crede.info

Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones




Página2/51
Fecha de conversión05.10.2018
Tamaño1.68 Mb.

Descargar 1.68 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   51

I. INTRODUCCION


Nicaragua tiene una población es de 5,1 millones de habitantes (45% en el área rural), el 47.9% de esta población se encuentra en condiciones de pobreza, de las cuales el 17.3% están en la categoría de extremadamente pobres. La pobreza en Nicaragua es abrumadoramente rural, el 70% de esta población es pobre y enfrenta problemas de infraestructura deficiente que inciden en sus bajos niveles de educación, bajos ingresos, desnutrición y alta incidencia de enfermedades. Un alto porcentaje de estas poblaciones pobres se encuentran ubicadas en las zonas secas del país. La evaluación más reciente del estado nutricional de la población indica que para 1998 de acuerdo con el indicador global de nutrición el 29% de la población se encuentra en estado de desnutrición y el 14% de los niños menores de cinco años estaban desnutridos, esta situación obedece en mayor medida al peso que tiene la retardo de crecimiento moderada (25%) y severa (9.2%) en los niños de Nicaragua1.


Nicaragua tiene exportaciones anuales por US$ 625 millones, de las cuales el 56% son agropecuarias; importaciones US$ 1,634 millones; una deuda externa US$ 6,500 millones; PIB per cápita de US$ 480.0; población pobre : 48%, (17% en extrema pobreza) y el 63% de Pobres están en sector Rural.

El mayor potencial de desarrollo está ubicado en el sector agropecuario: hay 200.0 mil pequeños y medianos productores agropecuarios que controlan el 70% del área cultivada nacional y el 51% del área ganadera. Generan el 60% del valor bruto de producción y el 63% del empleo agrícola.

El sector agropecuario ha sido de mucha importancia para el desarrollo socio-económico del país, su participación en el PIB es del 28%, emplea al 43% del total de la fuerza de trabajo y representa el 67% del valor de las exportaciones generadas en el país.2 En el último quinquenio el sector agrícola ha venido creciendo a una tasa promedio anual del 8%, mientras que la ganadería y silvicultura lo hicieron a una tasa del 2% promedio anual, desafortunadamente este crecimiento ha sido por el lado de la expansión del área de siembra, de la ampliación de la frontera agrícola y no por mejoramiento de la productividad.
Este crecimiento se ha dado a pesar de la caída en los precios de los principales productos agrícolas de exportación (café y caña de azúcar), pero ha incidido negativamente en el agro Nicaragüense que enfrenta en la actualidad una de sus más graves crisis. Esta situación que enfrentan los pequeños y medianos productores incide de manera negativa en el cambio tecnológico, lo que no permite incrementar la productividad y mejorar los ingresos de estas familias, acentuando el problema de la pobreza. El problema continuo siendo la falta de recursos de crédito, de asistencia técnica y de condiciones favorables de mercado y precios para sus productos.
En este contexto de crisis,

Nicaragua en las últimas dos décadas ha sido una economía exportadora de mano de obra hacia mercados de trabajo en Estados Unidos y Costa Rica, donde los emigrantes se dirigen tanto en busca de mejores condiciones materiales de vida como de una respuesta a sus expectativas laborales. La mayor parte de los migrantes son de origen rural. Este fenómeno migratorio ha generado un flujo continuo de transferencia financieras hacia las familias en Nicaragua, conocidas como remesas, las cuales podrían convertirse en un mecanismo de cofinanciamiento del desarrollo local.


