desde ese punto de vista, porque los senadores y las senadoras tendrán la oportunidad de debatir el presupuesto de este año 2015.

    Señor gobernador, su presencia en esta comisión se celebra a solicitud de los grupos parlamentarios Popular, Socialista, Convergència i Unió y Entesa pel Progrés de Catalunya. Conoce su señoría los términos en los que debe intervenir, así que le doy la palabra.

    El señor GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA (Linde de Castro): Muchas gracias, presidenta. Muy buenos días a todos.

    Señorías, en mi comparecencia hoy en este Cámara, en el proceso de discusión de los Presupuestos Generales del Estado para 2015, me voy a centrar, como es habitual, en el análisis de la evolución, las perspectivas y los retos de la economía española. En esta ocasión, mi intervención tiene lugar apenas dos semanas después de la entrada en funcionamiento del mecanismo único de supervisión, por lo que me referiré también a los avances en la unión bancaria.

    En primer lugar, me referiré a la economía de la zona del euro. La economía española se desenvuelve en estos momentos en un entorno exterior menos favorable que el que se anticipaba hace un año. Durante los últimos meses, las previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2014 y 2015 se han revisado a la baja, y la pérdida de vigor de la recuperación resulta más acusada en los países europeos que son, como es bien sabido, nuestros principales socios comerciales y financieros. En el área del euro, el PIB se estancó durante el segundo trimestre de este año, y la información que se ha ido recibiendo desde entonces, ha llevado a las organizaciones internacionales y a los analistas privados a revisar a la baja sus pronósticos de crecimiento a medio plazo. En estos momentos, el escenario que se considera más probable muestra unas tasas de avance del PIB que serán débiles, desiguales por países, y que están además sujetas a posibles revisiones a la baja.

    El comportamiento de los precios en el área del euro es también motivo de preocupación. En un contexto macroeconómico frágil como el actual, tasas de inflación muy bajas conllevan el peligro de que las expectativas de los consumidores y los empresarios se sitúen demasiado por debajo del 2%, que en el medio plazo constituye el objetivo de estabilidad de precios del BCE para el conjunto de la zona euro. Contrariamente a los riesgos a la baja que rodean a las proyecciones de crecimiento para el conjunto de la economía internacional, los que conciernen a la evolución de la inflación son más dispares y han generado respuestas diferenciadas entre los distintos bancos centrales. La Reserva Federal de los Estados Unidos y el Banco de Inglaterra han comenzado a retirar algunas de las medidas no convencionales excepcionalmente expansivas que introdujeron en los momentos más críticos de la crisis. Por el contrario, el Banco Central Europeo ha avanzado en la dirección opuesta, profundizando el tono expansivo de su política monetaria. Esta orientación de la política monetaria en la zona euro se ha materializado en un conjunto de medidas adoptadas fundamentalmente en las reuniones del Consejo de Gobierno del BCE de junio y septiembre, donde se han combinado acciones de carácter convencional con otras extraordinarias de carácter no convencional. En cuanto a las primeras, se han vuelto a recortar los tipos de interés oficiales de intervención. El de la operaciones principales de financiación se sitúa en estos momentos en un mínimo no solo histórico, sino también técnico del 0,05%; el de facilidad de depósito se adentró en territorio negativo en el mes de junio y se contrajo de nuevo en septiembre hasta el −0,20%, aumentando así el coste que supone para los bancos mantener saldos líquidos excedentarios inmovilizados en sus cuentas en el nuevo sistema.

    Esta política se ha complementado con 3 nuevas herramientas de carácter extraordinario, diseñadas para favorecer una transmisión más eficiente y homogénea de los impulsos monetarios expansivos y promover una mayor expansión del crédito en el área. Primero, se ha habilitado una nueva facilidad de financiación a largo plazo. El pasado mes de septiembre se realizó la primera de estas operaciones de inyección de fondos, que se extenderán hasta junio de 2016. Son operaciones que tienen un plazo que puede llegar a los cuatro años y que se realizan a un coste muy atractivo para las entidades, tan solo 10 puntos básicos por encima del tipo de las operaciones principales, lo que equivale en estos momentos a un 0,15%. Con el objetivo de que estas nuevas inyecciones a largo plazo se traduzcan en un avance de crédito al sector privado, el acceso a las mismas se ha vinculado tanto al saldo como a los flujos de crédito concedido por las entidades a empresas y familias. El BCE ha lanzado también 2 nuevos programas de compra de activos. El primero de ellos, ya puesto en marcha, se materializa en la adquisición de bonos emitidos por entidades bancarias, respaldados por determinadas partidas de su balance. Este es el caso, por ejemplo, de las diferentes modalidades de cédulas que se comercializan en nuestro país. El segundo programa, que estará operativo en las próximas semanas, contempla la adquisición de valores procedentes de la titulización de préstamos a empresas y familias. Este programa contribuirá a revitalizar un mercado que se ha visto muy afectado por las tensiones financieras originadas en la crisis, pero que convenientemente reorientado y depurado de los componentes tóxicos que la crisis puso de manifiesto, debería jugar un papel importante en la financiación del sector privado, singularmente en el caso de las sociedades de menor tamaño, cuyo acceso directo a los mercados de capitales es muy limitado. Al margen de estas medidas ya aprobadas, quiero recordar también que el BCE mantiene su compromiso, apoyado de modo unánime por su Consejo de Gobierno, de recurrir si fuera necesario a medidas adicionales.

    Ahora paso a referirme a la economía española. Frente al progresivo debilitamiento del área del euro, la recuperación de la economía española ha mantenido un tono más firme. La tasa de variación interanual del PIB en el tercer trimestre se elevó hasta el 1,6% y podría acercarse al 2% en el tramo final de este año, cifra en torno a la cual podría permanecer en el promedio del 2015. Este pronóstico está condicionado lógicamente a que no se materialicen los riesgos a los que luego me referiré.

    Las cifras del mercado laboral han mostrado también una evolución favorable con creación neta de puestos de trabajo desde la segunda mitad del año pasado, lo que ha propiciado un descenso de la tasa de paro en 2 puntos porcentuales en los últimos doce meses hasta situarse en el 23,7% de la población activa, un nivel inaceptable que refleja el más grave desequilibrio en nuestra economía, cuya corrección debe ser el primer objetivo de nuestra política económica.

    La reactivación de la demanda nacional ha cobrado un papel decisivo en la recuperación, posibilitando un reequilibrio entre los componentes interno y externo del gasto. Este cambio en la dinámica del gasto interno frente a lo ocurrido durante los años de crisis, obedece a un conjunto de factores entre los que cabe resaltar la creciente normalización de las condiciones financieras, los avances en la construcción de la unión bancaria, la favorable evolución del mercado laboral y la indudable mejora en la confianza.

    Con este trasfondo, tanto el consumo privado como la inversión empresarial se han revitalizado, apoyados en la mejora del entorno financiero. Hay que apuntar también el papel que está desempeñando la inversión en construcción, que podría empezar a cambiar de signo en 2015 o 2016. En el mismo sentido, apunta la evolución reciente de los precios de la vivienda, con las lógicas cautelas. Por primera vez en seis años, se observan tasas de variación de los índices de precios inmobiliarios en el agregado nacional próximas a cero o ligeramente positivas, si bien se dan todavía significativas diferencias por áreas geográficas.

    Desde que comenzó la crisis, el gasto de los agentes privados se ha visto limitado por la necesidad de reducir los elevados niveles de deuda acumulados durante la expansión que terminó en 2008. Recientemente, el proceso de desendeudamiento del sector privado ha registrado avances, al tiempo que sus efectos destructivos sobre el gasto se están viendo mitigados por una recomposición de los flujos de crédito hacia los agentes con mayor calidad crediticia y, en particular, hacia las empresas que están en mejor disposición para afrontar nuevos proyectos de inversión.

    En los últimos años, las exportaciones de bienes y servicios han sido el motor de nuestra actividad económica en un contexto de marcada debilidad del gasto privado interno y de contención de las compras al resto del mundo. A lo largo de 2014, los flujos comerciales con el exterior han mostrado cambios de cierta entidad como consecuencia de la pérdida de dinamismo de nuestros mercados de exportación tanto en el ámbito de las economías emergentes como, desde la primavera, en el área del euro, y de la aceleración de las importaciones conforme se afianzaba la recuperación. Como resultado, la aportación del sector exterior al PIB ha disminuido sensiblemente y el ritmo de ajuste del desequilibrio exterior ha sido menos rápido de lo esperado.

    Cabe pensar que algunos de estos desarrollos son de naturaleza transitoria y revertirán en parte en los próximos meses. Además, la tendencia a la depreciación del euro puede ayudar a la mejora del saldo exterior en el futuro cercano. No obstante, la debilidad de la eurozona, junto con la elevada sensibilidad de nuestras importaciones a los cambios de la demanda final, pone de manifiesto la necesidad de profundizar en la mejora de la competitividad de nuestra economía.

    En cuanto a la inflación, la economía española registra en la actualidad tasas muy bajas, en parte refleja factores transitorios pero también factores estructurales que explican el bajo tono de la inflación subyacente. La tasa de inflación lleva meses tendiendo a la baja en toda Europa y en España, y España es uno de los países de la Unión Monetaria con un movimiento más acusado en este sentido.

    Se puede debatir acerca de las ventajas e inconvenientes de una situación de precios como la descrita. Sin olvidar las dificultades que comporta un periodo prolongado de baja inflación para la reducción de los ratios de endeudamiento y la evolución de la competitividad-precio, es importante no perder de vista que el ajuste de precios y costes relativos que la economía española ha venido registrando frente al área del euro ha sido factor crucial para explicar el buen comportamiento del sector exterior, cuya contribución sigue siendo fundamental para la recuperación.

    En conjunto, las perspectivas de la economía española continúan siendo favorables, aunque no están exentas de riesgos. Nuestra economía ha mostrado, hasta ahora, resistencia al empeoramiento del contexto internacional; sin embargo, no podemos pensar que pueda evitar totalmente la pérdida de impulso de nuestros mercados exteriores, en particular en el área del euro. Tradicionalmente, en la vertiente interna la necesidad de culminar los procesos de desendeudamiento tanto privado como público podría restar nuestra capacidad de recuperación del gasto interior.

    Paso ahora a los presupuestos. El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado y de la Seguridad Social, ahora en discusión, se enmarca en un cuadro macroeconómico en el que el PIB real aumentaría en 2014 un 2% como resultado de un nuevo impulso de la demanda nacional, que aportaría un 1,8%, y de un pequeño repunte en la aportación de la demanda exterior neta, hasta el 0,2%. El proceso de creación de empleo se afianzaría alcanzando una tasa de crecimiento superior al 1%, con lo que la tasa de paro se reduciría hasta acercarse al entorno del 23% en el promedio anual. El deflactor del PIB aumentaría un 0,7%, con lo que el avance del PIB nominal se cifraría en el 2,6%, frente al escaso 1% con que se podría cerrar 2013.

    En conjunto, estas previsiones coinciden con las del consenso de los analistas, si bien estas últimas comportan, por lo general, un esfuerzo fiscal algo inferior al que contempla el proyecto de presupuestos. El cuadro macroeconómico que acompaña al borrador de presupuestos está sujeto a riesgos de desviación a la baja debido a las incertidumbres que rodean a la evolución económica internacional y, especialmente, la europea. Este es el entorno macroeconómico y financiero en el que se ha elaborado el proyecto de presupuestos para 2015, que se ha presentado en septiembre.

    Antes de seguir, quiero señalar que junto con el proyecto de presupuestos se ha presentado el pasado mes de octubre el Plan presupuestario para 2015. El Banco de España considera que la elaboración y publicación de este plan es un paso adelante muy valioso en el control y la transparencia de nuestras finanzas públicas. El Plan presupuestario para 2015 incorpora información sobre planificación presupuestaria de las comunidades autónomas y las corporaciones locales y ofrece, por tanto, una visión de conjunto de las actuaciones de las administraciones públicas. El Plan presupuestario tiene importancia porque cubre una laguna informativa importante, la ausencia de información integrada, relativa a la actividad de todas las administraciones públicas en el momento en que se inicia un nuevo ciclo presupuestario. Dado que su publicación representa la principal novedad desde mi comparecencia en el Congreso en octubre, centraré mis comentarios en su contenido.

    La programación presupuestaria anticipa, en primer lugar, el cumplimiento del objetivo del déficit público para 2014, que se cifra en el 5,5% del PIB. Hasta agosto, la ejecución de los presupuestos de la Administración Central de la Seguridad Social y las autonomías arroja un déficit del 4,3% del PIB, lo que supone una mejora de 3 décimas frente a igual periodo del año anterior. El cumplimiento del objetivo de déficit requiere una mejora de 8 décimas del PIB en el conjunto del año, por lo que el aumento de los ingresos y/o la contención del gasto en el último cuatrimestre deberán resultar superiores al observado entre enero y agosto. Este mayor esfuerzo se debería concentrar en las comunidades autónomas, en las que, de acuerdo con la información disponible, se localizan los riesgos de desviación.

    Para 2015, el Plan presupuestario establece un objetivo de déficit público del 4,2%, 1,3 puntos del PIB por debajo del correspondiente a 2014. Por agentes, la reducción de las necesidades de financiación alcanzaría 1 punto porcentual del PIB en el caso de la Administración central y la Seguridad Social, mientras que las comunidades autónomas deberán ajustar su desequilibrio fiscal en 3 décimas del PIB y las corporaciones locales deberán conseguir el equilibrio presupuestario. En 2015, la mejora de la situación cíclica y la reducción de los tipos de interés de deuda pública contribuirán a la mejora de las finanzas públicas. Según las estimaciones disponibles, el cumplimiento del objetivo de déficit del año que viene exigirá un esfuerzo de ajuste presupuestario, medido por la variación del saldo estructural primario sensiblemente inferior al realizado en años precedentes. En conjunto, se trata de un escenario macroeconómico más favorable para el ajuste que el que existió en 2012 y 2013.

    En términos de descomposición, el programa presupuestario concentra el ajuste en el gasto público cuyo ratio sobre el PIB se reduciría en casi un punto porcentual debido esencialmente al ajuste del consumo público; en el resto de las partidas de gasto destaca la revalorización del 0,25% de las pensiones, de acuerdo con la aplicación de la fórmula de indexación incluida en la reforma aprobada en diciembre de 2013.

    El plan prevé un incremento del peso de los ingresos sobre el PIB de 4 décimas, a pesar de que la introducción gradual de la reforma del IRPF y del impuesto sobre sociedades tendría un coste presupuestario estimado en 2015 en unas 4 décimas del PIB. El plan presupuestario anticipa que la pérdida recaudatoria asociada a esta reforma se compensará con incrementos impositivos de las comunidades autónomas y las corporaciones locales, la lucha contra el fraude en el caso de la Seguridad Social, y la mejora de los ingresos fiscales debido a la recuperación económica. El cumplimiento de los objetivos de gasto requerirá una ejecución presupuestaria muy estricta por parte de todas las administraciones, así como la consecución de los ahorros de las reformas aprobadas, en particular, por las corporaciones locales.

    Finalmente, los presupuestos proyectan una ratio de deuda pública del 100,3% en 2015, 2,7 puntos del PIB superior a la prevista en 2014. Estas cifras ilustran la importancia que sigue teniendo la reducción de los desequilibrios fiscales en la agenda de la política económica de los próximos años.

    Para terminar, paso a comentar la evolución de la unión bancaria europea. Como saben sus señorías, el pasado 4 de noviembre entró en funcionamiento el primer pilar del proyecto de la unión bancaria, el mecanismo único de supervisión. El mecanismo único persigue armonizar la supervisión en la zona del euro para, entre otras cosas, romper el vínculo negativo entre la confianza en las entidades bancarias y las dudas sobre la sostenibilidad de las cuentas públicas.

    El trabajo necesario para la puesta en marcha del nuevo sistema de supervisión ha sido muy intenso. Entre sus principales hitos cabe resaltar, además de la finalización del reglamento del mecanismo, en octubre de 2013, la aprobación de otro reglamento que asigna responsabilidades al Banco Central Europeo y a las autoridades nacionales, así como la redacción de un manual de supervisión que, recogiendo las mejores prácticas supervisoras de cada país, implanta procedimientos comunes para todos los integrantes del sistema.

    Uno de los principales objetivos del nuevo diseño institucional es garantizar que las funciones supervisoras del BCE no entren en conflicto con sus responsabilidades en el ámbito de la política monetaria; para ello, se ha creado dentro del BCE un nuevo consejo de supervisión que planificará y ejecutará la supervisión. Este consejo será responsable de elevar las propuestas en materia supervisora al Consejo de Gobierno, que sigue siendo el órgano supremo de decisión del BCE, tanto en política monetaria como en supervisión.

    La entrada en funcionamiento del MUS, que es su sigla en español, mecanismo único de supervisión, supone una transformación sin precedentes de las responsabilidades de las autoridades nacionales de supervisión participantes, entre ellas, el Banco de España. El reglamento del mecanismo único distingue entre dos grupos de entidades: por una parte, las 120 entidades consideradas significativas, 15 de las cuales son españolas, aunque su número quedará reducido a 14 cuando culmine el proceso de integración de Catalunya Banc y el BBVA, que pasan a ser directamente supervisadas por el BCE a través de los denominados equipos conjuntos de supervisión, que estarán formados por profesionales del BCE y por los supervisores nacionales; y, por otra parte, las menos significativas, en total más de 3000 entidades, que continuarán siendo responsabilidad directa de las autoridades nacionales, aunque el BCE llevará a cabo un seguimiento indirecto de su situación y de las actuaciones supervisoras.

    Como sus señorías conocen, se ha realizado, como paso previo a la creación del mecanismo único, un ejercicio de evaluación global de las entidades significativas de la zona euro, cuyos resultados se hicieron públicos el pasado 26 de octubre. Este ejercicio ha tenido dos componentes: una evaluación de la calidad de los activos y una prueba de resistencia. La evaluación de la calidad de los activos ha supuesto una detallada revisión de los balances bancarios al cierre del año 2013. Para su realización se ha contado con el apoyo de empresas de auditoría de primer nivel. Las pruebas de resistencia evalúan la capacidad de las entidades en un periodo de tres años, en este caso de 2014 a 2016, para absorber pérdidas bajo dos escenarios macroeconómicos hipotéticos: uno central, más probable, y otro adverso, menos probable pero no imposible. Esta segunda fase del ejercicio se ha desarrollado básicamente por las propias entidades. Ambas fases han sido sometidas a un exigente control de calidad en el que las autoridades nacionales de supervisión, en nuestro caso el Banco de España, han jugado un papel muy importante.

    Como saben, el ejercicio contemplaba unos umbrales mínimos de capital que debían superarse en cada una de sus partes, en la evaluación de la calidad de los activos, en el escenario base de las pruebas de resistencia, y en el adverso. Las entidades que no han superado algunos de estos umbrales han debido presentar en un plazo de dos semanas un plan de capital para abordar la cobertura del déficit identificado y cumplirlo en un plazo entre seis y nueve meses.

    De acuerdo con la metodología utilizada, de las entidades sujetas a este ejercicio, 25 presentan un déficit de capital, que asciende para toda Europa a 24 600 millones de euros; no obstante, hay que señalar que anticipándose al propio ejercicio, muchas entidades de crédito europeas han reforzado su solvencia en el último año. De las 25 entidades mencionadas, 12 han ampliado su capital de forma suficiente en 2014, de manera que solo 13 de ellas, con un déficit de capital de 9500 millones de euros, deberán acometer acciones adicionales para reforzar su solvencia.

    Ciñéndonos a los resultados de las entidades españolas, nuestra valoración es positiva; únicamente una entidad se ha situado por debajo del umbral establecido en una de las fases del ejercicio, en concreto, en la evaluación de la calidad de los activos, que en inglés se conoce como el AQR; en este caso, el déficit estimado era muy reducido y la entidad ha adoptado a lo largo de 2014 medidas de reforzamiento de su capital en un volumen muy superior al necesario para cubrir el déficit. Teniendo en cuenta estas acciones, a día de hoy todas las entidades españolas superan con holgura los umbrales establecidos en el ejercicio. Debe señalarse también que las entidades españolas son las que han debido realizar menores ajustes a raíz de la evaluación de la calidad de los activos, en total únicamente un 0,14% de sus activos ponderados por riesgo.

    En conclusión, los resultados de la evaluación global han puesto de manifiesto que el proceso de reestructuración acometido en el sistema financiero español a partir de 2012 ha dado sus frutos y las entidades de crédito de nuestro país afrontan el futuro con balances saneados y una sólida posición de solvencia. Igualmente, las reformas estructurales instrumentadas en los últimos años han desempeñado un papel crucial en el afianzamiento de la recuperación y la corrección de los desequilibrios. Mantener el rumbo en esta dirección resulta fundamental para asegurar un crecimiento que permita reducir la tasa de paro y que garantice los apoyos necesarios para sostener la demanda interna y externa.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor gobernador.

    Turno de los grupos parlamentarios que han solicitado su presencia en esta Comisión de Presupuestos.

    En primer lugar, por el Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya, tiene la palabra el senador Bruguera.
    El señor BRUGUERA BATALLA: Gracias, señora presidenta.

    Buenos días, senadores y senadoras. Buenos días también al señor gobernador del Banco de España; bienvenido nuevamente al inicio de esta intensa Comisión de Presupuestos.

    Al hilo de su intervención, quiero plantearle cinco cuestiones. En primer lugar, como usted ha dicho, la economía española depende fundamentalmente, o al menos de una manera muy importante, de tres factores: sector exterior, turismo y demanda interna. En cuanto al sector exterior, las exportaciones están creciendo a un ritmo inferior al 2%; de hecho, una quinta parte de lo que crecía en 2011 debido en buena medida, como usted ha comentado, a la desaceleración de los países de la zona euro, mientras que las importaciones están creciendo a un ritmo muy superior: más de un 8% el primer trimestre y alrededor del 4% el segundo trimestre. A pesar de ello, el ministro Montoro ha dicho que el próximo año la balanza comercial será superior a 5 puntos y quiero preguntarle si lo ve factible.

    En cuanto al turismo, se habla mucho de él cuando se hacen análisis del número de turistas; sin embargo, si nos fijamos en lo creemos que realmente es importante, el gasto en euros constantes por turista y día, nos encontramos con que este año estamos en las cifras de 2003, de hace once años. La realidad es que, a pesar de los balances positivos que están haciendo las administraciones, los ingresos por turista y día están, repito, en los niveles de hace once años. Y este no es un buen dato.

    Y en cuanto a la demanda interna -el otro lado de la moneda de lo que usted ha comentado-, tendríamos la devaluación salarial, la congelación del salario de los funcionarios, la congelación de las pensiones, el salario mínimo, etcétera. Con este panorama, señor gobernador, quisiera saber si cree sinceramente que podremos crecer, como usted ha manifestado, al 2% en términos reales el próximo año. Y usted también ha dicho que tenía dudas de que se pudiese llegar al crecimiento previsto para este mismo año, para 2014.

    En segundo lugar, ¿cree que ha llegado el momento de replantearse la política salarial y de pensiones? ¿Cree que ha llegado el momento de que esta política de devaluación interna, especialmente en materia de pensiones, salarios, etcétera, revierta para incrementar la demanda interna, entre otros factores?

    Ha hablado usted también del papel del Banco Central Europeo, y es verdad que de un tiempo a esta parte −tal vez poco tiempo− parece que está asumiendo el rol, el papel de lo que venimos reclamando desde hace tiempo la mayoría de grupos parlamentarios, y es que ejerza las funciones de un banco central, como los de Estados Unidos, Canadá, Japón o el Reino Unido. En este sentido, quisiera saber en qué se deberían incrementar los cambios –creo que usted ha hablado de programas-, las medidas que ha tomado el Banco Central Europeo en este último tiempo. Dicho de otra manera, estamos viendo que el Banco Central está cambiando en algo, pero, desde su punto de vista, ¿qué cambios se debería plantear y en qué dirección debería continuar cambiando y evolucionando? También en este sentido, usted ha hablado de los números de los bancos españoles a partir de las últimas pruebas de estrés, etcétera, y me gustaría saber si usted cree que, visto esto, los bancos intervenidos estarían en disposición de empezar a devolver el dinero que se les prestó, porque quiero recordar que, en su momento, el Gobierno de España dijo: Tranquilos, españoles, esto no le va a costar ni un euro a los ciudadanos porque lo van a devolver, y encima lo harán con intereses. Por tanto, le pregunto si ha llegado el momento de que los bancos intervenidos puedan empezar a devolver el dinero, a la vista de que la mayoría tiene elementos positivos.

    En cuanto a los ingresos, está previsto que los ingresos tributarios crezcan alrededor del 3,5% respecto de 2014 y más del 5% respecto de lo que parece que vamos a recaudar este año. Por otra parte, como usted ha dicho, se anuncian rebajas fiscales de 4000 millones de euros, 4 décimas del PIB. Y en relación con las cotizaciones sociales, lo mismo: se prevé un crecimiento del 6,8%, cuando en este momento están creciendo alrededor del 1%. Visto este panorama, la pregunta es si cree que se pueden cumplir estas previsiones, teniendo en cuenta que el crecimiento previsto es del 2%.

    Por lo que se refiere a la deuda pública, nos encontramos con que superaremos el 100% del PIB, 360 000 millones de euros más el próximo año de lo que teníamos en 2011; es decir, en tres años la deuda ha crecido un 50%. Le voy a formular unas cuantas preguntas en este sentido. ¿Qué cree usted que tiene que hacer el Gobierno para controlar este crecimiento exponencial de la deuda? Porque está claro que las políticas que se han llevado a cabo hasta ahora no lo han conseguido. Hace unos años nos hablaban de que había que subir los impuestos para recaudar más, y ahora parece que el Gobierno dice lo contrario: que hay que bajar los impuestos para recaudar más. Por tanto, alguna cosa no liga. ¿No cree que el problema no es tanto de exceso en el gasto, sino –al menos es lo que nosotros creemos− de insuficiencia en los ingresos?

    En relación con las prestaciones sociales, se prevé que el gasto en prestaciones por desempleo para el año próximo baje alrededor de 5000 millones, cuando tenemos el mayor número de desempleados de nuestra historia. Y doy 2 datos: la mitad de los parados de más de 45 años, que son unos 2 millones aproximadamente, llevan dos años sin empleo. Y más de 3 millones de personas no tienen ningún tipo de prestación. Y, a pesar de ello, el ministro pretende recaudar en el año 2015 lo mismo que en 2009, cuando teníamos la mitad del paro del que tenemos en estos momentos. Y mi pregunta es: ¿cómo puede casar todo esto?

    En último lugar, usted ha hablado de la posible desviación del déficit público de 2014, y lo atribuye –si se produce- probablemente a las comunidades autónomas. Pues bien, muchos de los grupos parlamentarios nos hemos quejado desde hace mucho tiempo de lo que calificamos de injusto reparto del déficit entre el Estado y las comunidades autónomas, teniendo en cuenta que estas tienen las competencias en la mayoría del gasto público, en prestaciones públicas: educación, sanidad, etcétera. Por tanto, señor gobernador, quisiera saber si cree, como creemos nosotros, que es injusto el reparto del déficit entre el Estado y las comunidades autónomas y, si es así, cómo cree que debería repartirse para ser mucho más equitativo y ayudar a las comunidades a no continuar con los recortes sociales, porque este asunto no da para más.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bruguera.

    En nombre del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado Convergència i Unió, tiene la palabra el señor Bel.


    El señor BEL ACCENSI: Muchas gracias, presidenta.

    En nombre de mi grupo, agradezco la comparecencia del gobernador del Banco de España de nuevo en esta Comisión de Presupuestos para analizar los presupuestos del último ejercicio de la actual legislatura. Y queremos recabar la opinión de la institución del Banco de España, que ya ha ido facilitando respecto de algunos aspectos, en tres bloques fundamentales en relación con estos presupuestos.

    El primero de ellos es el relativo al cuadro macroeconómico y, concretamente, a las previsiones de crecimiento del PIB. El gobernador ha apuntado que existen riesgos de disminución a la baja, algunos de los cuales se concentrarían esencialmente en que el sector exterior evolucionase más desfavorablemente de lo que está previsto. Nuestro grupo cree que este es un elevado riesgo, y no sabemos si las previsiones del Gobierno han sido lo suficientemente realistas y aunque prevea un leve efecto de disminución este no será todavía mayor, visto como está evolucionando la situación, no solo en la zona euro, que obviamente es la que más nos tiene que preocupar, sino en otros ámbitos territoriales.

    También entendemos que las previsiones de crecimiento de la demanda interna son excesivamente optimistas. Esto no quiere decir que no coincida con lo que ha estado sucediendo a lo largo de los últimos meses de 2014, pero tenemos dudas al respecto, y por eso quiero recabar su opinión sobre la posibilidad de mantener los niveles de demanda interna en la situación de los dos últimos trimestres de 2014. Obviamente, son datos fundamentales para evaluar después la bondad o no de las previsiones presupuestarias. Este es el segundo bloque sobre el cual queremos conocer su opinión.

    Respecto de los objetivos de consolidación fiscal y la posibilidad de cumplir los objetivos de déficit para 2015, tenemos 2 grandes incógnitas. Primero, queremos saber, no tanto con el plan presupuestario para 2015, sino con los datos que maneja el Banco de España, si entiende que se va cumplir el objetivo presupuestario para 2014, porque, efectivamente, el objetivo a conseguir en este último trimestre es ambicioso en relación con los conseguidos durante los tres primeros trimestres. Y también quisiera poner énfasis en un aspecto que ha tratado mi compañero el senador Bruguera. Nosotros entendemos que es muy difícil conseguir el objetivo de consolidación fiscal cuando se atribuye el 86% del objetivo de déficit a la Administración central y a la Seguridad Social, que gestionan algo más del 50% del gasto público, mientras que a la Administración territorializada, que gestiona prácticamente el 50% -no llega-, solo se le asigna un objetivo del 14%. Esto nos hace poner en duda, repito, la capacidad de conseguir este objetivo de déficit.

