crede.info

Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz




Página3/40
Fecha de conversión26.04.2018
Tamaño1.11 Mb.

Descargar 1.11 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   40
Ahora, estas mismas personas que en un pasado me habían robado, tenían razones de sobra, para iniciar nuevos incidentes, con la utilización de medias verdades y mentiras; éstas personas, llegaban acompañados de familiares, niños, vecinos, amigos, conocidos y todo aquel, al cual la nefasta noticia llegara; sin embargo, sólo algunos sabían lo que en verdad, estaba por fraguarse: luego que la “indefensa mujer” o “niño(a)” terminara de contar entre sollozos y con sumo detalle la desgarradora historia de cómo “yo” la(lo) había ultrajado, entraban en escena los “secuaces” incitadores, que se encontraban entre las personas, que escuchaban las falsas acusaciones y que alentaban a tomarse la “ley en sus manos” ya que por mis supuestos “nexos” con personas influyentes dentro de la sociedad Panameña, el “crimen cometido” quedaría impune; así, que se daban a la tarea de incitar un linchamiento público; si alguien de los ahí presentes, hacia preguntas referentes a las generales de la parte acusadora o acusadores, la razón o causa legal o expresaba su desaprobación, aduciendo la falta de pruebas tangibles o la falta de un juicio en derecho, etc; estos(as) mismos(as) “secuaces” eran los(as) que ayudados por terceros “secuaces” mayormente profesionales de clase alta y media alta, mujeres, “enfermos(as) mentales” y menores de edad: niños y niñas54 eran los que se prestaban implicar a cualquier persona, que de alguna forma, me querían ayudar y que sólo quería saber de qué, se me estaba acusando; es aquí, donde los secuaces, hacían ver a éstas personas, como mis supuestos cómplices y por ende, merecedores de igual castigo: linchamiento público55; la situación resulta complicada de entender para el que no sabe y eso, era el objetivo de estas personas: confundir a las persona(s) que observaban todo y que no tenía una pista de lo que en realidad estaba sucediendo y más complicada aún, si mas de una persona estaba implicada y se prestaban, para continuar las incitaciones, para crear confusión, si mas de una persona desaprobaban su supuesta justicia; entonces, estos maleantes, que siempre estarán presentes, escondidos entre la multitud, hombres y mujeres, iniciaban una trifulca, con aquellos que desaprobaban sus “resoluciones” utilizaban la agresión física contra ellos; para confundir, más aún; la verdadera razón de sus acciones: el robo; al final utilizaban armas de fuego, para agredir, crear el caos e histeria y tener tiempo de desaparecer; sea cual fuere el resultado, el culpable al final, era yo; porque muchos de ellos diseminaron y repitieron hasta la saciedad su torcida versión, antes de formar la trifulca, hasta dar por sentado que era yo, parte de una organización de “narcotráfico” o de una organización de “maleantes” “violador” o quién sabe qué inventaban56, lo cierto, era que siempre había un porqué totalmente distinto a lo que en realidad estaba pasando y eso, también era mi culpa.

Cabe destacar, que muchos de los supuestos “testigos” la seguridad con la que contaban su “supuesta versión” de lo ocurrido, era tal; que, si al final, lo que decían carecía de lógica, sentido o sus alegatos al final, los inculpaban de alguna forma; se enfurecían hasta el punto de agredir a quien fuera; así, el que presenciaba todo, se llevara la idea; que el enfurecido, tenía la razón y que estaba defendiendo su honra, su honor; luego quizás, de haber algún deceso, ir donde los familiares del difunto, para contarles que había sido yo, quien había halado del gatillo: “Pescar en Río Revuelto” creo que es así, que lo llamaron en un programa de Radio, llamado Opinión Directa, actualmente, mi historia es un secreto a voces, en Panamá y no es el único programa radial en el cual, he oído instigaciones en mi contra, hechas de modo indirecto; pues, programas radiales como “los protagonistas” cuyo presentador es el señor edmundo dante dolfi y un programa radial conducido por el reconocido jurísta renato pereira (debate abierto), el noticiero “La Última Hora” y su presentador fernando correa, entre otros, son los que instigan y difaman de modo indirecto, es decir no mencionan mi nombre, otros como es el caso, del presentador de noticias fernando correa, que en su defecto utilizan imágenes, en su noticiero La Última Hora; sobre nombres: “El Dictador” “El Capo”(jerga para designar a Narcotraficantes)57.



…En más de una ocasión, me subí a un escenario donde personas que no conocía estaban tocando, al sentirme atraído por su música; trataba de no pensar en lo que me estaba pasando; un día en un salón de esos, conocía a un profesor que me ayudó mucho, al darme consejos, era de los Estados Unidos; me aconsejaba, a no dejarme agredir por nadie, me decía que yo valía, que tenía derechos, que no había preguntas estúpidas (hasta por opinar, se me agredía en el salón de clases)58; luego de las sesiones de autoestima, me sentía desinhibido; más sociable, así que comencé a hacerme notar, a tratar de perder las penas por algún rincón, a participar más en las clases a ver a la gente a la cara y no hacia el suelo cuando los saludaba y la conocí a ella, no me pregunte por su nombre ni su apellido, anteriormente, había aprendido a que eso te lo daban, no preguntabas por él; de veras existió, solo sé que era extremadamente hermosa y por alguna razón yo, era de su agrado; congeniamos en todo y por alguna razón teníamos que vernos a escondidas; bueno, pensé que era un comienzo.

Dicen que el amor lo cura todo y por un instante aquellos recuerdos, ya no dolían más; pronto la USMA, no solo estaba llena de malos recuerdos, la vida parecía que deparaba algo mejor para mi; es más, me apuraba en llegar temprano para verla a ella, estábamos en casi todas las clases juntos y éramos muy unidos un día, ella me invitó a una fiesta; estando ahí ella me dice que tenía sed, yo me ofrecí a traer las sodas, cuando iba de camino a mi misión me intercepta una muchacha de nombre maría eugenia arosemena, alias “maru” de contextura gruesa, de unos cinco pies siete pulgadas aproximadamente, pelo negro corto, de apariencia inofensiva, se acerca a mi y me invita a bailar, le expliqué que tenía pareja y que estaba apurado, de veras que estaba concentrado en no demorarme mucho tiempo, puesto que mi pareja estaba por ser cortejada por “el Sr Ricky Ricón” a lo que le contesté a aquella joven que no; ella, insistió y me bloqueaba el camino mientras seguía pidiéndome que bailara con ella en una sucesión rápida de palabras que encontraba molesto al extremo; le explique que tenía novia, mientras seguía viendo como el otro se reía con mi pareja, hasta que subí el tono de voz y tajantemente le dije que no! Supe que tan alto hablé, cuando las personas que estaban alrededor se quedaron mirando; bueno, aquella muchacha salió corriendo del lugar como si la hubiera amenazado de muerte; mi pareja, se quedó viéndolo todo, al día siguiente, después de haber hablado con mi pareja del incidente, hablé con la joven maría eugenia arosemena alias “maru”, para disculparme y tratar de explicar el porqué de mi acción; pareció comprenderlo todo lo que me hacía sentir mejor; días después en el salón de clases, ésta joven: maría eugenia arosemena alias “maru”; se pone de pié al frente de todos y comienza a acusarme entre sollozos y temblando de haberla violado (lo mismo que había hecho la primera joven); primero pensé que era una broma, minutos antes, le había pedido permiso al papá de mi pareja que al parecer impartía cátedras en la USMA, para no estar escondiéndonos más; no conforme con la acusación que la joven maría eugenia arosemena alias “maru” hace frente a personas que no me conocen, averigua quién, es el padre de mi pareja y me acusa delante él, de haberla violado; puede creer que en tan solo pocos segundos, el Papá, la separó de mi lado y nunca más la volví a ver; eso me desconcertó, me molestó de sobre manera, me deprimió: sentí que maría eugenia arosemena alias “maru” me había quitado la vida, mi vida! El padre de mi pareja, fué uno de los que nunca me creyó y me acusó también de haber violado a ésta joven, a maría eugenia arosemena alias “maru”; días después del incidente, el chisme se regó como pólvora debido a que la joven maría eugenia arosemena alias “maru” al parecer era conocida en los círculos aristocráticos gracias a su familia o a un nexo con conocidos Jurístas homosexuales y bisexuales que mantiene en secreto y se dedicó a decirle a todo el mundo, mayormente amigos de su familia, y amigos de los amigos; no encontraba para ese momento, a nadie que me creyera, todo volvió a suceder nuevamente; pero, esta vez el dolor era doble; le pedí a un profesor el cual impartía clases a ambos, que llamara a la acudiente de ésta joven, porque sentía que iba a perder la calma en cualquier momento; una mujer, que presumo sea “la madre” la señora irene del carmen montilla de arosemena, llega al salón de clases y justo cuando inicio a explicarle, lo que su hija había hecho y lo que había causado, la señora irene del carmen arosemena, me interrumpe con sendos golpes con la mano abierta en mi rostro, al cuarto golpe me defendí; otro error: lo que pasó después; fue que, comenzaron a llegar personas a la USMA, a defender a la “pobre” joven que no sólo resultó “violada” sino que, le “agredieron a la mamá”, cuando ella “increpaba al violador por lo hecho” cansado de las agresiones, le explique tanto a ella como a la madre, que pensaba ser cantautor y que esa acusación me podía cerrar las puertas; más, la madre estaba empeñada en apoyar a su hija contra viento y marea; un buen día me desperté de mi cama y me dije a mis adentros hasta aquí! Estuve en prisión en diferentes ocasiones gracias a la falsa acusación de la joven maría eugenia arosemena, alias “maru” fui violado, al ponerme en la celda con condenados por crímenes distintos, podía tener dieciocho (18) años cumplidos, nunca había estado en prisión anteriormente y ahora, parecía como “el malhechor” puesto que ciertos guardias, me reconocían cuando me encarcelaban; recuerdo, que la primera vez, me llevaron a la subestación corregimiento de San Francisco, ubicada detrás donde ahora está el supermercado Rey, de Calle Cincuenta, Panamá; sentía un temor como nunca antes había sentido, estaba tan asustado, que sólo me mantenía silencio, esperando que alguien me preguntara, por mi versión de lo ocurrido; el oficial de turno, de tez blanca, pelo corto, ojos oscuros, se para frente a mi, pensé que era la hora de contar mi versión de lo ocurrido; él, me mira y descarga un golpe, con la mano abierta en mi cara, que me mandó al suelo; para luego referirme al gendarme de turno, éste, me escoltaba por el pasillo, en dirección hacia donde estaban los calabozos, mientras gritaba con voz jocosa: “aquí les traigo a un violador”. Podía oír las risas enfermas provenientes de la oscura celda, el temor era tan grande, que me temblaban las piernas y me sentía desfallecer; de alguna manera intuía lo que me iba a pasar; cuando entré en ella, los reclusos, se abalanzaron sobre mi; traté de defenderme pero, parecían no sentir mis golpes, eran muchos, el llanto brotó, mientras trataba de defenderme inútilmente; entre sollozos, pedí que se detuvieran, pero era inútil; cuando todos terminaron y me dejaron ir; sentí como si me hubieran arrancado el alma en vida, entre sollozos, me aferré a los barrotes de la celda, pidiendo a Dios, una razón por la cual, me estaba pasando esto, no recibí respuestas; sentí un golpe en la cabeza y eso es lo que recuerdo; con el cambio de guardia: haciendo un recuento, el oficial de mayor rango me ve y me pregunta el motivo de mi encarcelamiento, casi no podía hablar, sólo lloraba, seguido de una incesante flatulencia; él, me saca de esa celda y espera, que le explique lo sucedido; me dejo en libertad. Entre sollozos, pregunté por el nombre, del oficial del turno anterior, pero lo que me dijo fue, que me fuera del lugar y eso hice, además de insultarlos a mi salida.

De vuelta en la USMA, al día siguiente, me encuentro con el señor que me encarcelo; era, un profesor o eso pensé, sentí, como todo mi cuerpo, fue impelido por la ira, me acerqué a él, lo mire a los ojos y sin mediar palabra, comencé a pegarle mientras, se preparaba para dictar su cátedra59; sentía rabia por lo que había causado sus acusaciones infundadas, recibió ayuda de otro profesor que entró en el salón y vio como aquel “malandro” agredía a su colega; fue entonces cuando dije en el salón de clases, lo que habían hecho buscando justicia por lo ocurrido y como todos, se burlaron (si bien existe una metáfora de un vaso para medir la felicidad y que en teoría siempre debe estar medio lleno; el que medía el grado de ira que sentía, se encontraba rebosante, hasta ahogarme en él); parecía como si, cada acción que tomaba, era errónea; ahora después de tanto tiempo del incidente, puedo decir, que éste, es el modo de vida, de ésta joven: maría eugenia arosemena alias maru, la mamá, irene del carmen montilla de Arosemena, los supuesto “familiares y amigos”; puesto, no fui el único, al que ésta muchacha, acusó de violación; mas, el único sin dinero ni “conexiones” para entonces, presencié cómo esta joven, acusó a otro estudiante de la USMA, de haberla violado, en otra aula diferente y como el “circo” estaba por montarse, llegaron las mismas personas a acosarlo y amenazarlo, igual que lo habían hecho conmigo, diciéndole la cantidad de años que iba a estar en la cárcel y pidiéndole dinero para “arreglar” las cosas, en una sucesión rápida de palabras; yo, le conté al estudiante cuyo nombre no recuerdo, que yo, había sido victima, de la misma falsa acusación por parte de ésta joven; el joven, que era conocido socialmente, llama al abogado de su familia y a su familia; todos, quieren saber quién, es la joven y las personas que están detrás de ella; maría eugenia arosemena alias “maru”, desapareció, lo que no sabía para ese tiempo, era que ésta joven conocida como maría e. arosemena alias maru, conocía a las jóvenes judías, que iniciaron la falsa acusación de la violación; su gesto al acusarme nuevamente de violación, era una forma, de entrar a ése círculo, de mujeres homosexuales y bisexuales aristocráticas.