El Banco Central de Nicaragua (BCN), estima que al país ingresaron hasta abril del año 2001 unos 345 millones de dólares anuales, pero análisis realizados por la Comisión Económica de Países de América Latina (CEPAL), en 1999, han calculado que los montos van entre los 400 a 800 millones de dólares con remesas mensuales de 70 dólares por hogar. Estudios independientes estiman que el promedio mensual por beneficiario es de 150 dólares.
Los estudios sobre las remesas familiares aún son escasos en Nicaragua, y, los pocos que se hay realizado tienen una orientación hacia el análisis macroeconómico. Destaca el de “Migración y Remesas a Nicaragua y su integración en la economía global” realizado por Manuel Orozco de Inter American Dialogue. En la mayoría de los casos, los métodos de cuantificación de los montos que ingresan al país no tienen aún el alcance, ni un nivel de confiabilidad suficiente, particularmente porque los instrumentos de captación de la información mediante las cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua no constituyen la única vía de ingreso de los recursos, ni garantizan plenamente que la información sea fidedigna. Por el contrario, cada vez se dificulta más la obtención de información debido a la desregularización de los sistemas gubernamentales de información, particularmente sobre el sistema financiero y en específico de los instrumentos para la transferencia internacional de divisas sobre todo si son realizados fuera del sistema bancario.
Por lo tanto, era forzoso un diagnóstico de la situación general para plantear las preguntas de investigación pertinentes que permitieron ir dando forma a la comprensión del tema. La cuantificación del monto, fuentes, mecanismos del ingreso de divisas por concepto de remesas familiares fue difícil de abordar. Metodológicamente, el manejo de Cuentas Nacionales no utiliza más que exportaciones y deflatación de importaciones dentro del sector externo, no registra explícitamente el flujo de divisas por remesas familiares. Con relación a los cálculos de remesas familiares en el sistema bancario, la información está registrada, pero no desglosada. De ahí que la principal referencia fuese una reciente Encuesta de Gobernabilidad que tiene información sobre montos totales que se reciben por remesas, cifras del Banco Central y del Centro de Exportaciones.
La ausencia de estadísticas reales sobre el flujo de remesas familiares a Nicaragua puede ser considerada como un obstáculo que impide un proceso de organización para que las mismas sean orientadas a fines productivos y mejorar el nivel de vida de los beneficiados, por lo tanto es necesario crear las condiciones institucionales necesarias para organizar las remesas que ingresan. Pero para estimar la viabilidad social y la sostenibilidad financiera de una instancia de ese tipo, es imprescindible realizar una estimación de la importancia de las remesas tanto en los principales agregados macroeconómicos, la economía local como en el ámbito de la economía de las familias que las reciben, hacia estos últimos aspectos apunta el esfuerzo de la presente investigación.
Este fenómeno de las remesas no ha pasado desapercibido para las agencias de desarrollo. El BID, a través del Programa del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), ha estado trabajando en organizar a los beneficiarios de remesas en El Salvador, dirigido a las personas que destinan una parte del envío para reinvertirlo en una serie de pequeños negocios, creando una red de cajas de ahorro, centros de recepción de transferencias y fondos de desarrollo de inversión. Además están planificando la creación de cooperativas y fondos de ahorro que podría traer beneficios de micro crédito a sus afiliados, recibiendo directamente las transferencias por cable desde EEUU y estimulando la participación popular en los sistemas financieros.

Si se considera que las remesas es una importante fuente de divisas para una economía pequeña y, en particular, para el desarrollo de las zonas de origen de los emigrantes. Entendidas como una forma de ahorro externo, ellas pueden constituir una fuente potencial de inversión, de mejoramiento del nivel de vida, de apalancamiento de recursos de inversión (directa o vía crédito) y, evidentemente, de estimulo al consumo. Los ingresos derivados de estas transferencias llegan a alcanzar una proporción significativa del producto interno bruto, con un gran peso en la economía nicaragüense.