    Hay un segundo aspecto en este bloque. Quisiera que nos evaluara, desde su perspectiva, el efecto de la reforma fiscal -no me ha parecido haber oído durante su intervención alguna mención al respecto-. En estos momentos estamos aprobando la reforma fiscal -la aprobó esta Cámara la semana pasada-, lo que, evidentemente, desde nuestra perspectiva va a tener, ceteris paribus, un efecto de disminución de la recaudación fiscal. Así lo entiende el Gobierno, que está explicando que va a bajar los impuestos. Quisiéramos conocer la opinión del gobernador del Banco de España sobre los efectos de esta reforma fiscal en los objetivos de consolidación fiscal y, a su vez, si el Banco de España cree que la situación de la economía española en estos momentos es favorable a que se produzca lo que algunos economistas denominan el círculo virtuoso. Es decir, ¿está la economía española en la situación de que una rebaja de tipos o de impuestos se traduzca en una mayor recaudación tributaria? De hecho, el Gobierno está apoyando estos presupuestos con ese objetivo, pero mi grupo tiene alguna duda. No decimos que sea absolutamente falso, pero entendemos que la situación económica de España en estos momentos no nos garantiza ese hecho.

    Finalmente, quiero mencionar una tercera cuestión en relación con el último bloque de su exposición, el relativo a la unión bancaria. Nosotros podemos entender que el proceso de reestructuración está dando sus frutos en España y que puede haber un cierto éxito. Y aunque a lo largo de los últimos meses ha habido, obviamente, una mejora de la disponibilidad de crédito por parte de los particulares y empresas, esencialmente de las pequeñas y medianas empresas, creemos que es absolutamente insuficiente y que este debería aumentar de forma considerable, máxime si se pretenden cumplir los objetivos de crecimiento de la demanda interna. Nos gustaría conocer su opinión sobre si habría que tomar medidas adicionales para que ese crédito fluyera sobre las pequeñas y medianas empresas y los particulares más de lo que lo ha hecho a lo largo de los últimos meses.

    Muchísimas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bel.

    En nombre del Grupo Socialista, tiene la palabra el señor Lerma.


    El señor LERMA BLASCO: Muchas gracias, señora presidenta.

    Doy las gracias al señor gobernador por su comparecencia anual y por la claridad con que ha expresado sus ideas respecto de las incertidumbres que tenemos por delante en la cuestión del presupuesto y del crecimiento. Lo que hacemos fundamentalmente aquí es fijarnos en el contexto nacional e internacional para ver si se van a cumplir o no los presupuestos. En ese sentido, me gustaría decir que en el escaso mes y medio que ha transcurrido desde la anterior comparecencia hemos pasado teóricamente de una situación a otra, aunque los organismos internacionales y europeos en realidad ya deberían de saber que teníamos una tendencia a la baja con toda claridad en las previsiones de crecimiento. Y da la impresión de que de un mes para otro puede cambiar la tendencia, pero realmente no es así. Hay una tendencia de fondo en la Unión Europea al bajo crecimiento y a la baja inflación. Y ya lo he dicho en otras comparecencias: si el crecimiento de la inflación hubiera superado el 2% en una solo décima habría habido una intervención precipitada del Banco Central Europeo y de las autoridades europeas y, en cambio, estamos en unos objetivos de inflación muy por debajo de lo que se considera estabilidad de precios, que es el 2%. El 2% es estabilidad de precios, no es inflación. Eso quiere decir que estamos en una deflación, que hemos podido comprobar mes tras mes y comparecencia tras comparecencia del presidente del Banco Central y de todas las autoridades. Y, ciertamente, aquí no hay ninguna actuación. Vamos a empezar por analizar el tema español, para acabar con el tema europeo en general.

    En cuanto al tema español, es evidente que tenemos un nuevo actor en el escenario, que en este caso, aunque poco independiente en teoría, es la autoridad fiscal independiente que acabamos de crear en el Parlamento, que, ciertamente, ha tenido un comportamiento y al menos entra bastante de lleno en algunos detalles en los que puede entrar. Y este nuevo actor nos dice básicamente, primero, que los objetivos del Gobierno en este presupuesto son muy difíciles de cumplir; eso, si se mantenía el contexto internacional, que no se ha mantenido desde su planteamiento. Segundo. Hay dos cuestiones que claramente no se van a cumplir y que también ha dicho el gobernador. Uno: ya sea porque estén o no mal repartidos los objetivos de déficit, lo cierto es que el déficit de las comunidades autónomas no se va a cumplir salvo que se tomen medidas muy drásticas en los últimos días que quedan del año. Por tanto, va a ser muy difícil cumplir el objetivo para 2015. Dos: no se va a cumplir con toda claridad el tema de la Seguridad Social, aparte de que hay que ver el contexto en el que se mueve el Gobierno, porque, por un lado, hace una rebaja fiscal y, por otro, sube la Seguridad Social, que es una medida en contra del empleo. Esa es una situación bastante inexplicable y absolutamente contradictoria.

    Lo cierto es que el crecimiento español se ha sostenido sobre la base fundamental de la demanda interna, porque en cuanto hemos empezado a recuperar un poco el resuello inmediatamente ha vuelto a crecer la importación y se han superado holgadamente las exportaciones; pero se ha hecho sobre una demanda interna insostenible, porque no se ha sustentado sobre la base de un crecimiento abultado del empleo y de los salarios, que no es cierto. Empleo no se está generando. Es verdad que hay cifras estadísticas, pero todo el mundo sabe perfectamente que lo que se está haciendo con el empleo es repartirlo. Por un lado, se destruyen puestos de trabajo a tiempo completo y, por otro, se crean puestos de trabajo a tiempo parcial, temporales absolutamente y con un salario casi un 40% por debajo del empleo estable. Por tanto, eso no puede sostener la demanda interna. La demanda interna se ha sostenido un poco echando manos de los ahorros de la gente porque se ha llegado a creer que las perspectivas de futuro eran más favorables. Pero es evidente que echar mano de los ahorros no genera un crecimiento sostenible.

    Por otro lado, la política del Gobierno ha consistido en aprovechar que ha habido una relajación en la política de ajuste de la Unión Europea y al mismo tiempo se ha modificado la fórmula de cálculo del PIB. Es decir, ahora se consideran las actividades ilegales, las actividades de I+D tienen otra consideración, y las inversiones militares tienen asimismo otra consideración. Y ahí queda un pequeño margen. Pues bien, en ese pequeño margen, más el pequeño margen de la modificación del cálculo del PIB, más la mejoría de las condiciones de financiación del Banco Central -porque dio la cara por nosotros en un momento determinado y automáticamente empezó a fluir el crédito global y empezamos a poder financiarnos de una manera más barata-, en ese pequeño margen que se ha creado, el Gobierno de España ha cometido una grave irresponsabilidad, que es utilizar el margen para hacer propaganda electoral y, en vez de mejorar la recaudación, bajar la recaudación con la supuesta reforma fiscal que acaba de aprobar. Pero si tenemos un crecimiento no sostenible porque se ha generado por la demanda interna echando mano de los ahorros, si tenemos un contexto internacional desfavorable, y resulta que hay un pequeño margen que podría hacer posible mejorar las políticas de impulso al crecimiento en la economía española, lo que no se puede hacer es esta cuestión de pura estrategia electoral, porque va absolutamente en contra de las políticas de crecimiento y de la política de mejora de la credibilidad de la economía española en general.

    Y ahora vamos al tema europeo, ya más rápidamente. De una comparecencia a otra de Mario Draghi, la más importante que ha tenido, evidentemente –más que actuación−, ha sido decir: oiga, a los países de la periferia del euro no los voy a dejar descolgados −que es la traducción de: haré lo que sea necesario para sostener el euro-, yo respondo por ellos. Y a partir de ahí hemos tenido de nuevo crédito. Y luego se ha dicho reiteradamente: No, las condiciones mejorarán, iremos haciendo la expansión cuantitativa…; pero siempre llegando con retraso y sin poder compararnos con los países que están ya en un crecimiento bastante sólido, como, por ejemplo, los Estados Unidos o Gran Bretaña; y ha sido un permanente tira y afloja respecto de lo que tenemos que hacer. No obstante, ha llegado el momento, en la última declaración prácticamente, en que todo el mundo estaba diciendo: además de las reformas estructurales, además de la política de expansión cuantitativa, falta demanda interna en Europa, falta demanda efectiva. Eso lo ha reconocido ahora hasta el Banco Central y, sin embargo, no se han tomado medidas. La única medida positiva, que ha sido la expansión cuantitativa, ha tenido un resultado muy mediocre en la primera parte de su aplicación, un resultado muy mediocre, producto de lo que todo el mundo conoce como la trampa de la liquidez y que no se traslada a la economía. Todo el mundo sabe que es así, y por eso se habla ahora de demanda efectiva. ¿Y cuándo vamos a hacer efectiva realmente la demanda en Europa? ¿Es que estamos condenados permanentemente a no poder crecer, a ser el enfermo, en este caso, de la economía mundial? Esa es la situación. No hay nadie que sostenga, salvo los técnicos del Bundesbank -hemos tenido esa desgracia−, que la situación de la autoridad expansiva nos lleve a ningún lado que no sea una recesión y a prolongar la recesión; no hay nadie que lo sostenga. Y, por otro lado, respecto de la Comisión, después de aprobar varias veces el crecimiento de la demanda efectiva y tal, desde 2010 aproximadamente, estamos ahora en una supuesta inyección de 300 000 millones, público y privado, que no se conoce por ningún lado de dónde salen. Esta es la realidad que tenemos.

    ¿Cuándo se va a dar cuenta el Gobierno español de que no puede hacer electoralismo con la crisis, de que no se pueden disminuir los ingresos en una etapa como la que estamos pasando, y que los márgenes tienen que ser fundamentalmente para intentar activar políticas de crecimiento?
    La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Lerma.
    El señor LERMA BLASCO: ¿Y cuándo se van a dar cuenta el Banco Central Europeo –en este caso ya se ha dado cuenta− y la Comisión Europa de que hay que cambiar de política económica si no queremos sumirnos en un pozo permanente de recesión?

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Lerma.

    En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Utrera.


    El señor UTRERA MORA: Muchas gracias, presidenta, y muchas gracias, gobernador del Banco de España. En primer lugar, en el Grupo Popular le agradecemos su exposición, muy clarificadora, y además incisiva, porque creo que ha destacado los elementos esenciales de la situación que estamos viviendo. Por un lado, ¿hay recuperación? Sí, no hay duda, hay recuperación. A pesar de que se diga lo contrario y se atribuyan mezquinos intereses encubiertos, lo cierto es que hay recuperación, que las empresas españolas, que los ciudadanos españoles han iniciado un camino positivo, un camino en el que las expectativas, como muy bien señalaba el gobernador del Banco de España, han mejorado. Y esa mejora de expectativas, junto a otros riesgos e incertidumbres, sobre todo que nos vienen del exterior, configuran una situación complicada porque vivimos en un mundo muy complicado y España está en una situación complicada, como, repito, también lo está el mundo, pero nosotros más por las debilidades que arrastramos del pasado. Y esas debilidades ciertamente se están sorteando, no superando todavía, pero tienen una perspectiva favorable.

    El tono de la comparecencia del gobernador del Banco de España nos ha puesto de relieve varias cosas. Por un lado, que estamos haciendo lo que debemos, es decir, cumpliendo nuestros compromisos en Europa de consolidación del déficit público. Al mismo tiempo, que estamos incursos en un proceso de desapalancamiento, de desendeudamiento del sector privado, que es necesario para recuperar la estabilidad económica y deshacer los fortísimos desequilibrios económicos en que nos encontrábamos. Y, en tercer lugar, que estos presupuestos y el cuadro macroeconómico que los justifica son plenamente acordes con las perspectivas que en este momento podamos tener.

    Que hay riesgos y debilidades en la coyuntura internacional es obvio. Y que esos riesgos, ya sean tipo de cambio, precios de materias primas, la inflación, las tasas negativas, ligeramente negativas, de inflación, aportan elementos nuevos que habrá que ir tomando en consideración de forma continua a lo largo del ejercicio 2015, también es un hecho. Pero que los presupuestos del Estado están anclados en unas buenas y razonables previsiones económicas, en principio, y desde el punto de vista del Grupo Parlamentario Popular, no tiene ninguna duda; otra cosa es lo que se diga o se pretenda decir sobre la base más ideológica que razonadamente consistente desde un punto de vista económico.

    Por otro lado, el gobernador del Banco de España nos ha hecho una descripción, yo creo que muy oportuna, de un proceso que va a determinar en gran parte el futuro de la economía española y el futuro de los españoles. La unión bancaria europea −proceso en el que nosotros estábamos interesados hace ya años, y que no ha sido posible hasta el momento en que no se inició, en el año 2012, la estabilización del sistema financiero español, la reestructuración del sistema financiero español− y tanto los recientes tests de estrés como los pasos dados en este primer pilar, el mecanismo único de supervisión, desde mi punto de vista permiten anticipar, aunque sea de forma limitada a las grandes entidades bancarias europeas, una integración de mercados financieros que a España, en la situación en que se encuentra, solo le puede resultar positiva.

    Por tanto, y ante un Banco Central Europeo beligerante, la pregunta que le formulo al gobernador del Banco de España, es la siguiente. A mí me preocupan siempre los desacoplamientos entre la economía norteamericana y la economía europea, y que asistamos en este momento a políticas monetarias, no de signos contrario, pero sí en direcciones opuestas en cuanto a la intensidad de los impulsos monetarios, de los estímulos monetarios, quizá podría generar en el medio plazo una histéresis y una distribución de capital mundial que podría ser perjudicial desde el punto de vista de la evolución económica real, o sea, inflación, tasas de crecimiento, etcétera. Me gustaría que hablara sobre esta cuestión concreta.

    Pero, tal como venía señalando, estamos en el buen camino. La unión bancaria europea nos mete en Europa. Es un paso más. Aparte de la plena integración de España en Europa a través del euro, la moneda común, en este caso estamos también integrando sistemas financieros y, por tanto, no asistiremos en el futuro -eso es lo que esperamos- a esa percepción de las dos velocidades, de los dos niveles o de las dos formas en que se concibe a los países que comparten divisa en la eurozona, unos de muy alto riesgo y, otros, de riesgo menor, toda vez que se avance decididamente en procesos de supervisión única y en la unión bancaria europea.

    Con esta perspectiva europea de medio plazo, quiero felicitar al señor gobernador por su magnífica comparecencia, en la que creo que ha expuesto un panorama bastante positivo de lo que es y será España en el año 2015, en el contexto del área euro.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Utrera.

    Tiene la palabra el señor gobernador.


    El señor GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA (Linde de Castro): Muchas gracias. Intentaré ajustarme a los 15 minutos que me ha concedido la señora presidenta.

    Como he dicho en mi intervención, en el Banco de España pensamos que el cuadro macro es creíble; es creíble una aportación de la demanda interna de 1,8 puntos y es creíble una aportación de la demanda exterior neta de 0,2 puntos. Eso es creíble. Sin embargo, como también dije, la impresión que hoy tenemos todos -bancos centrales, analistas privados y todos los observadores de la economía europea- es que hay más incertidumbres y una situación claramente peor de la que pensamos que se produciría cuando comenzó 2014. Tengo aquí la evolución por trimestres de los PIB del conjunto de los países y de la Unión Monetaria y está claro que en el segundo trimestre de este año se produjo un frenazo, un parón que fue especialmente significativo en la economía alemana y, desde entonces, las noticias han ido claramente en el sentido de que la economía europea se estaba frenando y que la recuperación iba a ser menos intensa o menos rápida de lo que se preveía a comienzos de 2014.

    Es cierto que las previsiones de inflación han sido equivocadas pero, por supuesto, no solo en el BCE sino en todos los bancos centrales, las de todos los analistas y no hay más que repasar las previsiones que hacía la OCDE, el Fondo Monetario Internacional o los grandes bancos de inversión para comprobar que los datos reales de inflación han venido siendo inferiores de modo casi sistemático; es decir, con menor inflación de la que se preveía según los modelos utilizados. En este sentido, el BCE no fue una excepción, de forma que es cierto que ha tenido que ir ajustando su política a esos cambios en la previsión de crecimiento y de inflación.

    En cualquier caso, antes de centrarme en el BCE quiero hablar de la economía real española. El problema del reparto del déficit entre las diferentes administraciones es un tema muy importante y cuya discusión es enteramente legítima en un país como España, donde hay un reparto del gasto público tan significativo. En este sentido, en España, como creo que ya hemos comentado alguna vez en esta comisión, si el gasto público que hace el PIB es 100, la suma del Estado central y la Seguridad Social es de alrededor de 55 o 56 y el resto se lo reparten las comunidades autónomas y corporaciones locales; es decir, que se trata de un país muy descentralizado en el gasto, y todos lo sabemos. Por eso, la discusión sobre ese reparto es legítima pero muy complicada, y no tiene una respuesta fácil por muchas razones. Creo que no es la primera vez que se plantea esta cuestión en esta comisión y que la otra vez que se planteó di la misma respuesta, pero es que en el Banco de España no nos sentimos con suficiente justificación técnica como para tener una opinión muy clara en esta materia porque es algo muy complicado, con componentes políticos y componentes técnicos. Así, creo que estoy diciendo lo mismo que mencioné hace un año, que es una discusión legítima y que tiene sentido que se plantee, pero con una solución muy complicada técnicamente y me temo que al final lo que decidirá esa discusión o lo que pondrá a uno a un lado u otro de esa discusión serán razones políticas más que técnicas. Esa es mi impresión, pero admito que esa discusión está justificada y que es muy interesante en el sentido técnico y político, aunque realmente no tengo una respuesta clara en esa materia.

    En cuanto al empleo, he de decir que realmente se está recuperando y no fundamentalmente a base de empleo temporal o parcial. De hecho, los últimos datos indican que hay un componente importante de empleo indefinido. Tengo aquí los últimos datos disponibles y todos los indicadores de ocupados, de parados o de activos según estratos de población, la tasa de paro, la tasa de empleo, etcétera, indican que llevamos al menos tres meses con una clara mejora del empleo. Esto es indiscutible y no es una mejora basada de modo claro en el empleo temporal o parcial sino que hay un componente importante de empleo indefinido. Es decir, que no creo que esta recuperación esté aumentando el componente de empleo temporal, según nuestros datos y de momento, porque no sé lo que ocurrirá dentro de unos meses. Sin duda, es una recuperación de empleo débil, porque lo es, y tenemos una tasa de desempleo altísima e inaceptable -que, como he dicho, tiene que ser el objetivo número uno de nuestra política económica- pero los datos indican que hay una recuperación del empleo; eso está claro. Otra cosa es cómo de sólida sea esta recuperación.

    Naturalmente, eso nos lleva al ámbito europeo, otra vez, donde claramente las perspectivas son hoy peores de lo que lo eran hace unos meses y eso nos lleva a la política del BCE. Los comentarios sobre a qué velocidad ha ido ajustando su política y en qué medida ha respondido de un modo análogo a la respuesta que dio en su momento la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra, están también justificados. El propio BCE, en sus comparecencias mensuales, lo ha ido diciendo con total claridad. El BCE ha ido tomando medidas tanto de política convencional -es decir, las ventanillas ordinarias de suministro de liquidez y los tipos de interés de ese suministro de liquidez- como medidas no convencionales, entre las que se puede incluir el pasar a tipos negativos en la facilidad de depósito -y nunca se había alcanzado en Europa un tipo negativo en los depósitos que hacen los bancos en el doble sistema, ‑y también se utilizaron entre las medidas no convencionales los llamados TLTRO, targeted longer−term refinancing operations, que son las operaciones de financiación a largo plazo orientadas a la mejora del crédito. Eso es también algo totalmente nuevo ya que por primera vez se establecía una facilidad a largo plazo cuyos parámetros estaban basados en el crédito, en su stock y en su momento; es decir, que los bancos con más stock y con mayor aumento de crédito podían pedir más financiación a largo plazo -que es muy ventajosa porque es muy barata y a un plazo muy largo- que los bancos con menos crédito y con menos stock de crédito. Por tanto, se trata de una medida orientada claramente a estimular el crédito. Después de esta, ha venido el nuevo paquete o el nuevo plan de compra de bonos, lo que en España llamamos cédulas, y de titulizaciones . Eso está empezando estas semanas y, por tanto, no sabemos su impacto. En este sentido, aún llevamos un volumen de compras insignificante porque, insisto, está empezando.

    El BCE ha reaccionado. Efectivamente, ha reaccionado en el ámbito no convencional y en el ámbito convencional. ¿Va a tener que hacer más cosas, como el propio presidente del BCE ha dicho repetidas veces? Eso no se puede descartar si la economía europea sigue enfriándose y si la inflación sigue en una zona tan baja como hasta ahora. Realmente, la inflación a cero no es estabilidad de precios; está por debajo del objetivo de estabilidad que ha marcado el BCE siempre, de forma que estar al cero o cerca del cero, aunque esté estable en esa zona, eso no es estabilidad de precios según la definición del BCE; por tanto, el BCE tiene que actuar, y es lo que está haciendo. Tanto en las comparecencias mensuales como hace poco en una comparecencia en el Parlamento Europeo, el presidente Draghi ha dicho que el BCE sigue abierto a adoptar medidas adicionales, y que esa decisión se tomó de modo unánime en el consejo de gobierno. Si lo dice, será verdad. Por consiguiente, el BCE sigue abierto a esas medidas adicionales, pero hay que dar un poco de tiempo a las medidas que se han tomado en los últimos tres meses.

    En cuanto a las targeted sobre la facilidad de financiación orientada a estimular el crédito, se abrió la ventanilla en septiembre, y ahora se abrirá otra en diciembre; vamos a ver cuál es el resultado. Se abrirá otras veces hasta el año 2016, de tal forma que el impacto total en los balances bancarios de esa facilidad orientada a estimular el crédito aún no lo conocemos, porque va a estar abierta dos años más. La próxima ventanilla se abre, como he dicho, el próximo mes de diciembre. Por consiguiente, hay que esperar un poco a ver cuál es el resultado. Es verdad que la economía europea se está enfriando, que tenemos una perspectiva de inflación muy baja por mucho tiempo y que el BCE tiene que estar atento a esa situación y reaccionar si es necesario.

    En cuanto a las otras cuestiones planteadas, yo creo que puede decirse que, efectivamente, estas pruebas de resistencia y el examen de balances son cosas muy distintas. Las pruebas de resistencia son pruebas hipotéticas, son ejercicios teóricos. Sin embargo, el llamado asset quality review en inglés, el examen de los balances, no es una cosa hipotética; es un examen real de los balances bancarios, de su calidad y de en qué medida son imagen fiel de los bancos. En ese examen nuestra banca salió realmente muy bien. De hecho, salió como el sistema bancario integrado en el mecanismo de supervisión que necesitaba menos ajustes de todos. Pero eso –también lo dije en mi comparecencia el día 26− es lo que podíamos esperar, porque nuestra banca ha hecho un esfuerzo, en parte privado y en parte público, importantísimo en los últimos cinco o seis años. Esfuerzo privado de provisiones y esfuerzo público de provisiones en parte autónomas y en parte estimuladas y movidas por los decretos que aprobó el Gobierno en febrero y mayo de 2012, que fueron fundamentales; en parte con ayuda europea derivada de nuestro programa con la Comisión Europea, y en parte –de nuevo− esfuerzo hecho por las entidades a partir de las normas que presentó el Banco de España relativo a las refinanciaciones. Y, naturalmente, la limpieza de balances que implicó la formación de la Sareb. Para decirlo con toda claridad: después de todos esos ejercicios que han supuesto un enorme esfuerzo para nuestra banca y para nuestro sector público, debíamos esperar un buen resultado del examen de los balances; es lo que esperábamos y es lo que se ha dado. Eso significa que ese esfuerzo ha estado bien hecho y ha dado sus frutos. Eso no quiere decir que estén todos los temas resueltos, ni mucho menos; nuestra banca necesita más capital y, por supuesto, eso será un tema importante para los próximos años. Pero, en fin, el punto de partida es bueno.

    Veo que la presidenta me mira con gesto inquisitivo.


    La señora PRESIDENTA: Inquisitivo, no; pero sí tengo que decirle que ha concluido su tiempo.

    Pasamos, gobernador, al turno de portavoces.

    Tiene la palabra, en primer lugar, el señor Iglesias, del Grupo Parlamentario Mixto.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

    ¿Nos podría recordar cuánto tiempo tenemos en este turno?


    La señora PRESIDENTA: Saben sus señorías que tienen tres minutos. Lo hemos repetido muchas veces.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Confiaba en que, al tratarse de la comparecencia del señor gobernador del Banco de España, pudiera ser un poco más amplio. Me adaptaré a los tres minutos sin ningún problema.
    La señora PRESIDENTA: Perdón, tres minutos, no; son cinco minutos en este turno.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Cinco minutos; intuía que en esta comparecencia eran cinco, por eso lo he preguntado. Gracias, señora presidenta.

    Quiero agradecer, como siempre, la presencia del señor gobernador del Banco de España, cuya comparecencia en este debate presupuestario tiene una peculiaridad evidente, pero peculiaridad que condiciona los términos del debate. El señor gobernador del Banco de España no es un miembro de la estructura del Gobierno que viene a esta comisión a defender el Proyecto de Presupuestos que el Gobierno ha presentado, sino que representa a una entidad reguladora independiente. Ello tiene como condicionante por su parte la exigencia de una prudencia en sus manifestaciones, lo que obliga a los miembros de la comisión −sin poner en su boca palabras que no ha pronunciado− a interpretar que ese condicionante de prudencia limita las manifestaciones del señor gobernador. Al menos, ese es el análisis que yo hago y, por lo tanto, el que va a vertebrar las manifestaciones que como portavoz del Grupo Mixto voy a realizar.

    Nos decía el señor gobernador en esta segunda intervención que el cuadro macro del proyecto es creíble, pero que hay más incertidumbres y una situación peor que la que había al empezar 2014. Ello, sumado a alguno de sus silencios y a otras manifestaciones realizadas en la primera intervención en relación al cumplimiento de los objetivos fijados para 2014, que nos dan la medida de la credibilidad de los objetivos previstos para 2015, va a exigir un esfuerzo en el último cuarto trimestre. Deduzco yo que, si no se produce ese esfuerzo y ese resultado positivo, no se van a cumplir los objetivos de 2014; lo deduzco yo, usted no lo ha dicho; vuelvo a decir que no pongo en su boca palabras que no ha pronunciado. De ahí que las dudas que le voy a trasladar y que han trasladado de alguna forma, expresa o implícitamente, el resto de los portavoces en sus preguntas previas, no serán unas dudas ideológicas, como señalaba el portavoz del Grupo Popular, sino para que responda, en primer lugar, a: previsiones de organizaciones en el ámbito internacional que han establecido previsiones a la baja sobre lo que el proyecto señala. Fondo Monetario Internacional: crecimiento del PIB, según los últimos datos, 1,5; Comisión Europea: previsión del PIB, 1,7. Datos del desempleo: el proyecto, 22,9; según los últimos datos de la Comisión Europea: 23,5.

    Yo sí acepto lo que manifestaba el señor gobernador del Banco de España en el sentido de que es verdad que en los últimos tiempos se está creando empleo estable, fijo, pero eso no significa que sea empleo de calidad, porque la remuneración de ese empleo, en el caso del primer trabajo de los jóvenes, nos retrotrae en el tiempo veinte años. La reforma laboral, que tenía como objetivo superar la dualidad del mercado de trabajo, ha profundizado en esa dualidad. En este momento la diferencia está fundamentalmente en que la remuneración de los fijos anteriores a la reforma laboral, el diferencial en relación a los fijos de después de la reforma laboral, ha aumentado. Esa situación que previamente se daba entre los fijos y los trabajadores temporales, ahora se da ya dentro de los trabajadores fijos. Y eso, ¿qué da como resultado? Pues, esa figura del trabajador pobre que no va a permitir, en mi opinión, tampoco alentar esa previsión de incremento del consumo interno. Como muy bien sabe el señor gobernador del Banco de España, en el tercer trimestre se ha ralentizado también el consumo interno, que ha crecido menos que en el segundo y, además, en estos tres trimestres se ha realizado ese incremento del consumo con cargo fundamentalmente al ahorro porque es verdad que como los salarios no suben, al revés, los salarios están bajando, no es posible sostenerlo.

    La autoridad fiscal independiente expresó sus claras dudas sobre los ingresos. Si a ello aplicamos la reforma laboral, difícilmente es previsible ese incremento de la recaudación del 20% en el impuesto de sociedades o si el consumo no tira, que el 14% en la recaudación por IVA pueda aumentar. Incluso, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados, de forma muy prudente, manifestó algo que ya había dicho en relación con 2014 en la comparecencia del año pasado, que habría que hacer un seguimiento de los ingresos a lo largo del ejercicio por si había que realizar ajustes sobre las previsiones de gasto.

    Deuda –y voy terminando ya−. El problema es que la deuda afecta de una forma muy importante a todo. Tenemos deuda del sector público, deuda del sector empresarial y deuda de las familias. El desapalancamiento del sector empresarial y de las familias se viene realizando manu militari, porque la gente devuelve los créditos cuando puede y los bancos no están incrementando la concesión de esos créditos. Como muy bien sabe el señor gobernador, según los datos que publica el Banco de España, cae el crédito vivo.


    La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: El único dato positivo –y acabo ya−, y seguro, de momento, es la caída del precio del petróleo que, efectivamente, tiene resultados positivos. Puede aportar 5 décimas de crecimiento y 80 000 empleos más, pero también conlleva el riesgo de que puede contribuir a la deflación, con lo cual aquí no hay nada que sea positivo cien por cien. Me quedo con la parte de los riesgos, señor gobernador.

    Gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Iglesias.

    En nombre del Grupo Parlamentario Vasco, señor Bildarratz, tiene la palabra.
    El señor BILDARRATZ SORRON: Muchas gracias, señora presidenta.

    En primer lugar, quiero agradecer la buena comparecencia del gobernador del Banco de España, como todos los años. Agradecemos su presencia y la información, al menos, que traslada para que, entre todos, podamos realizar uno de los debates más importantes que se pueden dar en esta Cámara, cual es el de los Presupuestos Generales del Estado, en este caso, de 2015.

    De su segunda intervención subrayaría, entre toda la información que nos ha aportado, dos mensajes que, evidentemente, son los que focalizan el resto de mis reflexiones.