Me gustaba la Medicina, gracias a un manual de primeros auxilios, que poseo y que leía con frecuencia, para refrescar los conocimientos, porque: nunca se sabe si puedes salvarle la vida a alguien, en diferentes ocasiones lo hice; mayormente a personas de la USMA, gracias a ésto, conocí a unos doctores, fui por semanas al hospital Santo Tomás, a prestarme como voluntario, algunos médicos, entablaron amistad conmigo; dejándome de vez en cuando, ver, mientras hacían intervenciones quirúrgicas; me gustaba, encontraba el cuerpo humano fascinante; de broma me decían que yo, era “doctor” pensaba en estudiar medicina, luego de completar la carrera de Ingeniería Electrónica, en la USMA; una tarde llegó uno de los tantos muchachos que me agredían; llega mal herido, vino a mi mente, el momento en que me agredía, junto con sus amigos y de cómo se burlaban luego de haberme agredido y que tan mal, me sentía, luego de su agresión; si ésa, era una prueba, no la pasé; no lo ayudé y sólo, me le quedé mirando, cuando el doctor trató de examinarlo, se lo impedí; no se si murió y no me importó tampoco; días después, les llegó el chisme, de la supuesta violación de la joven maría e. arosemena y con ella, las agresiones de mi supuestos amigos Doctores; eso fue todo para el voluntariado.

La segunda vez que fui a la cárcel fue porque, a uno de los señores a quien le pegué, tratando de defenderme era un juez o algo así, porque corroboró una falsa acusación: la misma que había iniciado maría eugenia arosemena, alias maru, simplemente para quedar bien con sus amigos (amigos de la mamá de la joven arosemena, la señora irene del carmen montilla de arosemena); bueno, qué puedo decirle; el primer día, fui, el más deseado y hasta se pelearon por mí, en esa celda60: sabe, el cuento del famoso negro de seis pies cuatro pulgadas, que siempre está en todos los cuentos de presidiarios y que es, el que, le hace “el daño a uno” bueno; eso no es mentira, por lo menos, no para mí; pues quedé siendo su “novia” si la primera vez, me sentí horrible, después de ésta vez, no me sentía, no podía creer, lo que me estaba pasando, estaba siendo tratado como a una mujer; la memoria me comenzó a fallar, olvidando nombre de personas e incidentes mayormente; era como si presenciara todo a la distancia: despersonalización; al medio día del segundo día me cambiaron de celda, ahí me trataron mejor, por lo menos no me estaban tratando de violar, había hasta cierto punto, un sentimiento de camaradería en esa celda; había desde ladrones, hasta asesinos y yo, era el que les escribía cartas tanto a sus familiares abogados y mujeres, estuve tres días ahí, lo curioso, es que en ninguna de las veces, que se me encarceló, hubo cargos, ni se dejó constancia o documento alguno, de la razón de mi detención; así no podía proceder ninguna contrademanda, puesto que; no había pruebas, que había sido encarcelado y aunque, sí fui visto por un médico forense, que corroboró que fuí violado, tan pronto mis defensore, se enteraban, quiénes habían sido, los que me hicieron eso; hasta ahí, llegaba todo; mi orgullo no me permitía abandonar la Universidad, conocida como USMA, no así; así que inflaba el ego, contándoles a todos lo qué me había pasado y omitiendo las partes engorrosas; desesperado les preguntaba a los que presumía que conocían la identidad de mis agresores, pero; mis supuestos defensores, sólo guardaban silencio, lo que me molestaba al extremo de agredirlos a ellos también, porque a mi entender, eran cómplices.



Cuando salí de la cárcel, me sentía deprimido, sentía que no era el mismo y a pesar de pretender que nada había pasado, había algo, que no estaba bien en mi; era más introvertido de lo habitual, me sentía ultrajado en mi yo, me seguía culpando de haber dejado que me violaran, el llanto brotaba espontáneamente, sea donde fuere, me sentía indefenso, quería ser mujer: comencé a rodearme de mujeres solamente, a hablar cosas de mujeres: modas, colores, tintes, etc61; a un grupo de ellas, les di un par de buenas ideas: suplemento Ellas, del periódico La Prensa, iniciar campaña de concientización para la prevención del cáncer de mamas; diseñé la marca XOXO, para marca Armani, diseñé las líneas Emporio Armani y Armani Exchange, diseñé la marca de maletas Totto; diseñé el logo de la marca Tous (actualmente, no sé, mi status en ésta compañías); diseñé la marca Náutica, la marca de ropa (no sé, cuál sea actualmente, mi status dentro de esa organización, pero sé que hay alguien cercano, que posiblemente esté usurpando mi identidad: Luis James, alias “Mortadelo” residente de la calle 5ta Parque Lefevre), gracias a esto, me fue fácil, diseñar para las compañías de ropas deportivas: Nike (la línea Total 90); diseñe y di fondos para crear la marca de ropa de surf Hurley; diseñe y di fondos para crear la marca de ropa de Etnies; la marca de tablas de patinetas Habitad y Alien workshop; diseñe para Adidas (dry fit, zapatos deportivos), Reebok (actualmente no sé, si; sigo siendo el dueño, pues fui yo, quien fusionó Adidas y Reebok) di, fondos, para crear la marca de ropa deportiva Patrick, con presencia en Centro América; me volví bastante amanerado, pues gracias a las violaciones, estaba convencido que era homosexual, quería concebir; quería concebir… Creo que fui aceptado, por un grupo de mujeres de sociedad, como “mujer” oficialmente, por mis ideas; había veces que, comprendía la situación de los homosexuales en mi país, sin derechos, ni respeto, razón por la cual, no los discriminaba; sin embargo, la enemistad con grupos de homosexuales en mi país se dio, cuando algunos de ellos y ellas, conspiraron para incitar a miembros de su comunidad para hacer ver que yo, agredía a algunos de ellos y ellas porque eran homosexuales y no porque se prestaban para conspirar en mi contra, simplemente por la recompensa que éste grupo de empresarios Judios y Panameños daban a quien incitara en mi contra; algunos homosexuales, me apoyaron cuando nadie daba un centavo por mí, me daban ánimo a seguir adelante, gracias a la acusación: “el me violó” que ahora, era una consigna, para echar al “Rufián de la Universidad” mantuve relaciones homosexuales, porque pensé en diferentes ocasiones, que tal vez esa, era la razón por la cual me pasaba eso: tal vez era homosexual y no lo sabía, mi pareja homosexual de alguna forma sabía que yo, no era gay y me lo decía: “ojo de loca, no se equivoca” más tenía tanto que agradecerle por su apoyo moral y sus consejos, que seguía frecuentándolo como amigo; sabe, eso, no era para mí y sin embargo, muy dentro, sentía que, éstas personas en la USMA, me habían hecho un daño inmenso; puesto, si me pregunta ahora, le diría que nunca, hubiera pensado en estar con otro hombre; de alguna manera mi personalidad cambió a ser violento, hasta con las personas que querían “ayudarme”, en realidad no confiaba en nadie, pues todos; todos, se acercaban a mi, con el pretexto de “ayudarme” luego de ganada mi confianza, me robaban todo, utilizando las tácticas Psicológicas, antes mencionadas; luego el abismo: drogas; intenté el suicidio en varias ocasiones; no sé porqué no estoy muerto. Gracias a la reclusión en el Hospital de Salud Mental (Matias Hernandez), todo parecía como si lo ocurrido, hubiera sido una sintomatología de mi “desvarío”: alucinaciones, delirios de persecución, relaciones homosexuales, grandiosidad, irritabilidad y en efecto, había varios Psicólogos y Psiquiatras, deseosos de dar éstas respuestas, pues, sus familiares y seres queridos, eran cómplices o estaban implicados directamente: los agresores; más, los síntomas, fueron consecuencias de las agreciones de un grupo de personas, de la sociedad civil Panameña, incitadas por un grupo de Judíos, familiares y amigos; más que, una enfermedad mental; las otras ocasiones en las que estuve preso no las recuerdo62, pero sé, que fueron más, de dos ocasiones.

Cuando salí, de la cárcel por segunda vez, ya no pensé más: estaba a la defensiva, iracundo, seguía asistiendo a la universidad porque, ya estaba paga, mas; no porque quería; muy dentro tenía algo que probarme, porque era mentira, que mi padre pagara una carrera universitaria, en una universidad privada, que supuestamente ampliara mis horizontes y lo que me hicieron, fue todo lo contrario: de una acusación de violación, aún; cuando halla pasado años, todavía la gente, te sigue apuntándo con el dedo, cuando te vé por la calle, así que; mejor que lo hayas hecho, para que por lo menos, lo que te pase después, sea por algo que hiciste; tenía que haber algo mejor para mi, la vida, sabes, LA VIDA NO PODÍA SER ASÍ CONMIGO! Días después, fui contactado por algunos de éstos oficiales, eran de distintos estamentos gubernamentales, de el Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRON), policía nacional, escucharon mi historia y como civiles, asistieron a la universidad donde atestiguaron, cómo era agredido por los estudiantes; me apollaron, asistía a sus actos oficiales, en dónde les cantaba mi repertorio, que no se limitaba a Bachata y Ballenato, sino; Salsa, Reggae y hasta Rock; les mostré los guiones de guerra que había escrito y que no había terminado, pues nunca había estado en una confrontación bélica, para mí, era como escribir mentiras y había aprendido, que se debe escribir la verdad; los guarda espaldas Israelítas, me habían enseñado Krav Maga y sobre el uso de pistolas; los del SENAFRON, después de un breve curso de armas de guerra, me dejaron asistir a varias incursiones en la selva del Darién, provincia de Panamá, en la frontera con Colómbia, en la primera y segunda incurción, no hubieron novedades; razón por la cuál, les dejé saber a los Oficiales del SENAFON, lo molesto que resultaba, caminar por horas en la selva, sin acción; para la tercera incursión, hubo un enfrentamiento, al encontrarnos con un grupo de personas fuertemente armadas, que cuidaban un laboratorio de drogas, el enfrentamiento duró por horas, aquello, fue horrible; mas, salí con vida; es todo lo que escribiré al respecto. Con un inconcluso entrenamiento militar y un enfrentamiento armado como experiencia, estaba listo, para escribir sobre el horror de la guerra y lo hice: La Delgada Línea Roja, Salvando al Soldado Ryan, Forest Gump. Haber tomado un curso militar y participado en un enfrentamiento bélico, templó mi carácter, pues; ya no pasaba por alto las constantes afrentas y escarnios de los jóvenes en la universidad conocida como USMA, los enfrentaba; sea cuál fuere, el resultado. Algunas de las personas, estudiantes y profesores; veían la acusación de la joven maría eugenia arosemena alias “maru”, sospechosa; puesto que, se negaba a hacerse los exámenes forenses, al igual, que las jovenes judías (familia de roberto ithiel eisenmman, Btesh, etc): para una persona que ha sido violada, lo más difícil es aceptar públicamente que precisamente a sido violada, pero ellas, al contrario, instigaban a todo el mundo, con el pretexto de haberla violado y luego, se negaba a hacerse los exámenes forenses; después, que todos sus conocidos y amigos me agredían; sin contar con la ayuda, de mucho de los amigos, su “mamá”, la señora irene del carmen montilla de arosemena, la mayoría juristas, que se hacían de la vista gorda o se prestaban como cómplices, al incitar con la falsa acusación de violación; para que más personas me agredieran y así no aparecer como las únicas personas implicadas y se puede imaginar que muchas de esas personas, lo último que deseaban hacer, era resolver el problema, de una forma pacífica; sino que, agredían primero y preguntaban después o desplegaban un enorme sentido de inteligencia emocional, al hacerse pasar como alguien imparcial, que desea saber qué pasaba; pretendían, que deseaban de ayudarme; cuando en realidad, querían hacer todo lo contrario; dejándoles saber a sus allegados, sobre mi famosa “confesión” para cuando me daba cuenta, era demasiado tarde, las agresiones eran tan brutales quedaba inconciente por horas.

En una ocasión acusé a maría eugenia arosemena, frente a un juez, no me acuerdo exactamente si era una corregiduría o un juzgado, pues nunca dejó de seguirme, instigar a otras personas, para que me agredieran; recuerdo, que el supuesto juez, después de sentarse a escuchar mis alegatos y en presencia de ella, la mira a ella y le dice: vete; ante mi asombro; con mirada serena, el Juez, me vé y me me dice: “cómo quieres que meta a mi sobrina presa63”, esas palabras quedaron grabadas en mi mente, recuerdo que miré al supuesto juez, me abalancé a pegarle, para luego huir: no se puede acusar a una persona del mismo delito más de una vez, además de servir como juez y parte, que es ilegal; con éste veredicto, maría eugenia arosemena, quedaba absuelta y lo peor, es que, todo, parecía perfectamente legal, cuando no lo fué; la molestia que sentía era tal, que no podía ver a maría eugenia arosemena, alias “maru”, porque la agredía sea donde fuere; lo que la ayudó a ella, pues pasaba como la “indefensa niña agredida por el “misógino” aunque había agredido e insultado a un buen par de Juristas, aunque no lo crea, no todos estaban en mi contra, sino que, algunos dentro de sus posibilidades, me defendían o me daba consejos legales; pues no se atrevían a representarme directamente, por miedo a represarías, por parte de éste grupo de aristócratas.