Ya no se habla de transferencias familiares aisladas, el actual nivel de remesas supera a la ayuda exterior que recibe Latinoamérica en conjunto. En cinco países excede el 10% de su producto interior bruto (PIB): Haití, el 17%; El Salvador, 12,6%; Jamaica, 11,7%; República Dominicana, 10%, y Ecuador, 10%; cifras que por sí solo hablan. El Fondo Multilateral de Inversiones del BID pronostica que el envío de remesas a Latinoamérica crecerá a un ritmo del 7% al 10% anual en la presente década.
Por lo tanto, las remesas se han convertido en una de las principales fuentes de ingresos de muchos países, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el abaratamiento de los costos de envío ayudaría a inyectar 3.000 millones de dólares adicionales al año a las economías latinoamericanas.
Existe un creciente consenso en cuanto a que las múltiples dimensiones de la migración internacional no pueden ser analizadas sin prestar atención a sus interrelaciones con los procesos de desarrollo. Esta concepción ha sido puesta de relieve por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). De entre las diversas dimensiones involucradas, el énfasis es la expresión económica de la importancia de las remesas de dinero que envían los nicaragüenses migrantes a sus familias.
En ese tenor, este estudio pone de manifiesto un conjunto de evidencias sobre la importancia que revisten las remesas para las economías locales y para las familias de las comunidades de origen, en particular; también merecen atención las potencialidades que presenta el establecimiento de una institucionalidad financiera y social para apoyar su eficiente utilización.
Como promedio, el emigrante latinoamericano en EE UU manda mensualmente entre 200 y 300 dólares a sus familiares, pero la transferencia le cuesta otros 15 a 30 dólares en cada ocasión. Reducir las comisiones y las tasas de cambio de divisas aumentaría el flujo de dinero en efectivo. Punto toral es el conocimiento de los costos de transacción, ya que al país ingresan remesas mediante agencias individuales, bancos y empresas establecidas para transferencias de dinero; en ningún caso, los beneficiarios de las remesas reciben la totalidad del monto enviado, tienen una tasa de descuento por costo de transacción y hasta cumplir algunos acuerdos con bancos que exigen el cambio de la moneda extranjera en el momento de entrega del envío.
Las instituciones bancarias y agencias especializadas en estos envíos (couriers) se interesaron en realizarlos a cambio de una comisión. A fines de los años ochenta, se pagaba en promedio un 11 % de comisión; actualmente, las dos grandes empresas que dominan el mercado de las remesas, Western Union y Money Gram, cobran $29 y $25 por el envío de $300 a cualquier país en Latinoamérica.
Hoy existen en Nicaragua las condiciones para investigar la factibilidad de reducir el costo de transacción del envío de las remesas de los emigrantes nicaragüenses en el extranjero, la liberación de recursos por la disminución del costo del servicio podría reforzar las garantías crediticias, aumentar la demanda de crédito y reforzar las instituciones de micro crédito rural existentes en el país.
El Programa Especial de Seguridad Alimentaria para la Zona Seca de Nicaragua (PESA ZS) forma parte de la estrategia de desarrollo agrícola y rural que promueve el Gobierno a través del MAGFOR y se sustenta en las orientaciones globales de la ERCERP coordinada por la Secretaría Técnica de la Presidencia (SETEC). La estrategia del Programa tendrá como punto de partida y durante su desarrollo procesos amplios de capacitación que den el sustento y la sostenibilidad a mediano y largo plazo. El Programa contará con instrumentos de planificación y gestión, de organización, coordinación interinstitucional y de identificación de proyectos en respuesta a la potencialidad de las zonas y la demanda de los usuarios3. El Programa auspiciado por la FAO y que tiene como contraparte al INTA se encuentra en la etapa de evaluación de sus actividades, los resultados de la misma suponen la conformación de un grupo de criterios, aprendizajes y observaciones para la formulación de una posible segunda fase; la cual supone un importante cambio de enfoque: un salto cuantitativo en las áreas de siembra de los agricultores apoyados por el proyecto en la búsqueda de su seguridad alimentaria y la comercialización de excedentes de productos agrícolas.
Evidentemente la ampliación de las áreas de cultivo conlleva un incremento de la demanda de recursos de asistencia técnica y recursos financieros para la adquisición de insumos y materiales para el ciclo productivo y la comercialización; estos últimos son limitados entre las familias de productores que actualmente son el grupo meta del proyecto. De allí el interés por explorar el impacto y potencial de las remesas, como una posible fuente de recursos para el desarrollo rural.
De manera específica busca fomentar la creación de fondos locales de inversión para productores organizados en los municipios de la región seca, donde la seguridad alimentaria es primordial, y así articular de manera innovadora la oferta de crédito asociada con un renovado extensionismo agrícola y el beneficio comunitario de las remesas.
Pero tampoco es suficiente saber cuanto llega a los municipios, es más importante saber en que se usan los recursos de las remesas, en otros países (Honduras, El Salvador), las encuestas nacionales permitieron obtener un panorama aproximado del destino que, en general, las familias receptoras daban a las remesas. La distribución de estos recursos como era de esperarse, se concentra en el consumo de alimentos, oscilando entre un 70% y un 85% del total. Los gastos en educación y salud variaban entre el 6% y el 12%, con un remanente de ahorro monetario bancario no mayor al 10%.
Respecto a la inversión, en esta investigación se concluye que el envío de recursos para el mejoramiento en la vivienda, la compra de tierras y el establecimiento de unos negocios o taller, en tanto no son transferencias unilaterales ocasionales no son consideradas remesas sino mecanismos de ahorro e inversión. Para el caso de Nicaragua, un estudio de El Consejo Nacional de Planificación Económica y Social concluye que el 75% de las mismas son utilizadas para cubrir los gastos de reproducción de las familias y es recibido con periodicidad mensual, pero no hay un análisis de los datos nacionales incluidos en la última encuesta nacional de nivel de vida que tiene un importante apartado de ingresos no laborales en los hogares nicaragüenses.