    Primero, que usted ha afirmado −algo que todos vemos y percibimos− que ha habido–y aún existen en estos momentos− más incertidumbres de las esperadas, con lo que ello supone para la economía. En el segundo trimestre ha tenido lugar un frenazo, sobre todo, en la economía alemana. En este caso, además, también quiero subrayar la importancia que tiene la economía alemana para la industria vasca, con un importante porcentaje de exportación que tiene como fin el propio país alemán.

    En cuando a la economía real ha realizado una reflexión. Es verdad que quizás a usted y al Banco de España no les toque realizar ninguna valoración sobre el reparto del déficit entre las administraciones, pero lo que sí creo que tenemos claro es que, evidentemente, esto va a dificultar el cumplimiento del déficit. Que, en estos momentos, la suma Estado y Seguridad Social cope el 55% del gasto, pero que a la hora del reparto del déficit haya un desequilibrio mayor, nos lleva a un diagnóstico claro, y es que va a ser muy difícil el cumplimiento de estos objetivos, además sabiendo que 13 de las comunidades autónomas también van a tener un año electoral, lo cual es un dato objetivo que complica el cumplimiento del déficit.

    En cuanto al empleo, ha lanzado un mensaje positivo, en el sentido de que todos los indicadores señalan que en tres meses ha habido una mejora evidente del empleo. Estoy de acuerdo con los datos que usted aporta, pero, en este sentido, sí que quisiera hacerlo una doble reflexión. Por un aparte, qué consecuencias se van a dar para los jóvenes. Es decir, más del 50% de los jóvenes está en una situación dramática. Esto, ¿qué consecuencias va a tener para el futuro del país? Y, por otra parte, dada la situación en que se encuentran las personas mayores de 55 años desempleadas en estos momentos, ¿qué futuro les espera a medio plazo? En ese sentido, los datos, en general, del empleo, siendo malos en su globalidad, mejoran, pero hay 2 ámbitos y dos reflexiones que van a condicionar el desarrollo del Estado español, por lo que creo que deberíamos prestar un poco de atención.

    Ha mencionado también los ajustes del Banco Central, pero quiero hacer una constatación: la queja, la gran queja que nos transmiten los responsables de las pequeñas y medianas empresas es la falta de acceso al crédito y las dificultades que tiene para seguir desarrollando su negocio.
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Bildarratz.
    El señor BILDARRATZ SORRON: A partir de ahí, quiero constatar lo difícil que es elevar una demanda interna con el decrecimiento de salarios, con el desempleo actual y con la escasa actuación pública que está teniendo lugar. Y le planteo una cuestión: ¿a usted le parece que el aumento que se está dando de la deuda pública durante los últimos años está teniendo –o puede tener− un retorno a la sociedad? En algunos momentos puede ser hasta bueno y positivo que la deuda pública aumente, pero, evidentemente, siempre y cuando tenga un retorno a la sociedad.

    Muchas gracias. De nuevo le agradezco su comparecencia de todos los años en esta Cámara y la información que aporta para que tengamos un buen debate.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bildarratz.

    En nombre del Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya, señor Bruguera, tiene la palabra.


    El señor BRUGUERA BATALLA: Gracias, señora presidenta. Seré muy breve.

    Dos cuestiones. Una, reitero la pregunta que le he formulado sobre si usted cree que ha llegado el momento de que los bancos intervenidos estén en condiciones de empezar a devolver el dinero que se les inyectó o, dicho de otra manera, que el Gobierno pueda empezar a cumplir su promesa de recuperar el dinero que puso para salvarlos.

    Y, en segundo lugar, usted nos ha dado un titular −que le agradezco− en cuando al reparto del déficit. Nos ha venido a decir que el reparto del déficit entre las diversas administraciones es una cuestión controvertida en la que pesan más las razones políticas que las técnicas. Le agradezco de verdad su sinceridad.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bruguera.

    Señor Bel, tiene la palabra.


    El señor BEL ACCENSI: Muchísimas gracias.

    Yo tampoco voy a agotar el tiempo, señora presidenta, y se lo cedería al gobernador del Banco de España para que pudiera responder con más amplitud, si fuera posible.

    Dos cuestiones. Una, quisiera insistir, si me lo permiten, en mi deseo de conocer la opinión del Banco de España en relación con la reforma fiscal que se está aprobando y sus efectos en el ámbito de la recaudación y, por tanto, de la posibilidad o no de cumplir los objetivos de déficit para 2015. También quiero corroborar lo que decía mi compañero, el senador Bruguera, en relación con la distribución de los objetivos de déficit. Es verdad que lo hemos discutido en diferentes ocasiones en esta misma comisión. Coincido con su observación de que no es tanto un tema técnico como una cuestión política. Esta distribución desigual entre los diferentes niveles de Administración ya nos ha dado una experiencia en los últimos años y quien tiene más dificultades para cumplir el objetivo de déficit son las comunidades autónomas y no la Administración central. Se trata de un asunto político, sí, pero no coincido con usted en que la solución es complicada. La solución es relativamente fácil: se trata de aproximar, no de hacer coincidir, la distribución de los objetivos de déficit al porcentaje de gasto público gestionado. Conozco su opinión en cuanto a que no tienen por qué coincidir, pues lo ha manifestado en alguna ocasión, pero una cosa es que no tengan que coincidir y otra que exista la desigualdad que antes he mencionado, que lo único que consigue a lo largo de los ejercicios presupuestarios es agrandar esta diferencia, este gap, en la distribución entre comunidades autónomas y Administración central.

    En todo caso, agradezco su comparecencia.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bel.

    Señor Lerma, tiene la palabra.


    El señor LERMA BLASCO: Muchas gracias.

    En primer lugar, quiero agradecer al gobernador su comparecencia. Asimismo, me gustaría insistir en dos cosas. En primer lugar, que empleo precario no quiere decir necesariamente temporal. Son muchas las razones de la precariedad y una de las que más nos preocupan respecto a la demanda efectiva es que con la reforma laboral los derechos han disminuido y los salarios también. Tenemos unos salarios congelados permanentemente desde 2012, con el único crecimiento de la devolución de una parte de la paga extraordinaria a los funcionarios, que el Gobierno devuelve porque ha perdido la sentencia y no por propia voluntad.

    En segundo lugar, quiero decir que después de todo el proceso de capitalización sufrido por los bancos españoles, fundamentalmente por alguna que otra entidad, lógicamente íbamos a dar una buena respuesta a la supervisión. Lo cierto es que todo el mundo esperaba que fuera así, pero eso no quiere decir que haya mejorado el crédito. Es verdad que cuando la demanda es muy solvente se puede recibir el crédito, pero esa no es la situación de la economía española ni europea en general, donde sigue reduciéndose el crédito, aunque se haya producido algún repunte en sectores específicos. Está muy bien que los bancos sean solventes, pero si ello no significa que puedan ejercer su actividad fundamental de dar crédito no sirve a la economía y ellos tampoco pueden ganar dinero.

    En tercer lugar, quiero insistir en que estamos aquí para analizar las condiciones en que se tiene que cumplir el presupuesto, y considero que las condiciones son peores que cuando el presupuesto se presentó y ,aun no siendo peores, el presupuesto sería de difícil cumplimiento, tal y como reconocen muchos organismos, incluida la nueva autoridad fiscal. Asimismo, aunque existe un sistema de alerta temprana, no existe el sistema de alerta temprana de irresponsabilidad. Y creo que en esta situación en la que todo es todavía muy precario, teníamos que haber aprovechado el pequeño resquicio que nos daba la mejora de la financiación y el cálculo diferente del déficit para potenciar nuestras expectativas a la hora de competir. Sin embargo, lo hemos aprovechado para hacer una rebaja fiscal a las grandes empresas, que pasarán de pagar el 30% ‑que nunca lo pagaron, porque hemos llegado a límites increíbles‑ al 25% de tipo nominal, porque el tipo efectivo no lo han pagado jamás. Eso me parece una temeridad en un momento de crecimiento tan precario como este, de un recorte muy importante en nuestras posibilidades de exportación y cuando estamos siendo atacados internamente, pues en el mercado interior vamos perdiendo posiciones paulatinamente. No somos suficientemente competitivos a pesar de haber realizado una rebaja salarial o un ajuste global tan importante. Por tanto, deberíamos llevar a cabo algunas pequeñas diferencias para potenciar las posibilidades de crecimiento, como mejorar la formación de nuestros trabajadores, mejorar la I+D o aprovechar para intentar potenciar el crecimiento de la economía española. Sin embargo, hemos hecho lo contrario: dilapidar recursos y nada más, lo cual hace difícil cumplir las previsiones presupuestarias.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Lerma.

    Señor Utrera.


    El señor UTRERA MORA: Muchas gracias, señora presidenta.

    Reitero al señor gobernador el agradecimiento de nuestro grupo por su intervención. Asimismo, quiero incidir en una de las ideas principales que podemos sacar de esta comparecencia, y es que el Banco Central Europeo y el Banco de España, como parte del sistema europeo de bancos, ha asumido el protagonismo en la dirección de la coyuntura económica europea. Eso ha dado la vuelta a la situación, la ha mejorado sin ninguna duda y nosotros estamos convencidos de que ha sido precisamente esa beligerancia en política monetaria la que ha permitido que en España la recuperación sea un hecho. Nos felicitamos por ello y trasladamos la felicitación al gobernador del Banco de España. Únicamente quiero mostrar mi preocupación, como apuntaba en mi intervención anterior, por el ciclo cambiado entre Estados Unidos y Europa, lo cual podría significar un factor de amenaza a la hora de permitir una asignación internacional eficiente de capitales.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Utrera.

    Señor gobernador, tiene la palabra para cerrar su comparecencia.


    El señor GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA (Linde de Castro): Muchas gracias. Voy a responder brevemente y del modo más conciso posible a las preguntas.

    En relación con las cuestiones planteadas por el señor Iglesias, creo que todos estamos de acuerdo en que los riesgos que vivimos en la coyuntura económica europea, y por consiguiente también española, son mayores que los que había hace ocho o nueve meses; eso es evidente. En cuanto a las previsiones, si hacemos un repaso de las que las grandes organizaciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional, la OCDE, la Comisión Europea y analistas privados han realizado sobre España durante los últimos años, ocurre con bastante frecuencia que las previsiones iniciales eran más pesimistas de lo que después ha indicado la realidad. Esto ocurrió clarísimamente en el año 2013 y también en 2014. Por lo tanto, y con todo respeto hacia esas organizaciones, la verdad es que el récord de acierto sobre las previsiones domésticas españolas durante los últimos dos o tres años es mayor que el récord de acierto de las entidades internacionales. Esto es un hecho. Por lo tanto, creo que la previsión de alcanzar el 2% es factible, pero esto no solo dependerá de España, obviamente, sino del contexto internacional, que en estos momentos no es muy optimista. Esta es la realidad.

    En cuanto a las previsiones del déficit para este año 2014, el Banco de España estima que se pueden cumplir. En cuanto al año 2015, su cumplimiento será más difícil. Solo puedo llegar hasta aquí. Se trata de objetivos factibles, pero será más difícil su cumplimiento en 2015 que en 2014 debido básicamente al contexto internacional.

    En cuanto a si una parte del consumo se ha mantenido a base de consumir ahorro, es posible. No es fácil saberlo con precisión, pero es posible que haya ocurrido.

    Yendo a las manifestaciones del portavoz del PNV, en realidad usted ha comentado algo que otros portavoces también han señalado, y es la relación entre cómo están los bancos y el crédito que dan; en una palabra, entre solvencia bancaria, el saneamiento de los balances bancarios, y el crédito. En primer lugar, debo decir que es verdad que estamos en tasas de crédito negativas, pero todo indica que claramente estamos tocando suelo, todo indica que son tasas cada vez más cercanas a cero; de forma que hay ciertos indicios optimistas.

    Por supuesto no es verdad que ninguna empresa obtenga crédito. Por nuestros estudios, puede afirmarse que hay empresas que tienen todo el crédito que necesitan; si no, sería muy difícil entender la evolución de la exportación de muchas empresas, que no se podría mantener. Es verdad que todavía estamos en tasas negativas; es verdad a la vez que las tasas son cada vez más cercanas a cero ‑parece que estamos llegando a un suelo‑, y es verdad que hay sectores empresariales que tienen un crédito abundante. Como se ha dicho aquí, los bancos viven de dar crédito, no hay nadie más interesado en dar crédito que los bancos porque, evidentemente, ese es su negocio. Pero el crédito es cosa de dos, del prestamista y del prestatario, y eso tiene otras muchísimas connotaciones, en las que ahora no vamos a entrar, pero es evidente que no todo el crédito depende de la voluntad del prestamista. Esto lo sabemos todos perfectamente. El Banco de España está elaborando ahora una nueva estadística, que no teníamos antes, del nuevo crédito; no del crédito que consiste en refinanciar, sino del nuevo crédito, y esa estadística indica que el nuevo crédito ha tenido un comportamiento en los últimos meses bastante aceptable.

    ¿Qué quiero decir? Que el saneamiento de los balances, el haber acabado bien el ejercicio del stress test y el examen de los balances no es condición suficiente, pero sí es necesaria; un sistema bancario que está en mala situación de solvencia y que está en pérdidas no está en la mejor situación para dar crédito, naturalmente. Luego, haber hecho la operación de reestructuración bancaria, haber pasado felizmente, con buena nota, los exámenes previos a la puesta en marcha del mecanismo único de supervisión era una condición necesaria pero, evidentemente, no suficiente; hacen falta más cosas: hace falta básicamente que se recupere la economía española, esa es la condición fundamental.

    En cuanto a qué parte se puede recuperar de las ayudas a la banca, que es una cuestión importante para el Gobierno y para toda la economía nacional, debo decir que, como todos sabemos, no es ninguno secreto, el Estado, a través del FROB, es el principal accionista de Bankia. Bankia es un gran banco y el Gobierno ha manifestado repetidas veces que no quiere mantener una banca pública, de forma que la venta de Bankia, cuando se produzca, será naturalmente una fuente importante de recuperación de los fondos aportados. Eso es lo que puedo comentar. Más allá de la recuperación que se produzca por la vía de la venta de Bankia, que es el principal activo bancario controlado por el Gobierno a través del FROB, francamente, no veo otras posibilidades de recuperación, porque, simplemente, el Estado ya no es dueño de los bancos que fueron ayudados.

    Y quiero aprovechar para repetir, una vez más, que el sentido fundamental de las ayudas públicas dedicadas al saneamiento de los bancos, a la reestructuración de nuestra banca, básicamente de nuestras cajas de ahorro, ha sido salvar los depósitos. Ese ha sido el sentido esencial de toda la operación, en España y en otros países. La operación que se ha hecho en los últimos dos años en España no ha servido para salvar consejeros de administración, no ha servido para salvar accionistas ‑la prueba es que muchos accionistas han perdido mucho dinero‑, no ha servido para salvar directivos; ha servido esencialmente para salvar los depósitos y, por consiguiente, a los depositantes. Esta es la idea esencial de toda la ayuda pública a la banca española, a las cajas de ahorro. Y si esto no se entiende, no se entiende lo esencial de la operación, que ha sido ayudar a los depositantes. Esto es exactamente así, y hay que reconocerlo abiertamente porque es así; y si esto no se dice abiertamente, no se entiende el sentido de la operación financiera que se ha hecho. En España, los depositantes no han perdido ni un céntimo, y esta es la cuestión esencial. Yo admito que esto se pueda discutir, pero esto se puede demostrar con toda claridad, y yo siempre que puedo lo digo porque es exactamente así.

    En relación con el titular que señalaba el señor Bruguera, quizás me he explicado un poco mal. Lo que he querido decir exactamente en relación con este reparto es que es una decisión técnica muy interesante, y hay argumentos técnicos en los dos sentidos; en el sentido de ligarlo a la proporción del gasto de cada unidad administrativa, o no. Lo que he querido decir es que después de esta discusión en la que hay argumentos complicados ‑no es un asunto sencillo‑ en relación con esa distribución ligada a la proporción de gasto, al final, como los argumentos técnicos son complejos, cada uno toma la decisión hacia la que se siente inclinado por su posición política. No he dicho que el reparto se realice por decisiones políticas, he dicho que, al final, en esa discusión ‑yo lo he visto en la realidad‑ cada uno toma la posición con la que simpatiza políticamente, no toma su posición porque en un sentido técnico quede convencido de unos argumentos u otros. La parte técnica ayuda a tomar una decisión, pero al final uno adopta la posición que le es simpática por razones políticas. Si es un titular, estoy de acuerdo con ese titular.

    En relación con el crédito, ya lo he comentado. En cuanto a la reforma fiscal, creo que no es mi papel opinar sobre eso, pero sí debo decir que al final el resultado práctico va a depender mucho de cómo vaya la economía. Esa reforma fiscal está en parte ideada en un marco de recuperación y, en un marco de recuperación, evidentemente, las cosas son distintas ‑también en un sentido fiscal‑ a un marco de no recuperación. Por consiguiente, todo va a depender mucho de cómo vaya nuestra economía en el contexto europeo. Y es verdad ‑es un punto interesante‑ que tenemos un problema de competitividad fuera y dentro de España, en nuestro mercado interior. Esto se hace evidente al ver cómo han crecido las importaciones muy rápidamente en cuanto la demanda interna se ha revitalizado. Es decir, nuestro problema de competitividad no solo es fuera, en nuestras exportaciones, es dentro ‑digamos, entre comillas‑, contra las importaciones. Nuestro problema es doble, no solo fuera sino también dentro.

    Y, para terminar, es verdad que Europa y Estados Unidos están en situaciones técnicas distintas, y es obvio que la economía norteamericana se está recuperando, todo indica que hay una recuperación firme, tiene sus altibajos pero es una recuperación firme, y en Europa no. Entonces, la política monetaria de las dos áreas es muy distinta, porque Estados Unidos está saliendo de la fase ultraexpansiva, se está corrigiendo lentamente, pero corrigiendo, y todo el mundo sabe que ese es el destino, que esa es la orientación de la política monetaria, que está saliendo de esa fase ultraexpansiva y de un enorme suministro de liquidez y, efectivamente, Europa no. Pero nosotros creemos que la recuperación de la economía americana es para nosotros una buena señal, una muy buena noticia, porque, si de verdad la recuperación norteamericana es firme, como pensamos que lo es, y también lo piensa la Reserva Federal, eso al final ayudará a la recuperación de la economía europea. Por consiguiente, estamos en situaciones cíclicas distintas y, por tanto, es totalmente normal que las políticas monetarias sean diferentes, pero la recuperación de la economía americana es una buena noticia, es una de las fuentes de optimismo que tenemos en este momento en relación con el año 2015.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Despedimos al gobernador del Banco de España expresándole, en nombre de toda la comisión, nuestro agradecimiento por su comparecencia. Muchas gracias, señor gobernador. (Pausa).
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA, D. MIGUEL FERRE NAVARRETE, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000938)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA, D. MIGUEL FERRE NAVARRETE, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000864)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA, D. MIGUEL FERRE NAVARRETE, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000922)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO CATALÁN EN EL SENADO CONVERGÈNCIA I UNIÓ
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA, D. MIGUEL FERRE NAVARRETE, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000897)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO ENTESA PEL PROGRÉS DE CATALUNYA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA, D. MIGUEL FERRE NAVARRETE, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000839)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO
    La señora PRESIDENTA: Damos la bienvenida al secretario de Estado de Hacienda, don Miguel Ferre Navarrete, por su comparecencia en esta Comisión de Presupuestos, un año más.

    Si está en condiciones, iniciamos la comparecencia, para lo que tiene usted la palabra.


    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA (Ferre Navarrete): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

    Con esta intervención mi propósito es informarles, como todos los años, de las líneas estructurales básicas del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 en materia de ingresos presupuestarios, que es la materia de mi competencia.

    Estos presupuestos se sostienen, lógicamente, en un escenario económico, en una estimación de escenario macroeconómico que es muy distinto del que existía al comienzo de esta legislatura. La previsión que se contempla como base de esa estimación de ingresos es de un cierre el año 2014 con una tasa de crecimiento del 1,3% y un déficit u objetivo de déficit del 5,5 del PIB, y para el año 2015 nuestro PIB debe alcanzar una tasa de crecimiento del 2% y conseguir reducir el déficit hasta el objetivo del 4,2%. Es evidente que el factor determinante de este crecimiento nacional va a ser la demanda interna, que durante 2014 ya realizó una aportación positiva al crecimiento de 1,4 puntos, llegando a aportar 1,8 puntos en 2015. La clave de esta mejoría es evidente también. Como ahora pasaré a explicarles, se encuentra en el consumo privado, que avanzará en 2014 y 2015 un 2% y 2,1% respectivamente. Presentamos, por tanto, un escenario macroeconómico creíble, que está en consonancia, por otra parte, con estimaciones de los principales servicios de estudios nacionales e internacionales.

    En relación con el año 2014, la balanza de liquidación muestra la siguiente información: los ingresos no financieros totales se elevarán a finales de 2014 a 201 661 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,6% con respecto a la recaudación del año 2013. Hay que destacar en este momento que precisamente este crecimiento de los ingresos no financieros totales responde a un crecimiento muy importante en la recaudación tributaria, ya que este año 2014 está mostrando una fortaleza que es fruto del paulatino proceso de recuperación que está viviendo la economía española a pesar de la desaceleración de algunos países de la Unión Europea.

    Hay que avanzar que los ingresos tributarios han crecido en términos homogéneos a un ritmo del 4,8% hasta octubre, ligeramente por encima del 4,6% registrado hasta el mes de septiembre, según un primer avance del que disponemos. Es muy importante valorar este aumento de los ingresos fiscales en torno al 5%, ya que están por encima del crecimiento del PIB. También destacaría de forma muy particular el comportamiento del impuesto sobre el valor añadido, del IVA, cuya recaudación líquida aumentó un 8,2% hasta octubre, un 6,7% en términos homogéneos, es decir, si eliminamos los efectos calendario, lo cual también demuestra un importante afloramiento de la economía sumergida, ya que este crecimiento de la recaudación va por encima de esos propios crecimientos del consumo privado.

    Hay que recordar en este sentido que el mes de octubre es el más importante en el conjunto del año y confirma ese dinamismo de la fortaleza de la recaudación tributaria. En particular, muestra dinamismo en sectores tan importantes como son las pymes, en las que se observan claras mejoras respecto a trimestres anteriores, tanto en las retenciones de trabajo que ingresan las pymes por sus trabajadores, como en el IVA y, por supuesto, en los pagos fraccionados de los autónomos. También quiero destacar en este avance de liquidación que el importe de los pagos a cuenta del impuesto sobre sociedades muestra un crecimiento superior al 7% y, además, los beneficios expresados en esas declaraciones de las grandes empresas a través del pago fraccionado indican que las grandes empresas, los grupos consolidados muestran un crecimiento hasta septiembre superior al 10%.

    Los impuestos especiales también crecen a tasas superiores a las del resto del año debido a la mejora en el consumo de gasolinas, gasóleo para automoción e incremento de los ingresos por los impuestos del tabaco. Hay que valorar también, señorías, el comportamiento de la base imponible de los principales impuestos, que crecen hasta septiembre a un 2,6%, y se encadenan cuatro trimestres consecutivos de crecimiento, lo que indica claramente que la fase de salida de la crisis ya es un hecho. El crecimiento de la base imponible en el tercer trimestre es del 3,2%, casi un punto por encima del aumento registrado en el primer semestre del año. En definitiva, el avance de liquidación de 2014 apunta a que el año se cerrará con una ligera desviación positiva de 1165 millones de euros con respecto al presupuesto inicial ‑insisto‑ referido para el conjunto de los ingresos presupuestarios previstos en la Ley de presupuestos para 2014.

    Una vez visto este esbozo del avance de liquidación del cierre de ingresos del año 2014, les expongo brevemente la previsión de ingresos tributarios incluida en la Ley de presupuestos para el año 2015. En primer lugar debo destacar los datos del impuesto sobre la renta de las personas físicas ─que es el impuesto más importante de la cesta tributaria─, para el que se estima una recaudación de 72 957 millones, con una moderada caída que es consecuencia lógicamente de la reforma fiscal, que se dejará notar ya desde comienzos de 2015 a través de la reducción de los tipos y en las retenciones de trabajo, también de los productos del ahorro y por el cobro por adelantado de algunas de las nuevas deducciones introducidas en la reforma fiscal. En todo caso, la caída en la recaudación es muy moderada debido a la mejora que se va a registrar en las rentas brutas que están sujetas al impuesto -a lo que me refería anteriormente-, que se espera que aumenten en torno al 3%. En el impuesto sobre sociedades, que es la otra gran figura de la imposición directa, la presupuestación para 2015 asciende a 23 577 millones, un aumento que vendrá explicado por la prórroga de las medidas de consolidación tributaria adoptadas en ejercicios anteriores y también por la mejora muy sustantiva, muy importante a la que antes me refería del resultado bruto de explotación de las empresas. En el impuesto sobre el valor añadido se esperan unos ingresos de 60 260 millones para 2015, con un aumento de 4000 millones; en definitiva, un aumento del 7,2% respecto al avance del 2014. Se basa fundamentalmente en la aceleración prevista para el gasto en el consumo de las familias, de los hogares, y la estabilización −ya no mayores caídas− del gasto en compra de viviendas. En el campo de los impuestos especiales -y ya termino con la última gran figura tributaria-, la estimación es de 19 894 millones de euros, con un aumento del 4,4%, debido en gran parte a que en 2014 ha habido que realizar devoluciones extraordinarias por el llamado céntimo sanitario, que ya no habrá que efectuar y, por tanto, la recaudación de estos impuestos, del impuesto sobre hidrocarburos muy particularmente, se estabiliza. En conjunto, la suma de las previsiones de recaudación nos da como resultado que los ingresos tributarios ascenderán a 186 112 millones de euros en 2015, con lo cual supone un avance respecto a la liquidación de 2014 del 5,4%. La totalidad de los ingresos no financieros, tanto tributarios como no tributarios, ascenderá en 2015, según la estimación que se ha hecho por el Gobierno en su proyecto de ley, a 205 988 millones de euros.

    Con esto he terminado, señorías, con las grandes estimaciones. Simplemente me queda por apuntar que en el proyecto de ley está incorporado el presupuesto de beneficios fiscales, que, como saben, por la propia técnica presupuestaria no contempla los efectos de la reforma fiscal puesto que eso se producirá en la presupuestación de beneficios fiscales del año subsiguiente.

    En fin, señorías, les agradezco la atención, espero que les haya sido útil, y me pongo a su disposición, y espero haber cumplido el objetivo de esta comparecencia.

    Gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ferre.

    Su comparecencia se realiza en esta comisión a instancias de los grupos parlamentarios Popular, Socialista, Convergència i Unió, Entesa pel Progrés de Catalunya y Mixto. Así que tiene la palabra, en primer lugar, el señor Iglesias, del Grupo Parlamentario Mixto.

    Señor Iglesias, no hace falta que le explique que iniciamos ya los tres minutos del turno de portavoces.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta, ya me había mentalizado.

    En la comparecencia anterior, del señor gobernador del Banco de España, de forma muy prudente se introdujo la idea de las incertidumbres que, de cara al 2015, existen en torno a las previsiones que vertebran el proyecto de presupuestos lógicamente desde la perspectiva del capítulo de ingresos. De hecho, ya había manifestado en su comparecencia en el Congreso la necesidad de hacer un seguimiento detallado de estos ingresos a lo largo del ejercicio por si fuera necesario tomar decisiones en relación a los capítulos de gasto. Esas incertidumbres se derivan del ámbito internacional en el que nos movemos, pero también de la realidad específica de nuestro país.

    En la intervención que acaba de realizar el señor secretario de Estado de Hacienda, se ha insistido en que las previsiones del Gobierno, plasmadas en el proyecto de presupuestos, garantizan un incremento en los ingresos tributarios del Estado que permiten mantener las magnitudes que esos presupuestos reflejan. En todo caso, creo que esas incertidumbres a las que hacía referencia el gobernador del Banco de España debieran de servir al menos como base para debatir las dudas que respecto a la política de ingresos se pueden establecer: en primer lugar, la previsión de crecimiento del impuesto sobre sociedades en un porcentaje tan notable como el que aquí se consigna. Por más que en la liquidación se hable de un crecimiento del 7% con relación al 2014, dar el salto cualitativo que se plantea en el crecimiento de los ingresos por el impuesto sobre sociedades en el 2015 no parece estar suficientemente fundado.

    En relación con el impuesto sobre el valor añadido, los datos de crecimiento del consumo, como muy bien sabe el señor secretario de Estado, se han ralentizado de forma notable en el tercer trimestre en relación con el primer trimestre, algo que reiteró en su intervención el señor gobernador del Banco de España, el cambio de escenario que tenemos al finalizar 2014 en relación con el que contábamos al inicio del mismo año. Ese cambio de escenario supone un menor crecimiento en el consumo y también, aunque haya elementos positivos en la creación de empleo, que las remuneraciones que perciben quienes acceden al mercado de trabajo como consecuencia de esa mejora son mucho más bajas que las que tienen quienes llevan tiempo participando del mercado de trabajo y, por lo tanto, su capacidad de consumo va a ser muy limitada. Eso sin ninguna duda tendrá repercusiones en la política de ingresos.


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: En relación con los impuestos indirectos –y acabo ya−, hay una previsión de crecimiento notable en el impuesto sobre las labores del tabaco, cuando la tendencia, por más que subamos el impuesto, es que felizmente cada vez fumen menos personas y, por lo tanto, caiga el consumo de tabaco.

    Termino, señora presidenta.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Iglesias.

    Señor Bruguera, tiene la palabra.


    El señor BRUGUERA BATALLA: Muchas gracias, señora presidenta. Señor secretario de Estado, saludos, bienvenido.