A pesar de no tener nada que hacer en ese lugar, conocido como Universidad Santa María la Antigüa, (USMA) al no poder hacer nada, me llené de ira, que se convirtió en odio; ya no la sentía esa alegría, que provoca el descubrir cosas nuevas o compartir lo que escribía; aunque fuera de forma anónima; hasta entonces, había sufrido castigo por algo que no había hecho y por más, que traté de explicarles a mis agresores, nunca me escucharon y sólo seguían acusándome, agrediéndome, robándome y tratando de asesinarme, con la excusa de haber violado a “alguien” que nunca, interpuso denuncia legal; cabe destacar que no todos eran así, algunos de ellos me ayudaron y brindaron su apoyo o por lo menos el beneficio de la duda, pero mis detractores eran demasiados y siempre amenazaban y agredían a las personas que me defendían; dicen que “la mejor amistad, es la que no perjudica” así que las apartaba de mí; muchas veces siendo yo, el agresor; cómo me hacía sentir éstas acciones: muy mal; pensé hacerme acreedor de lo que me estaba pasando, por otro lado y aunque lejos de mí, éstas personas que me apoyaban, se encontraban seguros; nunca fui a los medios de comunicación por miedo, además; ya intuía, que nada iba a pasar y después del circo mediático, el escarnio de todo el mundo. La joven maría eugenia arosemena, alias “maru” poco a poco, fue ganando fama, porque de la noche a la mañana, de ser su “violador”, pase a ser su “objeto de deseo” al admitir que lo había hecho para “llamar mi atención” lo que me molestó más todavía, porque; cada palabra que articulaba la joven arosemena, alias “maru”, era para eludir cualquier responsabilidad penal, dejando ver, que lo ocurrido, fué un accidente; que no sabía, que estaba enamorada de mi64; a pesar que su actuar en todo momento fue doloso65 pero, ese actuar, lo escondía a muchas de las personas, que ahora la defendían y que mayormente le servían de consejeros, dejándose ver como la “indefensa niña agredida” en todo momento; sin contar con la ayuda, de muchos de los amigos de su mamá, que eran mayormente juristas, como la señora katiana vasquez, que nunca me dejó saber que era jurísta y que conocía a maría eugenia arosemena alias “maru” y lo que me había hecho; mas, trataba de persuadirme haciéndose pasar, por una persona “imparcial” dejándome ver, que la joven maría eugenia arosemena alias maru, era sólo una niña y que no sabía lo que hacia, que ella me quería? Que ella, me quería ayudar? Que olvidara eso, etc, etc… Un día, la joven maría eugenia arosemena alias “maru” desapareció; nadie la conocía, ni siquiera las personas, que la habían estado apoyando, protegiendo, ahora estas mismas personas, desviaban la atención, que sobre ella, se cernía al acusarme de diversos delitos: de violar a otra joven, a la que ni conocía o de no querer representar a mi país (que no era mentira); de lavado de dinero: inicialmente comencé con la venta de letras de canciones, pero muy dentro sabía que podía contar toda una historia tal vez, no la mía o tal vez sí; esa era la libertad que tenía como “escritor” y la usé a favor. Me inscribí en un curso de Guardia Presidencial (SPI) y no lo terminé: me salí la noche anterior a la graduación, debido a que, en teoría ya, era billonario; lo que había escrito, estaba rindiendo sus frutos nuevamente y mis enemigos lo sabían: porque, se los había expuestos en el aula de clases, acompañados de gritos e insultos mayormente, por la frustración y el sentimiento de impotencia, en pos por demostrar que no era un maleante, narcotraficante ni mucho menos un violador; cómo lo hice: lo que escribí, lo comercialicé en el extranjero, mayormente EU y Europa, así, por ejemplo, si vendía un escrito en Reino Unido, el pago exigido, era en Libras Esterlinas. Mis primeros escritos eran guiones de películas, letras de canciones y cuentos para niños, que logré vender a los estudios Disney, entre otros; los cuales compran los derechos, de cualquiera buena historia, aunque mi nombre no aparecía en los créditos, estaba recibiendo una muy buena compensación monetaria, que era depositada en una cuenta bancaria que mantenía a mi nombre, en Panamá; para cuando vendí la primera historia, estaba por terminar de escribir la cuarta historia, pero había un pequeño problema y era que la ley de derecho de autor, no existía para esos tiempos en Panamá, tenía miedo de que fueran a robar mi idea, pero, no tenía otra opción; así que, mande la historia con dibujos y les encantó; les dejé saber que en mi país, no existía la ley del derecho de autor (lo que fue una estupidez) mas, sabe lo que pasó a continuación, me preguntaron cuánto quería ganar… Mi respuesta fue, el diez por ciento de las ganancias totales; cuando me preguntaron si tenía más historias, mi respuesta fue positiva y sólo me preguntaron si deseaba recibir el pago en plazos o todo de una vez, les pedí que me pagaran parte en efectivo y parte en acciones66; lo que pasó a continuación fue que los ladrones(as) se enteraron sobre los giros gracias a que el gerente del Banco General (que es contra las leyes de Panamá), deseaba conocerme, pienso yo, que éstos ladrones, le fueron con la mentira del narcotráfico al gerente del banco, al principio no dijo nada; luego cuando pretendo invertir el dinero en un negocio; sale nada más, ni nada menos que el señor guillermo endara, para esos tiempos presidente de Panamá, se presenta en el salón de la USMA, donde estudiaba y me acusa de lavado de dinero frente a un grupo de personas que no me conocen, con una certeza tal que se dijera que él, presenció todo mis “negocios turbios” no conforme con eso me expropia, el negocio que había adquirido (Cable Onda); yo, traté de explicarle la proveniencia de los activos, con los que adquirí tal compañía y en efecto para entonces, tenía el número de teléfono de la persona que hizo efectivo el pago, por parte de los Estudios Disney; le explicó en concepto de qué se hizo el pago, etc; (pensándolo bien, ahora sé que fue alguien o un grupo de personas de su entera confianza que le incitaron y no se diga más), me puse en contacto con los estudios Disney, les conté lo ocurrido; les dije que no me, mandaran más giros, porque me estaban acusando de lavado de dinero y me estaban robando; ellos, se pusieron en contacto con guillermo endara; días después retira la acusación y trató de devolverme el dinero y la compañía, le pregunté por los nombres de las personas, que le fueron con el chísme, mayormente para poner un alto a las injurias e incitaciones, no dijo nada, porque eran del partido Arnulfísta, la gran mayoría; yo, estaba tan enojado, que lo insulté, porque se estaba prestando como cómplice (todo un abogado) he aquí, que ahora, sin estar inscrito en un partido político, era yo, una de las personas más odiadas por ciertos arnulfistas, que para esos tiempos se encontraban en el poder; cabe destacar que esto no me detuvo y seguía escribiendo y era canta autor, conocí muchas personas, pues era extremadamente sociable al principio; algunos extranjeros, me ayudaron a traducir lo que originalmente, había escrito en español a varios idiomas: Italiano, Hindi, Japonés, Alemán; lo que sucedió fue que, ahora no podía tener pareja porque: era agredida por desconocidas o le iban con chismes: se enteraba que yo, había sido violado, lo cual, mata a cualquier “galán” o que era un “narcotraficante” no podía hacer muchas de las cosas, que normalmente hacia; seguía recibiendo agresiones y repetidos ataques sexuales por parte de mujeres que no conocía; muchas de ellas, casadas; cuando sus esposos se enteraban yo, era el que resultaba agredido, porque, la información que al final daban aquellas mujeres, era que yo, las había seducido o violado; otros, usaban éstas acusaciones como excusa, para luego pedirme dinero a cambio, como indemnización o decir “no te voy a dar nada” si la mujer, sin saberlo yo, resultaba ser la cónyugue, de alguno, de mis “socios de negocios” deje eso de cantar pues, me cansé de recibir agresiones, mas, seguía escribiendo guiones; con el dinero que hice de la venta de guiones y canciones, lo invertí en negocios con empresarios que pensé eran serios, la empresa quedaba al nombre de la persona(s) de “confianza” con la promesa de mi parte que eran accionistas del negocio también; más, el capital lo ponía yo, otras empresas, ya estaban constituidas como tal y buscaban accionistas nuevos: Do it Center (contribuí a la localización del almacén, localizado de la sucursal en el Dorado y el de la vía 12 de Octubre); Almacenes Discovery ubicados en Río Abajo y Avenida Ricardo J. Alfaro (Tumba Muerto); acciones en el banco Caja de Ahorros; accionista del banco BAC (con sede en Colombia); cadena ferreterías Cochez y Compañía; cadena de almacenes de línea blanca y electrodomésticos Casa Gala; Edificios Word Trade Center, F&F properties, ubicados en Marbella, Paitilla; Hotel Torres de Alba; Metro Mall, Plaza Carolina; Hotel Marriot; Casinos Money Casinos, Plaza Concordia, ubicada en la Vía España, Hotel y Casino Venetto; Casinos Royal; Supermercados Deli Gourmet; Constructora Haus; Bienes raíces siglo 21; RCM TV, TVN canal 2; Corporación Medcom; Compañía de música Alafaro, ubicado en Vía Argentina; cadena de comercios conocidos como La Casa del Helado; cadena de Restaurantes Don Lee; Bar Itsmus, en vía Argentina; Burger Bar, cerca de Vía España; Bar Republik; Relic Bar, Casco Viejo, San Felipe; Bar Platea ubicados en Casco viejo, San Felipe; (creo que soy dueño del Hotel en construcción, que se encuentra enfrente del Bar Platea, San Felipe); hotel casa Grande, en Casco Viejo; Hotel Syster Moon, en Isla Grande, provincia de Colón; Hotel Bambito en Boquete, provincia de Chiriquí; accionista del Hotel Decameron; Hotel San Carlos; Hotel Punta Caracol, en la provincia de Bocas del Toro; Café Santé, ubicado en Bella Vista; Restaurantes Sushi Ito; Cadena de Gimnacios Power Club; restaurante Siete Mares y la Mar, ubicados en el Cangrejo, corregimiento de Bella Vista; Gimnacio de Yu Yitsu Brasileño Gracie Barra, Restaurantes El Patio Mexicano; Cable Onda; accionista de Procter and Gamble, la ubicación en Costa del Este fué idea mía; Proyecto Costa del Este; Centro Recreativo FUCER, ubicado en la 24 de Diciembre; Restaurantes Benigans; cadena de restaurantes Fridays; cadena de Supermercados Rey (no sé si sigo siendo accionista); Grupo los Pueblos desarrolladora de los centros comerciales los Pueblos (no sé si sigo siendo accionista); Figaly Convention Center (No sé, si sigo siendo accionista); Albrook Mall (no sé si sigo siendo accionista); entre otros proyectos; Restaurante El Amir, ubicado en el centro comercial Multicentro, avenida Balboa, (no sé, si sigo siendo el dueño)67 después que la empresa se encontraba constituida, alguno de los supuestos “socios” panameños, me acusaban de violación, narcotráfico, pedofilia; los colaboradores, me agredían; no los podía despedir, porque mis supuestos socios de negocios, lo impedían o simplemente me decían que no me iban a dar nada, al final; iniciaron a atentar contra mi vida, utilizando a segundas personas, con la excusa que yo, era narcotraficante, sin tener idea de la identidad(es) de quiénes, los habían enviado, así que, podía ser cualquiera; las autoridades y mecanismos de justicia, abogaban por la idea que yo, era narcotraficante, pues, parece que el éxito financiero, no es inherente a la raza negra; así que, mi versión de lo sucedido era desestimada; una vez asesinado, ellos, se quedarían con todo, utilizaron el mismo patrón, utilizado por la hermandad Judía, para quedarse con todo; los que no me traicionaron, sólo guardan silencio actualmente.

La idea de salirme de la USMA, pasó por mi mente muchas veces, pero no lo hacía porque pensaba que sería peor, ya sabe: violó, robó y salió corriendo o quién sabe qué, le darían por inventar, además: qué me espera allá afuera? Eso mismo, nada; así que tenía que arreglar éste problema primero, pero no pude; durante aproximadamente un año, reñí, casi todos los días, con alumnos, profesores, “socios de negocios” padres de familia o una combinación de ellos. Dicen por ahí, que la práctica, hace al maestro y gracias a las cursos introductorios de artes marciales: Silat, Krav Maga; Judo, Yu Yitsu brasileño, boxeo, ya no era tan fácil pegarme, lo que me daba un poco de seguridad; era difícil aceptarlo, sentía frustración y amargura por lo que me pasaba y el hecho de que cada vez que creía haber solucionado el problema, encontraba a otra persona la cual no conocía, acusándome de la misma cosa “tu la violastes”; sé que suena descabellado el hecho que, personas de generales desconocidas se pongan de acuerdo, para de alguna forma conspirar en contra mía, sin ninguna razón aparente, pero en realidad eran judias de clase alta y sus seguidores, amigos(as) de la madre de maría eugenia arosemena alias maru, la señora Irene del carmen montilla de arosemena, oportunistas, que luego se hicieron políticos, religiosos o miembros prominentes de organizaciones “sin fines de lucro”; ciertas facciones del arnulfísmo, PRD, mujeres homosexuales\bisexuales quienes incitaban, la razón: imbecilidad, racismo, dinero, odio, celos, envidia?



El señor samuel lewis galindo padre, un conocido hombre de negocios y político de Panamá, se apersonó a la USMA, para saber qué, era lo que pasaba; le conté que me estaban acusando de narcotráfico y que las acusaciones tenían como fin, el robo, la expropiación de los negocios, bienes que había hecho y adquirido hasta el momento; él, pretende estar de mi lado, le pedí que me ayudara a esconder fondos, de la venta de guiones y letras de canciones, pues éstas personas de “sociedad” estaban actuando con una impunidad única; él, aceptó; desde entonces “guarda” 3 millones de dólares míos y no creo que desee devolvérmelos. Muchas de las personas que ayudé, me traicionaron, conspiraron en mi contra y me robaron; sin pensarlo dos veces, quizá, porque ésa era el fin, desde un principio; las agresiones eran muchas, el rechazo en el salón de clases era generalizado gracias a que cada día más jóvenes me acusaban de haberlas violado; algunas utilizaban cuartadas como: se acercaban a mí, fingiendo querer mi amistad, fingiendo, creer en mi versión después de unos días, me acusaban de haberlas violado también y todo parecía tener lógica: te vimos varias veces con ella (como la ahora señora vanesa calviño, conocida comunicadora social en mi país, labora en la Corporación Medcom, que de la noche a la mañana era mi “amiga” y cuando le dije que no quería nada con ella, me acusó de haberla violado68; a pesar de haberse casado con la persona que yo, le presenté) era lo que decían o esperaban a estar en un salón a solas conmigo para aruñarse la cara, rasgarse la ropa; para acusarme de intento de violación, ya no eran jóvenes solamente, “que no saben lo que hacían” eran mujeres maduras, de diversas profesiones; después de haber ganado mi confianza, decían que yo, les había confesado haber violado a la joven maría eugenia arosemena, alias “maru” o quién sabe a quién, lo que sí sé, es: que de pronto, había violado a una veintena de mujeres, de todas las edades; todas me acusaban de haberlas violado y todas se negaban a hacerse los exámenes forenses, llegado el momento de la verdad, se declaraban enfermas mentales; entre tanto a mi, se me agredía, se atentaba contra mi vida y se me expropiaba mis negocios y robaban mi dinero, lo que estaba presenciando era doloroso pues, las mujeres a las que apoyé, que me inspiraron para escribir, a diseñar, que amé; ahora, estaban en mi contra y se prestaban, para ésta clase de delitos; luego, pretendían que era por amor, una causa en pro, del bien común, una causa en pro de sus derechos feministas? Cuando lo que realmente pasaba era, que las incitaciones como mencioné anteriormente, habían llegado a algún familiar suyo, haciéndolos cómplices; razón de peso para lograr el apollo de cualquiera persona que deseara ayudarme y volverla en mi contra.

