crede.info

QUINTA PARTE NORMAS DE VALORACIÓN

  • 2. Inmovilizado material.
  • 3. Normas particulares sobre inmovilizado material.
  • 4. Inversiones destinadas al uso general e inversiones gestionadas.
  • 5. Inmovilizado inmaterial.
  • 6. Gastos a distribuir en varios ejercicios.
  • 7. Valores negociables.
  • 8. Créditos y demás derechos a cobrar no presupuestarios.
  • 9. Obligaciones propias.
  • 10. Deudas y demás obligaciones no presupuestarias.
  • 11. Derechos a cobrar presupuestarios y obligaciones presupuestarias.
  • 12. Existencias.
  • 13. Diferencias de cambio en moneda extranjera.
  • 14. Impuestos sobre el valor añadido.
  • 15. Compras y otros gastos.
  • 16. Ventas y otros ingresos.
  • 17. Cambios en criterios contables y estimaciones.
  • 18. Principios y normas de contabilidad generalmente aceptados.
  • GLOSARIO DE TÉRMINOS



  • Página228/228
    Fecha de conversión05.03.2018
    Tamaño2.21 Mb.

    Descargar 2.21 Mb.
    1   ...   220   221   222   223   224   225   226   227   228

    QUINTA PARTE

    NORMAS DE VALORACIÓN

    1. Desarrollo de los principios contables.

    1. Las normas de valoración desarrollan los principios contables, establecidos en la primera parte, conteniendo los criterios y reglas de aplicación a operaciones o hechos económicos, así como a diversos elementos patrimoniales .

    2. Las normas valorativas que se formulan seguidamente son de aplicación obligatoria.


    2. Inmovilizado material.

    1. Valoración.

    Los bienes comprendidos en el inmovilizado material deben valorarse al precio de adquisición o al coste de producción, teniendo en cuenta las correcciones valorativas que deben efectuarse.

    Cuando se trate de bienes adquiridos a título gratuito o que hayan sido recibidos en cesión se considerará como precio de adquisición el valor venal de los mismos en el momento de la incorporación patrimonial. En el caso de bienes recibidos en adscripción se tomará como precio de adquisición el valor neto de los mismos en la contabilidad del adscribiente, en el momento de la adscripción.

    En la reversión de bienes cedidos, la entidad cedente dará de alta los mismos por el valor que figurara en su inventario en el momento de la cesión, procediendo a continuación a reflejar las posibles diferencias de acuerdo con el verdadero estado de los bienes revertidos.

    En la reincorporación de bienes adscritos, la entidad adscribiente dará de alta los mismos por el valor neto que figura en la contabilidad del ente beneficiario en ese mismo momento, procediendo, por tanto, a reflejar las posibles diferencias.

    Las diferencias a que se hace referencia en los dos párrafos anteriores se considerarán resultados del ejercicio en que se produzcan.

    Se incorporará al valor del inmovilizado correspondiente el importe de las inversiones adicionales o complementarias que se realicen, valorándose éstas de acuerdo con los criterios establecidos anteriormente.

    2. Precio de adquisición.

    El precio de adquisición incluye, además del importe facturado por el vendedor, todos los gastos que se produzcan hasta el momento en que el bien de que se trate se encuentre en condiciones de funcionamiento: gastos de explanación y derribo, transporte, derechos arancelarios, seguros, instalación, montaje, etc.

    Los gastos financieros podrán incrementar el valor del bien inmovilizado, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:



    • que exista una relación directa y objetiva entre la operación de endeudamiento que origina los gastos financieros y el bien al que deben incorporarse dichos gastos;

    • que los gastos financieros se hayan devengado con anterioridad a la puesta en condiciones de funcionamiento del bien.

    Los impuestos indirectos que gravan los elementos del inmovilizado material podrán incluirse en el precio de adquisición, únicamente cuando no tengan el carácter de recuperables directamente de la Hacienda Pública.

    3. Coste de producción.

    Los bienes fabricados o construidos por la propia entidad, habrán de valorarse por su coste de producción. Los costes a considerar serán:


    • los gastos de personal: sueldos, salarios y otros gastos de personal directamente relacionados con ellos;

    • los costes de los materiales y servicios consumidos;

    • la amortización correspondiente al inmovilizado directamente utilizado;

    • la proporción que razonablemente corresponda de costes indirectos, y otros costes, como puede ser la amortización de patentes o licencias que hayan sido utilizadas.