    También enlazo con la intervención del señor gobernador del Banco de España. Algunas de las conclusiones, no que nos haya dicho él, sino aquellas a las que este senador ha llegado, son fundamentalmente las siguientes: en primer lugar, las incertidumbres sobre el crecimiento ¿son mayores hoy que hace unos meses? En segundo lugar, ¿se puede cumplir el objetivo de déficit para este año 2014? ¿Es mucho más difícil que se cumpla en el 2015, fundamentalmente por el déficit de las comunidades autónomas, y debido –y esto ya es afirmación mía− al injusto reparto del déficit? Dicho de otra manera: si el reparto del déficit después del debate técnico es una decisión política, y por tanto una cuestión controvertida, como ha dicho el gobernador, mucho nos tememos que el Estado pretenda es echar la culpa a las comunidades autónomas, si no se cumple el objetivo de déficit,

    Por otra parte, la previsión de crecimiento de un 2% en términos reales para el año 2015 nos parece demasiado optimista, si se tienen en cuenta varios factores. Por ejemplo, la Comisión Europea anunciaba hace poquitos días ─a primeros de noviembre─ que retrasaba un año cualquier cosa que se pudiera parecer a una recuperación económica en la zona euro. La zona euro apenas crecerá: por debajo del 1% este año y muy poquito por encima en el año 2015; además, el club del euro cerrará con una inflación inferior al 1%. Es decir, una muy mala noticia para España, puesto que muy bajo crecimiento y baja inflación son malas noticias para nuestro país. Creo que todos estaremos de acuerdo en que la inflación precisamente es un factor que la economía española necesita como lubricante. Por lo tanto, creo que en este sentido son malas noticias.

    Un comentario que también le he hecho al señor gobernador ha sido que hace un par de años se nos decía que había que subir los impuestos para recaudar más, ahora se nos dice un poco lo contrario: que hay que bajar los impuestos para recaudar más.

    La pregunta que se me ocurre es a qué se debe este cambio de criterio y si realmente se puede cumplir. ¿Por qué? Porque en el año 2013 ─si nuestros datos no fallan─ se recaudaron alrededor de 9000 millones menos de lo presupuestado y este año ─creo que lo han reconocido incluso─ se van a recaudar alrededor de 3000 millones menos.
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Bruguera.
    El señor BRUGUERA BATALLA: Sí, termino, señora presidenta.

    Por lo tanto, desde nuestro punto de vista, están inflando los ingresos alrededor de 14 000 millones. Se prevé que los ingresos crezcan alrededor del 3,5% con relación a lo presupuestado este año y un 5,4% respecto a lo que vamos a recaudar este año, y además se anuncian rebajas fiscales por valor -y usted lo ha dicho- alrededor de 4000 millones de euros.

    Francamente, los números no nos cuadran y mucho nos tememos que en cuanto a los ingresos estemos ante lo que nosotros denominaríamos las cuentas del Gran Capitán.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bruguera.

    Tiene la palabra el señor Bel.


    El señor BEL ACCENSI: Muchas gracias.

    En primer lugar, quiero agradecerle al secretario de Estado su comparecencia; casi casi comparecencia exprés, por los tiempos que nos fijamos para cada turno. Así que intentaré ser concreto en mis dudas o peticiones de aclaración.

    Efectivamente, las previsiones, más allá del cuadro macroeconómico, nos generan alguna incertidumbre, concretamente en las grandes figuras tributarias en las que ha centrado su análisis.

    Nos parece quizá muy limitada la disminución de recaudación prevista en el IRPF con relación al análisis de la reforma fiscal que se está aprobando en estos momentos en las cámaras, pero donde nos preocupan más las previsiones es en el impuesto sobre sociedades. Concretamente en este impuesto ustedes prevén un 20% de recaudación mayor que el avance de liquidación del 2014, lo sustentan en un incremento hipotético de un 10% de la base imponible, y nosotros no lo vemos porque las previsiones respecto al presupuesto del 2014, con un crecimiento de un 1,3% de la economía, serán de una recaudación inferior, de en torno a un 2% a la prevista inicialmente. Por tanto, se nos hace difícil entender que con un crecimiento del 2% del PIB podamos alcanzar un 20% de crecimiento en la recaudación del impuesto sobre sociedades. Aquí vemos un riesgo importante, igual que en el impuesto sobre el valor añadido, que prevén un crecimiento de un 7% con un crecimiento de la economía de un 2%, pero en este caso creemos que una parte de este crecimiento sí que se ha materializado a lo largo del 2014, a diferencia del impuesto sobre sociedades, lo que nos hará todavía más difícil mantener esta tasa de crecimiento.

    En todo caso, ustedes descansan unos mayores ingresos tributarios sobre la base de una tasa de crecimiento del PIB del 2% y lo fijan en un 5,4% con relación al avance de liquidación. Yo debo recordarles que, con este crecimiento del 1,3% previsible para el 2014, la recaudación estrictamente de ingresos tributarios se habrá quedado corta -en torno a los 3000 millones- respecto al presupuesto del 2014.

    Quisiéramos saber si tienen alguna explicación para estas previsiones para el 2015 y sobre la posibilidad de cumplirlas.

    Muchísimas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bel.

    En nombre del Grupo Socialista, tiene la palabra el señor Vázquez.


    El señor VÁZQUEZ GARCÍA: Gracias, señora presidenta.

    En nombre del Grupo Socialista, damos la bienvenida al señor secretario de Estado de Hacienda una vez más a su comparecencia.

    Es cierto que hay unos datos positivos en nuestro entorno: la depreciación del euro, la política más expansiva, aunque todavía sin materializar por el Banco Central, un crecimiento lento pero mayor, o incluso la bajada del petróleo; pero también existen unos riesgos que aconsejarían moderar las expectativas, el Gobernador nos lo ha dicho esta mañana. El estancamiento secular europeo ─como lo llama─, el fondo de endeudamiento ─grave en nuestro país─, las altas cotas de desempleo que tenemos por falta de crédito, la morosidad o la baja inflación, o la debilidad de la inversión tanto externa como interna harían aconsejable unos cálculos menos optimistas de los que el Gobierno ha hecho para los presupuestos de 2015. El 2% de crecimiento, cuando las tendencias últimas es a la baja, o el consumo, o el efecto positivo de la reforma fiscal, o un sector exterior creciendo al 5,2% parece demasiado optimista.

    Repito, es difícil de creer una subida del 5,4% de los ingresos en este escenario que nos rodea -10 000 millones más en el próximo ejercicio-, a los que habría que sumar los que se tardarían en recuperar por el efecto de menos recaudación de la reforma que estamos aprobando. Parece mucho, señor Ferre, desde una óptica objetiva. Basta con que ese crecimiento previsto -como indican las previsiones a la baja que hay- disminuyese dos décimas –que en vez del 2%, se quedara en 1,8%-, sería suficiente para que los ingresos bajasen en 1 punto en esa apreciación que ustedes tienen.

    Por lo tanto, aun dándose esas mejoras que prevén, es mucho suponer que las familias o las empresas dediquen ese crecimiento mayor, esa disponibilidad mayor de rentas a consumo o a inversiones, cuando por el endeudamiento familiar y el endeudamiento empresarial están hartos y lo que están haciendo y van a seguir haciendo es desapalancarse de sus deudas.

    ¿Es creíble que la recaudación por sociedades suba un 20,4%? La verdad es que es difícilmente creíble -esos 4000 millones más-, sobre todo cuando en 2014 se van a recaudar 3000 millones menos de lo previsto. Lo mismo que el incremento del 7,2% -otros 4000 millones más- en el IVA.

    El déficit puede dispararse en 9000 millones más de lo previsto, y, como ha dicho algún interviniente anterior, las previsiones que hicieron en los años anteriores también fueron a la baja.

    Entendemos que son unos presupuestos para un año electoral, unos presupuestos de fin de ciclo, por tanto, tienen que ser expansivos. Pero la situación en la que estamos de cumplimiento de los compromisos de estabilidad europea hace difícil creer que se pueda obtener el déficit correspondiente. Se necesita, señor Ferre ─y termino, señora presidenta─,...


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Vázquez.
    El señor VÁZQUEZ GARCÍA: …y usted lo sabe, la complicidad de Europa para poder crecer. Si Europa no crece, como parece que va a ocurrir, difícilmente podrá crecer España; y necesitamos crecer más que Europa.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Vázquez.

    En nombre del Grupo Popular, tiene la palabra la señora Angulo.


    La señora ANGULO MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta.

    Gracias, señor secretario de Estado, en nombre del Grupo Popular, por su comparecencia.

    Quiero decir que este presupuesto se presenta en otras circunstancias y con unos riesgos negativos -también con unos riesgos positivos, a los que se han referido otros portavoces-, pero sobre todo querría poner en valor la capacidad que ha demostrado el Gobierno y la capacidad de la política fiscal para cambiar las cosas. En 2012 hablábamos de salvar el Estado del bienestar, de garantizar los servicios públicos, de seguir pagando el desempleo y de seguir subiendo las pensiones. En 2013, el ministro anunciaba que era el último año de recesión, y así fue. En 2014, usted, en esta misma sala, nos hablaba del punto de inflexión de la demanda interna de manera todavía muy incipiente, y así fueron las cosas. El Gobernador del Banco de España nos ha dicho que el récord de acierto en el Gobierno estos dos o tres últimos años ha sido muy superior al de todos los organismos internacionales y desde luego también al de mis compañeros, colegas de los grupos de la oposición.

    Por lo tanto, el Grupo Popular tiene confianza en las previsiones, tiene confianza en ese cuadro macroeconómico, en esa recuperación, que además se asienta sobre bases distintas a lo que fueron aquellos brotes verdes, aquellas falacias. Se asienta sobre una estabilidad de precios, sobre un superávit externo y, sobre todo, sobre el cambio en la composición de crecimiento, sobre la tendencia creciente, cada vez más contundente, del consumo y de la inversión, de la formación de capital. Y eso es que estamos ganando competitividad.

    Siempre decíamos: La recuperación en España se asentará cuando la demanda interna se consolide. Los datos que en ese sentido nos daba el señor secretario de Estado yo creo que son elocuentes y apuntan hacia esa tendencia, lo que hace también que esos datos sean creíbles. Ese es el contexto en el que se diseña este presupuesto, y los argumentos no pueden ser los mismos que cuando se daban las circunstancias totalmente contrarias.

    Mostramos credibilidad también en las previsiones de ingresos. A nosotros nos parecen creíbles porque vienen avaladas por las cifras del avance de liquidación. Nos decía que había desviaciones negativas en los impuestos especiales, en el impuesto sobre sociedades, pero también es verdad que se ha producido una reforma importante en la estructura el impuesto. Yo quería preguntarle e insistir sobre esa idea que ya nos ha manifestado en la primera intervención de que la recaudación del 2014 en buena medida se ha visto afectada por la base del ejercicio anterior. Hoy nos hablaba incluso de los datos ya del mes de octubre -mayor dinamismo, beneficios declarados de las grandes empresas, pagos a cuenta de las pequeñas empresas-. Nos gustaría saber en qué grado esas medidas adoptadas, esos cambios en las bases imponibles, el ensanchamiento en las bases imponibles que fue desde el primer momento el objetivo del Gobierno en el impuesto sobre sociedades -y las medidas han ido en esa dirección y tenemos resultados- van a permitir garantizar ese incremento en la previsión del impuesto sobre sociedades para 2015 -que nosotros estamos convencidos de que así va a ser, también avalado por la experiencia demostrada-. El Gobierno del Partido Popular permitió aumentar la tributación en más de 3000 millones en un momento de caída de actividad, en un momento de recesión, y lo hizo con medidas económicas. Por eso, la capacidad de la política para cambiar las cosas. Hemos dejado atrás presupuestar sobre cimientos de barro, esa es una realidad que ya no existe.


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señora Angulo.
    La señora ANGULO MARTÍNEZ: Termino, señora presidenta.

    Y un último punto en el que quiero incidir es en la importancia de la rebaja fiscal. A nosotros nos parece una palanca de crecimiento, que no solo va a impulsar el desarrollo social -porque incorpora beneficios fiscales como nunca- sino que también va a sustentar esas previsiones de ingresos a las que hacía referencia.

    Gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Angulo.

    Señor Ferre, tiene la palabra.


    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA (Ferre Navarrete): Gracias, señora presidenta.

    Gracias, señorías, por sus intervenciones. Si no les parece mal, creo que podría dar una contestación global, ya que muchos grupos de la oposición han incidido en materias comunes; por ejemplo, han manifestado sus dudas sobre la fiabilidad o la credibilidad −no sé cuál ha sido la expresión utilizada indistintamente− de las estimaciones de ingresos presentadas en este Proyecto de Ley de presupuestos para el año 2015. Y haré un comentario específico sobre el impuesto sobre sociedades, que han agrupado dos grupos de forma específica en sus intervenciones.

    En primer lugar, el senador Bruguera ha mencionado una cuestión que no es materia de esta comparecencia sino de la del secretario de Estado de las Administraciones Públicas, que después comparecerá, pero permítame que le diga que eso de decidir el reparto del déficit del Estado en contra de las comunidades autónomas para luego echarles la culpa, nada más lejos de la realidad. Una parte de los objetivos de déficit del presupuesto general del Estado, señor Bruguera, como usted muy bien sabe y hemos repetido hasta la saciedad, acaba recayendo en los ciudadanos catalanes y en los del resto de las comunidades autónomas -los pensionistas, etcétera-, pero, repito, es parte del objetivo de déficit del Estado, no es para que el Estado lo guarde en un cajón, sino que sobre un cuadro macroeconómico acaba incidiendo en la cobertura de servicios públicos para los ciudadanos de todo el territorio español.

    Dejado este tema de lado, si no le parece mal, señor Bruguera, y centrándome en lo que he venido a hablar esta mañana, en los ingresos presupuestarios y las estimaciones, déjenme decirles lo que se ha ido ya apuntando. El senador Iglesias hablaba de la intervención del gobernador del Banco de España pero creo que parcialmente porque efectivamente el gobernador ha hablado de incertidumbres pero también ha dicho que son presupuestos creíbles. Por tanto, como decía la señora Angulo, cuando se hace una estimación de ingresos por definición siempre hay incertidumbre, porque no sabemos lo que va a ocurrir dentro de seis meses, ni ahora, ni hace veinte años ni dentro de veinte años, y se hace sobre unas bases, sobre unos cuadros macroeconómicos que, señor Iglesias, están avalados. El gobernador del Banco de España ha dicho que hay incertidumbres, es verdad que lo ha comentado, pero también que son creíbles y lo son −y extiendo el comentario a todas las señorías aquí presentes− porque hay un indicador que es un auténtico termómetro, la recaudación de los impuestos de este año 2014, y por eso siempre intentamos hacer una breve referencia al avance y liquidación del cumplimiento del objetivo de ingresos tributarios durante este 2014. Y le he dado datos muy elocuentes que tienen que ver no solo con el crecimiento del consumo sino también con el afloramiento de bases que antes estaban ocultas o sumergidas y que ahora, en un marco normativo más riguroso y más exigente para lo que es la lucha contra el fraude fiscal, está incentivando de forma directa y también indirecta a que se produzca ese afloramiento de bases y de declaraciones; caso contrario no hay forma de entender por qué se está produciendo ese crecimiento del impuesto sobre el valor añadido en este año 2014 si lo comparamos con los datos de crecimiento del consumo y con lo que ocurrió el año pasado. Señorías, no pierdan de vista que, en cualquier proceso de regularización de la economía, este es un elemento importante.

    Por tanto, los datos de recaudación son el mejor termómetro −mejor que cualquier estudio o estimación de organismos nacionales e internacionales− para saber cómo van a ir las bases imponibles y concretamente la actividad económica de un país, y tanto las cotizaciones de la Seguridad Social, su comportamiento, como la recaudación del IVA, del impuesto sobre la renta o las retenciones que aplican las pymes demuestran claramente que se está produciendo ese crecimiento de las bases y de la actividad económica, eso está claro. El crecimiento de la actividad económica revierte de forma inexorable en la recaudación del impuesto sobre el valor añadido y, por supuesto, del impuesto sobre sociedades, que se ha mencionado aquí como referencia poco creíble de forma específica.

    El impuesto sobre sociedades -todos los años intento transmitirlo, no sé si con mucho éxito; si no les importa, lo repetiré de nuevo- tiene una característica un poco específica –que ya se ha apuntado por algún grupo- a la hora de su presupuestación ya que, como saben, todos los años se van incorporando los pagos fraccionados que se hacen a cuenta y después se hace la liquidación definitiva del impacto en los presupuestos del año siguiente de la diferencia entre lo que se adelantó y lo que finalmente se paga en función del verdadero resultado. Por tanto, ese efecto de pago fraccionado frente a la liquidación definitiva ha podido generar −como de hecho ha ocurrido en esta legislatura con cierta, vamos a llamarlo así, inestabilidad en la obtención de resultados contables por las empresas− esas devoluciones extraordinarias o muy voluminosas entre lo que se pagaba en el año corriente y lo que finalmente toca pagar en el año en que se hace la liquidación definitiva.

    Lo importante son los valores absolutos de los que estamos hablando ‑no podemos comparar lo más de 70 000 millones del impuesto sobre la renta con el entorno de los 20 000 millones del impuesto sobre sociedades-. Por eso vamos a hablar de porcentajes, que también hay que ponerlos en términos relativos, y su señoría ha citado concretamente 4000 millones. Por tanto, estamos hablando de otro tipo de magnitudes, en las cuales, insisto, el impuesto sobre sociedades, en nuestra opinión, es perfectamente creíble por ese crecimiento de las bases imponibles que se está produciendo con la propia foto del avance de liquidación, crecimiento que estamos convencidos de que se va a acelerar con la reforma fiscal. Nosotros creemos que la reforma fiscal va a generar un crecimiento en el consumo de las familias. Estamos en una situación de no inflación, por ello, estamos hablando de poder adquisitivo completo, entero, íntegro para los 20 millones de familias que hay en España, que van a recibir ese aumento en sus nóminas. Habrá una parte, como decía su señoría, que irá destinada al desapalancamiento de las familias y de las empresas, pero hemos concentrado el esfuerzo del diseño de la reforma fiscal sobre aquellos grupos de familias que tienen mayor propensión al consumo. Ahí es donde se ha concentrado el esfuerzo en el diseño de la reforma fiscal, señorías, y, por eso, creemos que ese efecto inducido de crecimiento del PIB añadido del 0,55% se va a producir, lo que hace creíble todas estas previsiones de ingresos.

    Creo, señora presidenta, que he contestado de forma global a las cuestiones planteadas y de forma específica a alguna concreta.

    Gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ferre,

    ¿Algún portavoz desea intervenir? (Pausa).

    Tiene la palabra el señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

    Sin pretender en ningún caso utilizar al gobernador del Banco de España como ariete frente a ninguno de los comparecientes o frente al Gobierno, quiero decir que, así como el gobernador creía que el objetivo del déficit de 2014 se iba a cumplir, afirmó literalmente que para 2015 sería más difícil. De ahí solo cabe deducir que esas dificultades para el cumplimiento del objetivo de déficit, sin ninguna duda, se van a derivar por el menor ingreso efectivo en relación con las previsiones del Gobierno.

    Y voy a hacer dos últimas consideraciones: una, los beneficios fiscales ‑que en estos presupuestos crezcan un 6,1% en esta coyuntura de incertidumbre no me parece la decisión más afortunada-; y dos, la lucha contra el fraude. Es cierto que en el presupuesto las consignaciones para la Agencia Tributaria aumentan un 5%, pero entendemos que sigue siendo insuficiente. Además, en el programa de actuaciones en la lucha contra el fraude fiscal que contempla el proyecto de presupuestos, frente al gran fraude fiscal la previsión del incremento de actuación es solamente del 1,1%, y creemos que debiera ser el objetivo básico de cualquier estrategia en la lucha contra el fraude fiscal la gran elusión. Según la Comisión Europea, España perdió en 2012 12 400 millones de euros por fraude en el IVA -un 18% sobre la recaudación que se podía haber obtenido-. Es cierto que los datos que se dan de otros Estados de la Unión Europea son igualmente, entre comillas, escandalosos, pero, en todo caso, esta realidad merece una respuesta más contundente que la que se contempla en los presupuestos.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Iglesias.

    Señor Bruguera, tiene la palabra.


    El señor BRUGUERA BATALLA: Gracias, presidenta.

    También voy a intervenir muy rápidamente para insistir en el asunto del déficit. Como usted ha dicho, hay catalanes pensionistas, como también hay catalanes en el paro, por supuesto. Esto es así, y tiene toda la razón. Ahora bien, el gasto de la Administración General del Estado está un poco por encima del 50%, mientras que el gasto de las comunidades autónomas está un poco por debajo. Sin embargo, las 4/5 partes del déficit se las queda la Administración General del Estado, y el resto, las comunidades autónomas, y esto es lo que nos lleva a hablar de desproporción y de injusticia.

    Y en cuanto a los ingresos, usted ha dicho que la previsión era creíble. Si nos atenemos a lo que ha ocurrido estos últimos años, los datos nos dicen que no. Se lo repito. Si no estoy equivocado, en 2013 se recaudaron alrededor de 9000 millones menos de lo presupuestado, y este año, el propio Gobierno reconoce que se van a recaudar alrededor de 3000 millones menos. Por tanto, visto lo ocurrido en los dos últimos años, son poco creíbles los ingresos previstos, lo que nos hace pensar que ustedes están inflando los ingresos.

    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bruguera.

    Señor Bel, tiene la palabra.
    El señor BEL ACCENSI: Muchas gracias, señora presidenta.

    Ojalá nos equivocáramos, señor Ferre; pero ocurre que, en el impuesto sobre sociedades, llueve sobre mojado. El avance de liquidación de 2014 es 356 millones de euros menos que en 2013, creciendo al 1,3%; por tanto, aunque el incremento de la base imponible, ya sea por la nueva redefinición, ya sea por el crecimiento del 2% de la economía, se cifre en un 10%, de acuerdo con las estimaciones del ministerio, no vemos de dónde puede salir el 20% de crecimiento en la estimación de recaudación, cuando el desfase −entiendo que repita las explicaciones del año pasado− en el impuesto sobre sociedades de este año en relación con las previsiones del presupuesto de 2014 es muy importante, seguramente el más importante entre las grandes figuras tributarias. Por ello manifestamos nuestras dudas al respecto; aun así, preferiría equivocarme yo a que se equivocara usted.

    Muchísimas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bel.

    Señor Vázquez, tiene la palabra.


    El señor VÁZQUEZ GARCÍA: Muchas gracias, señora presidenta.

    Digo lo mismo: nos gustaría equivocarnos, pero tanto el Grupo Parlamentario Socialista como algunos expertos piensan que va a haber una desviación que, según algunos, puede ser de 4500 millones en la Administración del Estado y en la Seguridad Social, lo que conllevará, sin lugar a dudas, más recortes y subidas de otros impuestos. Ya lo veremos. De todas formas, aunque se trata de una valoración general, podemos decir que hemos salido del pozo pero que no asomamos la cabeza todavía. No nos hundimos, pero no asomamos la cabeza. Los datos afirman que se está creando poco empleo y además repartido. De la deuda, ni hablamos, que es la mayor partida de estos presupuestos en el capítulo de gastos, con diferencia. La baja inflación, que puede ser beneficiosa para algunas cosas, en cambio, para otras, como, por ejemplo, el pago de la deuda, nos viene muy mal. Por no hablar de la desigualdad que se está creando, pero ese es otro tema.

    Me gustaría plantearle algunas preguntas. Por ejemplo, ¿cuánto ha supuesto realmente en este ejercicio el céntimo sanitario, puesto que dice que va a quedar liquidado? Hemos escuchado distintas cifras, desde 2000 a 488 millones. ¿Se puede explicar la desviación positiva, en este caso en la partida de tasas y otros ingresos, entre lo que se presupuestó y lo que se ha recaudado realmente, en los datos de 2014?

    Los beneficios fiscales, de los que también ha hablado, suben un 6%, se van a 40 719 millones, 2300 millones más. ¿Eso es compatible con la reforma del impuesto sobre sociedades, donde decían que iban a bajar las deducciones y las bonificaciones? Como no ha venido nadie de la Agencia Tributaria, le tengo que preguntar a usted, ya que es su presidente. Los datos de recaudación de la lucha contra el fraude en 2013 bajaron con respecto a 2012, ¿cómo van a ser en 2014? Me gustaría que nos diera algún dato. Y como decían algunos técnicos de la propia agencia, ¿prevén que la venta del 49% de AENA pueda tapar algún agujero de las desviaciones de ingresos fiscales?

    Señor Ferre, tanto nosotros como usted y el Gobierno, hemos hablado de los compromisos de estabilidad, que, como no puede ser de otra forma, hay que cumplir. Pero también es verdad que el Gobierno, desde el comienzo, decidió atajar el déficit de una forma concreta: recortando gastos. Las 4/5 partes de la reducción se han producido en recortes de gastos, y solamente 1/5 parte, en incremento de ingresos. Podría haberse hecho de otra forma, como han hecho en Estados Unidos y Reino Unido, algo que aquí se ha puesto de manifiesto. El representante de Estados Unidos ya decía el otro día en el G20 que ellos solos no pueden tirar de la máquina, que Europa tiene que avanzar, y ese es el problema que tenemos ahora mismo. El estancamiento europeo, las dificultades por las que atraviesa Europa van a hacer muy difícil que nosotros crezcamos por encima de Europa, que es lo que nos interesa, y de ahí nuestras dudas.
    La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Vázquez.
    El señor VÁZQUEZ GARCÍA: Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Señora Angulo, tiene la palabra.
    La señora ANGULO MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta.

    Efectivamente, señor secretario de Estado, cuando uno acierta, no nos acordamos; cuando uno se equivoca, sí. Este debate es una reproducción de las dudas sobre las previsiones de ingresos que hemos escuchado en esta sala, incluso cuando se han cumplido las previsiones del año anterior hasta en las decenas. Los ingresos no financieros se han cumplido, hemos recaudado menos en impuestos sobre sociedades y en impuestos especiales, pero hemos recaudado −como usted ha recordado− más en IVA, un 8,2% más, 1367 millones de euros más de lo que figuraba en presupuestos; hemos recaudado más también en IRPF, y eso es porque hay una recuperación en términos de consumo y de inversión y también en términos de creación de empleo, algo en lo que también insistía el gobernador del Banco de España. Se está creando empleo y no solo temporal, también se está creando empleo estable. Yo creo que eso es importante, es la clave, en definitiva, aunque nos queda mucho por hacer.

    Por tanto, los ingresos no financieros suponen más de lo presupuestado, y eso es que hay una política fiscal que está permitiendo contar con una base sólida y fiable de ingresos que nos permite atender todo el gasto, sobre todo el gasto social, algo que ha marcado una diferencia respecto a años anteriores.

    También quiero decir que las reformas en el presupuesto, como en otros años, no son aisladas, hay todo un programa de reformas y unos resultados que suponen un mayor dinamismo de la actividad o una mayor recuperación de la renta de las familias; reformas, que son las que sustentan esos resultados y dan coherencia y credibilidad al presupuesto y hacen que sus cifras sean creíbles.

    En cuanto a la reforma fiscal, nosotros vemos en la política fiscal en general, y en esa reforma fiscal un instrumento poderoso para dar respuesta a muchos problemas de nuestra economía, y así se va a poner de manifiesto durante el año 2015. Por tanto, se trata de una reforma compatible con el proceso de consolidación fiscal. El gobernador del Banco de España ha hablado del objetivo de déficit y ha dicho que ambos objetivos, el de 2014 y el de 2015, son factibles. Aunque, por supuesto, tenemos que estar atentos a los signos de la economía y a la implantación de las medidas necesarias en cada momento del año para ir adaptándolas. Hay que recordar que en este año, en un momento dado nos planteamos el 5,8%, y en otro momento incluso hicimos un mayor esfuerzo y lo rebajamos al 5,5%; por tanto, se han conseguido mejores resultados de los que habíamos previsto.

    En definitiva, y con esto termino, señora presidenta, considero que es una política fiscal creíble y que el Gobierno ha sido valiente cuando ha habido que subir impuestos y cuando ha habido que tomar medidas difíciles para salvar unos servicios públicos que estaban al borde de la quiebra. Estamos comprometidos, ahora que es el mejor momento, a bajar impuestos, lo que no solo va a ser un instrumento de desarrollo social sino también una palanca importante de crecimiento y de empleo.

    Gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Angulo.

    Señor Ferre, tiene la palabra para finalizar la comparecencia.


    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA (Ferre Navarrete): Gracias, señora presidenta.

    Gracias, señorías, por sus comentarios, que de alguna manera reiteran el objetivo de ingresos que sustentan estos presupuestos para 2015, y por las dudas que me plantean.

    Permítame que me tome la libertad de reiterar nuestros argumentos de que hay elementos que están claramente justificando un comportamiento distinto de la actividad económica en nuestro país, que ya se está produciendo; y no son datos indiciarios; ya hay datos reales que lo atestiguan. El entorno internacional —lo apuntaba el señor Vázquez— contempla la contención, por no decir reducción, del precio del crudo, que para un país como España, con dependencia energética, es una noticia positiva. Lo es porque va a introducir competitividad en nuestras empresas y va a proporcionar poder adquisitivo a nuestras familias y, por tanto, es una noticia muy positiva. A su vez, la justa valoración del euro frente a otras divisas también va a reportar ganancias en la competitividad, y nos permite la razonable esperanza de que la ganancia de cuota exportadora de estos años se va a mantener. Todo ello va a generar resultados contables en nuestro país.

    El entorno internacional, señorías, va a venir acompañado, en nuestra opinión, de una reforma fiscal bastante ambiciosa que va a devolver una gran cantidad de recursos, cerca de 9000 millones, a 20 millones de españoles y en un entorno sin inflación; 9000 millones de euros concentrados sobre todo en familias con niveles de rentas y de ingresos medios y bajos y con una tendencia al consumo mayor porque van a destinar de forma natural, de forma espontánea, buena parte de esos recursos al consumo, lo que, sin duda alguna, generará mayores rentas para las pymes, para las grandes empresas, mayores resultados contables, capacidad de inversión y contratación de empleo nuevo.

    Señora presidenta, termino haciendo 2 comentarios muy concretos. En cuanto al presupuesto de beneficios fiscales, algunas señorías me han planteado si su aumento es coherente con la balanza fiscal. Sí lo es. Como le decía, el presupuesto de beneficios fiscales para el año 2015 no recoge los efectos ‑por propia técnica presupuestaria, no porque lo haga este Gobierno-, se recogerán en el año subsiguiente. Solo se ha recogido el impacto en retenciones, en pagos fraccionados, etcétera, del año 2015, pero no el presupuesto de beneficios fiscales. Lo que recoge ese presupuesto de beneficios fiscales son medidas que ya han sido adoptadas en esta legislatura y que son muy importantes para la recuperación de la actividad económica en aspectos como la mejora de los incentivos de investigación y desarrollo y los incentivos vinculados a emprendedores, a la Ley de emprendedores.