Pienso, que a las mujeres homosexuales y bisexuales, las ayudé al generalizar; al insultar públicamente, tanto a las mujeres como rechazar el hecho de ser Panameño; no me considero misógino, siempre las respeté y amé en silencio; les escribí canciones; sin importar ideología o sexualidad; gran parte del problema era a mi entender, por ésta jovencita Judía, que un día me acusó de haberle hecho algo que nunca pasó y como ésta idea, fué acogida, por un grupo de personas, mayormente mujeres como verídicas, sobre hechos, que no habían visto y de las cuales no tenían pruebas (no porque no había forma de conseguirlas, simplemente porque no querían investigar; muchas de ellas, sabían que yo, no la había violado a nadie y aún así; seguían apoyando a las jóvenes y mujeres que me acusaban); se tomaron atribuciones al exigirme, qué debía hacer con mi vida, como si se tratase de una relación, cuando nunca la hubo; me jugaron sucio al traicionarme y acusarme después de haber entablado una amistad de días y hasta semanas; a pesar que, a muchas de éstas mujeres, las ayudé ya sea; al explicarles, con sumo detalle cómo lo había logrado el éxito, para que de alguna forma, pudieran aplicarlo a su situación en particular (como la escritora rose marie tapia, que también fue, otra de las que me acusó, de haberla violado, para luego pretender que estaba enferma mental y ésta, parecía ser la táctica preferida por todas ellas, el último recurso, para evitar ser imputadas legalmente; igual que había hecho la joven familia de ithiel roberto eissennman); luego que sus familiares y amigos, me robaban el dinero, muchas de ellas, lograron “patrocinar” con el, a su pareja homosexual; esto lo sé ahora, en aquellos tiempos; no me daba cuenta hasta que era demasiado tarde; aunado al hecho que, la gran mayoría de la gente que me escuchó para ese entonces, eran extranjeros, mientras que los compatriotas me querían matarme a golpes; sin embargo, tenía que representar a un país lleno de prejuicios, en la cual todavía existe el racismo, de forma sinuosa.

Tuve premoniciones del atentado de las torres gemelas, doce años antes que sucediera, para el mismo tiempo que era acusado de violación, la cual impedía que se me escuchara; hasta entonces, nunca había tenido ésta clase de experiencia y estaba verdaderamente asustado: todo sucedía como si estuviera en la calle mientras los rascacielos poco a poco se venían abajo, podía ver los escombros y cuerpos cayendo; mandé cartas al gobierno de los Estados Unidos e Israel, alerté a las respectivas embajadas, contándole lo ocurrido por medio de cartas escritas a mano; de veras que sentía que no era normal lo que me estaba pasando, así que busqué ayuda, pero las personas que apoyaban a maría eugenia arosemena, alias maru; me seguían acusando de haberla violado y aconsejaban a las personas que no me hicieran caso pues, estaba loco, tenían como consigna que: saliera del país (la misma resolución, que ha habían tomado aquella hermandad judía), pero ahora en otro círculo social, personas que viven en villa lucre, San Miguelito, Panamá; la mayoría clase media, media alta y baja: si bien es cierto, conocía a familias que residen en algunas de éstas barriadas, no soy asiduo a ella; lo que significa que, nunca pude haber hecho, tantos enemigos que, de casualidad viven ahí; lo que sí recuerdo, es que, una de las tantas personas que me robó era un profesor de la USMA que, vive o vivió en Villa Lucre y me imagino que les fue, con las incitaciones de “él la violó” o “el no quiere representar a su país” o “el abusa de las mujeres” o “se crée más que todos” para robarme y tratar de asesinarme, al utilizar el mismo modus operandi , de la hermandad judía; para que al final su nombre no fuere el único implicado: le conté que decidí tomar clases de boxeo y que presenciaba cualquier tipo de exhibición de artes marciales; también, que llego un punto en el que no era tan fácil pegarme… Ahora, las que me agredían, eran exclusivamente mujeres, igual como lo habían hecho las jóvenes judías; al principio no les pegaba, porque ya sabe, a las mujeres no se les pega y eso hacia, guardar silencio, mientras escuchaba sus falsas acusaciones, al no recibir refutaciones de mi parte, gracias a su género, todo lo que decían era “cierto” El rumor se regó nuevamente y ahora eran mujeres, las que mayormente me agredían, porque estaban seguras que no les pasaría nada, debido a las creencia culturales en mi país, por ser consideradas el “sexo débil” déjeme decirle, que muchas de ellas, pegan igual y hasta más fuerte, que un hombre; razón por la cual, decidí defenderme, de cualquiera que quisiera agredirme por amor al arte. A pesar de seguir asistiendo a clases, ya no era lo mismo y aunque el éxito en las actividades que realizaba, me compraba tiempo; la paga, era algo tan ilógico e inverosímil: ahora, habían personas que me agredían, esperando ser agredidas por mi persona, para pasar a ser las victimas y así, darse a conocer (como la joven kathia chiari, que me acusaba de haberla violado y me agredió todas las veces que pudo, además, de decirles a todos sus amigos, que yo; la había violado, luego pretendía, tener relaciones conmigo…?); razón por la cual evitaba cualquier contacto o cercanía con mujeres, pues no sabía cuáles, iban a ser sus verdaderas intenciones. Ahora, eran niños los que me acusaban69: tuve acceso a un grupo de párvulos gracias a un profesor, que me invitó a servirle como su asistente; a observarlos, en clase y a los cuales, sin darse ellos cuenta, les hacía saber lo que había escrito en ese momento; para recibir críticas sinceras y honestas; les cantaba las canciones que escribía y les servía como tutor de Inglés, utilizando programación neurolingüística (PNL), les enseñaba; todo iba bien, mas, dos de ellos, enviados por mis enemigos; me acusaron de haberlos violado. De una acusación de violación, por parte de un párvulo, nadie se salva, puesto que; antes de siquiera decir algo, ya era culpable; “ya, estás listo para la foto” si me pregunta después de lo que había pasado, estaba totalmente escéptico; en realidad, ya no sentía nada por lo que escribía; las cosas, dejaron de hablarme; si sabe a qué, me refiero: estaba completamente fuera de control; a la defensiva, iracundo; pensándolo bien, hubiera sido mejor no ir más a la universidad y eso hice, tenía diez y nueve años para entonces.

…Dicen por ahí que: “Hay golpes en la vida, tan fuertes ... ¡Yo no sé!


Golpes como el odio de Dios; como si ante ellos, la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé!”
70

Pasaron meses, antes que saliera de mi casa; gracias a unos ex amigos (victor ríos miranda, raúl stanford lam, ricardo taylor, edison noel salinas, jaime aguilar de buc), comencé a ir a la playa, a deslizarme sobre las olas; me la pasaba en la playa de Lunes a Lunes, en diferentes locaciones: playa Venao (Venado), en la Península de Azuero; Playa Malibú, ubicada en el distrito de Chame, corregimiento de Gorgona, Panamá; playa Santa Catalina ubicada en la provincia de Veraguas; Isla Grande, ubicada en la provincia de Colón. Era maravilloso, pero; muy dentro, todavía sentía resentimiento, por lo que me había pasado, evitaba a los extraños y era retraído aún; quería olvidar; sentía tristeza y amargura, por lo que encontré, buscando un futuro mejor: racismo, prejuicios, perversiones, muchas formas para cometer crímenes varios y quedar impunes, además de, una marcada tendencia hacia la homosexualidad, por parte de ésta sociedad Panameña.


El sentimiento al estar sobre las olas, era indescriptible y de alguna forma me ayudaba a canalizar la ira que sentía, a curar mis heridas, que eran muchas, tan profundas, como la Mar; Mientras estuve en compañía de personas, todo marchaba bien: no habían agresiones y parecía, que lo vivido, era una “sintomatología” de mi “desvarío”

Con el tiempo, comencé a cuestionarme sobre la validez de mi actuar y sobre todo lo que había pasado en la USMA y siempre terminaba llorando71, no comprendía por qué, después de haberlo hecho todo bien, de seguir las reglas y romperlas al final, después de crear nuevas cosas; siempre había una excusa, que mis enemigos utilizaron y utilizan para cometer crímenes en mi contra, pues, a pesar de lo que se pueda decir de mi actuar; fueron reacciones a agresiones físicas y psicológicas; éstas reacciones, eran tomadas por éste grupo de personas, como pretexto, para seguir agrediéndome; me repetía a mí mismo, que todo saldría bien.



…Una noche de esas, estando en la playa Venao, conocí a una joven, no sé su nombre; ya entrada la noche, la escuché discutiendo con un hombre; podía escuchar los gritos, pues, se encontraban muy cerca de donde se encontraba mi tienda de campaña: parecía que él, le reclamaba algo mientras la abandonaba en la playa en la madrugada; después de las doce de la noche, apagan la planta generadora de luz y esa parte de playa Venao, queda en penumbras. La joven llorando se acerca mucho más a la tienda donde yo, me encontraba y me pide alojo, porque no tenía automóvil para regresar donde se estaba quedando; ya, todos se encontraban durmiendo como para pedir hospedaje en uno de los cuartos de alquiler en playa Venao; me porté como un caballero esa noche y al día siguiente cuando desperté, le convidé un desayuno, era de mi estatura, de tez trigueña, y un físico de musa, de veras me gustaba, pero; al mismo tiempo no quería que ese afecto que expresaba hacia mi, fuera por el simple hecho de darle un lugar donde quedarse a dormir y un desayuno: un pago; así que decidí mostrarme a favor de conocerla a ella como persona, más que de tener sexo; ese día, después del desayuno, caminamos por la playa , le preste dinero para que llamara a una amiga, pasamos un día excelente, me confesó que era homosexual, más no le tomé malicia, en la tarde antes de encontrarse con su amiga, me dijo que regresaría; regresó en la noche para quedarse, mantuvimos relaciones; al día siguiente, llega la amiga que la había pasado a buscarla la noche anterior, les enseñe lo que hasta entonces había visto de Venao, les encantó; al final del día, me dice mi nueva “novia” que tenía que ir a hacer algo al pueblo de Pedasí; pero, que regresaba; dormí con ésta persona a la que no conocía que resultaba ser la “amiga” de unos cinco pies, cinco pulgadas, tez blanca, 160 lbs aprox. Cabellos cortos, de color chocolates claros; contextura gruesa, más no estaba gorda; podía estar en sus “veintes” Le enseñe a la “amiga” la vista de playa Venao, desde unas montañas que se encuentran en el lado derecho de la playa, la vista era algo fuera de este mundo, en la cima ella, enciende un cigarro de marihuana y me convida, hasta ese momento no sabía que ella fumaba, ni cinco minutos habían pasado después de haber fumado; cuando desea bajar de aquella montaña, todavía bajo los efectos de la droga, le dije que nos quedáramos un tiempo más, hasta que nos pasara el efecto, pero ella insistía en bajar; a la hora de bajar, le advertí que lo hiciera con cuidado; yo casi estaba bajando aquella montaña sentado, más ella, lo hacía como si estuviera bajando una escalera empinada, para cuando se dio cuenta del error, que estaba cometiendo, su cuerpo ganaba velocidad por la pendiente; le dí alcance y halé de su brazo, forzando a su cuerpo, a caer de nalgas y detenerse; para mí, la gravedad hizo el resto: rodé rabiosamente por esa montaña hasta el final. Al día siguiente, después de haberse enterado mi “novia” qué, era lo que había pasado; estando con ambas, mantuvimos relaciones sexuales; esa noche, solo una se quedo: “la amiga” en este punto, deseché cualquiera intención seria de relación, de veras que si ellas, no me decían nada, yo, no iba a protestar; además, comencé a sospechar, el misterioso motivo, por el cual nos conocimos. A la mañana siguiente, le digo esta persona, a la “amiga” de mi supuesta “novia” que iba a correr olas un momento; voy por mis cosas, esta persona, la “amiga” creyó, que estaba en la playa ya, pero; en realidad la estaba observándo, escondido tras las paredes, de uno de los cuartos, que alquilan en la playa; es cuando observo, cómo, la joven: maría eugenia arosemena, alias “maru” la que años atrás me había acusado de haberla violado anteriormente, se encuentra hablando con ella, con la “amiga” de mi supuesta “novia”; de veras me sentí como un imbécil y al mismo tiempo, me preguntaba: qué, le habría dicho maría eugenia arosemena alias “maru” a éstas jovenes, para que, sin conocerme, ésta “amiga” hiciera esto? así que me hice el desentendido, entré al mar, horas después, al salir de la sesión de olas, le hago preguntas, a ésta “amiga” para ver, si no es casualidad lo que había visto; ella, me dice sin saber, que la estaba observando, que no había visto a nadie que conociera y que estaba en el rancho, mentira! en la tarde llega mi supuesta “novia” y se van las dos. Meses después, en la misma playa, me encuentro a la “amiga” nuevamente, pero ésta vez, aquella amiga, está embarazada, calculo yo, que de unos cuatro a seis meses para ese entonces, cuando viene a hablarme, me dice que esta esperando un hijo mío; ¿cuándo acordamos en tener un hijo? Estaba yo, en compañía de un conocido, al que le apodan “moña” (Alexander, actualmente miembro del partido Cambio Democrático) que se quedó congelado, luego mi amigo, le repitió la pregunta: es hijo suyo? a lo que contesta: sí, no, sí, no; y repite la frase varias veces; resulta molestoso cuando deseas saber algo y la persona no desea contarlo; entonces, ¿Por qué confesar que tiene un hijo mío? Así que, antes que perdiera la cordura, me fui a caminar sólo a la playa; mientras mi ex amigo, le seguía preguntando; nunca obtuvo una respuesta concreta, fué lo que me contó después; ésta joven, a demás de vivir en Villa Lucre, que es territorio el cual no puedo pisar; es bisexual y recordemos la vieja amenaza de muerte de las mujeres homosexuales; pues, ahora que no deseo saber de ellas, es cuando más, desean estar cerca de mí, pues conocen mi vida al detalle; pretenden, querer ser mis amigas, para tomarse fotos conmigo; pretenden y hacen ver72, al que no sabe qué, me han hecho; que son “mi opción numero uno” cuando no es así y la desición fue tomada muchos años atrás; por otro lado, incitan a otras mujeres homosexuales, a que me agredan o sirvan de cómplices, basados en falsas causas, en supuestos; pues yo, me creo más que ellas; no deseo representar a su país, etc; otras mujeres que tal vez, no sean homosexuales pero, que sus familiares están implicados, en los crímenes perpetrados a mi persona, se hacen novias, esposas de mis amigos, como forma de limitar los medios, refencias que pueda usar en mi favor y así, entorpecer las leyes; pues, según las leyes panameñas, no constituye delito encubrir a un pariente.