Como casi todo lo que tiene que ver con remesas, la información es limitada. Pero puede inferirse que estos municipios están en la media nacional.


Un aspecto que llama la atención es el del uso de las remesas. Si bien las encuestas señalan lo exiguo del componente dedicado al ahorro y a la inversión (más aun, si se excluyen las mejoras habitacionales), no es especulación afirmar que hay un remanente susceptible de invertirse productivamente, generando ingresos y empleo, siempre y cuando existiese un medio propicio para inducirlo.


Por ello, cuando se habla de mejorar el uso de las remesas se presupone que su impacto económico y social puede ser ampliado. Esto puede significar que aumente el porcentaje de las remesas destinado a inversión o que se mejore en forma sensible la calidad de la inversión o del gasto efectuado con ellas.
Por uso productivo de las remesas se entiende, en general, aquel que va aparejado con el ahorro y la inversión, aunque a veces se extiende el concepto a otros gastos como los de educación y salud. Dentro del término inversión no debe pensarse solamente en la transacción orientada a la producción de bienes y servicios, sino en general en cualquier clase de gasto en activos fijos, trátese de infraestructura social y comunitaria, vivienda o activos de una finca o microempresa.
Actualmente el desafío es encontrar un mecanismo de intermediación financiera capaz de administrar a menores costos el envío de dinero, fomentar mediante el uso de las remesas internacionales la creación de una base productiva local eficiente y capaz de producir en escala de mercado, de manera competitiva y sostenible. Primeramente para resolver los déficits en materia de seguridad alimentaria y de ingresos de los productores agropecuarios, después incrementar los ingresos de las microempresas urbanas derivados de la demanda agregada de productos locales, brindar una oferta de crédito para infraestructura familiar y comunitaria, finalmente orientar las acciones de todos los actores hacia un modelo de desarrollo económico local; no olvidemos que el crecimiento es condición vital pero no suficiente para el desarrollo.
Por otra parte, desde mediados de la década pasada se observa un sostenido crecimiento de la oferta de servicios financieros ofrecidos por diversas instituciones de intermediación financiera, reguladas y no reguladas por la Superintendencia de Bancos.
Es evidente el interés que podría despertar entre estas instituciones financieras, el conocimiento de un mercado para el desarrollo e introducción de un nuevo producto: las transferencias de remesas, y las posibilidades que podrían derivarse de una articulación entre remesa y crédito. En ese sentido se considero pertinente integrar a la muestra de municipios, algunos territorios que tienen representación de algunos de los socios de la Asociación Nicaragüense de Micro financieras (ASOMIF), de preferencia radicados en los municipios atendidos por el proyecto PESA o bien en los municipios desde donde se atienden las necesidades de crédito de los pobladores de los municipios atendidos por el proyecto PESA.