    En el presupuesto del beneficio fiscal es donde más se nota el crecimiento y el impacto del beneficio fiscal, que es potencial y dependerá de que las empresas lo utilicen, y que tiene que ver precisamente con la Ley de emprendedores y con la mejora de los estímulos al I+D+i.

    Señora presidenta, creo que he contestado a todo y, por mi parte no me resta más que agradecerles de nuevo su interés y su atención.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Damos las gracias al secretario de Estado de Hacienda, don Miguel Ferre Navarrete, por su comparecencia en esta comisión y por ajustarse tan extraordinariamente bien a los tiempos.

    Muchas gracias. (Pausa).


    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, D. ANTONIO GERMÁN BETETA BARREDA, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000939)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, D. ANTONIO GERMÁN BETETA BARREDA, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000866)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, D. ANTONIO GERMÁN BETETA BARREDA, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000923)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO CATALÁN EN EL SENADO CONVERGÈNCIA I UNIÓ
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, D. ANTONIO GERMÁN BETETA BARREDA, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000898)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO ENTESA PEL PROGRÉS DE CATALUNYA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, D. ANTONIO GERMÁN BETETA BARREDA, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000850)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO
    La señora PRESIDENTA: Señorías, tenemos ya con nosotros al señor Beteta, prácticamente cuatro minutos antes de los previsto. Se lo agradecemos. Si sus señorías están dispuestos, podemos comenzar ya con la comparecencia del secretario de Estado de Administraciones Públicas, don Antonio Germán Beteta Barreda, a quien damos la bienvenida a esta Comisión de Presupuestos y la palabra para que realice su intervención inicial.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (Beteta Barreda): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

    Un año más, el tercero, que comparezco en esta Comisión de Presupuestos del Senado con el objetivo de exponer los Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 en aquellas materias de las cuales soy responsable como secretario de Estado de Administraciones Públicas. Un Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado —como ya les habrán explicado anteriormente mis colegas— en el que se deja claro que la era de la austeridad está dejando paso a una era de consolidación de la recuperación, como ya explicó claramente en el Congreso de los Diputados el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, don Cristóbal Montoro. Unos presupuestos, en definitiva, que aúnan sensatez y prudencia con ambición. Prudencia porque exigen que aún tengamos contención en el gasto en esta fase de consolidación del crecimiento y avancemos así en una reducción constante del desempleo; y ambición, porque consideran que extraer todo el potencial que tiene nuestro país exige el apoyo del Gobierno para consolidar este nuevo escenario y, en definitiva, avanzar en la superación de la crisis económica que ha venido padeciendo nuestro país.

    Quizás la mayor responsabilidad que atañe a mi secretaría de Estado es la financiación territorial. Pero dividiré mi intervención en cuatro áreas diferenciadas, que tienen que ver con la función pública, con la modernización y con el resto de los servicios, para dar una visión más completa de los gastos y de los objetivos que se sostienen en este presupuesto.

    Como esta Cámara es de representación territorial quisiera, al hablar de la financiación territorial, empezar por el siguiente titular o resumen que creo que es esencial: La financiación territorial se incrementa en los presupuestos para el año 2015; y se incrementa tanto para comunidades autónomas como para las entidades locales. En definitiva, se incrementa la financiación de nuestra sanidad, de nuestra educación y de nuestros servicios sociales.

    Quiero empezar reconociendo el esfuerzo de consolidación fiscal realizado desde el año 2011 por nuestras comunidades autónomas, con una reducción del déficit del 3,41% en ese ejercicio, al 1,52% cerrado en 2013; es decir, una reducción del déficit de un 50%, un esfuerzo muy serio que hay que poner en valor, como hay que poner en valor también el singular trabajo de nuestras corporaciones locales, que han pasado de un déficit del 0,39% al tantas veces comentado, y nunca suficientemente celebrado, superávit del 0,52% en el cerrado ejercicio.

    Eso es lo que ha ocurrido hasta 2013, pero vamos a hablar de 2015. Nuestra financiación territorial se incrementa en 3118 millones de euros, es decir, un 3,2% más, pasando de 98 469 millones a 101 587, considerando la ampliación del plazo de reintegro de las liquidaciones negativas del período 2008-2009. La financiación autonómica se incrementa, en consecuencia, con la filosofía del Gobierno de sostenibilidad del Estado del bienestar y aplicando en sus términos estrictos el vigente modelo de financiación; incremento que se traduce en un alza del 2,8%, 2331 millones, pasando de 82 046 millones a 84 377, de los cuales me gustaría especialmente resaltar que las entregas a cuenta, que son la auténtica base de la financiación, junto con la liquidación de ejercicios pasados, se incrementan en prácticamente 4000 millones de euros, concretamente 3904,34 millones, es decir, un 4,84%.

    Las liquidaciones de los años 2012 y 2013 se reducen de 3771 millones positivos a 836,99, reducción motivada por una precisión mayor en los cálculos económicos que motivan las entregas a cuenta efectuadas.

    Además, hay que recalcar y resaltar los fondos adicionales que han recibido aquellas comunidades que se adhirieron al Fondo de liquidez autonómico y que les ha permitido recibir solo por el FLA prácticamente 40 000 millones de euros, es decir, 39 558,68 entre estos 2 ejercicios 2012 y 2013; unas cuantías que se incrementan con los más de 18 000 millones de euros que este año han recibido ya, hasta el mes de octubre, y que están destinados en más de un 40% al pago de proveedores –como usted sabe, la Ley de presupuestos prevé una cifra de 23 000 millones de euros para el próximo ejercicio−.

    Por otro lado, recordemos los más de 5700 millones adicionales que se recibirán el próximo año, 2015, fruto de la rebaja al 1% del tipo de interés del Fondo de liquidez autonómico y la ampliación del plazo de amortización y carencia de los préstamos FLA.

    Las comunidades autónomas se han modernizado, han rearmado sus estructuras, han llevado un importante proceso de ajuste, de modo que hasta el 1 de enero habían reducido en 675 el número de entes públicos, es decir prácticamente un 29%, lo cual supone un ahorro en ellas de 2000 millones de euros.

    Debo resaltar también el impacto importante que tienen las reformas fiscales que tramita el Gobierno de la nación, reformas fiscales que en el caso del IRPF –lo estaba explicando hace un momento mi colega, el secretario de Estado de Hacienda−, su coste no es asumido por las comunidades autónomas, su coste es asumido íntegramente por la Administración General del Estado, y por eso podemos ver cómo las entregas a cuenta de nuestras comunidades autónomas para el próximo ejercicio crecen sensiblemente, como antes indiqué, en un porcentaje superior al 4%.

    Asimismo, me gustaría resaltar el incremento de la inversión pública estatal en las comunidades autónomas, que es del 14,3%, por lo que pasa de 9855 millones a 11 267, es decir, 1412,7 millones adicionales.

    Respecto a la financiación local, estamos hablando de un incremento del 4,8%, es decir 787 millones, hasta llegar a los 17 210, entre los que destaca, como es natural, el incremento de las entregas a cuenta, que sube el 6,8% y la minoración que tiene la liquidación del ejercicio anterior, todo ello sin tener en consideración los apoyos adicionales a través de financiación de pago a proveedores y el resto de apoyos, con medidas para municipios con problemas, municipios con medidas extraordinarias, que se han llevado a cabo.

    En materia de función pública –aunque supongo que después sus preguntas me permitirán explayarme más−, en este presupuesto se avanza en el empleo público, ya que la tasa de reposición de efectivos pasa a niveles del 50% frente a los niveles reducidos de ejercicios anteriores. En lo que va de este ejercicio, el primer semestre de año, la reducción del número de efectivos en el Estado ha sido de 1245 personas, es decir, estamos hablando del 0,5% nada más, con lo cual el esfuerzo ya se ha llevado a cabo; ahora estamos en un nivel de mantenimiento y de reforzamiento de aquellas áreas más significativas. Además, se ha continuado con la implementación del resto de las medidas CORA, que han tenido como consecuencia los muy importantes ahorros por la centralización de los servicios y por la utilización significativa de la tecnología de las comunicaciones. En definitiva, con todo ello estamos consiguiendo que haya una Administración más moderna, más cercana al ciudadano, más capaz de prestar servicios, con unas comunidades autónomas que tienen una financiación superior en el año 2015 al 2014, lo cual les permitirá abordar con mayor capacidad sus compromisos en materia de sanidad, educación y servicios sociales, que, vuelvo a decir, es a lo que dedican más del 80% de sus gastos presupuestarios.

    Muchas gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Beteta.

    Su comparecencia en esta comisión se realiza a instancias del Grupo Parlamentario Mixto, del Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya, del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado, del Grupo Socialista y del Grupo Popular.

    En primer lugar, tiene la palabra en este turno el señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

    Como muy bien sabe el señor secretario de Estado, en los últimos ejercicios la distribución entre las diferentes administraciones del objetivo de déficit ha sido motivo de debate político. Una vez más, de cara al ejercicio 2015 se realiza una distribución en la que el margen más importante de déficit se reserva para la Administración central del Estado y se establece un porcentaje muy inferior, el 0,7%, para las comunidades autónomas.

    Creemos que reposando en las comunidades autónomas los servicios fundamentales básicos que determinan y configuran el Estado de bienestar, esta distribución del objetivo de déficit no contribuye a que se pueda desarrollar con los recursos necesarios ‑a pesar del incremento al que hacía referencia en su intervención el señor secretario de Estado de Administraciones Públicas– la consolidación de estos servicios públicos esenciales.

    Los Presupuestos Generales del Estado no reflejan un cambio en la financiación autonómica. Es evidente que en esta legislatura el Gobierno renuncia a lograr una modificación del modelo de financiación autonómica, y a través de mecanismos como el FLA va sorteando de forma insuficiente las dificultades que se derivan del actual modelo.

    La nueva tasa de reposición del 50% supone, es innegable, un avance sobre la realidad preexistente, pero no va a permitir recuperar la calidad de servicios públicos esenciales en sanidad y en educación; y no hablemos ya de I+D, de investigación y desarrollo, que ha visto que la aplicación durante los ejercicios anteriores de una tasa de reposición del 10% ha impedido el mantenimiento de los niveles asistenciales y de calidad que los ciudadanos demandaban.

    Finalmente, los ayuntamientos, que es cierto que han realizado el esfuerzo más significativo. Con este objetivo de déficit del 0%, podemos decir: virgencita virgencita, que me quede como estoy; porque tampoco van a contar con los recursos imprescindibles para seguir prestando los servicios de proximidad a los ciudadanos, para resolver sus problemas básicos más importantes.

    Muchas gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Iglesias.

    Tiene la palabra, señor Bruguera.


    El señor BRUGUERA BATALLA: Muchas gracias. Buenos días, señor secretario de Estado de Administraciones Públicas.

    Empiezo insistiendo en lo que ya hemos planteado a los comparecientes anteriores y en la línea del senador Iglesias, en cuanto al reparto del objetivo de déficit. Yo lo diré con otras palabras: del conjunto del gasto, un poco más del 50% pertenece a la Administración General del Estado, y las comunidades autónomas tienen un poco menos del 50%; en cambio, las 4/5 partes del déficit se las queda el Estado, mientras que las comunidades autónomas solo disponen de la quinta parte del reparto del déficit, lo cual nos hace hablar, evidentemente, no únicamente de desproporción, sino también de injusticia, y quiero reiterarlo, como hicimos el año anterior. Además, este año se tenía que haber negociado y haber puesto en marcha el nuevo modelo, el nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas, por lo tanto aquí hay un incumplimiento claro de lo que está previsto.

    En cuanto a la Administración Local, el Estado prevé la reducción del déficit del 5,5% al 4,2% para el año próximo. Dejando aparte la valoración que ha hecho el propio gobernador sobre las dudas de cumplir esta reducción, estamos hablando de un ajuste de alrededor de 13 000 millones de euros, y los municipios se llevan una buena parte de este ajuste. Se prevén recortes, bajadas en el gasto de los ayuntamientos y aumento de los ingresos, cuando la Administración Local es la única que cumple –y usted lo ha dicho− con el objetivo de déficit, y no solo eso, sino que los municipios registran superávit, con algunas excepciones clamorosas, como puede ser el caso de Madrid o de Valencia, que precisamente hace años que no están gobernadas por partidos de la oposición.

    Por otro lado, la mayor parte de la reducción del gasto corresponde a la aplicación de la LRSAL, de la Ley de racionalización de la Administración Local.

    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Bruguera.
    El señor BRUGUERA BATALLA: Termino, señora presidenta.

    Quisiera preguntarle qué plan tienen para la fusión de municipios que han anunciado o para la cogestión de servicios entre consistorios, si finalmente desaparece la cooperación económica local como instrumento de cooperación con el mundo local: planes de obras y servicios, diputaciones y provincias, financiación de municipios menores de 20 000 habitantes, etcétera.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Bruguera.

    Tiene la palabra el señor Bel.


    El señor BEL ACCENSI: Muchas gracias, señora presidenta.

    En nombre de mi grupo parlamentario, una vez más quiero agradecer al señor secretario de Estado, el señor Beteta, su comparecencia y plantearle algunas cuestiones.

    Ha explicado que hay una financiación superior para las entidades territoriales y que eso se centra especialmente, aunque no únicamente, en las comunidades autónomas y que, por tanto, estas van a disponer de una financiación superior en relación con ejercicios anteriores.

    A su vez, también ha dicho que el coste de la reforma fiscal en cuanto al IRPF es asumido estrictamente por la Administración central porque las comunidades autónomas, a través del Fondo de suficiencia, verán compensada su menor recaudación. Cierto. Verdad. Igual que verdad y cierto era que cuando incrementaron el IVA, la recaudación de este impuesto beneficiaba exclusivamente a la Administración General del Estado, aunque se nos vendía que también beneficiaba a las comunidades autónomas. La mayor recaudación del incremento del IVA fue gestionada y recaló en manos estrictamente de la Administración General del Estado y, por tanto, que se utilice ahora el argumento inverso para decir que las comunidades autónomas van a tener mayores recursos... No es así. Lo que van a tener son mayores transferencias del Fondo de suficiencia global y van a contar con menos recursos porque participarán en menor cantidad en el IRPF. Creo que eso va a ser así y, por tanto, tenemos que explicarlo como es.

    En relación con el esfuerzo de consolidación fiscal efectuado por el conjunto de la Administración española, y especialmente por la Administración territorial, le diré que usted, y creo que con justicia, agradecía el esfuerzo realizado por comunidades autónomas y corporaciones locales. Las comunidades autónomas, efectivamente, entre 2011 y 2013, los 2 ejercicios ya cerrados, han reducido su déficit algo más del 50% y hay que recordar que, en este mismo período, la Administración central ha reducido su déficit menos de un 20%. Por tanto, sería justo replantear la asignación de los objetivos de déficit. En este momento, la Administración central y la Seguridad Social están asumiendo más del 84% del objetivo de déficit, quedando solo aproximadamente el 16% en manos de las comunidades autónomas, a pesar de que las comunidades autónomas son las que han hecho un mayor esfuerzo, han duplicado el esfuerzo de la Administración central y, por tanto, entendemos que eso se debería rectificar.
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Bel.
    El señor BEL ACCENSI: Sí, señora presidenta, termino.

    Respecto a las corporaciones locales, les diré que este va a ser el tercer año que van a generar superávit. Creo que son un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas y que después de confirmar por tercer año consecutivo el superávit, el Gobierno se debería plantear la flexibilización de algunos de los requisitos, que entendemos que son razonables de mantener respecto a otras administraciones, pero no en el caso de las corporaciones locales para que puedan, basándose en su autonomía local, gestionar mejor sus recursos.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bel.

    Tiene la palabra la señora Sanz.


    La señora SANZ MURILLO: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señor Beteta.

    Un año más le doy la bienvenida al Senado, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, aunque siento no poder estar de acuerdo con usted cuando nos dice que la economía española ha logrado superar los graves desequilibrios macroeconómicos. ¿De verdad piensa que con una deuda pública que supera por primera vez el 100% del PIB y una deuda externa que sigue creciendo a niveles alarmantes hemos superado dichos desequilibrios?

    No se han tomado medidas para cambiar el modelo de crecimiento y usted nos dice que afrontamos una previsión de acelerado crecimiento económico, acompañado de una reducción del desempleo. En este sentido, nosotros le decimos que sus previsiones de crecimiento y de ingresos no se sustentan ni en la realidad ni en el entorno económico internacional.

    Ustedes han decidido que la ciudadanía debe de pensar que la crisis ha terminado y eso es lo que machaconamente nos están intentando inculcar, pero la realidad es que, efectivamente, la partida de desempleo disminuye, pero no porque se reduzca el paro, sino porque cada vez hay menos parados que cobren una prestación. Tenemos en España 3 300 000 personas paradas que no tienen ninguna protección, hay 800 000 empleos menos que cuando el Partido Popular llegó al poder, y la supuesta menor tasa de paro de la que presume el Gobierno, si se cumpliera a final de 2015, sería debida a una reducción de la población activa de unas 600 000 personas.

    Ustedes aseguran que son los presupuestos de la recuperación, pero la ciudadanía sigue sin ver esa recuperación por ninguna parte. No la ven los 5,6 millones de parados y tampoco el empleado público, al que le han congelado el sueldo; el sueldo de los empleados públicos seguirá congelado un año más, y ya son cinco seguidos. Una medida extraordinaria, que debía ser algo coyuntural, ustedes la están convirtiendo en un mal crónico; los funcionarios sostienen que han perdido entre un 20% y un 30% de capacidad adquisitiva. También han rebajado plantillas a base de no renovar contratos, de no sustituir jubilaciones y de expedientes de regulación de empleo.

    Ustedes reconocen una disminución de empleados públicos en 135 000, pero los datos de los sindicatos hablan de una reducción de 300 000. El estado de ánimo en la función pública es de cabreo y la mayoría se siente agraviada, de manera que para 2015 el Gobierno pretende no decepcionar a los funcionarios, que al fin y al cabo son votantes, y además perciben -menos mal- que para aumentar la demanda no se pueden congelar rentas, con lo cual plantean recuperar una parte de la paga extra y argumentan que la rebaja de retenciones y la reforma fiscal mejorará el ingreso neto individual, unido a una congelación por inflación cero. Por otro lado, los datos dicen que con un 10% menos de funcionarios el coste anual es prácticamente el mismo. ¿Cómo se explica esto?

    Usted nos dijo textualmente, hace casi un año, el 25 de noviembre de 2013, en sede parlamentaria y en esta misma comisión: Asimismo, es voluntad del Gobierno que nuestros empleados públicos recuperen la paga extraordinaria cuyo pago tuvo que suspenderse por razones de política económica, con el objetivo de cumplir con ese objetivo que entendemos esencial. No es una pérdida definitiva.

    Señor Beteta, nuestra sorpresa es que usted se comprometió aquí hace un año, en sede parlamentaria y ante los funcionarios, a la devolución de la paga en su integridad y hemos pasado a la devolución de solo el 25% de dicha paga.


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señora Sanz.
    La señora SANZ MURILLO: Sí, voy terminando, señora presidenta.

    Además, esto no es un regalo ya que ese 25% está reconocido por los tribunales, al equivaler a los cuarenta y cuatro días de la paga devengada. ¿Cuándo van a devolver el resto de la paga? ¿En 2016 o no se sabe?

    Gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Sanz.

    Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Peñarrubia.


    El señor PEÑARRUBIA AGIUS: Muchas gracias, señora presidenta.

    Señor secretario de Estado, sea bienvenido a esta casa, que conoce muy bien por su experiencia anterior como senador y por sus comparecencias en la responsabilidad que ahora mismo tiene asumidas como secretario de Estado de Administraciones Públicas.

    Como es natural, coincido plenamente con su intervención, como no podía ser de otra manera. Es más, creo que ha sido medida, ajustada a la realidad, desde luego, alejada de cualquier triunfalismo y exclusivamente sobre financiación territorial; otra cosa es que algún portavoz haya llevado el debate a cuestiones ajenas al contenido de su intervención en esta Cámara y que se esté contestando en diferido a lo que usted dijo en su comparecencia como autoridad en el debate de presupuestos de este mismo año, pero en el Congreso de los Diputados.

    Usted ha mencionado que la financiación territorial es importante, y mucho más en esta Cámara, en el Senado, y que se ha incrementado tanto en educación como en sanidad y en servicios sociales. Además, que ese incremento afecta por igual tanto a las administraciones locales como a las autonómicas; y es más, ha dicho algo importante y es que se incrementa también la inversión pública estatal en el territorio nacional.

    En este sentido, coincido plenamente y, al hilo de alguna intervención, aunque el debate no es entre grupos, he de decir que nadie medianamente objetivo puede negar que la situación hoy, presupuestaria y económicamente hablando, es muy distinta no ya a la del año pasado, sino a la de hace algunos años. Hoy España crece, hay más afiliados a la Seguridad Social, y el paro, efectivamente, disminuye. Es verdad que las cifras son todavía muy altas y que no se puede estar tranquilo, pero esa disminución del paro es sostenida y sólida en los ejercicios anteriores y en este que estamos debatiendo. Porque, además, estamos creciendo más que el resto de países de la Unión Europea; por tanto, su discurso, su intervención está plenamente ajustada. Yo le animo a seguir en esa línea. El Grupo Parlamentario Popular, como es natural, apoya la gestión...
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señoría.
    El señor PEÑARRUBIA AGIUS: ...del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y, en ese sentido, va a tener la colaboración de este grupo mayoritario de la Cámara.

    Muchas gracias, señora presidenta.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Peñarrubia.

    Señor Beteta, tiene la palabra.


    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (Beteta Barreda): Muchas gracias, señora presidenta.

    En primer lugar, me permitirá que me dirija al portavoz del Grupo Parlamentario Popular para agradecer sus palabras y su apoyo, siempre recordando los buenos momentos de trabajo juntos en esta casa en otras épocas y en las actuales, en las que tengo esta responsabilidad en el Ejecutivo español, sin olvidar nunca la importancia que tiene el Senado de la nación a la hora de vertebrar los conceptos en los que nos movemos las administraciones públicas en un Estado compuesto.

    Ha habido, quizá, un sustrato común entre las intervenciones de los portavoces del Grupo Mixto, de Entesa, de Convergència i Unió y, en alguna medida, del Grupo Parlamentario Socialista a la hora de analizar cuál es el componente del esfuerzo de consolidación fiscal para el próximo ejercicio; esfuerzo de consolidación fiscal que están indicando que tiene una doble vertiente de suma cero: las comunidades autónomas han hecho mucho esfuerzo, el Estado ha hecho poco esfuerzo; ergo, lo que tiene que hacerse es reconducir la situación de modo que las comunidades autónomas tengan una capacidad adicional y el Estado tenga más ajuste.

    Bien, dentro de las cuestiones que tiene asumidas el Estado está el pago de intereses del Fondo de liquidez autonómico. ¿Ustedes están en contra de que se les rebaje a las comunidades autónomas en el próximo ejercicio y, en consecuencia, el Tesoro tenga que asumir ese gasto? Me parece que no. Dentro de las cuestiones que tiene que asumir el Estado está el incremento de las entregas a cuenta a las comunidades autónomas. ¿Estarían ustedes dispuestos a que se redujeran las entregas a cuenta a las comunidades autónomas a cambio de darles una mayor capacidad en términos de desequilibrio presupuestario? Me parece que no. ¿Ustedes estarían dispuestos a que se suprimiera la revalorización de las pensiones que se contienen en los Presupuestos Generales del Estado como gasto adicional? Me parece que no. ¿Tampoco estarían de acuerdo en que se llevaran a cabo actuaciones que tuvieran que ver con el seguro de desempleo o con las pensiones mínimas, las no contributivas y demás, que también están dentro de los Presupuestos Generales del Estado? Me parece que no. Ustedes no querrán que se reduzca la inversión que esté recogida en el presupuesto y que afecta a los territorios que, por cierto, siempre indican -y con cierta razón- que parece que es insuficiente en atención a las peticiones que se hacen por los distintos grupos de la Cámara. Me parece que no. En consecuencia, creo que es ponderada la situación en la que nos estamos moviendo. Hay una reducción ciertamente del 1 al 0,7%, que este año es menor, y que viene muy apoyada por ese ingreso de carácter financiero por encima del 4,8% en el caso de las entidades locales, y también de forma muy significativa en el caso de las comunidades autónomas que, sin duda, permite que los presupuestos para el año 2015 –y lo reconocen todos los ejecutivos regionales− sean bastante más confortables que los que se están ejecutando en este año 2014. No digo que les gustaran, sino que son más confortables que en el ejercicio precedente.

    Ustedes saben que, junto con las entregas a cuenta, están estos ahorros por el Fondo de pago a proveedores, que suponen una rebaja del 1,4%; es decir, son 3059 millones de euros, además de la subida de la participación en los ingresos del Estado; que el ahorro por FLA, por incremento de la operación, es de 4246 millones de euros; que el ahorro por la ampliación de las liquidaciones negativas que se devuelven es de 82 millones de euros; y que, además, gracias a las decisiones que se han tomado negociadas con las entidades financieras, que se concretan en un principio al cual se someten todas las entidades, que se denomina prudencia financiera, es decir, que nadie puede pagar más allá de determinada cifra al ajustarse a esa decisión, el coste de los créditos que toma nuestro sector territorial se reduce del 1,5%, margen sobre euríbor, al 0,75% en otros 239,3 millones de euros; es decir, no es solo el resultante del modelo de financiación, son 9674,89 millones de euros más que tienen nuestras comunidades autónomas para poder prestar con eficacia sus servicios, con lo cual creo que este año...
    La señora PRESIDENTA: Vaya terminando.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (Beteta Barreda): ... sus palabras tienen menor eco porque hay 9674 razones − a un millón cada una− que están diciendo que eso no es así.

    Muchas gracias, señora presidenta.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Beteta.

    ¿Algún portavoz desea intervenir? (Pausa).

    Señor Iglesias, tiene la palabra.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Brevemente, señora presidenta.

    Una matización o una puntualización inicial. El sistema de Seguridad Social y las prestaciones de la Seguridad Social tienen su propio cupo de déficit, no forman parte del cupo de déficit de la Administración del Estado: el 0,6% para 2015.

    En relación con las diferentes medidas que se adoptan sobre el pago a proveedores o el FLA y la situación que da lugar a esta respuesta por parte del Gobierno, lo que manifiesta son las insuficiencias del sistema de financiación autonómico. Es verdad que luego la realidad de cada comunidad autónoma aporta los elementos que se derivan de la gestión que se ha hecho de los recursos con que se cuenta, y por eso hay comunidades autónomas que presentan una situación de déficit y endeudamiento muy superior al de otras comunidades autónomas. Pero que todas las comunidades autónomas se vean en situación de déficit y de tener que afrontar esa realidad, demuestra que los recursos con los que se les ha provisto por el sistema no son suficientes. Y lo mismo ocurre con la Administración Local, que también precisa una reforma de su sistema de financiación.

    El problema, al final, ya no es solo que haya una distribución del objetivo de déficit que premia a la Administración central del Estado, sino que, además, en el uso que la Administración central del Estado hace de ese premio, en los últimos tiempos lo que hemos visto es que precisamente aquellas partidas cuyo objetivo era garantizar la cohesión territorial y garantizar niveles asistenciales de prestación y servicios homogéneos en el conjunto del Estado no se han visto nutridas por esta parte del león con que se queda la Administración del Estado, sino que, por el contrario, han sido las que más han visto mermadas sus consignaciones presupuestarias como consecuencia de aplicar la filosofía de que, como las comunidades autónomas −que son las que tienen las competencias básicas en estas materias− tienen su sistema de financiación, el Estado no debe contribuir a refinanciar esas competencias, aunque sea con el objetivo de garantizar la cohesión territorial y la igualdad de trato entre los ciudadanos del Estado.

    Gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Iglesias.

    Señor Bruguera, tiene la palabra.


    El señor BRUGUERA BATALLA: También brevemente.

    En primer lugar, el señor secretario de Estado nos ha venido a decir: ¿ustedes estarían dispuestos a sustituir una parte de las entregas a cuenta por una participación mayor en el reparto del déficit? Son 2 cosas distintas, es decir, o lo toma o lo deja. ¿Una cosa tiene que ver con la otra? Yo creo que no, en absoluto. Estos ejemplos que nos ha dado, se lo digo sinceramente, me parecen ilógicos y absolutamente injustos.

    Usted ha hablado de inversiones. Yo no quería hablarle de Cataluña –y no lo he hecho en la primera intervención−, pero usted me da pie a ello; los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo prevén invertir en Cataluña un 9,5% del total regional, esto es, alrededor de unos 1070 o 1100 millones de euros, que es la mitad de lo que le tocaría a Cataluña de acuerdo con la disposición adicional tercera del Estatut d’Autonomía de Catalunya.

    Llevamos incumpliendo el Estatut de forma reiterada, lo cual nos lleva a una deuda acumulada en materia de inversiones en Cataluña por encima de los 5000 millones de euros. Ustedes, tanto que hablan del cumplimiento de las leyes, deberían respetar el Estatut d’Autonomía de Catalunya en lo que se refiere al cumplimiento de la disposición adicional tercera. Ya sé lo que me va a contestar, pero le reitero, en primer lugar, que el Estatut es una ley estatal y, en segundo lugar, que si ustedes quieren cambiar las reglas del juego, convoquen −y no lo han hecho en tres años− la comisión bilateral donde hay un acuerdo concreto de reparto proporcional de la inversión en función del PIB que representa Cataluña en el conjunto del Estado español.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Bruguera.

    Señor Bel, tiene la palabra.


    El señor BEL ACCENSI: Muchas gracias.

    El planteamiento es un tanto perverso. Dice: ¿están ustedes dispuestos, a cambio de tener mayor objetivo de déficit, a reducir el pago de intereses del FLA, las entregas a cuenta...? No, claro que no. Ustedes pagan unos intereses del FLA que las comunidades autónomas les devuelven, porque les cobran un tipo de interés por el FLA; el FLA no es gratuito para las comunidades autónomas. ¿Están de acuerdo en reducir las entregas a cuenta? No, claro que no. Lo que entendemos es que el esfuerzo, el ajuste que han hecho las comunidades autónomas no es comparable con el que ha hecho la Administración central. Dice: Se han reducido los intereses para las comunidades autónomas porque se han reducido los intereses del FLA. Efectivamente, porque también se han reducido los intereses para la Administración General del Estado porque la disminución de la prima de riesgo y la coyuntura han hecho que toda la Administración pública se financie de forma más barata. Eso también beneficia a la Administración General del Estado. En todo caso, nosotros lo hemos pedido y reiterado y no entendemos que el presupuesto de 2015 para las comunidades autónomas sea mucho mejor que el de 2014. Van a recibir 9000 millones de euros más. Sí. Cuantifíqueme cuántos millones van a recaudar menos por la participación en el IRPF. Habrá otros tantos. Y así sucesivamente.