En otra de las ocasiones, en las que estaba en Playa Venao, el ex oficial de policía emir brown, en compañía de jóvenes, trata de emboscarme, usando la oscuridad de la noche, se suponía que estaría en mi tienda de campaña, pero; me había quedado dando vueltas por el potrero que se encuentra cerca de la playa; divisé luces, con dirección a mi tienda y pensé que éstos jóvenes, me iban a robar, los seguí; eran cinco; el señor emir brown, que vestía con su uniforme de un alto oficial de policía, se encontraba delante de la fila; los escuché, mientras hablaban sobre si yo, estaba dentro de la tienda de campaña o no, pues el joven que tenía el arma no estaba con ellos; me detuve y devolví mis pasos, pasé por la arboleda que se encuentra en la entrada de la calle, a la entrada de playa Venao; divisé a un joven que se dirigía a mi camping, parecía estar armado, le hice un ademán, que logró confundirme con uno de sus secuaces, le dije que se amarrara las zapatillas bien, para que evitara inconvenientes a la hora de escapar, le dije que me diera el arma, para evitar accidentes, lo hizo; mientras se amarraba las zapatillas, con su arma en mano, le apunté con ella; salió corriendo; él, había acabado de bajarse de un automóvil estacionado en aquella calle abandonada; que los esperaba, con las luces apagadas; las puertas del auto, estaban abiertas, a la espera; había otro joven, que estaba al volante; tan pronto estuve cerca del joven, le apunte con el arma; le ordené se metiera en el auto; minutos después los otros regresaban; encendí las luces del auto, para cegarlos momentáneamente, no reconocí a ninguno, ni sabía para entonces quién los había enviado; sin embargo años después algunos de ellos trabajaban para el centro de llamadas conocidos como star contact, propiedad del señor joseph fidanque III, en el mismo proyecto, en el cual trabajaba yo, Aspire Visa inbound; actualmente, el señor emir brown, trabaja como guardia de seguridad para la autoridad del canal de Panamá…

Estando en playa el Palmar, ubicada en San Carlos, Panamá; mientras me encontraba acampando, después de una sesión de olas, entro, a la tienda de campaña, para descansar; era de día, repentinamente, entra en la tienda, la joven kathia chiari, otra de las jóvenes, la cual me había acusado de violación una y otra vez en la USMA y se acuesta frete a mí y se me queda mirando largo rato, al principio no dije nada, pues no me acordaba de ella; ver su rostro me parecía tranquilizante; luego, viene a mi mente el recuerdo de ésta joven y le pregunte qué hacía dentro de mi tienda de campaña? No recibí respuestas y eso me alerto; podían ser las doce del meridiano y mi tienda de campaña no estaba a solas, pues se encontraba rodeado de personas tomando el sol; repetí la pregunta y ella sólo me miraba en silencio; fue, cuando subí el tono de voz para exigirle que saliera de mi tienda de campaña, cuando no recibí respuesta después de éste nuevo intento, salí presuroso de la tienda y pedí la ayuda de personas que ahí se encontraban cerca de mi tienda; recuerdo que una de esas personas; un varón, me hizo mofa, puesto: cómo vas a sacar a alguien así, de tu tienda de campaña? Le dije casi llorando, que esa joven me había acusado de haberla violado en el pasado y que intuía que, era lo que quería hacer esta vez; kathia chiari, salió de la tienda de campaña y regreso con un grupo de amigos mayormente escritores entre ellos hector collado, que la esperaban no lejos, de ubicación de mi tienda de campaña, los cuales me agredieron; al parecer, fue a decirles a sus amigos que yo, la había violado nuevamente. En otra de esas ocasiones, estando en la playa El Palmar, San Carlos, Panamá; me encontré con el señor braulio incencio; el maestro de Judo, que años antes, me presionaba para que compitiera, ahora me había seguido hasta la playa El Palmar e insistía que practicara Judo, yo, me negaba nuevamente: mi lista de enemigos hasta ese momento, era bastante grande, como para seguir agrandándola; él, se enojó y estando en compañía de alumnos suyos y de una joven de tez blanca, seis pies aproximadamente, cabellos oscuros (posiblemente otra de las jovenes judías que iniciron las instigaciones en mi contra, con el pretexto de, haberlas violado), ella, junto con el señor braulio incienso, alumnos y en compañía de un niño, me agredieron hasta la inconsciencia. Tuve incidentes en la playa con diferentes personas, que para entonces no conocía, en las que salieron a relucir armas de fuego, porque al parecer, éstas jóvenes de la USMA, nunca dejaron de seguirme, que es contra las leyes Panameñas73 y esperaron el momento presiso para atacarme, generalmente cuando me encontraba sólo, para usar como coartada, que estoy loco, generalmente se rodean de un grupo de personas, para entorpecer las leyes, puesto que entonces sería la palabra de una persona, contra la de un grupo de personas74.

Otra de las veces, estando en playa Malibu, en Gorgona; se me acerca una pareja de adolescentes, que para los tiempos, de los incidente en la USMA, podían ser pre adolescentes; mientras la joven, me acusaba de haberla violado; el varón, me agradía; era manuel sierra arrocha, quedé en el aire; éstos dos jóvenes, ni siquiera se habían graduado de la escuela cuando pasaron los incidentes de la USMA; entonces, quién los estaba usando? Como pude escapé y me interné en el manglar cerca de Playa Malibú, actualmente, el señor manuel sierra arrocha, es o era, el supervisor encargado del departamento de fuerza laboral, del centro conocido como NARS, ha estado en esa compañía, desde sus inicios, gracias a la “ayuda” que me dio, casualmente, es uno de los amigos de confianza, de la señora ana giselle rosas de vallarino, encargado del departamento de recursos humanos de el centro de llamadas conocido como NARS.

Otra noche de esas, estando en el Palmar, mientras hacía una fogata, conozco a una niña que se encontraba expiándome, sin saber era la hija de una ex novia de la USMA, la cual abandoné por miedo a que le fuera pasar algo malo por mi culpa; hablando con ella le explique que no tenía porqué sentirse asustada, cuando me enteré de quién era, no pude contener el sentimiento: ella, se había casado con la persona que yo, le había presentado: Alan Barnes, dueño de las cabañas de Río Mar; me ofrecí a acompañar aquella niña, a su casa y tomamos un camino el cual salía a playa Río Mar, San Carlos y el cual ella, conocía muy bien; luego de haberla dejado en su casa en río mar, ya era de noche, fui interceptado por un americano y una joven panameña, que para esos tiempos no conocía, su nombre es jeremy chester, estaba en compañía de karina ureña; ambos comienzan a dispararme con un arma de fuego; no recibí impacto; al parecer, tanto ella, como jeremy chester, intentaban tenderme una emboscada; pero, el señor chester, se encontraba muy lejos de mí, para hacerme su blanco; cuando divise a la joven karina ureña (ahora, colaboradora de confianza del centro de llamadas NARS, para proyecto FORD), ella, intento usar su arma; cuando la desarmé, estuve tan cerca de ella, que me permitió, ver su cara; para luego, perderme por entre los árboles y estando escondido, esperé largo rato, antes de iniciar la partida devuelta a mi tienda de campaña. Ejercitando las pocas neuranas, que me quedan, recuerdo que meses antes, la primera vez que conocí a estos señores, jeremy chester y dave rathlesnake, estaba yo, en Venao, Península de Azuero, Panamá y al acercarse a mí, me convidaron unas cervezas, había un grupo de mujeres, jóvenes con ellos que, coincidieron con su llegada a playa Venao; yo, creía que eran turistas; la fiesta se extendió para ellos, hasta altas horas de la madrugada; yo, estaba descansando, para ser el primero en entrar a la Mar, a la mañana siguiente, al despertar, aquellas jóvenes, me dicen que los norteamericanos eran homosexuales?


Tiempo después, ambos, se presentaban en el Parque Recreativo Omar, ubicado en el corregimiento de San Francísco, Panamá; donde suelo ejercitarme, pero esta vez, su actitud al verme, es muy diferente; pues, fueron a agredirme, sin mediar palabra; llegando a agredirme a mí y a terceros mientras me ejercitaba en aquel parque, al tratar de defenderme, escapan. Viendo hacia atrás, comprendo ahora, lo que estaba ocurriendo; es que estas dos personas, eran enviadas por la mujer de nacionalidad Norteamérica, la cual ostenta un alto cargo en la compañía conocida como Charter Communications, con base en EU y ellos, sin saberlo estaban siendo agredidos por nicole w. delpit, utilizando a una de sus “seguidoras”: karina ureña, debido a que karina ureña es homosexual y trabaja actualmente para el proyecto Ford, en NARS, ostentando un alto cargo (gracias a la “ayuda” que me dio a mi y a la niña en Río Mar), mientras que su pareja sentimental, para esos tiempos, Sully Serrano, una joven de 27 años aproximadamente; tez clara, mide cinco pies, tres pulgadas, aporximadamente; trabajó en el proyecto de Charter Communications, del centro de llamadas conocido como NARS, ostentando el puesto de supervisora; no sé si actualmente, ésta joven, sigue trabajando, en el centro de llamadas de LG, ubicado en Albrook, Panamá; mientras que jeremy chester, se acostaba con cristy bailey, que es pareja sentimental de nicole w. delpit, pues ambas son homosexuales y pareja desde hace años, imagino que nicole w. delpit, para deshacerse de su competidor (jeremy chester), de alguna forma inició algún incidente, utilizando a karina ureña como cómplice entre otros, para que éste (jeremy chester), pensara que había sido yo, el que los agredió y acabara con mi vida; él, poseía una Toyota, Prado, color gris, con placa 493202; cabe destacar que jeremy chester, era gerente de producción del proyecto charter communications y a mi llegada al centro de llamadas conocido como NARS, tanto él, como su pareja sentimental dave rathlesnake, se dedicaron a acosarme psicológicamente (bulling), para provocar una respuesta y hacer ver, como sí, yo, era el problemático; pero, no caí en su trampa, lo que los hizo renunciar a ambos y marcharse para los Estados Unidos.


Estando en Isla Grande, provincia de Colón, mientras estaba; junto a jóvenes que esperaban como yo, una Ola; entra un joven, de unos cinco pies, once pulgadas, de unas 180 lbs aprox; tez trigueña, cabellos cortos, chocolates oscuros, igual que sus ojos; tan pronto, él, entra, se pone al lado mío y algunos jóvenes que estaban presente, comienza a irse; no presté atención; cuando el último grupo de personas salió del Mar, pude escuchar que alguno gritó, ahí, están los “narcos” (jerga para designar, a narcotraficantes), para entonces, no sabía quién era ese joven, hasta muchos años después; su alias es “jhony”, vive o vivía en la calle# 15 Parque Lefevre, en una vieja casa de madera de dos pisos, conocida como “El Caserón” o “Casa 8”(creo que soy dueño del terreno, en donde la vieja casa de madera se encuentra); de noche, alguien se adentró en mi tienda de campaña75, lo observaba, desde lejos; pero, no me atreví a confrontarlo, pues podían estar armados, no se llevaron nada.