    Respecto a los gastos financieros, para este caso, es válido lo establecido en el apartado anterior.

    4. Valor venal.

    Se entiende por valor venal de un bien, aplicable a aquellos que son adquiridos de manera gratuita o han sido recibidos en cesión, el precio que estaría dispuesto a pagar un adquirente eventual, teniendo en cuenta el estado y el lugar en que se encuentre dicho bien, considerando, además, la situación de la entidad y suponiendo la continuidad de la explotación del bien.

    El valor venal de un bien se podrá determinar mediante tasación de peritos especializados, valores medios de mercados organizados, listas de precios de proveedores habituales u otros procedimientos generalmente aceptados.

    5. Correcciones de valor del inmovilizado material.


    • Amortización: En todos los casos (incluidos los bienes de inmovilizado que hayan sido recibidos en cesión o en adscripción) se deducirán las amortizaciones practicadas, las cuales habrán de establecerse sistemáticamente en función de la vida útil de los bienes, atendiendo a la depreciación que normalmente sufran por su funcionamiento, uso y disfrute, sin perjuicio de considerar también la obsolescencia que pudiera afectarlos.

    • Pérdidas de carácter irreversible en el inmovilizado: Si se produce una disminución de valor de carácter irreversible y distinta de la amortización sistemática se procederá a corregir la valoración del bien correspondiente, contabilizando la pérdida como gasto del ejercicio y provocando una corrección del valor amortizable del bien.

    • Revalorizaciones: Con carácter general no será admisible la revalorización de los bienes que componen el inmovilizado, excepcionalmente podrán revalorizarse dichos bienes cuando una norma con rango suficiente así lo autorice y en los términos establecidos en dicha norma.
    3. Normas particulares sobre inmovilizado material.

    En particular se aplicarán las normas que se expresan con respecto a los bienes que en cada caso se indican:

    a) Solares sin edificar. Se incluirán en su precio de adquisición los gastos de acondicionamiento como cierres, movimientos de tierras, obras de saneamiento y drenaje, así como los de derribo de construcciones cuando sea necesario para poder ejecutar obras de nueva planta; y también los gastos de inspección y levantamiento de planos cuando se realicen con carácter previo a su adquisición.

    b) Construcciones. Formarán parte de su precio de adquisición o coste de producción, además de todas aquellas instalaciones y elementos que tengan carácter de permanencia, las tasas inherentes a la construcción y los honorarios facultativos del proyecto y dirección de obra. Deberá figurar por separado el valor del terreno y el de los edificios y otras construcciones.

    c) Instalaciones técnicas, maquinaria y utillaje. Su valoración comprenderá todos los gastos adicionales que se produzcan hasta su puesta en condiciones de funcionamiento, y en su caso, el transporte, los seguros, derechos arancelarios, y otros similares.

    d) Los utensilios y herramientas incorporados a elementos mecánicos se someterán a las normas valorativas y de amortización aplicables a dichos elementos.

    Con carácter general, los utensilios y herramientas que no formen parte de una máquina y cuyo período de utilización se estime no superior a un año, deben cargarse como gasto del ejercicio. Si el período de su utilización fuese superior a un año, se recomienda, por razones de facilidad operativa, el procedimiento de regularización anual, mediante su recuento físico; las adquisiciones se adeudarán a la cuenta de inmovilizado, regularizando al final del ejercicio, en función del inventario practicado, con baja razonable por demérito.

    Las plantillas y los moldes utilizados con carácter permanente en fabricaciones de serie deben formar parte del inmovilizado material, calculándose su depreciación según el período de vida útil que se estime. Los moldes utilizados para fabricaciones aisladas, por encargo, no deben considerarse como inventariables.

    e) Los gastos realizados durante el ejercicio con motivo de las obras y trabajos que la entidad lleva a cabo para sí misma se cargarán en las cuentas que correspondan del grupo 6. Las cuentas del subgrupo 22 se cargarán, por el importe de dichos gastos , con abono a la cuenta correspondiente del subgrupo 78.

    f) Los costes de renovación, ampliación o mejora de los bienes de inmovilizado material serán incorporados al activo como mayor valor del bien en la medida que supongan un aumento de su capacidad, productividad o alargamiento de su vida útil y siempre que sea posible conocer o estimar razonablemente el valor neto de los elementos que, por haber sido sustituidos, deban ser dados de baja del inventario.