    En todo caso –y entiendo que no nos vamos a poner de acuerdo en este aspecto−, sí que nos gustaría, para finalizar, saber si el Gobierno tiene la intención, tal como se había comprometido –también en una moción aprobada por todos los grupos en esta Cámara−, de modificar la Ley de haciendas locales antes del final de la legislatura y también, tal como ha sugerido algún otro portavoz, si piensan afrontar a lo largo de 2015 –ya sé que no tiene que tener reflejo presupuestario− la reforma de la financiación de las comunidades autónomas.
    La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Bel.

    Señora Sanz, tiene la palabra.


    La señora SANZ MURILLO: Gracias, señora presidenta.

    No voy a entrar a valorar las intervenciones de otros portavoces, pero no quiero dejar de hablar de algunos datos y los números dan para todo, señor Beteta.

    Las comunidades autónomas van a acabar 2014 con un déficit alrededor del 1,5% del PIB y tienen que ajustarse hasta el 0,7% a finales de 2015 y solo van a recibir 1000 millones de euros adicionales del sistema de financiación autonómico. Cabe concluir que los presupuestos anticipan un ajuste en las grandes partidas del gasto social que gestionan las comunidades autónomas de alrededor de 7000 millones de euros.

    En cuanto a los ayuntamientos, según el plan presupuestario que enviaron a Bruselas, tendrán que hacer un nuevo ajuste con recortes de servicios por 3721 millones de euros y subidas de impuestos municipales por 1200 millones de euros; es decir, en total, 5000 millones de euros de ajuste, recortando los llamados gastos impropios de los ayuntamientos, que son gastos para la atención domiciliaria a los mayores, gastos en escuelas infantiles de 0 a 3 años, gastos en comedores escolares, etcétera.

    Nos hablan también como un gran logro de su Administración de la reducción de los empleados públicos, porque ustedes consideran que lo público está sobredimensionado, pero los últimos datos de Europa nos indican que no tenemos más sector público, sino lo contrario. Dejemos que nuestro modelo sean los países de nuestro entorno –Francia, Italia, Alemania, Inglaterra− y no los países del este de Europa, que es a los que nos estamos pareciendo ahora. También han dicho públicamente que esa reducción del número de empleados públicos se ha producido única y exclusivamente por las jubilaciones. Pero eso no es así. Le voy a poner dos ejemplos: Ayuntamiento X –en principio no voy a decir el nombre−, de 70 000 habitantes y gobernado por el PP: expediente de regulación de empleo y 176 empleados públicos van a la calle; a continuación se privatizan los servicios de parques y jardines, limpieza de edificios públicos, transporte urbano, saneamiento, cementerio y algunas escuelas deportivas. Ayuntamiento Y –tampoco voy a decir el nombre−, de 210 000 habitantes y también gobernado por el PP: ha destruido 436 empleos públicos, la mayoría por un expediente de regulación de empleo, y se han privatizado los siguientes servicios: parte de jardinería, alumbrado público, parte del servicio de deportes, gestión de piscinas municipales, escuela de hípica, vigilancia de actos públicos. Aquí tenemos claros ejemplos de cómo se reduce lo público para dar el beneficio a empresas privadas, seguramente con menos eficiencia, con menor coste salarial, pero, eso sí, con beneficio empresarial, a costa de familias que se ven en el paro y en una difícil situación económica y social.
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señora Sanz.
    La señora SANZ MURILLO: Voy terminando, señora presidenta.

    Han hecho una reforma laboral en la que se incluyen despidos fáciles y baratos, también de los empleados públicos, señor Beteta. Y eso nos preocupa, nos preocupa mucho.

    Gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Sanz.

    Señor Peñarrubia, del Grupo Popular, tiene la palabra.


    El señor PEÑARRUBIA AGIUS: Gracias, señora presidenta. Intervendré con brevedad y sin ánimo de adelantar el debate que, sin duda, tendremos en comisión y en Pleno cuando debatamos este Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015.

    Aunque les pese, hemos dejado atrás una de las mayores crisis, si no la mayor, que ha sufrido nuestro país −por cierto, crisis que el Gobierno del Partido Popular no creó−. En ese sentido, y al hilo de alguna intervención, quienes somos funcionarios públicos y tenemos una especial sensibilidad tenemos que recordar que fue otro Gobierno el que recortó en un 5% los haberes de los funcionarios públicos. Nosotros, es verdad, hemos tenido que adoptar otras medidas que no son agradables, sin ningún género de dudas, pero que contribuían a poner los materiales para salir precisamente de esta crisis. Y, señora presidenta, no es lo mismo recortar que congelar, porque la paga extra –a la que también se ha hecho mención aquí− fue suspendida temporalmente. De hecho, en este próximo ejercicio se va a recuperar un 25% de aquella paga extra y yo estoy seguro de que va a ser el último ejercicio en el que se congelen los sueldos y los salarios de los funcionarios y empleados públicos y, además, en próximos presupuestos se va a ir recuperando, poco a poco, esa paga extraordinaria que fue eliminada de manera temporal y excepcionalmente.

    Muchas gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Peñarrubia.

    Tiene la palabra el señor Beteta, para finalizar la comparecencia.


    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (Beteta Barreda): Muchas gracias, señora presidenta.

    Aprovecho el último turno para agradecer las palabras de los señores portavoces de los distintos grupos parlamentarios que, desde su óptica, aportan la idea de cómo tiene que ser la financiación territorial en nuestro país, y siempre es muy de agradecer en una sociedad democrática como en la que estamos este intercambio de opiniones en el reparto de algo que siempre es escaso, como todo bien económico, y susceptible de usos alternativos, como todo bien económico, que es el dinero que está debajo del presupuesto. Por eso, cuando daba distintas opciones alternativas era a un bien escaso, que es el dinero del cual disponemos. Y, por lo tanto, lo que va al concepto A no va al B, y si va al B no va al A. Eso es lo que tenemos que hacer. Así pues, la gran responsabilidad de sus señorías es evaluar las cuentas que les presenta el Gobierno de España y tomar sus decisiones, como representantes del pueblo que son, y acertar en esa decisión que tomen para que redunde en la mejor financiación de nuestro país.

    Efectivamente, los funcionarios son algo esencial para cualquier Gobierno y para cualquier Administración: sin los funcionarios, no funciona la Administración pública. Tenemos que reconocer su importantísima labor y cooperación para llevar a cabo importantes innovaciones como el FLA o como el fondo de pago a proveedores, donde poquísima gente, en poquísimo tiempo y sin un solo error ha dado un ejemplo de cómo se puede actuar de un modo serio, riguroso y profesional. Es cierto que en este momento en que nos encontramos la Ley de presupuestos prevé esa congelación, pero ustedes comprenderán conmigo que no es lo mismo una congelación cuando no hay inflación que una congelación cuando la hay, porque entonces sí existe una pérdida de poder adquisitivo que no hay cuando no existe esa inflación. Si eso viene acompañado además –no solo para los funcionarios sino para todo el mundo− de una reducción en las retenciones del IRPF, evidentemente se produce una ganancia de poder adquisitivo. Y si además eso viene acompañado −solo para el caso de los funcionarios− de una recuperación del 25% de la paga extraordinaria por voluntad del Gobierno −pues la ley sigue vigente ya que el Tribunal Constitucional no ha opinado sobre la misma−, se trata de dinero adicional y de reconocer que estamos trabajando en un nuevo escenario de la función pública y en una evaluación del mejor desempeño y organización de nuestra Administración pública.

    Nosotros queremos y tenemos que seguir trabajando en la financiación de los servicios esenciales, y servicio esencial es la Seguridad Social, como decía el portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, señor Iglesias. Es verdad que tiene su propio reservorio de déficit, insuficiente en muchas ocasiones, y son precisamente las Cortes Generales las que tienen que aprobar créditos extraordinarios con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para poder llevar a cabo y financiar adecuadamente nuestra Seguridad Social. Este es uno de los compromisos esenciales que sostiene nuestro Estado del bienestar. Por lo tanto, se trata de un esfuerzo conjunto de todos los sectores, como lo es que el superávit local está compensando, y holgadamente, la desviación que han tenido las comunidades autónomas. Y, por cierto, señora portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, no sé de dónde saca usted la información de ese 1,5% de déficit del producto interior bruto. Tiene usted más información que yo, y, desde luego, yo tengo bastante y no espero en absoluto que haya en este momento ese nivel de desvío que usted señalaba. Creo más que usted en el rigor y seriedad de las comunidades autónomas en materia de control de déficit público y, además, como estoy encima de ellas, con perdón, estamos haciendo todo lo posible para que esta circunstancia de seguir manteniendo el rigor en las cuentas e ir reduciendo paulatinamente el déficit público sea una realidad, sin alterar la prestación de los servicios esenciales, como podrán ver en un próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera.

    A través de acuerdos con la patronal farmacéutica, Farmaindustria, y con Fenin, se va a reducir el gasto farmacéutico en medicinas, pero no para un empeoramiento en el servicio a los ciudadanos sino por un control de ese gasto que se paga a las farmacéuticas. Al mismo tiempo se va a poner en marcha un plan de choque de renovación del aparato tecnológico que tienen nuestros hospitales en las comunidades autónomas. Creo que ese es el camino para avanzar: prestar más servicios públicos sin incrementar el gasto público.

    Muchas gracias, señora presidenta.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Beteta.

    Despedimos al señor secretario de Estado de Administraciones Públicas y, en nombre de toda la comisión, le expreso nuestro agradecimiento por su comparecencia.


    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (Beteta Barreda): Muchísimas gracias. (Pausa).
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA, D. ÍÑIGO FERNÁNDEZ DE MESA VARGAS, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000940)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA, D. ÍÑIGO FERNÁNDEZ DE MESA VARGAS, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000889)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA, D. ÍÑIGO FERNÁNDEZ DE MESA VARGAS, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000925)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO CATALÁN EN EL SENADO CONVERGÈNCIA I UNIÓ
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA, D. ÍÑIGO FERNÁNDEZ DE MESA VARGAS, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000899)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO ENTESA PEL PROGRÉS DE CATALUNYA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA, D. ÍÑIGO FERNÁNDEZ DE MESA VARGAS, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000838)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO
    La señora PRESIDENTA: Señorías, presentes todos los portavoces, damos la bienvenida al secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, don Íñigo Fernández de Mesa Vargas, y agradecemos su presencia en esta Comisión de Presupuestos.

    Tiene la palabra para intervenir por tiempo de cinco minutos.


    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA (Fernández de Mesa Vargas): Muchas gracias. Buenos días, presidenta.

    Señorías, es para mí un honor comparecer por primera vez ante esta comisión. En esta comparecencia les presentaré el cuadro macroeconómico que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado del año 2015. Se trata de un escenario macroeconómico que cuenta con dos avales importantes. En primer lugar, la Comisión Europea ha opinado favorablemente sobre el proyecto de plan presupuestario que el Gobierno remitió a Bruselas el 15 de octubre. En segundo lugar, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal considera que estas proyecciones son realistas en su conjunto. Este plan presupuestario refleja la recuperación en la que se encuentra inmersa la economía española que se caracteriza por la prudencia en sus previsiones, y es que tanto las organizaciones internacionales, la OCDE o la Comisión Europea, como el consenso de analistas privados apuntan en la misma dirección que las previsiones del cuadro del Gobierno. El mayor dinamismo de la demanda interna y la corrección de los desequilibrios, gracias a las reformas estructurales, nos permiten revisar al alza las tasas de crecimiento del PIB, tanto del año 2014 como de 2015.

    Hoy, lejos de ser un problema para Europa, España se muestra como una de las economías más dinámicas y que más impulso aporta al crecimiento de la zona euro. Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística apuntan a un crecimiento del PIB durante el tercer trimestre de 2014 del 0,5%, acumulando ya cinco trimestres consecutivos de crecimiento positivo. Paralelamente, gracias a las reformas estructurales llevadas a cabo por el Gobierno, el nuevo ciclo económico es más intenso en creación de empleo. Nuestra economía crea empleo con tasas de crecimiento del PIB más reducidas y de forma casi simultánea a la recuperación de la actividad. En la EPA del tercer trimestre se ha confirmado la recuperación del mercado de trabajo. Durante los dos últimos trimestres se han creado 553 000 empleos y se ha reducido el número de parados también en más de medio millón de personas. Además, a diferencia de lo que ocurría en anteriores fases expansivas, esta nueva etapa de crecimiento económico es compatible con la corrección de los desequilibrios que sufre la economía española. El déficit público sigue la hoja de ruta marcada de consolidación fiscal. El sector privado se sigue desapalancando: 35 puntos del PIB desde el pico de 2010. España genera superávit por cuenta corriente y capacidad de financiación frente al resto del mundo, reduciéndose así nuestro endeudamiento exterior.

    Analizando los componentes del producto interior bruto en 2014 se constata que la composición del crecimiento económico es más equilibrada entre demanda nacional y demanda externa. Por un lado, la demanda interna gana fuerza, impulsada por el buen comportamiento del consumo privado y de la inversión empresarial. Por otro, en el sector exterior se observa que las importaciones han repuntado pero, a diferencia de lo que ocurría en el pasado, las importaciones que más destacan son las de bienes de equipo, con la consiguiente mejora en el potencial de crecimiento de la economía. Las exportaciones volvieron a mostrar dinamismo y en el segundo trimestre reanudaron la senda ascendente. Esta evolución se explica en gran parte por la mejora de la competitividad que se ha venido produciendo durante los últimos años, constatándose así que las reformas estructurales acometidas están dando su fruto.

    En definitiva, desde el punto de vista interno nos encontramos en un entorno mucho más favorable que el teníamos hace un año y radicalmente distinto al de hace dos años. Con todo ello, esperamos que el PIB crezca en 2014 un 1,3%, revisando al alza una décima respecto del programa de estabilidad 2014—2017. En este cuadro macroeconómico se han utilizado también hipótesis muy moderadas de tipos de interés, tipos de cambio y precios del petróleo. De existir sorpresas en estas variables, creemos que probablemente serán positivas.

    Con este contexto y estos condicionantes se revisa al alza la tasa de crecimiento del PIB para 2015, estimándose en el 2%. Estas nuevas proyecciones se sitúan en línea con el consenso de los analistas financieros y con las proyecciones de organismos nacionales e internacionales. Tras esta revisión, por primera vez desde el inicio de la crisis y durante los dos próximos ejercicios, España presentará un diferencial de crecimiento positivo con la zona euro. La segunda, quizás la principal novedad del cuadro macroeconómico en relación al programa de estabilidad de hace seis meses, es la reactivación de la demanda interna en todos sus componentes, pero principalmente en el consumo privado y en la inversión en capital.

    El consumo privado de las familias crecerá un 2,1% en 2015, impulsado por la positiva evolución del mercado de trabajo, la mejora de las expectativas y de las condiciones financieras, por la inflación contenida y por el incremento del poder adquisitivo de las familias gracias a la reforma fiscal.

    La inversión crecerá un 4,4% en 2015, destacando la inversión en bienes de equipo más de un 6%, y la inversión en construcción, que crecerá en 2015 por primera vez desde el año 2007, incluida también la inversión en vivienda.

    El gasto en consumo de las administraciones públicas caerá en 2015 un 1% en línea con el compromiso de consolidación fiscal y con la hoja de ruta marcada por el programa de estabilidad 2014—2017. La demanda externa contribuirá positivamente en 2 décimas al crecimiento en 2015 gracias a unas exportaciones de bienes y servicios que ganan dinamismo y crecen un 5,2% impulsadas tanto por la depreciación del tipo de cambio, así como por las continuas ganancias de competitividad de la economía española. Las importaciones crecerán un 5%, cifra coherente con el dinamismo de la demanda interna en un contexto de recuperación del consumo de las familias y de la revitalización de la inversión empresarial.

    En definitiva, el escenario macroeconómico constata la consolidación del proceso de corrección de los desequilibrios externos y, a pesar de la ralentización de la zona euro, y a pesar también del mayor dinamismo de la demanda interna, España continuará registrando superávit en la cuenta corriente del 1,1% y una capacidad de financiación del 1,7% del PIB en el año 2015...


    La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Fernández de Mesa.
    El señor SECRETARIO De ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA (Fernández de Mesa Vargas): Gracias, señora presidenta.

    ...suponiendo la reducción de su endeudamiento exterior por tercer año consecutivo.

    En lo que se refiere a los mercados de trabajo, el empleo total en términos de contabilidad nacional, es decir, en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, crecerá un 1,4% en 2015 y, en términos de paro, entre los años 2014 y 2015 se crearán 620 000 empleos, reduciéndose el paro en 860 000 personas.

    Voy concluyendo, señorías. El cuadro macroeconómico que presenta el Gobierno es el reflejo de una nueva etapa de recuperación y crecimiento para España; se prevén dos años de crecimiento positivo en aceleración, y más equilibrado en cuanto a su composición, donde se siguen corrigiendo los desequilibrios macroeconómicos existentes. España registrará un crecimiento diferencial respecto de la zona euro. Esta nueva fase de crecimiento está asentada en bases sólidas —como he comentado anteriormente—, pero a pesar de esta clara mejoría, la magnitud de los retos es aun significativa. Queda mucho camino por recorrer tanto en corrección de desequilibrios como en impulso por conseguir, y por ello la reforma de los mercados de productos y de factores son muy importantes, y las reformas estructurales deben continuar ejerciendo un papel importante en la mejora de la competitividad de la economía española.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Fernández de Mesa.

    Su comparecencia se realiza en esta comisión a instancia de las solicitudes que hacen los grupos parlamentarios Popular, Socialista, Catalán en el Senado Convergència i Unió, Entesa pel Progrés de Catalunya y Mixto.

    Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el senador Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

    La comparecencia del señor secretario de Estado de Economía ha sido, con diferencia, la más optimista que hemos contemplado a lo largo de la mañana; es la primera en la que no se menciona la palabra incertidumbre.

    En todo caso, siendo cierto el consenso en cuanto a la mejora de las macromagnitudes de la economía española, el mismo se da en la tendencia, no en las magnitudes concretas. Si el proyecto de presupuestos habla de un crecimiento del PIB del 2%, el Fondo Monetario Internacional, hace poco más de un mes, lo situaba en el 1,5%, y la Comisión Europea, hace todavía menos tiempo, en el 1,7%. Si la previsión del proyecto presupuestario es que el paro se sitúe en 2015 en el 22,9%, la reciente previsión de la Comisión Europea es que se sitúe en el 23,5%. En todo caso, hay que destacar que algunas de esas previsiones que se realizan no son acordes con la evolución de la economía en la segunda mitad del ejercicio en el que nos encontramos.

    Por un lado, el consumo interno ha ralentizado su crecimiento, y se viene desarrollando en gran parte con cargo al ahorro, porque no es cierto que la renta disponible de los españoles haya aumentado; al contrario, la renta disponible media de las familias ha descendido de forma importante a lo largo de la crisis, y esa tendencia no está siendo revertida en un proceso de generación de empleo, porque se genera empleo pero se genera empleo de peor calidad que el que existía antes del inicio de la crisis y, sobremanera, del que se ha ido destruyendo a lo largo de esta. El hecho de que la competitividad se haya buscado fundamentalmente a través de la reducción salarial no es un elemento que contribuya a dinamizar el consumo interno.

    Por otro lado, y en relación al mercado exterior, esa competitividad ha sido paliada porque, curiosamente, los márgenes empresariales no se han reducido; el esfuerzo que han realizado la mayoría de los trabajadores en este país, en unos casos a través de la congelación salarial y en otros de la reducción de sus percepciones por este concepto, ha contribuido al incremento de los beneficios empresariales. Por lo tanto, no ha sido un factor determinante en la mejora de la competitividad de nuestros productos en el mercado exterior, por eso, y porque nuestros principales adquirentes no están pasando por el mejor momento en los últimos meses —la situación de la zona euro, que es nuestro principal cliente, genera esas incertidumbres a las que hacían referencia anteriores comparecientes—. También la contención en el crecimiento de los países emergentes, como mercados alternativos...
    La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Termino ya, señora presidenta.

    ...no abunda. En consecuencia, como mínimo, incertidumbre sobre las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Iglesias.

    Tiene la palabra el señor Bruguera.


    El señor BRUGUERA BATALLA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, secretario de Estado.

    Ha hablado de las previsiones del cuadro macroeconómico. Usted, para argumentar las previsiones del Gobierno, se ha basado en informes de organismos internacionales. El senador Iglesias le ha hablado de la Comisión Europea, etcétera. Yo tengo aquí los datos, por ejemplo, de la OCDE, que entre la primera y la segunda semana del mes de noviembre rebajó las previsiones macroeconómicas españolas, tanto para final de año como para 2015. Si el Gobierno prevé un incremento del PIB en un 2%, la OCDE piensa que no va a ser superior al 1,5%. En cuanto al paro, la previsión del Gobierno es que baje del 23%, cuando la OCDE prevé que el año que viene estará por encima del 24%. Y, en relación con la inflación, un poco de lo mismo: el Gobierno prevé una inflación del 0,6% —si no estoy equivocado—, mientras que la OCDE prevé una décima inferior, y esto, desde nuestro punto de vista, no es bueno; podría tener aspectos positivos pero, en el caso de la economía española, una inflación muy baja es más perjudicial que beneficiosa. Y en cuanto al objetivo del déficit, el Gobierno prevé un déficit en torno al 4,2%, mientras que la OCDE lo sitúa en el 5,5%. Por lo tanto, no es cierto que las previsiones macroeconómicas del Gobierno y las certificaciones vayan en la misma línea que van los organismos internacionales. Volvemos a tener déficit comercial. Las exportaciones crecen al 1,7% y las importaciones crecen de una manera mucho más importante.

    En cuanto a la dinámica de la deuda, el año pasado se decía en los presupuestos que los intereses de la deuda bajarían un 5,2%, cuando están creciendo un 5,5%, es decir, gastamos muchísimo más en intereses de la deuda que en desempleo, por ejemplo.

    En cuanto a las tasas de crecimiento, nosotros dudamos mucho de que se cumplan. Tampoco creemos que sea razonable esperar un 5,4% de incremento en los ingresos tributarios, acompañado de la rebaja fiscal de 4000 millones de euros aproximadamente y prever una tasa de crecimiento del 2%.

    En cuanto a las cotizaciones –con ello finalizo, señora presidenta−, los afiliados están creciendo cerca de un 2%, pero los ingresos únicamente crecen al 1%, y para el año que viene el Gobierno pretende que nos creamos que crecerán cerca del 7%, lo cual querría decir que la afiliación tendría que crecer en 800 000 afiliados más o menos.
    La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Bruguera.
    El señor BRUGUERA BATALLA: Con esto finalizo. En todo caso, una pequeña cuestión la dejo tal vez para la siguiente intervención.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

    Tiene la palabra el señor Bel.


    El señor BEL ACCENSI: Muchas gracias.

    En primer lugar, quiero agradecer al señor Fernández de Mesa, en nombre de mi grupo, su comparecencia en esta comisión.

    Estos son los cuartos presupuestos que vemos en la actual legislatura y también es momento de hacer balance por si nos sirve un poco la experiencia acumulada. En los primeros presupuestos mi grupo indicó al Gobierno que nos parecía que en el cuadro macroeconómico infravaloraban el decrecimiento previsto del PIB y la realidad lo confirmó. Pero para que no vean que siempre somos agoreros, el año pasado les decíamos que nos parecían relativamente acertadas las previsiones de crecimiento, que incluso entendíamos desde nuestro grupo que también las infravaloraban y que se iba a crecer un poco más de lo previsto, realidad que también se ha cumplido. Entendemos que este año la economía española obviamente va a crecer, pero creemos que han sido un poco optimistas al fijar ya en un 2% el porcentaje de crecimiento del PIB, y por eso queríamos preguntarle por esta aportación del sector exterior en 2 décimas al crecimiento del PIB en 2015, cuando en 2014 la aportación va a ser muy pequeña, quizás una décima negativa, máxime cuando el contexto internacional, la evolución de la zona euro no es favorable.

    Los datos de los últimos trimestres de la zona euro son desalentadores, y aunque tengamos una ganancia de competitividad y el euro se ajuste en su valoración, el conjunto de la evolución de la economía internacional, al menos la de nuestros mercados naturales, no va a favorecernos especialmente. Por tanto, entendemos que son optimistas en exceso estas previsiones, está aportación de saldo exterior, máxime cuando el último ejercicio nos confirma esta evolución.

    Y en cuanto a la demanda interna, coincidimos en que puede haber algunos elementos que nos lleven al optimismo, pero otros, como es la aportación al consumo de las propias administraciones públicas, si deben cumplir estos objetivos de déficit establecidos, entendemos que todavía será un poco más negativa que la prevista. Otra cosa es que ya no nos creamos…
    El señor PRESIDENTE: Debe terminar, señor Bel.
    El señor BEL ACCENCI: Voy terminando.

    Otra cosa es que ya no nos creamos que se van a cumplir los objetivos de déficit.

    Muchísimas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bel.

    Tiene la palabra la señora Marra.


    La señora MARRA DOMÍNGUEZ: Muchas gracias, señora presidenta.

    Sean también mis primeras palabras de agradecimiento al secretario de Estado por esta primera comparecencia en esta Comisión de Presupuestos.

    Creo que ya ha sido recogido por los compañeros que me han precedido en el uso de la palabra que el secretario de Estado ha sido excesivamente optimista con esta valoración que hace del presupuesto. De hecho, nuestro grupo considera que son muchos los riesgos, son muchas las incertidumbres no solamente que afectan a nuestro país sino también a la Unión Europea y a la economía mundial; muchas dudas y muchas incertidumbres que quizás no se han plasmado convenientemente en este presupuesto para el año 2015, lo que nos lleva a decir que estos presupuestos no son realistas, no son sensatos y, en consecuencia, tampoco son prudentes. En concreto, hay tres cuestiones, todas ellas muy interrelacionadas, que creo que también han señalado ya los portavoces anteriores, que quiero destacar aquí.

    La primera es la evolución inquietante en la zona euro. De hecho, las previsiones que hay son de frenazo en la economía de Alemania y Francia, una recesión en Italia y una baja inflación, muy lejos del objetivo de estabilidad del 2% que preconiza el Banco Central Europeo. Por lo tanto, existe un riesgo en la eurozona de que se caiga en una tercera fase de recesión. Este sería un mal pronóstico para la economía española, que claramente podría frenar el crecimiento para el año 2015. Añadimos además que las estimaciones que se han hecho por parte del Gobierno sobre el crecimiento de la economía española han ido dando bandazos en estos últimos meses. Así, en un principio el ministro de Economía hablaba de un crecimiento de 1,5%, ahora ya se ha reducido a un 1,3%, las estimaciones que se hacen para el año 2015 de un 2% estimamos que son excesivamente optimistas, y muestra de ello son las previsiones que se están realizando a nivel europeo. Así, el Fondo Monetario Internacional dice que el crecimiento en España sería el 1,7%, lo mismo que en el caso de la Unión Europea; por lo tanto, claramente no será de un 2%. Todo ello supone riesgo, supone incertidumbre, junto a las tensiones que también se producen a nivel internacional, sobre cuál va a ser la previsión de crecimiento para la economía. Pero créanme si les digo que, si este crecimiento estimado del que habla el secretario de Estado no se cumple, esto dará lugar a que no se cree empleo, a que no haya mayor dinamismo en la demanda interna, principalmente en el consumo de las familias y, como consecuencia, se ralentizará ese consumo interno. Teniendo en cuenta los difíciles problemas que en estos momentos tenemos en el déficit comercial, que se ha incrementado en un 71% en este último año, claramente se pondría en riesgo la competitividad y el proceso de recuperación de nuestra economía.

    La segunda cuestión en la que quiero centrarme es en la evolución de la deuda pública.
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señora Marra.
    La señora MARRA DOMÍNGUEZ: Muy brevemente. La evolución de la deuda pública es también claramente desorbitada; de hecho, se estima que esta deuda pública tendría que reducirse a un 60%. Y de acuerdo con el plan de estabilidad para el año 2020, estamos muy lejos de ese objetivo; todo lo contrario, más bien se incrementa año a año la deuda pública. Superaremos el récord del 100% del PIB. Hablamos de más de un billón de euros en deuda pública, sin tener en cuenta los intereses que generará: 35 490 millones de euros, algo que consideramos también totalmente desorbitado.

    Y, por último, muy brevemente, señora presidenta, la evolución de los ingresos públicos -10 millones más-, cuestión a la que también los portavoces anteriores hicieron referencia, con un incremento del 5,4%, cuando el crecimiento del PIB nominal no llegará hasta el 2,7%, es muy poco creíble. Por tanto, se duplicarán los ingresos públicos en relación con el PIB nominal y, repito, es muy poco creíble.


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señora Marra.
    La señora MARRA DOMÍNGUEZ: Es por todo ello por lo que creemos que estos presupuestos no son los que necesita en estos momentos la economía española.

    Gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

    Señor Utrera, tiene la palabra.
    El señor UTRERA MORA: Gracias, presidenta.

    Muchas gracias, señor secretario de Estado, por esta comparecencia, en la que nos ha descrito -creo que con detalle- los elementos esenciales del cuadro macroeconómico que fundamenta los presupuestos para el año 2015. Como el mismo secretario de Estado señalaba, esta es su primera comparecencia, y como es la primera me voy a atrever a hacerle una sugerencia: que no preste demasiada atención a todas esas llamadas a que esto irá mucho peor de lo que se prevé, porque esa ha sido la música de todos estos años. Si repasamos las previsiones de todos los grupos parlamentarios, ya desde los años 2012 y 2013 y para los presupuestos de 2014 esa era la sintonía: que no se conseguirían los objetivos de crecimiento, que no se corregirían los desequilibrios macroeconómicos principales, que no se iban a cumplir los objetivos de déficit público, que no se iba a crear empleo… En fin, una sucesión de afirmaciones que el tiempo −breve, tres años− se ha encargado de desmentir. Se están cumpliendo el programa de consolidación presupuestaria y nuestros compromisos en Europa. Entramos en el año 2011 con un déficit del 9% en términos de contabilidad nacional, que en 2014 es del 5,5% y que para 2015 reducimos a poco más del 4%. Por tanto, estamos en la senda de la consolidación presupuestaria.