En Isla Grande también, vi al señor de la guardia, gerente de televisora nacional, Canal 2, otro de los muchos negocios de los cuales era socio, él, estaba en compañía del ahora presentador de noticias de nombre ricardo jaramillo (otro posible usurpador); en Isla Grande, Colón, fue la primera vez, que ví, al ahora comunicador social fernando correa, presentador de la última hora, un noticiero de TVN canal 2; en el cual, las noticias, son contadas de forma jocosa; al parecer estaba siendo seguido, por varias personas, que obtenían información gracias a que, a mi salida de la USMA, había contado información persona, como forma de dejar de ser el “extraño” del grupo, razón por la cual, las mismas personas que me agredían y que sabían de antemano que los fondos eran lícitos, utilizaban a personas para usurpar mi identidad y tener acceso a mis fondos, debido al éxito, del plan, muchas personas actualmente, utilizan el mismo modus operandi, para robar mis activos y no es casualidad que son las mismas personas que, ahora me acusan, que agreden a terceros, para inculparme a mí. En esa ocación, en Isla Grande, provincia de Colón; el señor fernando correa, estaba acompañado de las mismas jóvenes, las cuales ahora son mayores de edad y co presentadoras, (modelos) del programa de noticias, la última hora y que casualmente, era una de las muchas ideas, para que fuera considerado, como accionísta de la compañía televisora; para entonces, las jóvenes eran menores de edad; una de ellas, intentó entrar en mi tiena de campaña, más la rechasé enérgicamente y no supe más de ellos; no había sido los únicos presentadores de noticias involucrados, pues el señor juan carlos barreiro, colaborador de la corporación MEDCOM, canal 13, que, con la complicidad de su esposa jenia nensen, conspiraron para sacarme de la corporación MEDCOM, utilizando la agreción mayormente ; lo habían hecho también los familiares de la señora melissa velarde, ex presentadora de varios programas de la corporación MEDCOM (Telemetro Canal 13 y RPC Canal 4) y un señor de apellido súñiga, el mismo que frecuenta conversatorios literarios, la hermandad Judía, una de las actuales presentadoras del programa televisivo conocido como “Tu Mañana”, la joven carolina fábrega, la cual llegó a amenazarme, con acusarme de haberla violado también, si no la integraba a la televisora, canal 2; su pariente de nombre jose luis fábrega, para esos tiempos era miembro del partido arnulfísta; actualmente político por el partido PRD y que se perfila para ser alcalde de la ciudad de Panamá, en las elecciones del 2014, él, me agredía, utilizando como pretexto, el haber violado quién sabe a quién; como forma de disuación, para que integrara a su familiar en cuantos proyectos televisivos pudiera, cuando solía estar en la organización de la televisora nacional, canal 2.

En otras de las ocaciones, en Isla Grande, provincia de Colón, mientras regresaba de la tienda del pequeño pueblo, con dirección a la parte de la Isla, donde se encuentra el faro; ví; a la ahora doctora del CAI (Centro de Atención Integral) del Hospital de Salud Mental (Matias Hernández), la ahora doctora, sandra gonzalez, en compañía de un joven, que es actualmente doctor de esa institución; él, había sufrido una cortada en el muslo; yo, pasaba en el momento en el que ella, trataba de ayudarle, más estaba muy nerviosa como para brindarle los primeros auxilios; le brindé los primeros auxilios al joven, utilizando agua de mar como anticéptico, haciendo un torniquete y utilizando savia de Sávila, para detener la hemorragia; mientras ella se apresuraba a llamar, a un “pariente”: el señor jaime armijo, que se presentó, minutos después y se llevaron al joven; hasta ése momento, todo, parecía como un incidente fortuito, entre personas que no conocía.

…Meses después, estando en Isla Grande, Colón; al salir del mar, después de una sesión de olas; me encuentro con nicole w. delpit, estaba en compañía de una de las jovenes homosexuales, que les gustaban agredirme en la USMA (desconozco su nombre), junto a otra joven, de nombre carmen nicole lancaster arjona. Estaba yo, por subir la colina, con destino hacia el faro, cuando nos vimos frente a frente; nicole w. delpit, salió corriendo despavorida; yo, no me acordaba de ella, mientras sus amigas se le quedaban mirando, para cuando baje del faro, noto, que las tres siguían ahí, cerca de mi tienda de campaña; en silencio, pretendían, que estaban consolando a nicole w. delpit, que se encontraba llorando, procedí a entrar en mi tienda y éste fue el inicio de una serie de agresiones: esperaron a que cayera la noche para turnarse y entrar en mi tienda de campaña, para tener relaciones sexuales; de veras que no deseaba saber de relaciones sexuales, más; con una de ellas accedí y mantuve relaciones; al día siguiente ésta joven, con la cual había tenido relaciones, me acusa de haberla violado, mientras sus amigas, aprovechando el hecho de estar armadas, me amenazan con las armas de fuego, para luego agredirme. En otra ocasión estando en Isla Grande; con unas personas que me abordan (modesto villareal y su hermano, felix villareal), felicitándome mayormente por cómo estaba corriendo las olas, aunque estaba contestando sus preguntas, no me sentía a gusto con su presencia, antes de terminar de hablar con ellos, pasa una mujer norteamericana, rubia, bien parecida, de unos seis pies cuatro pulgadas, (cristy bailey); me mira y sigue su camino con destino al faro; ellos me dicen, que la conocen y que estaría en su casa, en la noche, les dí las gracias por la información y me despedí; antes de entrar a la Mar nuevamente, mientras estaba orinando lejos de la vista de todos, esta joven rubia cristy bailey, se presenta y comienza a orinar enfrente mío, dejándome ver toda sus partes privadas, mientras me miraba lascivamente, se acercaba a mi tratando de tocarme; la deseaba pero, muy dentro, sentía que era muy bueno, para ser verdad, así que la rechacé y salí corriendo a donde estos sujetos se encontraban sus nombres: modesto villareal y félix villareal; estaban en compañía de otros, a los que no recuerdo, les explique lo sucedido, me increparon por no tomar “ventaja” de la situación; bueno, tenía que arreglar el problema primero, antes que la joven cristy bailey, me acusara con personas que no conozco, mejor digo mi versión de lo sucedido; modesto y felix villareal, me dijeron que la “madre” se encontraba con ellos, una americana (claudia harrison davis, de nacionalidad norteamericana), llego donde se encontraba ella y le explico la situación, a la supuesta madre, la “madre” luego de escuchar mi versión, me dice que estaba bien y que no me preocupara. Entro nuevamente a la Mar, minutos después la joven bailey entra a la Mar, sobre una tabla de surf y trata de seguirme, para impedir que corra olas, pero sus esfuerzos resultan infructuosos; estando ambos dentro de la Mar, trato de disculparme por el incidente, pero eso; no la hace cambiar de actitud. No le presté atención y seguí ignorando su proceder, cuando ya salía de la playa, ella, al tratar de seguirme tuvo un percance con la corriente, a lo que la ayudé a salir ignorando su negativa a ser ayudada ni sus verdaderos planes. Al salir me disculpo nuevamente, mientras trataba de explicarle lo que nos hubiera pasado, de ser arrastrados por la corriente, fue en vano.

Los primeros rayos de sol me levantan de la tienda de campaña y mientras arreglo todo, para entrar a la Mar, dejo mi toalla extendida en la grama; horas después, al salir del agua, noto que hay unas jóvenes (cristy bailey y nicole w. delpit) besándose muy cerca, de donde tengo que recoger mi toalla; en realidad, estaban paradas sobre mi toalla; quieren que las vea, pensé; cuando terminaron se movieron, tomé mi toalla y no dije ni una sola palabra; para la tarde antes de entrar al mar, se acerca la joven nicole w. delpit y casi implorándome, me dice que no me meta con “ella” (cristy bailey?); no le hago caso, puesto que sentía que no tenía la menor oportunidad, de ligar con aquella rubia y entro al mar; tarde en la noche, alguien se introduce en mi tienda de campaña, era cristy bailey y comienza a tocarme; mantuvimos relaciones sexuales esa noche, al día siguiente cristy bailey, se presenta con su supuesto “novio” (roque fernandez), acusándome de haberla violado; me quedé pasmado; de nuevo! Pensé; me defendí como pude y lo rechacé, él, se fue, para regresar en compañía de felix villareal, (el hermano menor de modesto villareal) y otros; me dieron una golpiza, para ese entonces no los conocía, o por lo menos no me acordaba de ellos; la pregunta era quién estaba instigando a estas personas? La respuesta: la ahora señora, ana giselle rosas de vallarino, la cual había conocido en la USMA; al parecer, una de las muchas personas que, inicaron o corroboraron la acusaciones de lavado de dinero, en mi contra para esos tiempos, es familia de ella y gracias a ello, me robaron el dinero que había hecho, producto de la escritura e inversiones en la bolsa de valores. La señora elsie abad, la señora rosalva de ríos miranda, entre muchos otros; algunos, me agredían, otras(os), instigaban a personas, para que me agredieran, para provocarme un trauma que desembocara en una pérdida de memoria, utilizar personas parecidas a mi o con hobbies similares y hacerse con activos provenientes de escritos y negocios que había realizado, con compañías en el extranjero; cuando me defendí de sus agresiones, algunos de ellos, diseminaron el chisme que yo, los había agredido a ellos, porque sí; para tener el apoyo de más personas y de las autoridades; lograr impunidad.


Al principio, la ahora señora ana giselle rosas de vallarino, se presenta como una joven que sólo deseaba conocerme, ser, algo más que amigos; nunca supe sus verdaderas intenciones, para entonces, estaba el rumor que yo, tenía dinero y era molesto para mi, lo que estaba viviendo: ahora, todas querían ser mis novias; al mismo tiempo, la ahora señora ana giselle rosas de vallarino, mandaba al señor modesto villareal, para que se apersonara a la USMA y me agrediera, así, no habría sospecha ni vinculación directa hacia ella y como el señor modesto villareal no estaba inscrito en la USMA, no había forma, de saber quién era él; así que él, (modesto villareal), sólo se presentaba en la USMA para agredirme y desaparecer, de veras que me molesté, al extremo de insultar y agredir a las personas que para ese momento, estaban apoyándome, porque pensé que uno, sino todos eran; los que enviaban a éste señor, para que sin yo, conocerle, me agrediera.

Los incidentes pasaban cuando me encontraba sólo, al parecer, para apoyar la supuesta idea de mi vesanía y en otras ocasiones, frente a todo el mundo, para entonces mis agresores conformaban un grupo, con la mismas viejas acusaciónes como pretexto, usando la misma coartada; lo cual imposibilitaba que alguien me escuchara o creyera;76 muchos de los incidentes y relaciones, que pasaron en la playa y que pensé eran incidentes aislados, pues, eran con diferentes personas siempre; en realidad no lo eran; los cómplices, eran en su mayoría colaboradores de los centros de llamadas, los cuales era dueño\socio: Star Contact, SITEL; NARS, Dell, Caterpillar; incitados mayormente por colaboradores de los departamentos de recursos humanos, de los distintos centros de llamadas; algunos con la anuencia, de mis ex socios de negocios, profesores de la USMA y sus familiares, profesionales varios, que se enteraron, que tenía dinero.

La joven nicole w. delpit, fue mi pareja o eso pensé; en honor a la verdad ella, llegó sin saberlo en el peor momento de mi vida, para entonces se había regado la voz que tenía dinero y todos ahora querían casarme con sus hijas, las cuales eran las mismas que días semanas o meses atrás, bajo todo tipo de acusaciones, querían que me fuera de la universidad y hasta del país; ahora, hacían un magistral despliegue de inteligencia emocional y pretendían que todo lo ocurrido era para llamar mi atención y hasta me increpaban por no “comprenderlas” para luego acusarme nuevamente de haberlas violado si les decía que no, a sus pretensiones; otros se presentaban a preguntarme cómo había adquirido tanto dinero, en un tono que encontraba irritante, porque seguro que andan por ahí preguntándole a todos los aristócratas, de dónde sacaron su dinero y más seguro que sin conocerlos, estaba yo, en el deber, de contarles sobre la procedencia de mis activos; para esos tiempos, estaba tan iracundo que les decía cualquier cosa, porque después de todo, quiénes eran aquellas personas, para hacerme preguntas personales, sin haberse identificado siquiera77: de las drogas, les decía (ahora: si bien, es cierto que, ésta es una aseveración comprometedora, para entonces pensaba que para que pudieran hacer algo legalmente hablando, debían existir pruebas que me inculparan legalmente hablando; las personas que hacían las preguntas, debían de identificarse en todo caso o por lo menos decirme mis derechos primero, advertirme que estaba siendo “juzgado” en el salón de clases, públicamente) iracundo mayormente por la frustración, porque cada vez, que alguna de esas jóvenes, me acusaban de haberlas violado, algún “socio de negocios” me amenazaba, con no darme nada; sabiendo de antemano, que ellas mentían; pero, era la mejor excusa, para quedarse con todo, así; todo pasaba como “justicia” Hice daño a personas, que tal vez quería ayudarme de corazón y eso nunca lo sabré; mi castigo es, no tener la amistad, ni la ayuda de aquellas personas, estoy solo, en ésta.

A la joven nicole w. delpit, la conocí estando en la USMA; ella había llegado junto con tres señoras norteamericanas que para ese entonces no conocía; una de ellas, de unos seis pies dos pulgadas, de contextura gruesa y cabellos rubios, podía estar en sus treinta años para esos tiempos; la norteamericana, me invita a su apartamento, en Aparta Hotel, Las Vegas; ubicado en vía Venetto; en él, conocí por primera vez a nicole w. delpit; para entonces, no sabía a ciencia cierta la edad de nicole w. delpit, lo que si me acuerdo, es que la joven nicole w. delpit tenía mi estatura y la norteamericana la presentaba como su “hija”; al poco tiempo de haber llegado al apartamento, la joven nicole w. delpit, se despide y se marcha, con paradero desconocido; frecuenté a ésta señora varias veces, en los cuales mantuve relaciones sexuales con ella y pensé que tal vez sentía algo por mi, ella, me pedía que llevara a su hija a conocer la ciudad; la norteamericana estaba furiosa, porque se había enterado que yo, había escrito una novela en la que el “gancho” era que las mujeres, eran unas putas; más el personaje principal de la novela, al final se declara homosexual; así que se puede imaginar, que ella, quería demostrar lo contrario; uno de esos días, estando en su apartamento, me pidió que violara a la joven nicole w. delpit yo, me negué, la joven nicole, la increpó, ella se enojó y agredió a nicole; por mi parte traté de defender a nicole, me sentía confuso por lo que estaba presenciando. Otro de esos días, presencié como nicole w. delpit con su supuesta “madre” mantenían relaciones; días después, nos seguimos viendo, en honor a la verdad, sentía lástima por la joven nicole w. delpit, la frecuenté, un par de veces más; en los que pasamos un buen rato, le enseñaba la ciudad, pensé que era el inicio de algo. Lo que ésta norteamericana no sabía, era que ella trabajaba para una compañía de telecomunicaciones llamada Charter Communications, de la cual; yo, soy o era el dueño (actualmente, no tengos los medios para confirmarlo, ni; confío en nadie), gracias a una amistad que tenía con el señor Paul Allen, el cual hizo inversiones por mi, en los estados unidos.