    4. Inversiones destinadas al uso general e inversiones gestionadas.

    Los bienes adquiridos o construidos para ser entregados al uso general o transferidos a otra entidad figurarán en el activo, hasta el momento de su entrega, por su precio de adquisición o coste de producción, siguiendo los criterios señalados para el inmovilizado material. No obstante, no será de aplicación lo establecido respecto a dotación de amortizaciones y demás correcciones valorativas.
    5. Inmovilizado inmaterial.

    Los diversos elementos comprendidos en el inmovilizado inmaterial se valorarán por su precio de adquisición o coste de producción; se aplicarán los criterios establecidos para el inmovilizado material por lo que respecta a la dotación de amortizaciones, sin perjuicio de lo señalado en las normas siguientes con respecto a los bienes y derechos que a continuación se indican.

    a) Gastos de investigación y desarrollo.

    En aplicación del principio de prudencia, los gastos de investigación y desarrollo han de considerarse gastos del ejercicio.

    No obstante, al cierre del ejercicio, podrán activarse cuando se cumplan todas las condiciones siguientes:



    • que exista un proyecto específico perfectamente individualizado y concreto;

    • que se dé una asignación, imputación y distribución temporal de los costes claramente establecida;

    • que, además, existan motivos fundados del éxito técnico del proyecto.

    • que la rentabilidad económico‑comercial del mismo esté razonablemente asegurada;

    • que se encuentre asegurada la financiación del proyecto.

    Una vez se haya considerado la razonabilidad de la capitalización de los gastos de investigación y desarrollo, los costes del proyecto se amortizarán de manera sistemática y a la mayor brevedad posible, sin que en ningún caso sobrepase el plazo de 5 años desde que concluya el proyecto de investigación y desarrollo que haya sido capitalizado. Cuando las condiciones del párrafo anterior, que justifican la capitalización, dejen de cumplirse, el saldo que permanezca sin amortizar deberá llevarse a pérdidas.

    b) Propiedad industrial e intelectual.

    En la valoración que debe darse a la propiedad industrial e intelectual, se seguirá el criterio general de precio de adquisición o coste de producción. En el caso de patentes, estos gastos vendrán incrementados por los correspondientes al registro y formalización de las mismas, mientras que en el caso de los modelos de utilidad se incorporarán además, los costes imputables a la producción de las muestras.

    c) Aplicaciones informáticas.

    Se incluirán en el activo los programas de ordenador, tanto los adquiridos a terceros como los elaborados por la propia entidad, utilizando los medios propios de que disponga y únicamente en los casos en que esté prevista su utilización en varios ejercicios.

    En ningún caso podrán figurar en el activo los gastos de mantenimiento de la aplicación informática.

    Los criterios a aplicar en la valoración de las aplicaciones informáticas, serán los mismos que se han expuestos anteriormente para los gastos de investigación y desarrollo.

    d) Derechos sobre bienes en régimen de arrendamiento financiero.

    Cuando de los términos del expediente administrativo de contratación o de las condiciones del contrato de arrendamiento financiero se deduzca la voluntad de ejercer la opción de compra, los derechos derivados de dichos contratos se contabilizarán como activos inmateriales por el valor al contado del bien, debiendo reflejar igualmente la deuda total por las cuotas más la opción de compra.

    La diferencia entre ambos importes, constituida por los gastos financieros de la operación, se contabilizará como gastos a distribuir en varios ejercicios.

    Los derechos registrados como activos inmateriales serán amortizados, en su caso, atendiendo a la vida útil del bien objeto del contrato. Cuando se ejercite la opción de compra, el valor de los derechos registrados y su correspondiente amortización acumulada se dará de baja en cuentas, pasando a formar parte del valor del bien adquirido.

    Los gastos a distribuir en varios ejercicios se imputarán a resultados de acuerdo con un criterio financiero.