    La deuda pública es lo que resulta de un déficit público que aumentaba casi 2 dígitos en el pasado –con pasado quiero decir 2010 y 2011−, más las deudas que no habían aflorado y que había que aflorar y financiar; toda la financiación extraordinaria que ha habido que hacer de la deuda comercial, más la deuda de las comunidades autónomas, más la incapacidad de acceso al mercado de las comunidades autónomas. Y ahí es donde se explica el total de la deuda y su crecimiento en el tiempo, pero no como un fenómeno derivado de actuaciones de estos años, sino fundamentalmente de actuaciones del pasado. Por tanto, insisto en esa idea. Es lo de siempre: estamos con problemas de interpretación de lo que es el cuadro.

    Y creo que, más que torturarnos sobre la base de si estamos en una décima o en dos décimas, de si el objetivo se va a situar en el 1,8 o en 2 -el objetivo del Gobierno es el 2 y nosotros seguimos pensando que es alcanzable-, porque, de hecho, la forma en la que en el cuadro macroeconómico se contempla la evolución de la economía del próximo año insiste sobre un elemento que me parece ya muy firme y muy consistente...


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Utrera.
    El señor UTRERA MORA: Termino.

    Ese elemento es la demanda interna y, por tanto, sobre la base de la demanda interna ya vendría explicado el 1,8% de crecimiento; y, luego, una evolución que esperamos no positiva pero ciertamente no tan degradada en la Unión Europea nos daría ese crecimiento del 2%, décima arriba, décima abajo. Pero, como decía, creo que no es esa la cuestión que hay que discutir. Me parece de mucho más interés algo que no se ha mencionado por ninguno de los portavoces de los grupos parlamentarios y que debería estar muy presente en la discusión de estos presupuestos, y es nuestra capacidad para aprovechar este programa público−privado de inversiones, de más de 300 000 millones de euros, que va a emprender la Unión Europea. Mi pregunta es si estamos listos para aprovechar esa financiación comunitaria y, por tanto, el estímulo presupuestario que nosotros no podemos dar puesto que estamos en una fase de consolidación de déficit público. Ese estímulo presupuestario que provendría de la Unión Europea, junto al estímulo monetario que procede del Banco Central Europeo, es lo que tendría que darnos esas décimas que los portavoces echan en falta, esas décimas de crecimiento que buscan tortuosamente en las previsiones de la OCDE o del Fondo Monetario.


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Utrera.
    El señor UTRERA MORA: Creo que hay que aprovechar ese programa de inversiones y, a tal efecto, tanto su Secretaría de Estado como el Gobierno en su conjunto tienen que realizar acciones específicas, como, por ejemplo, el Plan crece.

    Termino, señora presidenta, y no se preocupe, porque le devolveré el tiempo en el turno de portavoces en el que intervendré muy poco.


    La señora PRESIDENTA: Se lo agradeceré, y así equilibraremos el tiempo.

    Muchas gracias, señor Utrera.

    Señor Fernández de Mesa, tiene la palabra para contestar a los portavoces.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA (Fernández de Mesa Vargas): Muchas gracias, presidenta.

    Reagruparé las preguntas en bloques, porque entiendo que las intervenciones de los senadores giran sobre distintos aspectos: en primer lugar, respecto del optimismo en las previsiones de crecimiento por parte del Gobierno; en segundo lugar, sobre el dinamismo de la demanda interna; en tercer lugar, sobre la competitividad de la economía española y el sector exterior; y en último lugar, sobre la evolución de la deuda y los ingresos públicos.

    En cuanto a las previsiones de crecimiento de la economía española, permítanme que les recuerde los datos sobre los que se sustentan las proyecciones de crecimiento económico, que básicamente son tres o cuatro claves importantes: la evolución de los tipos de interés, la evolución del tipo de cambio y la evolución del precio del petróleo. En el cuadro macroeconómico el Euribor a tres meses que está previsto es del 0,2, y el dato actual para el año 2014 es del 0,08. Creo que es una previsión prudente. En relación con la deuda de España a diez años, se prevé que el bono a 10 años en 2014 sea del 2,8 y en 2015, del 2,6; y el último dato que tengo es el 2,12, es decir, sustancialmente por debajo. En cuanto al tipo de cambio, que juega un papel fundamental en la demanda externa, las previsiones del presupuesto lo sitúan en 1,35 este año y en 1,30 en 2015, y el dato actual es de 1,25. Por último, el precio del Brent está en 100,6 en 2014 y es de 104, según las previsiones, para 2015, y el dato actual es de 79. Por tanto, como pueden corroborar, los datos sobre los cuales se basan los presupuestos son muy conservadores, y esperamos que si hay alguna sorpresa sean sorpresas hacia mejor y no hacia peor.

    Como comentaba el senador del Grupo Parlamentario Popular, sin entrar a discutir décima arriba o décima abajo las perspectivas de crecimiento de la economía española, la realidad es que España ha sido de los pocos países que de forma constante ha visto revisados sus datos de crecimiento al alza en los últimos años, tanto por parte de la Comisión Europea como por parte del Fondo Monetario Internacional y de casi la totalidad de los analistas internacionales. De hecho, si uno analiza el crecimiento diferencial de España respecto de la zona euro en las últimas previsiones de la Comisión Europea, ve que este aumenta en 6 décimas para 2015 y en 8 décimas en 2016. Es decir, que la Comisión Europea confirma una tendencia de mejora relativa respecto de la zona euro.

    En relación con la demanda interna y las incertidumbres en lo que se refiere al dinamismo del consumo doméstico, yo destacaría 4 aspectos fundamentales que van a generar que este consumo interno mantenga las previsiones del Gobierno. En primer lugar está la fuerte creación de empleo. Como comentaba en mi intervención inicial, España, con mucho menos crecimiento económico, genera cada vez más empleo. En segundo lugar, la propia disminución del precio de la energía va a tener una incidencia muy notable en la renta disponible por parte de las familias, lo que generará un efecto positivo. También la reforma fiscal, que empezará a notarse en el año 2015, tendrá incidencia en el consumo. Los bajos tipos de interés son otro elemento que incidirá positivamente desde el punto de vista del consumo. Además, la inversión, como consecuencia de las reformas estructurales y de los bajos tipos de interés y la confianza de las empresas, continuará manteniendo un dinamismo positivo en el año 2015, uniéndose el sector de la construcción en ambos componentes, residencial y no residencial, en la aportación positiva al producto interior bruto.

    Por último, y en materia de sector exterior, a pesar de que en el año 2014 la demanda interna ha jugado un papel fundamental en la recuperación económica −ha sido una de las partes fundamentales que ha explicado el crecimiento de 2014−, a pesar, como comentaba algún senador, de que el dinamismo en la zona euro no ha sido todo lo positivo que nos hubiera gustado, y a pesar de una situación macroeconómica internacional complicada, España no solo ha sido capaz de mantener un crecimiento diferencial positivo en la zona euro, sino que también va a mantener un superávit en sus cuentas exteriores. Creo que eso refleja que el crecimiento económico de España es sostenible y duradero. Y les voy a dar un dato adicional: las exportaciones de mercancías a la zona euro en el primer semestre de este año, a pesar de un entorno macroeconómico complicado en la zona euro, se han comportado de una forma mucho más positiva que las exportaciones globales de España: las exportaciones a la zona euro han aumentado un 4,5% y las exportaciones globales han aumentado el 2%. Es decir, el aumento de la competitividad de la economía española está teniendo un impacto real y positivo en esas exportaciones a la zona euro. Y esperamos que haya un mayor dinamismo de las exportaciones fuera de la zona euro como consecuencia de un tipo de cambio mucho más favorable.


    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Fernández de Mesa.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA (Fernández de Mesa Vargas): Sí, señora presidenta.

    En relación con la tercera pregunta, la evolución de la deuda externa, corroboro la intervención del portavoz del Grupo Parlamentario Popular. El aumento de 13 puntos porcentuales de la deuda externa entre los años 2012 y 2014 se han debido a compromisos previos al año 2012, entre los cuales me gustaría destacar el efecto de la recapitalización del sector financiero, que ha supuesto 39 900 millones de euros, desequilibrio que se produjo con anterioridad al año 2012; 36 100 millones del Fondo de pago a proveedores, fruto de compromisos de gastos previos al año 2012 y que ha habido que pagar entre los años 2012 y 2013; las contribuciones al FADE, que son compromisos previos, y las aportaciones que ha hecho España al FSEF y al ESM.

    Finalmente, en relación con la evolución de los ingresos, simplemente me gustaría recalcar que España, no solo ha cumplido con todos sus compromisos presupuestarios en los años 2013 y 2014, sino que ha ido más allá de a lo que inicialmente se había comprometido. Es decir, en 2013 y 2014 el dato final de déficit público ha sido inferior al inicialmente comprometido, y en el año 2015 el compromiso del Gobierno es que el déficit público se sitúe en el 5,5%, por debajo del 5,8% comprometido inicialmente.

    Por tanto, este cumplimiento de los compromisos de déficit ha otorgado una enorme credibilidad a los anuncios realizados por el Gobierno en esta materia.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Fernández de Mesa.

    ¿Algún portavoz desea intervenir? (Pausa).

    Tiene la palabra, señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

    Seré muy breve, y voy a centrarme exclusivamente en las previsiones en torno al consumo. Nos decía el señor secretario de Estado que las previsiones se basaban, en primer lugar, en una fuerte creación de empleo. La creación de empleo puede ser cierta; que sea fuerte es más discutible. En segundo lugar, se crea empleo -vuelvo a decir- con baja capacidad adquisitiva, que además va acompañado de un descenso en la cobertura por desempleo. Es decir, quienes perciben algún tipo de subsidio o prestación por desempleo están en estos momentos en el porcentaje más bajo de la serie histórica, en torno al 52 o 53%. Hay más desempleados que no tienen ninguna capacidad de consumo.

    En cuanto a la disminución de los precios de la energía, estará por ver en 2015. A lo largo de la crisis, desde el año 2007 hasta aquí, las familias han visto cómo se incrementaba su consumo energético en un 55%. Los datos de la patronal eléctrica, que durante estos días se daban a conocer, indican que el gasto medio de una familia española en energía eléctrica en este momento es de 600 euros, lo cual, para los niveles de renta más baja no deja de ser un porcentaje elevado de sus percepciones.

    Por otro lado, la reforma fiscal no va a mejorar la capacidad adquisitiva de más de 12 millones de ciudadanos en nuestro país; por tanto, no va a tener ninguna repercusión en la capacidad de consumo de esos 12 millones de ciudadanos. Y en cuanto a las franjas más altas de contribuyentes, los beneficios fiscales no van dirigidos fundamentalmente al consumo porque sus necesidades básicas y también las de otro carácter están ya cubiertas con sus ingresos.

    Respecto de la bajada de tipos de interés, hay una bajada en cuanto a la deuda pública, pero, en relación con la deuda privada, con la concesión de créditos -que según la AEB, la patronal de la banca, se han visto reducidos en el primer semestre del año-, esos créditos se conceden con un interés medio del 4,56%, lo cual no es un interés que precisamente aliente a endeudarse para dedicar esos recursos al consumo.

    Muchas gracias, señora presidenta.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Iglesias.

    Señor Bruguera, ¿quiere hacer uso de la palabra? (Denegaciones).

    Tiene la palabra, señor Bel.
    El señor BEL ACCENSI: Gracias, señora presidenta. También seré muy breve.

    Yo no he calificado de optimista la versión del secretario de Esta en mi primera intervención, aunque sí lo debo hacer en esta, porque usted decía: esperemos que nuestras previsiones, si no son exactas, sean corregidas al alza. El gobernador del Banco de España decía lo contrario: que eran creíbles, pero que había unos riesgos de desviación a la baja que debían ser considerados.

    En todo caso, me ha dejado preocupado que dijera que el incremento de exportaciones en el primer semestre del 2014 en la zona euro ha sido prácticamente el doble que el crecimiento en el resto del mundo. Vistas las previsiones para la zona euro en 2015, todavía se acentúan más nuestras dudas respecto de la aportación del saldo exterior al crecimiento del PIB. También lo veremos.

    Y una décima tendrá un efecto reducido sobre el presupuesto, pero 3, 4 o 5 décimas de error en el crecimiento del PIB -esperemos que no se produzcan- a nuestro entender tendrían una consecuencia en el resto del presupuesto y haría que muchas de las previsiones, sobre todo de ingresos, no se pudiesen cumplir.

    Muchísimas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bel.

    Tiene la palabra la señora Marra.


    La señora MARRA DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta.

    También voy a ir por la misma línea. Las previsiones a nivel internacional, tanto de la Unión Europea como del Fondo Monetario Internacional, divergen claramente del optimismo que hoy nos ha trasladado el secretario de Estado. Pero no solamente divergen en relación con las estimaciones que se están realizando a nivel internacional, sino que hoy, en esta comisión, la valoración de este presupuesto por parte del gobernador del Banco de España tampoco ha sido tan optimista sino todo lo contrario, es decir, que, de producirse, esa tasa de crecimiento sería a la baja. De hecho, el gobernador del Banco de España ha señalado algunas cuestiones fundamentales. Por ejemplo, que no se llegaría a cumplir el objetivo de déficit para el año 2015; que la deuda pública seguía siendo uno de los mayores problemas de la economía española, en concreto, el pago de los intereses de la deuda pública; y que los ingresos, que de forma tan optimista esperan recaudar -el 5,4% con relación a los del año anterior-, tampoco se tendrían por qué cumplir. En concreto, y en referencia a la rebaja fiscal, el gobernador del Banco de España ha alertado del impacto de la reforma fiscal sobre los ingresos del 2015 y ha hablado de que existe una gran incertidumbre sobre los efectos de esa reforma fiscal en las cuentas públicas.

    Estos son los grandes problemas, que a nosotros también nos dan a entender que estos presupuestos no son realistas, no son sensatos y, por tanto, tampoco son los presupuestos que en estos momentos necesita la economía en España.

    Gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Marra.

    Señor Utrera, ¿quiere intervenir? (Denegaciones).

    Para finalizar la comparecencia, tiene la palabra el señor secretario de Estado.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA Y APOYO A LA EMPRESA (Fernández de Mesa Vargas): Mucha gracias, presidenta. Seré muy breve.

    En relación con los dos grupos de preguntas que me han formulado en esta segunda ronda, que versan, por un lado, sobre el dinamismo y la demanda interna y, por otro, sobre el comportamiento del sector exterior y la deuda pública, me referiré a los dos aspectos.

    En materia de demanda interna, como comentaba en mi primera intervención, las previsiones del Gobierno son de creación de cerca de 620 000 empleos en los años 2014 y 2015, que sin duda alguna van a tener una incidencia sobre el consumo. Y la reforma fiscal, que, como he dicho, va a empezar a tener su repercusión en el año 2015, va a suponer una inyección de liquidez precisamente para aquellas familias con un nivel de renta menor y un menor poder adquisitivo. Por otro lado, como han corroborado los recientes tests de estrés realizados por el Banco Central Europeo, las pruebas de esfuerzo del Banco Central Europeo, el sistema financiero español está recapitalizado y en posición de otorgar préstamos tanto a las familias como a la pequeña y mediana empresa. De hecho, los datos de que disponemos indican que en el caso concreto de los hogares llevamos ya nueve meses consecutivos con tasas interanuales positivas en lo que se refiere al nuevo crédito a las familias, de la misma forma que el nuevo crédito a la pequeña y mediana empresa también está registrando tasas positivas en los últimos doce meses, lo que sin duda también va a ser un acicate para la recuperación de la demanda interna y el crecimiento económico.

    En relación con el sector exterior, en 2014 las exportaciones se están comportando con un buen dinamismo, es decir, el conjunto de exportaciones de la economía española, tanto a la zona euro como fuera de ella, están mostrando, repito, un dinamismo, y esperamos que se cumplan las previsiones que tenemos para este ejercicio. Para el año 2015 las estimaciones de nuestro ministerio son que la combinación de una bajada del precio del petróleo de los niveles por encima de 100 dólares/barril a los niveles actuales y del tipo de cambio, que estaba a 1,40 al principio del año, a los niveles actuales, de 1,25, pueden tener un efecto combinado en los próximos seis trimestres de un crecimiento del PIB entre el 0,5 y el 1%. Por tanto, también existen riesgos al alza, como comentaba en mi intervención anterior.

    En cuanto a la deuda pública, lo que realmente importa a los mercados es, en primer lugar, la credibilidad en el cumplimiento de los objetivos del déficit, que es un elemento en el que el Gobierno goza de una gran credibilidad porque ha sido capaz de reducir el déficit público en el marco de un escenario macroeconómico muy complicado. Y, en segundo lugar, que la deuda pública se estabilice y se reduzca, como va a ocurrir a partir de 2015-2016. De acuerdo con las previsiones de nuestro programa de estabilidad y el escenario macro del Gobierno, está previsto que la deuda pública se estabilice en el año 2015, para empezar a reducirse a partir de 2016.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, don Íñigo Fernández de Mesa Vargas, por su comparecencia en esta Comisión de Presupuestos y por sus explicaciones. (Pausa).

    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD, D. FRANCISCO MARTÍNEZ VÁZQUEZ, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000956)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO


    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD, D. FRANCISCO MARTÍNEZ VÁZQUEZ, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000867)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD, D. FRANCISCO MARTÍNEZ VÁZQUEZ, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000916)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO ENTESA PEL PROGRÉS DE CATALUNYA
    COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD, D. FRANCISCO MARTÍNEZ VÁZQUEZ, ANTE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 713/000852)

    AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO
    La señora PRESIDENTA: Señorías, para que ustedes lo tengan previsto, les comunico que, al finalizar esta comparecencia, tomaremos nota de los miembros que han de formar parte de la ponencia.

    Damos la bienvenida al secretario de Estado de Seguridad, don Francisco Martínez Vázquez.

    Tiene usted la palabra para iniciar su comparecencia.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD (Martínez Vázquez): Buenos días. Muchas gracias, señora presidenta, y gracias, señoras y señores senadores.

    En primer lugar, y de manera muy breve, haré mención de los datos globales del ministerio, cuyo presupuesto consolidado para el año 2015, sin organismos autónomos, comporta créditos por un total de 7419,63 millones de euros, dando lugar, por tanto, a un incremento con respecto a 2014 de 123,12 millones de euros, equivalentes al 1,61%. Si incluimos los organismos autónomos, el presupuesto se eleva a 8174,40 millones de euros, con un incremento total del 1,82%.

    En lo que se refiere a la totalidad de los servicios presupuestarios dependientes de la Secretaría de Estado de Seguridad, es decir, el servicio 02, Secretaría de Estado; 03, Dirección General de la Policía; 04, Dirección General de la Guardia Civil; 05, Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, y 102, la Giese, la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de la Seguridad del Estado, la participación en el presupuesto global del ministerio es la siguiente: total de créditos del ministerio, con organismos autónomos, 8174,40 millones de euros; total de servicios del área de seguridad, 7007,48 millones de euros. Es decir, que la participación del área de seguridad en el total del ministerio es del 85,72%. A su vez, dentro del área de seguridad, los servicios 02, 03 y 04, vinculados a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, dispondrían de un presupuesto global de 5882,82 millones de euros, es decir, el 71,96% del presupuesto total del ministerio.

    Entrando ya en detalle, comenzaré con una premisa de partida, y es que el presupuesto para 2015 del área de seguridad, que comprende, como ya he dicho, los servicios presupuestarios 02, 03, 04 y 05, se presenta completamente saneado. Como recordarán, en el año 2012 la deuda acumulada de ejercicios anteriores supuso un total de 218,28 millones de euros correspondiente a los servicios 03, 04 y 05, Policía Nacional, Guardia Civil, e Instituciones Penitenciarias.

    Pues bien, comenzado por el servicio 02 de la Secretaría de Estado de Seguridad, en el presupuesto de gastos para el año 2015 la Secretaría de Estado de Seguridad dispondrá de un crédito total de 251,28 millones de euros, en los que no queda ninguna obligación contraída en ejercicios anteriores pendiente de saldar.

    Este presupuesto, por capítulos, distribuye el crédito como sigue. El capítulo 1, tiene una dotación de 20,34 millones de euros, que experimenta una ligera disminución, del 0,79%, frente a 2014 debido a las bajas de ocupación. El capítulo 2 presenta una dotación de 178,34 millones de euros, con una disminución sobre el año 2014 de 7,85 millones de euros, que representa un 4,21% menos, disminución que se corresponde en buena medida con un ajuste interno por importe de 7,6 millones de euros, que servirán para reforzar el capítulo 6, el capítulo de inversiones reales de este mismo servicio, y con una baja en el concepto de limpieza por un importe de 250 000 euros, consecuencia de su consignación en la sección 31 para el contrato centralizado de limpieza en la Administración General del Estado. El capítulo 3 mantiene la misma dotación, 70 000 euros. Y en materia de transferencias corrientes, capítulo 4, la dotación es de 16,9 millones de euros, por tanto, presenta una ligera disminución, del 0,14%, que afecta a la transferencia interna al organismo autónomo Giese. Las dotaciones para cooperación internacional y para ayudas a la inmigración mantienen las mismas cuantías que en 2014. Por su parte, el capítulo 6, Inversiones reales, experimentará un importante crecimiento. Está dotado con 35,5 millones de euros y se verá aumentado en 8,7 millones de euros, es decir, un 32,4% más. Este incremento se debe, no solo al ajuste interno del crédito procedente del capítulo 2 -de 7,6 millones de euros, al que acabo de hacer referencia-, sino también a un incremento neto de 1,1 millón de euros. El capítulo 7 está dotado con 160 000 euros y mantiene, por tanto, las mismas dotaciones que en 2014.

    Permítanme que me refiera, dada la escasez de tiempo, al refuerzo de las inversiones reales necesarias y, como les he dicho anteriormente, a que para el ejercicio 2015 dispondremos de un presupuesto en este capítulo 6 de 35,5 millones de euros. Y quiero hacer referencia a las inversiones más destacadas para la promoción de la seguridad del Estado, que podríamos agrupar de manera muy sintética en dos bloques: primero, inversiones para una seguridad inteligente del Estado; y segundo, inversiones en infraestructuras y medios.

    Por lo que se refiere a las que he llamado inversiones para una seguridad inteligente del Estado, destinaremos una inversión de 8 millones en equipos informáticos que se adapten a las nuevas demandas tecnológicas y a las nuevas necesidades de la política criminal. Destinaremos a su vez 2,8 millones de euros en el año 2015, a los que hay que sumar 1,5 millones invertidos en el presente año, al programa PNR, passenger name record, un proyecto pensado para recibir toda la información sobre pasajeros en bases de datos de aerolíneas y agencias de viajes con la finalidad de detectar posibles amenazas y poder así establecer medidas preventivas adecuadas. No les oculto que se trata de una prioridad en el ámbito de la seguridad en el conjunto de la Unión Europea. Hay 5 millones de euros en el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior, SIVE, para llevar a cabo las diferentes actualizaciones. Y en el caso del Sistema de Información Shengen, aumenta considerablemente el crédito para el año 2015, con 4,5 millones de euros, o lo que es lo mismo: un 222% más que el año anterior, destinado a potenciar el Proyecto Fronteras Inteligentes, que, entre otras actuaciones, comporta la mejora del sistema ABC, automatic border control, que, como saben, permite el paso automático de las fronteras mediante el uso de documentación electrónica, pasaporte o DNI, ya instalado en los aeropuertos de Madrid y Barcelona y de inmediata implantación en los aeropuertos de Alicante, Girona, Mallorca, Las Palmas de Gran Canarias, en el Puerto de Algeciras y en La Línea de la Concepción. También hay que destacar la creación de un puesto de mando y control de fronteras de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, desde el que se realizará una gestión integral de todos estos sistemas.

    En cuanto a a las inversiones en infraestructuras y medios, invertiremos en infraestructuras un importe de 8,7 millones de euros. Con ello fundamentalmente perseguimos satisfacer diversas necesidades en infraestructuras de fuerzas y cuerpos, de las que destacan –brevísimamente- las siguientes actuaciones. Segundas anualidades en obras de ejecución, como, por ejemplo, la comisaría de Lorca o los cuarteles de la Guardia Civil de Fitero, El Pedroso, Villanueva de los Infantes, y las contrataciones de obras en las comisarías de Jerez de la Frontera, Priego de Córdoba, Calatayud, Vélez− Málaga y la comisaría de distrito de Las Palmas. Por otra parte, el Plan Sur mantiene para el año 2015 un crédito de 2,5 millones de euros, destinado fundamentalmente a reparaciones y mejoras en los perímetros fronterizos, a la redacción del proyecto de los nuevos puestos fronterizos en El Tarajal. Y hay 4 millones de euros para la adquisición de medios de transporte con destino a los operativos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil. Finalizo, refiriéndome a los créditos para la cooperación policial como factor fundamental en la lucha contra la globalización criminal. El presupuesto de 2015 mantiene los esfuerzos necesarios en este terreno, y por ello, 13,79 millones de euros se dedicarán a dar cobertura a las actividades de cooperación internacional y de formación e intercambio de experiencias con otros Estados. De esta cantidad, 13,5 millones se destinarán a ayudar a los países del continente africano, para que refuercen la lucha contra las redes de trata de seres humanos, inmigración irregular, y el resto, es decir, 290 000 euros, se invertirán en ayudas para la formación en este mismo ámbito.

    Señorías, finalizo mi intervención expresando la firme convicción de que estos presupuestos del año 2015 supondrán un avance significativo en la seguridad inteligente que España, los españoles, demandan en este siglo XXI, y quedo a disposición de sus señorías para las preguntas que deseen formularme.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Martínez, por su esfuerzo por concretar y por cumplir con el tiempo.

    Su comparecencia se realiza a instancias del Grupo Parlamentario Mixto, el Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya, el Grupo Parlamentario Socialista y el Grupo Parlamentario Popular en el Senado.

    Por tanto, por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

    La sociedad española vive en este momento una cierta situación de alarma por un delito que hasta hace muy poco tiempo no era ni el eje fundamental de la preocupación de la ciudadanía ni tampoco lo que vertebraba la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado; obviamente, me estoy refiriendo al fenómeno de la corrupción. Hay que felicitar la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en las últimas semanas, poniendo al descubierto diferentes operaciones y practicando las detenciones que de ella se derivaron. Pero no parece que estos presupuestos fijen una consignación que permita reforzar ni el número de dispositivos dedicados a esta lucha, al reforzamiento de las unidades correspondientes, ni los medios materiales en unas investigaciones que resultan especialmente complejas por la utilización no solamente de medios informáticos al alcance de cualquiera, sino por el entramado de sociedades interpuestas, de cuentas en países extranjeros, de recursos en paraísos fiscales, que exigen una especial cualificación de las personas dedicadas a la investigación y la disponibilidad de recursos económicos que garanticen la plena eficacia de esas actuaciones.

    En otro orden de cosas, en materia penitenciaria, se mantiene la consignación del pasado ejercicio. Creo que se ha producido un incremento de 2,6 millones de euros, que en 1124 millones no es relevante, con lo cual intuyo que los centros penitenciarios pendientes de apertura no van a tener consignaciones en estos presupuestos que permitan su puesta en marcha parcial o total a lo largo del próximo ejercicio, y esa es una de las preguntas que quiero trasladar al señor secretario de Estado.

    Por otro lado, me preocupa que, en materia de inmigración, el esfuerzo siga siendo la contención, y aunque sea una reducción meramente simbólica, se rebaje en 30 000 euros la partida dirigida a atender a quienes solicitan asilo o son apátridas.

    Otra reducción simbólica pero que indica una orientación política no adecuada es la que afecta a las consignaciones presupuestarias dedicadas a la intervención en situaciones de catástrofe. Por desgracia, y debido al cambio climático, tenemos que acostumbrarnos a que las catástrofes naturales cada vez sean más frecuentes, produzcan más daños y supongan mayores riesgos para la seguridad de las personas. En consecuencia, considero inadecuado que se reduzcan los recursos de los que dispone la secretaría de Estado del Ministerio del Interior, porque el papel de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en circunstancias...
    La señora PRESIDENTA: Tiene que terminar, señor Iglesias.
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Acabé ya. Ya está.
    La señora PRESIDENTA: ¿Ya?
    El señor IGLESIAS FERNÁNDEZ: Ya.
    La señora PRESIDENTA: Bueno, pues muchas gracias. (Risas).

    Señor Bruguera, tiene la palabra.


    El señor BRUGUERA BATALLA: Gracias, señora presidenta.

    Buenos días, señor secretario de Estado de Seguridad. Ha empezado su intervención diciendo que se producía un incremento del conjunto del presupuesto del ministerio de 123 millones de euros y que, de alguna manera, esto era fruto de la mejora de la economía, de la disponibilidad de más recursos, etcétera. Pero usted ha escondido la realidad, y es que hay que tener en cuenta que en el Ministerio del Interior se reflejan los gastos derivados de la celebración de elecciones, y que mientras para el próximo año se prevén tres, municipales, autonómicas y generales, en este año, 2014, únicamente se han celebrado unas elecciones, lo que significa que el poco incremento presupuestario se absorbe al pasar de un acontecimiento electoral a tres. Por tanto, lo cierto es que continúa la tendencia a la baja del presupuesto del Ministerio del Interior, que ha sido superior al 10% en los últimos años.

    Se continúa con la reducción de efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, más de 3000 desde que gobierna el Partido Popular y, además, el próximo año, 2015, será el primero en el que se aplicará la Ley de seguridad privada. Por tanto, las políticas que llevaban a cabo otros ministerios, este año corresponderán en una parte importante al Ministerio del Interior, como es la privatización o las privatizaciones.