…Le conté que sabía algo de primeros auxilios y que solía ir al hospital Santo Tomás de voluntario; bueno le salvé la vida, a éste desconocido; que sin saberlo, era uno de los hombres más ricos de los Estados Unidos; él, en pago, me ayudó al administrar el capital que estaba haciendo producto de la venta de guiones en los Estados Unidos e invertir en la bolsa de los EstadosUnidos; cuando el señor Allen, me presenta como el dueño de Charter Communication; el rostro de aquella señora, se transformó de súbito, tal era los nervios que ella sentía, que comenzó a agredirme, le conté al señor Allen del porqué de su proceder y él trató de despedirla, supliqué por ella y dejé las cosas así; la norteamericana estaba agrediendo a nicole w. delpit, tal vez por celos, eso no lo sé, lo que si recuerdo, es que, a esa Norteamérica, un día la acusé en el salón de clases de usar una menor de edad para tener relaciones (pedofilia), pero, nadie hizo nada, según lo que decían era porque como eran norteamericanas, la justicia panameña no se aplicaba…78 Lo que no sabía, es que en ese salón de clases, la mayoría de los presentes, estaban de turistas sexuales, todos pedófilos, los supuestos hijos(as) eran en realidad sus amantes: eran preadolescentes, sólo niños; por eso todos, se encubrían unos a otros; eran cómplices, en esa aula de clases. Un buen día la norteamericana y nicole w. delpit desaparecieron; hasta el sol de hoy ésta señora norteamericana, ostenta un alto cargo en esa compañía de telecomunicaciones conocida como Charter Communications y mantiene una relación con nicole w. delpit, que ahora, puede tener unos treinta dos años aproximadamente. Lo que he podido comprender ahora, es que muchos de los incidentes en los que estaban involucrados norteamericanos de ésta compañía conocida como Charter Communications, era ésta norteamericana la que mandaba a nicole w. delpit a que en complicidad con maleantes, agredieran a éstas personas para luego culparme a mi y viceversa, así cualquiera que preguntara por mi o quisiera conocerme, le pasaría algo desagradable y ella fuera la única vocera, pues; puede que ana giselle rosas de vallarino y familia, estén contratándo servicios de vigilancia y no es la única que en la actualidad se dedica a eso79 para saber que hago o a qué, me dedico, para que parezca que son ellas, las únicas, en la cuales confío, que hay una relación de amistad o amorosa, entre nosotros o para planear el próximo crimen en mi contra, tomando información verídica sobre mí y mezclándola con mentiras; así, si saben que he salido, en la noche del día X y saben mi paradero, una cómplice, puede decir, que ésa misma noche, alguien con mi descripción, trató de robarle o de violarla cerca de donde pude haber estado; por lo general, las acusaciones, las hacen en público; si no sé, lo que pasa y me pregunta dónde estaba esa misma noche, le diré; no tomando en cuenta, lo que está por fraguarse, pretender y actuar como sí; son las armas preferida de mujeres y hombres homosexuales, en éste país.

Cabe destacar que nicole w. delpit, actualmente, aparenta estar casada conmigo, aunque, tal ceremonia, nunca se llevó a cabo; no hay documento legal alguno, que me relacione maritalmente, con ella, sin embargo; parece que, de alguna forma tiene acceso a parte de mi patrimonio: gracias a las falsas acusaciones de violación, lavado de dinero, enfermedades mentales; todo el mundo, me robaba mi dinero, con una facilidad increíble y eran mayormente abogados, profesionales varios, los que se prestaban para ésto, razón por la cual; tuve que poner, todo a nombre de otras personas y he aquí cómo ella, quedó controlando una enorme cantidad de dinero, que “regala” a otras personas, mayormente a sus “amigos(as)” la norteamericana, de Charter Communications y su actual pareja: senetra lydel80; ana giselle rosas de vallarino, maría eugenia arosemena, marcos vallarino, arturo vallarino, claudia harrison davis, ramón tweed, se aprovechan de ella, a sabiendas de su enfermedad mental (si es que tiene alguna, en verdad), para que ella les compre propiedades, autos, todos de color negro, blanco, dorado, gris o verde; a segundas personas (posiblemente adultos mayores, familiares de los mismos) o a personas, de su entera confianza; luego, como sería fácil ubicar, a éstas personas y saber la proveniencia de los activos, que utilizaron, para la compra de los bienes, la convencen (a nicole w. delpit), para que haga los mismos regalos a lesbianas, homosexuales y todo aquel que, tenga conocimiento de su estado mental, para que así, sea difícil poner una denuncia, porque; no es sólo, una persona; sino, un grupo, que va en crecimiento81; sin embargo, es un grupo reducido, el que lo inició todo; luego, bajo la promesa de recibir un automóviles, estudios en universidades en el extranjero, casa, dinero, trabajo (dependiendo del grado de confianza, que tenga la persona con nicole w. delpit) delegan a personas, de todos los extractos sociales para que me agredan; hacer ver, que soy yo, el problemático, el narcotraficante, el pederásta, etc; para hacer ver que, debido a mis “nexos” con políticos y personas poderosas, estoy por encima de la ley y así incitar, para que la justicia se manifieste, en “no te vamos a dar nada” o aparesca el “justiciero” que me dé muerte.

En una ocasión encontré a ésta norteamericana (Colaboradora de Charter Communications) en Isla Grande, provincia de Colón, cerca de la casa de nicole w. delpit, no me acordaba de ella, así que hablamos, como si fuera la primera vez, de habernos conocido; después de haber tenido relaciones, seguimos conversando de todo un poco y es, cuando me pregunta: cómo lo estaba haciendo82? La pregunta, generó un efecto gatillo, que dío como resultado, una serie de preguntas; que, no se dignó en responder. Ella, repentinamente se va; pronto, llegaron modesto villareal y su grupo de amigos y me agredieron hasta dejarme inconsciente.


Luego, entraron en escena, las señoras farieda ramautar, de raza Indú, de unos cinco pies, once pulgadas, ex gerente de operaciones del proyecto TXU Energy(por confirmar) y colleen “stamps” (apellido por confirmar), la última, funge como enlace entre TXU Energy, y los diferentes centros de llamadas en Centroamérica, que le prestan el servicio, a la empresa Norteamericana; la señora ramautar, trabaja en el centro de llamadas, conocido como Sitel, ubicado en Plaza Conquistador, Vía Tocúmen, Panamá; al igual que muchas de ellas, utilizaron a jóvenes menores de edad, para que se introdujeran en mi tienda de campaña; con la oscuridad como cómplice, para convencerme de tener relaciones, sin saber que eran menores de edad; mientras ramautar y stamps, me acusaban de violación, con los residentes de Isla Grande; una de esas jóvenes, se llama, yamir gordón.

Estaba en Isla Grande, cuando la ví, por primera vez, en esa ocación, había llegado sólo a Isla Grande; me encontraba observando las olas, luego de una muy buena sección de olas; cuando, la joven gordón, pasa frente a mí; no le presté atención; ella, pasa denuevo, queriendo llamar mi atención, que nunca tuvo, pues como puede imaginarse, quería estar sólo; al no lograr su objetivo, yamir gordón, se para de espaldas frente a mí, al principio, no caí en cuenta de sus intenciones y me limité a cambiar de posición, para seguir observando la Mar, a ella, le molestó mi acción y se fue; en la noche, con la oscuridad como cómplice, trata de entrar en mi tienda de campaña; no se lo permití y la rechasé enérgicamente; el día siguiente transcurrió normal, ya para la tarde, mientras observaba el día morir, ésta joven llega, para alabar, la forma en que corrí las olas, durante el día; entablamos conversación, no me pareció malo, la noche cubrió el firmamento con su manto; mientras dormía, ésta joven, entrar en mi tienda de campaña e intenta mantener relaciones sexuales; al principio, me defendí; pues, estaba dormido, luego de ver quién era, le pedí disculpas; ella, utilizó la “táctica sentimental”: empieza a llorar, para que la consuele, mientras la calmaba, ella, me dice que es prostituta; le confieso que aquello, estaba fuera de mi presupuesto, me dice que no me preocupara, pues mi “esposa” había pagado ya, le confieso que no tengo esposa, que se ha confundido; luego, me dice que conoce a mis amigos y menciona a ricardo ríos miranda, ernesto charter, entre otros, me hace ver que ellos, fueron los que la enviaron, intuí el engaño; le dije que se marchara y eso hizo, horas después, entra a mi tienda de campaña, para intentar nuevamente, tener relaciones sexuales; luego de ello, sale de la tienda y se adentra (sin saber, era otra persona: su hermana gemela); logrado su objetivo, iniciaron las agresiones, por parte de un hombre, que había llegado con ellas y que no conocía para entonces (hogier guevara, mide seis pies aproximadamente; usa gafas; de tez: clara; su familia procede de la provincia de Chiriquí; actualmente, colaborador de Sitel, Plaza Conquistador, para el proyecto TXU Energy, colaborador#: 75356, RAQF ID: cnbz), que en compañía de farieda ramautar, colleen “stamps” y otros desconocidos para entonces, me acusan de violación, mientras ellas, incitan, a que me asesinen, escapé de la turba; les hice creer, que había escapado con dirección al caserío, del otro lado de Isla Grande, cuando no fue así; pasé la noche escondido, en la mañana fui al caserío, en busca de ellas(os), pero, no los encontré. Pasaron meses, antes que regresara a Isla Grande; cuando lo hice, llego la joven yamir gordón nuevamente, me acordaba de ella, así que; me preparé, pues intuía que intentaría algo, entrada la noche; ella, trató de sorprenderme, como lo había hecho anteriormente, como intuí; la rechasé a ella y al señor hogier guevera, que la acompañaba, la respuesta de mi parte, fue enérgica e implacable, para mandarles un mensaje: no se metan conmigo. Parece que cumplí, con mi objetivo momentáneamente; pues meses después, se apersonó otra joven; alison dueñas, tez trigueña, contextura gruesa, ojos y cabellos oscuros; mide cinco pies, cinco pulgadas aproximadamente, incipiente sobrepeso; que en compañía de una menor de edad, de nombre tiffany cole, tez trigueña, pesa 155 libras aproximadamente , ojos y cabellos oscuros; mide cinco pies, cinco pulgadas aproximadamente; se encontraban ambas, teniendo relaciones homosexuales, dentro de mi tienda de campaña; yo, me encontraba cerca de la tienda y al llegar, e encuentro con la sorpresa de encontrar a una joven y una menor de edad, teniendo relaciones dentro de mi tienda… Por un momento, creí, que me había equivocado de tienda, aún cuando era la única, en ese lugar; entré nuevamente, para decirles que estaban en mi tienda y que salieran; comensaron a tocarme; me molesté y salí de la tienda, sin decir palabra; una vez fuera, esperé, a que ambas salieran de mi tienda; salieron sonrientes, sólo me limité a observar su desfachatez; al entrar en mi tienda, todo estaba intacto, no se habían llevado nada; entrada la noche, mientras dormía, entra la joven alison dueñas y comienza a tocarme, con la intención de tener relaciones sexuales, antes de consumar el acto, se presenta la menor de edad tiffany cole y empieza a reclamarle a la joven dueñas, por estar conmigo; al pedirle explicaciones, a la joven dueñas, por lo que estaba pasando; ella, sale de la tienda de campaña y comienza una discusión, con la joven tiffany cole; me limité, a cerrar mi tienda y descansar; la joven dueñas, horas después del incidente, regresa; entra en mi tienda, se desnuda decidida a mantener relaciones conmigo, los primeros rayos del sol, me encontraron sólo, en la tienda de campaña; no sabía las generales de la joven, con la que tuve relaciones sexuales la noche anterior; pensé, que su actuar anónimo, era porque lo sucedido, no fue algo importante para ella; así que, no le dí, importancia tampoco. En la noche del mismo día llega otra joven, su nombre; shierley yhap, tez blanca, mide cinco pies, once pulgadas; ojos chocolates oscuros; pretende estar perdida y pide asilo, en mi tienda de campaña; utiliza el mismo patrón que muchas de las otras jóvenes, que en el pasado, encontraba en las diferentes playas; no hubo relaciones sexuales esa noche; el día nos sorprende, entro a la Mar, mientras corría olas, observo aquella joven, que estaba en compañía por una mujer, a la que no reconocí; ya para el mediodía, antes de ir a buscar algo de comer, al pueblo; le pregunto a la joven si, ha encontrado a su familia, ella; me dice que no y empieza a llorar desconsoladamente, intento calmarla, ella, aprovechándose de mi acción y cercanía, me besa, me toca; terminé teniéndo, relaciones sexuales con aquella joven; al dirigirnos al caserío en busca de comida, aquella joven, me abraza, me toma de la mano, nos encontramos con un grupo de mujeres: fareida ramautar, colleen “stamps” entre otras, que observan inquisitivamente, murmuran entre ellas; no le presto atención, comímos en aquel caserío, luego de un descanso; en la tienda de campaña, entro a la Mar, nuevamente, prescencié una sección épica de olas, en un Mar, color turquesa; tan claro, que podía ver, los corales en el fondo; observo, que una mujer habla con la joven shierley yhap; me encuentro demasiado lejos, para saber, quién era la mujer o de qué hablaban; salgo de la Mar, esperando que la joven, no estuviera, pero; seguía ahí, observando, converso con ella, me dice que aquellas mujeres, van a ayudarla; tenemos relaciones nuevamente; ya, en la noche, le sugiero que vallamos por algo de comer, de regreso, nos encontramos con aquellas mujeres, que se la llevan; para entonces desconosco los motivos de aquellos encuentros fortuitos, más; no podía hacer nada, pues desconosco la identidad de las mujeres y jóvenes implicadas.