La estrategia de investigación de la importancia de las remesas en los municipios de la zona seca, es el análisis comparativo entre los municipios beneficiarios del proyecto PESA: Villanueva en Chinandega, San Francisco en Managua y La Conquista en Carazo, con municipios rurales de su propio departamento y de otros departamentos donde la migración sea el origen de una importante fuente de ingresos de las familias locales; Posoltega en Chinandega; Santa Teresa en Carazo, Tipitapa en Managua; y de estos a su vez con un municipio de alta migración ubicados en otra zona del país: Quilalí en Nueva Segovia.


Además de conocer el valor aproximado del flujo actual de las remesas, es necesario conocer los mecanismos y costos de transacción para traer remesas a la zona, los costos y riesgos para enterarse de los envíos y de retirar el dinero en efectivo que permitan generar una oferta de transferencia de remesas a través de las ventanillas y sucursales de las instituciones asociadas a ASOMIF con presencia en los territorios. En ese sentido se debe mencionar las relativas limitaciones de la plataforma tecnológica de las micro financieras; la mayoría no tiene sus operaciones en red y en línea, cada sucursal maneja su información, la cual solo esta disponible para la oficina matriz mediante copias portátiles, lo cual de por sí, ya es un limitante para el procesamiento de datos sobre el comportamiento de la institución, de igual manera pocas tienen una página web y corresponsalía con instituciones financieras internacionales. No obstante, ASOMIF se encuentra en el esfuerzo de desarrollar un sistema contable único para todas sus asociados que agregadamente ofrecerá procedimientos más eficientes de atención a sus clientes, que se espera tenga un efecto de disminución sobre la tasa de interés.
Los resultados indican que el siguiente paso será extender el estudio a una muestra más grande de municipios considerando que el salto cuantitativo en las áreas de producción requiere de recursos financieros que deberán ser provistos vía crédito, vía recursos personales o bien, una mezcla de remesas y micro crédito; apoyados por asistencia técnica. Para entonces, el vínculo con las instituciones de micro finanzas será esencial.
La investigación permitió una aproximación para identificar, caracterizar y clasificar el monto y uso de las remesas en los municipios con el objetivo de validar posibles esfuerzos para considerar la incorporación de las remesas como parte de la oferta de servicios financieros ofrecidos por los socios de ASOMIF que complemente los esfuerzos de financiamiento de una agricultura enfocada hacia su inserción eficiente en el mercado doméstico.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   51

Similar:

Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconDiplomado en historia de la biblia: sus orígenes y traducciones (3 créditos) presentacióN
Este curso explorará las teorías contemporáneas sobre los orígenes del Antiguo y Nuevo Testamento y como fue el proceso de traducción...
Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconMedicion de la emigracion internacional y volumen de remesas recibidas en los hogares de los paises de la comunidad andina can documento de proyecto sexta reunión de expertos gubernamentales en estadísticas sobre migraciones en la comunidad
Sexta reunión de expertos gubernamentales en estadísticas sobre migraciones en la comunidad andina
Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconPréstamos Financieros en Crédito Corfo
Rebaja de Pasajes para Post Grado Organización Internacional para las Migraciones (oim)
Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconInstituto tecnològico de las amèricas
Esta asignatura perteneciente al ciclo básico pretende que el estudiante conozca los procesos históricos en los cuales el país se...
Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconClase 11: Los caminos de Asia
De estos procesos históricos nos detendremos en la revolución comunista en China, el movimiento pacifista en India y en los graves...
Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconCurso introductorio a google adwords
Entregar a los participantes las herramientas conceptuales para que puedan entender como funciona el sistema de publicidades online...
Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconCurso Introductorio en Google Adwords
Entregar a los participantes las herramientas conceptuales para que puedan entender como funciona el sistema de publicidades online...
Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones iconMigraciones entre argentina y mallorca
...


Descargar 1.68 Mb.

Página principal
Contactos

    Página principal



Los orígenes históricos y conceptuales de las migraciones

Descargar 1.68 Mb.