    En último lugar, y con ello finalizo, quiero referirme a la seguridad vial, el tráfico y los accidentes de tráfico. Es preocupante el repunte de accidentes y de víctimas mortales. Aquí la herencia no se puede decir que no fuese positiva, era muy positiva; sin embargo, estamos viendo cómo se ha bajado la guardia, y esto se traduce en un incremento de accidentes y, desgraciadamente, de víctimas mortales. Las partidas destinadas a educación vial se reducen de una manera muy importante; no hay ninguna partida presupuestaria para la mejora de los tramos y puntos negros; y hay dotaciones absolutamente insuficientes en la reparación de la red viaria.

    Por tanto, desde el punto de vista del tráfico y seguridad vial, realmente, hacemos un balance muy negativo, tanto de los datos como de las previsiones presupuestarias para el próximo año.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Bruguera.

    En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el señor Cascallana.


    El señor CASCALLANA GALLASTEGUI: Gracias, presidenta.

    Bienvenido, señor Martínez. Efectivamente, los presupuestos se presentan como los presupuestos de la recuperación económica, y, sin embargo, el presupuesto de Interior baja un año más; y digo que baja un año más porque la partida destinada a elecciones es la que le permite mantener una ligera subida, si no el presupuesto bajaría. Además, tenemos unos presupuestos que, por citar una referencia histórica que conviene no perder de vista, en los últimos cinco años han bajado 1030 millones de euros en el Ministerio del Interior, una cantidad considerable que, desde luego, apunta a que no estamos volviendo a la tendencia de recuperar los medios de los que dispuso en su momento dicho ministerio.

    También han dicho ustedes en diferentes intervenciones que van a compensar a los ciudadanos, en este caso, a los funcionarios de Policía, Guardia Civil e Instituciones Penitenciarias, por el sacrificio que se les ha impuesto. Pues bien, estos presupuestos siguen sin contemplar para nada promesas suyas, como pueden ser la Ley Orgánica de derechos y deberes del Cuerpo Nacional de Policía, la Ley de régimen de personal. Y no digamos cómo se están disminuyendo los recursos en formación en estos mismos presupuestos, no contemplando ni siquiera la recién aprobada Ley de régimen de personal de la Guardia Civil; es decir, no hay una atención real. Les recuerdo que han bajado los salarios de todos los trabajadores en ese campo y que, además, se ha reducido la plantilla de manera muy cuantiosa. A mí me gustaría que nos diera una cifra con la que prevén acabar estos presupuestos.

    Por otra parte, no aborda el tema fundamental -lo ha mencionado un senador aquí- que es la lucha contra la corrupción. A mí me preocupa, también a la población -recordemos que en 2011 el CIS señalaba que la preocupación era del 6% y hoy son el 42,3% los que están preocupados, según la última encuesta del CIS-, saber cómo han evolucionado las plantillas de la UDEF, cómo han evolucionado las plantillas de UCO. ¿Sabe lo que dice la Asociación Unificada de la Guardia Civil o la propia Asociación Pro Guardia Civil en estos temas? Están diciendo que tendrán que desechar nuevas líneas de investigación por falta de medios. Que esto lo digan las asociaciones profesionales en un momento donde las preocupación -como le he manifestado- alcanza ese porcentaje me parece preocupante.

    El control de fronteras, la falta de asistencia a los inmigrantes en los CIE, porque están desbordados, o el derecho de asilo que no se cumple en muchos casos solo se abordan con medidas como la pretendida modificación de la Ley de extranjería por las devoluciones en caliente. No parece que sea la mejor de las medidas. Además, le recuerdo que en Ceuta han reducido, nada menos que en Ceuta, 55 efectivos entre la Policía Nacional y la Guardia Civil. Ustedes no están haciendo esfuerzos en este sentido. Hablan de que van a hacer el proyecto del Tarajal. Bueno, van a encargar el proyecto y no otra cosa.

    No resuelven el problema de las instituciones penitenciarias con centros masificados en este momento. Tienen -lo sé, porque recientemente lo preguntamos- 6 cárceles terminadas y que no entran en funcionamiento. Sin embargo, acaban de contratar con una empresa de seguridad privada 33 millones de euros. Acaban de hacer este contrato para la vigilancia de los centros penitenciarios. No parece muy adecuada una solución de este tipo. Están reduciendo la asistencia sanitaria tremendamente. Los recursos destinados a la protección civil son raquíticos. Pero me preocupa más el estado de ejecución. El 31 de agosto era el 32% el estado de ejecución de la protección civil.

    Con esos recursos es prácticamente imposible hacer una política de atención a las posibles catástrofes y ni siquiera preventiva que podamos abordar con las comunidades autónomas o con las propias administraciones.
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar, señor Cascallana.
    El señor CASCALLANA GALLASTEGUI: Termino.

    Por la evolución de los accidentes de tráfico creo que no estamos invirtiendo suficientemente en el mantenimiento de carreteras ni en los sistemas de vigilancia y protección para reducir el número de víctimas. Hemos tenido una tendencia a la baja. También se ha reducido la movilidad. Pero como me preocupan los últimos datos -imagino que al ministerio también- quisiera una respuesta.


    La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Cascallana.

    Señor Aznar, tiene la palabra.


    El señor AZNAR FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

    Señor secretario de Estado, muchísimas gracias. Es muy difícil decir más cosas en menos tiempo. Por lo tanto, le agradezco el esfuerzo que ha hecho.

    Este no es un debate -como ustedes saben- entre grupos. Por lo tanto, yo le voy a dar la opinión de mi grupo sobre estos presupuestos, que es una opinión satisfactoria. Es evidente que, como al resto de los portavoces y, sin duda alguna, como también a usted, nos gustaría que hubiera más dinero para todos los créditos. Eso es obvio; pero este presupuesto hay que enmarcarlo en el momento en el que nos encontramos. El presupuesto es reflejo de un cambio de tendencia económica que se viene produciendo desde mediados del año pasado y, por lo tanto, se enmarcan ya, a pesar de lo que se diga, en un contexto de recuperación. Lo que pasa es que hay que seguir manteniendo ese equilibrio entre la recuperación y el control para que no nos separemos del objetivo del Gobierno, fundamental, que es el crecimiento y la creación de empleo. Voy a dar, por lo tanto, solamente alguna pincelada más. Quiero destacar que las reformas estructurales que el Gobierno ha emprendido, entre otras cosas, para mejorar la productividad de la Administración, están dando sus frutos y esto nos permite hoy gestionar -y una buena muestra de ello es este ministerio- con eficacia los créditos que en principio pudieran parecer escasos.

    Este ministerio -lo repito y así lo han reconocido algunos de los portavoces que me han precedido en el uso de la palabra- es ejemplar en esto. Es curioso que se diga: les felicito por cómo se están gestionando los delitos relacionados con la corrupción y, a la vez, se nos pregunte por qué no ponemos más dinero. Señores se está gestionando lo que hay y se está gestionando bien como ustedes mismos están reconociendo.

    En este contexto hay que resaltar que el crecimiento del ministerio es el posible y el peso que el ministerio tiene en las cuentas generales del Estado es, desde nuestro punto de vista, satisfactorio. No hay que olvidar algo que algunas veces olvida la oposición, que esa mejora de la gestión a la que me estoy refiriendo ha permitido en estos años hacer frente al pago de una deuda acumulada de 216 millones de euros que heredó este Gobierno, deuda que se ha subsanado y que no se ha ampliado ni en un euro hasta el momento. Por tanto, es importante también la ejecución presupuestaria que este año -usted nos lo podrá confirmar- se va a acercar al 98% que tuvo el año pasado.

    Me parece importante destacar 3 cosas, señora presidenta -no me mire torcido porque voy a terminar rápidamente-, primero, la tasa de reposición que nos preocupa a todos los portavoces, que alcanza al 10% en el caso de Guardia Civil y Policía Nacional, pero que este año se permite aumentar hasta un 50%, es un gran esfuerzo. Segundo, nos preocupan también las cantidades que pueda haber para la protección civil, para las víctimas del terrorismo o para el asilo. Todos esos son créditos ampliables que si fuera necesario se podrían ampliar en su momento.

    El tráfico es una preocupación nuestra, pero, señor secretario de Estado, usted nos podrá dar las últimas cifras. El lunes, el aumento que llevábamos con relación al año pasado era de 9 muertos más, algo trágico, señorías, pero ha de tenerse en cuenta que ese fin de semana se había producido el accidente de 14 muertos en un solo accidente.

    Termino ya diciéndole que el esfuerzo que hacen en inversión tecnológica se acoge por nuestro grupo con auténtica satisfacción.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Aznar.

    Le miraba torcido, porque la señora taquígrafa se interpone entre su señoría y yo; torcido el cuerpo, no el gesto, en cualquier caso.

    Señor Martínez, tiene usted la palabra para responder a los portavoces.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD (Martínez Vázquez): Gracias, señora presidenta. Gracias, señorías.

    El señor Iglesias planteaba la cuestión de los medios destinados a la lucha contra la corrupción. No le quepa la menor duda -lo ha dicho también el señor Cascallana- de que la corrupción es una preocupación de los ciudadanos y, sin ninguna duda, del Gobierno y de la parte que le corresponde del Ministerio del Interior. Usted mismo decía que en las últimas semanas se han producido diferentes operaciones policiales que han puesto de manifiesto, efectivamente, la eficacia en esa lucha contra la corrupción.

    Le daré algunos datos. Desde el año 2012 han sido 437 las investigaciones de eso que podemos llamar lucha contra la corrupción que ‑como bien sabe su señoría- no se corresponde específicamente con un tipo del Código Penal sino con varios; han sido más de 1600 los detenidos y más de 700 efectivos de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado dedicados a esta cuestión. Cuando hablamos de esas inversiones en medios materiales, por ejemplo, en equipos informáticos, etcétera, también estamos hablando de inversiones al servicio de las prioridades de la acción policial, sea del Cuerpo Nacional de Policía o de la Guardia Civil, entre las cuales sin ninguna duda está la lucha contra la corrupción. Por tanto, sin perjuicio de que no se pueda desglosar específicamente en una partida presupuestaria, creo que en el conjunto de los presupuestos se pone de manifiesto que esa cuestión no solo no queda deslucida ni desdibujada, sino todo lo contrario; es más, le puedo decir -y con eso contesto a una cuestión que me planteaba el señor Cascallana- que la UCO incrementó, el 18 de septiembre pasado, su plantilla en 26 efectivos más dedicados precisamente a la lucha, dentro del ámbito de competencias de la UCO, entre otras cuestiones, contra la corrupción. La UDEF central tiene en este momento 231 funcionarios dedicados precisamente a estas mismas acciones. Todas sus señorías saben que la lucha contra la corrupción es algo que ciertamente va mucho más allá de la acción policial y de la labor, sin duda importante y prioritaria, de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y que implica un compromiso de los distintos departamentos ministeriales y también del conjunto de las fuerzas políticas. Por tanto, en la parte que a mí me toca doy respuesta, pero no tengo la menor duda de que son muchos más los medios de todo tipo que se deben poner al servicio de esta finalidad.

    Los señores Iglesia, Bruguera y Cascallana han hecho referencia a los centros penitenciarios. Les voy a dar algún dato que puede ser necesario para evaluar las decisiones acerca de la apertura de centros penitenciarios. En el año 2011 la población reclusa era de 59 975. En el año 2014 era de 56 309, es decir, la población reclusa se ha reducido en más de 3000 internos. Si la población reclusa marca una tendencia sostenida en el tiempo de reducción no sé si lo más lógico es pensar en la apertura de nuevos centros penitenciarios. Lógicamente, la apertura de esos centros penitenciarios que estaban previstos y planificados en un plan de infraestructuras de la legislatura anterior hubo de ser revisada. No le oculto que porque las circunstancias presupuestarias que todos conocemos exigían la revisión de eso y de muchas otras cosas, pero también porque desde la perspectiva del actual equipo de gobierno en el Ministerio del Interior y del equipo de Instituciones Penitenciarias determinados elementos suntuarios que aparecían en ese plan de infraestructuras debían ser revisados a la luz de lo que este equipo entendía que eran elementos claramente relacionados con la finalidad de reinserción social de los penados. Se entendió que algunos de esos elementos suntuarios, televisiones de plasma, piscinas climatizadas, etcétera, probablemente no tenían relación con esa función de resocialización. Eso unido a la reducción de la población reclusa llevó a una racionalización de ese plan de infraestructuras en los términos que sus señorías conocen.

    En cuanto al crédito destinado al asilo, simplemente le quiero tranquilizar diciéndole que esos 30 000 euros tienen que ver con el contrato de limpieza que, como digo, se ha transformado en un contrato centralizado para la Administración General del Estado. En todo caso, creo que es una buena noticia que se producirá en pocos meses –espero que en pocas semanas− la apertura de las oficinas de asilo en Ceuta y Melilla que permitan tramitar las solicitudes de asilo en frontera que puedan realizar los inmigrantes en los puestos fronterizos en Ceuta y Melilla, de manera que no quepa ninguna duda de que si algún inmigrante está intentando penetrar ilegalmente, irregularmente en el territorio nacional saltando la valla no es porque tenga esa única vía para pedir asilo. Ya no lo es a día de hoy, pero en el momento en el que se produzca la apertura de esas oficinas dedicadas específicamente a la tramitación de solicitudes de asilo por el procedimiento de asilo en frontera ‑como digo, dentro de algunas semanas− pondremos de manifiesto una mejor regulación, una mejor tramitación del asilo en aquellos puntos de nuestro territorio donde es más necesario.

    Respecto de las críticas a la reducción del presupuesto, a la reducción de efectivos, que son comunes en la intervención del señor Bruguera y del señor Cascallana, simplemente quiero trasladarles algo que ya he dicho en alguna otra ocasión en esta comisión, y es que tal vez la mejor forma de medir la eficacia de la acción policial y de los recursos policiales no sea en términos cuantitativos, sino en términos cualitativos, y probablemente el esfuerzo de racionalización y de eficiencia, no solo del Ministerio del Interior, sino del conjunto del Gobierno en estos años, se ha canalizado hacia conseguir una Administración pública dimensionada, eficiente, que haga un uso óptimo de los recursos. Si medimos ese uso óptimo de los recursos a través de un índice tan significativo como creo que son las tasas de criminalidad, estamos, a fecha 30 de octubre de 2014, en 44,5 infracciones penales por cada 1000 habitantes, es decir, en mínimos desconocidos desde hace muchísimos años y en una tendencia decreciente que se mantiene año tras año. Creo que ese es el indicador que nos debe dar la medida de la optimización de los recursos del ministerio y no tanto un indicador de tipo exclusivamente cualitativo, es decir, cuántos policías, cuántos guardiaciviles hay.

    También es verdad –y lo ha dicho muy bien el señor Aznar− que este año la tasa de reposición se eleva del 10% al 50%, lo cual es una magnífica noticia, porque no tenga la menor duda de que quienes tenemos responsabilidades políticas en el Ministerio del Interior desearíamos ver promociones de guardiaciviles y de policías más numerosas que las de los últimos años. Pero lo cierto es que el esfuerzo de contención del gasto que se ha producido como consecuencia de la situación en la que estábamos en 2011−2012, y que ustedes conocen muy bien, llevó a esa especial restricción de la oferta de empleo, pero hoy el escenario es mucho mejor y sobre todo −creo que lo más importante− es que no se ha resentido el servicio público de seguridad porque el uso de los recursos policiales ha sido más eficiente.
    La señora PRESIDENTA: Debe terminar ya.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD (Martínez Vázquez): Simplemente, voy a aclarar dos últimas cuestiones, señora presidenta.

    La Ley de seguridad privada pondrá en marcha privatizaciones, dice usted, señor Bruguera. ¿Cuáles? No sé a qué se refiere. La Ley de seguridad privada es una iniciativa que pretende modificar el marco normativo de la seguridad privada en sus condiciones de complementaria y subordinada a la seguridad pública, y no va a suponer en el Ministerio del Interior ninguna privatización de ningún servicio público y mucho menos del servicio público de seguridad en su conjunto, quédese tranquilo en ese sentido. Era necesaria una reforma del marco normativo, modificar la Ley de 1992 y eso es lo que se ha hecho, sin ningún ánimo de privatizar nada.

    Y en cuanto a los datos de tráfico, efectivamente –y agradezco en este último minuto al señor Aznar su intervención y particularmente en este caso concreto−, tampoco les quepa ninguna duda de que claro que nos preocupa la evolución de los datos de tráfico. Es verdad que la siniestralidad vial, el número de accidentes se había reducido en el año 2012 respecto a 2011, 2013 respecto a 2012, y de momento, a día de hoy, a fecha de hoy, hay 5 muertos más en carreteras que en la misma fecha del año pasado. Como se puede imaginar, no me gusta el dato, me gustaría decirle que hay 5, 50 o 500 menos que el año pasado, pero la realidad es que hay 5 más. Y es verdad que, desgraciadamente, hace unos días se produjo un accidente con 14 víctimas mortales en Cieza, que lamentablemente en ese cómputo del número de accidentes y del número de fallecidos produce el efecto que conocemos. Y no les quepa tampoco la menor duda a sus señorías que es una prioridad para el Ministerio del Interior trabajar en este ámbito, en la reducción de los accidentes, y dedicar a ello los recursos que sean necesarios.

    Muchas gracias.


    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Martínez.

    ¿Algún portavoz desea intervenir en este turno? (Pausa).

    Tiene la palabra, señor Bel.
    El señor BEL ACCENSI: Brevemente; solo una pregunta: ¿contemplan los presupuestos alguna inversión o actuación en el CIE de Barcelona?
    La señora PRESIDENTA: Tiene la palabra, señor Cascallana.
    El señor CASCALLANA GALLASTEGUI: Habla usted de Administración Pública dimensionada y me suena a las palabras del señor ministro del Interior, cuando dice aquello de que la ratio pública de seguridad pública es más alta que la europea y la ratio privada es más baja, y añade: Hay mucho camino que recorrer. Ya veo que van a empezar a recorrer el camino en esa dirección, que es la que les preocupa a ustedes; pero, en fin: ese es su modelo policial.

    Presumen de la deuda. Yo les pediría que no presumiesen de la deuda. La deuda ha crecido en este país desde 2011 un 42%, ha pasado del 68,5% al 97,1% del PIB en septiembre; por lo tanto, yo creo que no deben seguir en esa dirección.

    Me preocupa lo que dicen las asociaciones y no me dice usted cómo han evolucionado las plantillas; me da algún dato, pero no me plantea la evolución. Sin embargo, lo que me preocupa es cuando dice que van a tener que abandonar líneas de investigación. Eso es muy grave y lo han dicho públicamente; si usted lo desmiente me tranquilizaría, pero si no me quedo bastante preocupado.

    Respecto a los centros de instituciones penitenciarias, dice usted que ha bajado el número de reclusos, pero es que son obras terminadas, son cárceles terminadas. ¿Qué hacemos, las cerramos, las convertimos en un centro comercial, qué hacemos con ellas? Es que no podemos estar hablando de eso, cuando en este momento en nuestro país hay centros masificados, para después presumir de que estamos ante unos presupuestos de recuperación económica. Por lo menos, que haya un plan para ver qué hacemos con este tipo de centros.

    Habla usted de la existencia de elementos suntuarios y de que los han quitado, lo cual me parece bien. ¿La asistencia sanitaria también es un gasto suntuario? Porque la han reducido drásticamente, ahí tiene usted los presupuestos, y eso indica que hay una tendencia que no nos parece adecuada.

    En definitiva, hay temas preocupantes. En los fenómenos migratorios hay temas preocupantes y no se están atendiendo como corresponde, se están aplicando leyes que están creando inseguridad jurídica hasta a la Guardia Civil y a los miembros del Cuerpo Nacional de Policía, y creo que estos presupuestos no atienden a las necesidades que tiene el Ministerio del Interior. Y cuando a los ciudadanos y a los propios funcionarios les dicen que estamos en la recuperación económica, este concepto de recuperación económica con más de 540 000 trabajadores menos en activo que a principios de la legislatura es algo muy distinto de cómo lo vemos nosotros. Pero me preocupa que lancemos ese mensaje y a la par queramos hacer ver que todo está bien, que estamos mejorando y que aquí no hace falta poner en marcha determinadas políticas que sin duda en este momento son necesarias: de lucha contra la corrupción, de tratamiento de inmigrantes, de centros penitenciarios masificados y de mejorar algo el tema de tráfico, porque es verdad –yo no quiero alarmar−, pero en los últimos años –no en los últimos tres− ha habido una tendencia a la baja muy importante −la sociedad española está muy agradecida− y sería penoso que no consiguiésemos continuar con esa tendencia.

    Nada más.
    La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cascallana.

    Señor Aznar, tiene la palabra.


    El señor AZNAR FERNÁNDEZ: Brevísimamente, señora presidenta, porque veo muy orientado al señor Cascallana y me da miedo que, a lo mejor, no vaya a presentar veto a esta sección y no vaya a tener oportunidad de debatir con él la semana que viene.

    Solo por si acaso, quiero decirle que no presumimos de la deuda: presumimos, legítimamente, de haber pagado una deuda importante que quedó del Gobierno anterior, lo que yo creo que es bueno, y usted también lo reconocerá.

    Muchas gracias, señora presidenta.
    La señora PRESIDENTA: Señor secretario de Estado, tiene la palabra para concluir la comparecencia.
    El señor SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD (Martínez Vázquez): En relación con la pregunta que hacía el señor Bel sobre el CIE de Barcelona, hay previsión de realizar distintos tipos de obras que en este momento no le podría dar en detalle, pero por un importe de medio millón de euros, 500 000 euros en el CIE de Barcelona.

    Por lo que se refiere a la reflexión última del señor Cascallana sobre los datos de tráfico, yo no tengo absolutamente ningún problema en reconocer que la tendencia es a la baja y, evidentemente, desde antes del año 2012. No tengo ningún problema en reconocer eso y creo que, como ha dicho usted mismo o el señor Bruguera, la herencia era buena. Sí, la herencia era buena y la tendencia es buena, sostenida, y es algo que todos debemos reconocer; y confío plenamente en que siga siendo la misma. Ya les digo que en estos momentos estamos en unas cifras, si me permite, similares a las del año pasado. Ojalá consigamos reducirlas y ciertamente a ello pondremos todo el empeño.

    Me hablaba usted de esa comparativa con las tasas de policía pública−vigilantes privados. Eso es un dato simplemente, no quiere decir que caminemos hacia ningún modelo, que ya le puedo asegurar que no caminamos hacia ningún modelo; ahora bien, era necesario reformar la Ley de seguridad privada del año 1992, era necesario, se lo aseguro, por distintos motivos. Y es un dato, es un indicador que si comparamos la ratio de policías públicos por cada 100 000 habitantes en el conjunto de los países de la Unión Europea, y no digamos ya fuera de la Unión Europea, España está claramente a la cabeza. ¿Quiere decir eso que tenemos que reducir el número de policías públicos? No, quiere decir que eso nos da un indicador de que no hay un problema de ausencia de recursos policiales en nuestro país si lo comparamos con otros países de la Unión Europea en los que ciertamente debemos fijarnos. Si además comparamos las tasas de criminalidad con las de otros países de la Unión Europea, podemos ver que estamos por debajo, muy por debajo de la media, y que seguimos en esa misma tendencia. Por tanto, creo que la foto no es mala y no pone de manifiesto un problema de precariedad o de ausencia de recursos policiales. Esa es la única reflexión a la que quiere llevar ese tipo de indicadores sobre la ratio de policías públicos o la ratio de vigilantes de seguridad privada, que efectivamente es más reducido que en otros países de la Unión Europea, sin que eso signifique que la reforma de la ley del año 1992 fuese precisamente para incrementar el número de vigilantes de seguridad privada, sino para dotarla de un mejor marco jurídico. Quizá no estén ustedes ahora de acuerdo en esa necesidad, pero sí lo estuvieron en su día, porque la Ley de 1992, por distintos motivos, ha quedado superada.

    Hacía usted referencia al tema de instituciones penitenciarias. Me parece bien que le parezca bien que se hayan reducido esos elementos suntuarios ‑que ciertamente nadie comprendería, pero ahí estaban‑ y como consecuencia de ello se haya tenido que racionalizar ese plan de infraestructuras en centros penitenciarios y adecuar las que se puedan abrir a los recursos disponibles y a la necesidad de la población penitenciaria. Eso es lo que la revisión del plan ha pretendido hacer.

    No comparto con usted el que los centros estén masificados ni tampoco que se haya reducido el gasto sanitario. Como usted sabe, la sanidad penitenciaria no es una sanidad autónoma sino que está integrada en el sistema sanitario de las comunidades autónomas correspondientes y, además, sí se ha invertido en algunas soluciones que creo que son, desde el punto de vista económico, eficientes y, desde el punto de vista de la mejor atención sanitaria a los reclusos, muy racionales. Estoy hablando, por ejemplo, de las inversiones en telemedicina de algunos centros penitenciarios ‑algunos de ellos en la Comunidad de Madrid‑, que constituyen centros pioneros y que, probablemente sea un modelo que en los próximos años esté llamado a extenderse, precisamente para reducir el coste que usted sabe que tiene el traslado de internos a centros hospitalarios, etcétera, utilizando instrumentos de nuevas tecnologías, que reducen gastos, que son más eficientes y también, no se lo oculto, son mucho más racionales en términos de seguridad en esos traslados.

    Por último, y en cuanto a la lucha contra la corrupción, lógicamente usted puede creer lo que digan las asociaciones de la Guardia Civil, pero yo le he dado otros datos y le diré que la plantilla de la Guardia Civil, de la UCO, no se ha visto reducida ni tendrá que abandonar ninguna línea de investigación que tenga que ver con la corrupción ni con nada. Es más, como usted conoce a la Guardia Civil, y me consta, sabe perfectamente que esta nunca va a abandonar ninguna línea de nada, de ninguna investigación. Usted está en su perfecto derecho de creer lo que dicen las asociaciones, pero yo le doy otra versión que no es la de las asociaciones, con todo el respeto hacia ellas, y le insisto en que la Guardia Civil no va a abandonar ninguna investigación.

    Muchas gracias.
    La señora PRESIDENTA: Gracias.

    Quiero despedir al señor secretario de Estado de Seguridad, don Francisco Martínez Vázquez, expresándole nuestro agradecimiento por su comparecencia en esta comisión y por lo concisas que han sido sus explicaciones.

    Muchas gracias.
    DESIGNAR PONENCIA
    PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2015.

    (Núm. exp. 621/000100)

    AUTOR: GOBIERNO
    La señora PRESIDENTA: Ruego a los señores portavoces que se tienen que quedar un minuto para designar la ponencia. (Pausa).

    Señorías, interpreto que los ponentes designados serán, en nombre del Grupo Parlamentario Mixto, el señor Iglesias; en nombre del Grupo Parlamentario Vasco en el Senado, el señor Bildarratz; en nombre del Grupo Parlamentario Entesa pel Progrés de Catalunya, el señor Bruguera; y en nombre del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado Convergència i Unió, el señor Bel.

    ¿Quiénes serán los ponentes del Grupo Parlamentario Socialista?
    El señor LÓPEZ GARCÍA: Seremos la señora Vicente y yo mismo.
    La señora PRESIDENTA: Gracias.

    El Grupo Parlamentario Popular lo comunicará esta tarde.

    Además, quiero decir a sus señorías que la comparecencia de la señora secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, que se descolgó del día de hoy, en principio iniciaba su comparecencia a las 09:45 de mañana y lo hará a las 9 de la mañana, lo que quiere decir que pasará en primer lugar la señora secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos y, a continuación, el señor secretario de Estado de Defensa.

    Se suspende la sesión.




    Catálogo: legis10 -> publicaciones -> borrador -> senado
    senado -> Borrador de la sesión de la comisión de economía y competitividad celebrada el lunes, 15 de diciembre de 2014
    senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el díA 3 de septiembre de 2015
    senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria del miércoles 29 de abril de 2015
    senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el miércoles 13 de mayo de 2015
    senado -> Comisión de industria celebrada el lunes 30 de junio de 2014
    senado -> Borrador de la sesión plenaria extraordinaria, celebrada el
    senado -> Borrador de la comisión especial de estudio sobre las medidas a desarrollar para evitar la despoblación de las zonas de montañA, celebrada el díA 23 de febrero de 2015
    senado -> Borrador de la comisión especial de estudio sobre las medidas a desarrollar para evitar la despoblación de las zonas de montañA, celebrada el díA 23 de febrero de 2015
    senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles 19 de febrero de 2014
    senado -> Borrador de la sesión de la comisión de asuntos exteriores, celebrada el martes 12 de abril de 2011
      1   2

    Similar:

    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconBorrador de la sesión de la comisión de asuntos exteriores, celebrada el martes 12 de abril de 2011
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el martes, 26 de noviembre de 2013
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 12 de noviembre de 2014
    E estudio, en el seno de la comisión de medio ambiente y cambio climático, que evalúe la prevencióN, recogida, reciclaje, valoración...
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el martes, 11 de noviembre de 2014
    Minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente ocurrido el díA 8 de noviembre de 2014 en cieza (murcia)
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconBorrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles 19 de febrero de 2014
    Moción por la que se insta al gobierno a que garantice la prestación sanitaria de todos los españoles desplazados al extranjero
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconBorrador de la sesión de la comisión de economía y competitividad celebrada el lunes, 15 de diciembre de 2014
    El señor presidente: Buenas tardes, señorías. Se abre la sesión. Gracias a todos por su presencia
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconBorrador de la comisión de internacionalización celebrada el díA 13 de octubre de 2014
    En primer lugar vamos a proceder a la aprobación del acta de la sesión anterior, celebrada el pasado 16 de julio. ¿Hay alguna objeción...
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconBorrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el miércoles 13 de mayo de 2015
    Moción por la que se insta al gobierno a la creación de una organización estatal de enfermedades raras (oeer)
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconAyuntamiento de tias
    Acta, en borrador, de la sesión extraordinaria celebrada por la junta de gobierno local el díA 5 de noviembre de 2012
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconInforme de Secretaría
    Correspondiente a la sesion ordinaria celebrada por el pleno del ayuntamiento el díA 18 de noviembre de 2014
    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014 iconInforme de admisibilidad laureano brizuela wilde
    Aprobado por la Comisión en su sesión No. 1995 celebrada el 25 de julio de 2014


    Descargar 0.74 Mb.

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Borrador de la sesión de la comisión de presupuestos celebrada el miércoles, 19 de noviembre de 2014

    Descargar 0.74 Mb.