Para los tiempos en que solía estudiar en la Universidad Santa María la Antigüa, (USMA) conocí a una lesbiana, de unos cinco pies seis pulgadas; piel trigueña, cabello semi largos; ojos chocolates oscuros, contextura gruesa, de “apariencia varonil” es de nacionalidad dominicana, se mostraba comprensiva y le conté sobre la joven nicole w. delpit y lo que había presenciado, a esta mujer a pesar que no la conocía ahora quería conocer quién era la joven; ésta lesbiana, parecía saber cómo dar con mi paradero y se mostraba siempre comprensiva, lo que no pude comprender era que ésta lesbiana reclutaba jóvenes para que fueran mulas. En una ocasión, mientras conversaba con la joven nicole w. delpit en la USMA, ésta persona se presenta y mostraba una especial atracción hacia nicole w. delpit; ésta, nunca le puso un alto y mantienen una relación hasta estos días, cabe destacar que ésta lesbiana al parecer es conocida en Chorrillito, pedregal como “la dominicana” la cual tiene o tenía el control de ciertas áreas de éste sector dedicadas al tráfico y ventas de droga.



Me había enterado, que nicole w. delpit era una niña, para los tiempos en que la frecuentaba (14 años aprox. y yo,18) y tuve que tratarla indiferente para separarla de mi, pero muy dentro sentía lástima por ella y por su destino, de alguna forma sentía que no era justo que siendo tan pequeña, estuviera experimentando esa clase de vida; cuando me decidí a entablar una relación seria (casarme), con la joven nicole w. delpit, la “madre” se la llevó y no supe su paradero, este “acto de desaparición” ocurrió varias veces. Justo cuado volvía rehacer mi vida con otra joven, se aparecía nicole w. delpit, a destrozar la relación, para luego desaparecer nuevamente (lo cual me molestaba); cuando estaba haciendo mi vida nuevamente, aparece nicole w. delpit en la ceremonia de mi matrimonio y todo se complicó: en la ceremonia de matrimonio, con otra joven, nicole w. delpit se presenta y se opone a la boda, diciendo que me quería; mi futura “esposa” y su familia enfurecidos por el desplante, comienzan una nueva vorágine, llena de acusaciones y enemigos del pasado, que al final, desembocó en una crisis emocional para mi: agredí a nicole w. delpit, en frente de todos ahí presentes, me odió por eso y nunca se le olvido. La familia de la novia, en represalia, me quitaron el dinero y propiedades que me quedaban después de los festines anteriores; que le permitieron poseer a ella (nicole w. delpit) una propiedad en Isla Grande, cerca del faro, una casa en un barrio exclusivo, cerca del Dorado, un apartamento en hato pintado y otro en San Miguel, entre otras cosas, en la actualidad, la nicole w. delpit trabaja en el centro de llamadas, conocido como NARS, como directora de los proyectos Target y Ford, mientras que a sus amigas(os) homosexuales, narcotraficantes y demás, los refiere a los proyectos que yo había traído a NARS, que son Charter Communications, Sprint, Credit One, Target, Chase Bank; no es casualidad, que todos los proyectos en el centro de llamadas NARS, hayan tenido problemas de fraude de tarjetas de crédito, entre otras, pues; el departamento de recursos humanos, no está cumpliendo su labor, a la hora de seleccionar a los posibles candidatos, no tengo, ni he tenido inferencia alguna en la toma de desiciones, una vez que el centro como tal, fue creado; el señor marcos vallarino, ha usurpado mi identidad, gracias a la ayuda de su padre, arturo vallarino; que era, mi “socios de negocios” luego marcos vallarino, con la ayuda de su esposa ana giselle rosas de vallarino, incitan a los representantes norteamericanos de éstas compañías, para que, entreguen fondos de mis acciones de éstas compañías a personas diferentes y hacer ver, que se me están entregando fondos, a mis familiares y seres queridos, cuando no, es así. Dicen que: “el infierno está pavimentado de buenas intenciones”.

La paciencia de mi padre se fue agotando y así su mesada, pronto comprendí en el sueño que estaba viviendo, sin título ni experiencia laboral, como si mi familia fuera rica, seguía asistiendo a la Universidad esta vez estaba en la ULACIT (Universidad Latinoamericana de Ciéncias y Tecnología) pero simplemente no sentía deseos de estudiar; debido a la gran lección aprendida en la USMA, carecía de motivación; no podía concentrarme y todo lo hallaba extremadamente difícil y sólo accedí, debido a la insistencia de mi padre, casi todos mis ex amigos estaban graduados o por graduarse; yo, después de haber estado años en ella, sigo sin haberme graduado.



En Diciembre 30, del 1999, tuve otro incidente: me encontraba bebiéndome unos tragos en la casa de un ex amigo de nombre ricardo ríos miranda (sobrino del ex presidente de colegio nacional de abogados, franki miranda), cerca donde solía vivir en calle cuarta Parque Lefevre; a las 4:00 a.m. de la mañana, salí, a comprar un mezclador: una soda, de regreso fui interceptado por dos individuos, que exigían que me detuviera entre gritos y amenazas, cuando me detuve, intentaron hacer un arresto civil al preguntar ¿Qué era lo que pasaba? me dijeron que yo había robado un carro; bueno “el que no la debe, no la teme” me dije; mientras me senté para esperar a las autoridades; llego un auto particular, y yse bajaron dos personas vestidas de civil; éstos; me escoltaron a la subestación de Parque Lefevre, donde se me retuvo por espacio de dos horas, aprovechando el cambio de guardia hice una llamada a mis ex amigos y ellos, se presentaron a la estación de policía, para enterarme que la corregidora de Parque Lefevre, giovanni prestan de delgado era la que en calidad de juez y parte83, me estaba haciendo responsable, de haber roto un vidrio de un automóvil, propiedad de un amigo suyo, para robar: una corbata y un boligrafo… El acusador, el señor valdomiro nuñez reyna; cuando la Corregidora de Parque Lefevre, se percata de la llegada de mis amigos y comienzan a indagar la razón de mi detención, se apresura a trasladarme a la corregiduría de San Francisco, allí; su amigo, el corregidor de San Francisco, me informa que para no permanecer tras las rejas en vísperas de año nuevo, debo pagar el vidrio que el verdadero ladrón rompió, por un valor de cautrocientos dólares, me negué a firmar el acuerdo que me obligaba a hacerme responsable; uno de los ex amigos que estaba presente, de nombre ricardo ríos miranda, firmó el acuerdo para que yo, pudiera irme a mi casa, puse una denuncia en el Departamento de Responsabilidad Patrimonial (DRP), de Ancón por abuso de autoridad; denuncia #000106014, del 6 de enero, del 2000 a las 16:25 hrs; recibida por el agente Quiel, R. puesto, los agentes antes de llevarme a la subestación de Parque Lefevre, me golpearon mientras estaba dentro del auto esposado84, intenté poner otra denuncia, para la corregidora de Parque Lefevre, en la Alcaldía de Panamá; pero, debido a una llamada presumiblemente de la corregidora, giovanni prestan de delgado85, no me recibieron la denuncia en la Alcaldía de Panamá86. Otro ex amigo, de nombre adler anderson, con residencia en Atlanta, E.U. cotizó el precio del vidrio roto, en setenta dólares ($70) y lo envió, semanas después; estando cerca de la vivienda de la señora prestán; observo a maría eugenia arosemena, saliendo del domicilio ubicado en Calle W Parque Lefevre, propiedad de la Mamá de la corregidora, en un auto marca Jeep, color rojo con matricula 323279; tenía una calcomanía en el paragolpes tracero: kick ass! caí en cuenta de la trama muy tarde; esto, ocurrió, semanas después de haber entregado el parabrisas; actualmente, puede que maría eugenia arosemena, posea un auto color dorado, marca nissan, modelo xtrail.

Hace ocho años atrás, mientras salía de una clase de en la ULACIT, un joven de unos seis pies, tez blanca, de cabeza rapada que hasta ese entonces estaba en la Universidad, me golpea mientras estoy por salir del recinto, como estaba drogado (fumaba mariguana), no dije nada sólo me levante impresionado por lo que había pasado y seguí mi camino, al día siguiente, veo a éste mismo joven y fui a preguntarle qué, le había hecho, su respuesta fue: otro golpe en la cara, que me mandó al suelo; me levanté y seguí mi camino; al tercer día, lo divise en el lobby de la ULACIT, estaba hablando con una joven, le toque la espalda me dio la cara y le comencé a pegarle y no pare, hasta que se encontraba en el suelo inconsciente. El segundo día del incidente se apersonan un grupo de mujeres jóvenes que por su porte aristocrático, pienso que eran amigas de la joven que comenzó todo el chisme de la violación en la USMA, familia de ithiel roberto eisennman; una de ellas me explica que están ahí para ayudarme? Mientras me piden que me valla con ellas… les expliqué que ellas, me habían enseñado una lección y era que en el suelo había una línea que nos separaba, les dije que yo, no había cruzado la línea y les pedí que hicieran lo mismo; me preguntaron si eso, era lo que yo quería, en una forma sarcástica, lo que entendí entre líneas fué: nosotras fuimos las que comenzamos todo ésto; pero,“eso era lo que tu querías” (le conté que hasta cierto punto había alcanzado notoriedad como escritor, canta autor y hasta tenía fanaticada, bueno; habían personas que me catalogaban como poeta, más les decía que no me consideraba uno, porque sentía que no había cubierto mi cuota de sufrimiento; así que ellas, jugando al destino, hicieron con mi vida, lo que les dió la gana; luego basta con decir “eso es lo que tú querías” para quedar absueltas). En el lobby de la ULACIT se habían apersonado otro grupo de personas, la mayoría jóvenes de barrio, que al parecer fueron en mi defensa? Más, no conocía a ninguno de ellos; cuando les dije lo de la línea a éstas jovenes, una de ellas, se enojó y trato de agredirme, a lo cual uno de los jóvenes ahí presentes la agredió a ella; yo increpé al joven, porque esa no era para nada una ayuda, porque sabía lo que me iba a pasar después: ésta joven, le iba a decir a los suyos que yo, “había mandado a unos maleantes para que la agredieran”, lo que pasó después, fue lo mismo que intuí, se apersonaron a la ULACIT, los amigos y familiares de éstas jóvenes a tomar venganza, la mayoría personas que habían estado involucrados en los incidentes de la USMA, judíos ortodoxos, algunos acusándome de no dar las buenas noches? Otros, tratando de detonar sus armas de fuego en contra mía, otros acusándome de violación, de ser un terrorista. Otro grupo de personas, presuntamente maleantes, se encontraban ahí presentes, junto a éste grupo de Judíos, trataron de secuestrarme, pues pensaban que yo, tenía dinero? Desistieron del secuestro al ver mis fachas y oir que nunca éstas personas mal llamados “socios de negocios” me habían entregado dinero alguno87; me sentí exactamente como en los tiempos de la USMA, asustado de que me fuera a pasar nuevamente, todo era tan confuso y esa, era el propósito de la turba y las interminables acusación; así que me defendí, pero el plan que habían tramado, era magistral pues, al defenderme de ellos, las personas que llegaron con ellos y que no estaban al tanto de las verdadras intenciones, vieron otra cosa; vieron a un “maleante” agredir a sus amigos, así que llamaron a sus amigos de la sociedad Judia, no sé exactamente de qué hermandad y sin embargo, estoy seguro que los señores artura vallarino(Ex vicepresidente de Panamá), joseph fidanque(dueño star contact), braulio incienso (instructor de Yudo); hermes espino (pastor de la iglesia Casa de Oración Cristiana), samuel lewis navarro (Ex Vise presidente de Panamá), saben quienes son, éstas personas en la actualidad; al final me atrevo a pensar que serán las mismas personas que desde la USMA, no han dejado de instigar y agredirme; una defensa por parte mía, es todo lo que desean, para hacer ver, como si yo, soy la persona que inició todo: el agresor.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   40

Similar:

Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconCas. 2670-2013 lima obligación de dar suma de dinero
Vista la causa número dos mil seiscientos setenta dos mil trece luego de verificada la votación con arreglo a ley emite la siguiente...
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconMagia de las runas
En honor y honra del congreso gnóstico ecuménico que se celebrará en Barranquilla, República de Colombia, del veintisiete de Diciembre...
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconL e y : capítulo I titulo I presupuesto de la Administración Provincial
Articulo 1º. Fíjase en la suma de pesos nueve mil novecientos once millones quinientos cincuenta y tres mil $
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconAudiencia constitucional: En la ciudad de Monterrey, capital del Estado de Nuevo León, siendo las once horas con treinta minutos del día siete de septiembre de mil novecientos noventa y ocho
México, Distrito Federal. Acuerdo del Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día veintiséis...
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconDecreto promulgatorio del Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos Mexicanos y la República Oriental del Uruguay, firmado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el quince de noviembre de dos mil tres
Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos. Presidencia de
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconProyecto tipo para desechar los recursos de revisión promovidos por el procurador fiscal de la federación y sus inferiores jerárquicos por falta de legitimacióN, anteriores al veinticuatro de enero de dos mil tres
México, Distrito Federal. Acuerdo de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al treinta y uno...
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconJueves 10 de marzo de 2011 diario oficial
Trescientos cuarenta y seis mil seiscientos sesenta y seis pesos, cero centavos moneda nacional, cubre dos terceras partes valor...
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconApertura de cartas de credito
Sección “A” y “C” del Capítulo Primero del Titulo Séptimo del Libro Cuarto y a las contenidas en los Artículos del Un Mil Ciento...
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconJunta de relaciones laborales de la autoridad del canal de panama. Panamá, veinte (20) de noviembre de dos mil seis (2006)- decision no. 5/2007
Junta de relaciones laborales de la autoridad del canal de panama. Panamá, veinte
Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz iconMéxico, Distrito Federal, a veintiséis de mayo de mil novecientos noventa y ocho
México, Distrito Federal. Acuerdo de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día dieciocho...


Descargar 1.11 Mb.

Página principal
Contactos

    Página principal



Mi nombre es Kermit Blair, nací en Panamá un dos de abril de mil novecientos setenta y tres, mi infancia transcurrió, normal: mi madre estudiaba para esos tiempos en la Universidad Nacional, ella se llama Zoila Espinosa de la Cruz

Descargar 1.11 Mb.