    6. Gastos a distribuir en varios ejercicios.

    Se aplicarán las normas siguientes:

    a) Gastos de formalización de deudas. Se valorarán por su precio de adquisición o su coste de producción.

    Como regla general, estos gastos deberán afectarse al ejercicio en que se produzcan. Excepcionalmente, dichos gastos podrán distribuirse en varios ejercicios, en cuyo caso deberán imputarse a resultados durante el período de vida de la deuda a que se refieran y de acuerdo con un plan financiero; en todo caso deberán estar totalmente imputados cuando se amorticen las deudas a que correspondan.

    b) Gastos financieros diferidos. Se valorarán por la diferencia entre el valor de reembolso y el valor de emisión de las deudas a que correspondan.

    Dichos gastos se imputarán a resultados durante el período de vida de la deuda a que se refieran y de acuerdo con un plan financiero.

    7. Valores negociables.

    1. Valoración.

    Los valores negociables comprendidos en los grupos 2 ó 5, sean de renta fija o variable, se valorarán en general por su precio de adquisición en el momento de la suscripción o compra.

    Se entenderá por precio de adquisición el total satisfecho o que deba satisfacerse por la adquisición, incluidos los gastos inherentes a la operación. Se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

    a) Se incluirá dentro del precio de adquisición el importe de los derechos preferentes de suscripción.

    b) El importe de los dividendos devengados o de los intereses, explícitos devengados y no vencidos en el momento de la compra, no formará parte del precio de adquisición. Dichos dividendos e intereses se contabilizarán en rúbricas específicas de acuerdo con su vencimiento.

    A estos efectos, se entenderá por “intereses explícitos” aquellos rendimientos que no formen parte del valor de reembolso.

    c) En el caso de venta de derechos preferentes de suscripción o segregación de los mismos para ejercitarlos, el importe del coste de los derechos disminuirá el precio de adquisición de los respectivos valores. Para el cálculo de dicho coste se utilizará un criterio o fórmula valorativa de general aceptación y en armonía con el principio de prudencia; al mismo tiempo, se reducirá proporcionalmente el importe de las correcciones valorativas.

    Cuando se trate de valores adquiridos a título gratuito, se acudirá para determinar el valor de adquisición a una prudente valoración de los títulos en función de su previsible valor de mercado. Si los títulos cotizan en un mercado secundario organizado se tomará como valor de adquisición la cotización media del trimestre anterior a la fecha de adquisición o la última cotización anterior a la fecha de adquisición si ésta es inferior. Si los títulos no cotizan en un mercado secundario organizado se acudirá al valor establecido por peritos tasadores, con arreglo a procedimientos racionales admitidos en la práctica, con un criterio de prudencia.

    En todo caso, deberá aplicarse el método del precio medio o coste medio ponderado por grupos homogéneos; entendiéndose por grupos homogéneos de valores los que tienen iguales derechos.

    2. Correcciones valorativas.

    Los valores negociables admitidos a cotización en un mercado secundario organizado se contabilizarán, al menos al final del ejercicio, por el precio de adquisición o el de mercado si éste fuese inferior a aquél. En este último caso, deberán dotarse las provisiones necesarias para reflejar la depreciación experimentada.

    El precio de mercado será el inferior de los dos siguientes : cotización media en un mercado secundario organizado correspondiente al último trimestre del ejercicio; cotización del día del cierre del ejercicio o en su defecto la del inmediato anterior.

    No obstante lo anterior, cuando existan intereses, implícitos o explícitos, devengados y no vencidos al final del ejercicio, los cuales deberán estar contabilizados en el activo, la corrección valorativa se determinará comparando dicho precio de mercado con la suma del precio de adquisición de los valores y de los intereses devengados y no vencidos al cierre del ejercicio.

    Tratándose de valores negociables no admitidos a cotización en un mercado secundario organizado figurarán en el balance por su precio de adquisición. No obstante, cuando el precio de adquisición sea superior al importe que resulte de aplicar criterios valorativos racionales admitidos en la práctica, se dotará la correspondiente provisión por la diferencia existente. A estos efectos, cuando se trate de participaciones en capital, se tomará el valor teórico contable que corresponda a dichas participaciones, corregido en el importe de las plusvalías tácitas existentes en el momento de la adquisición y que subsistan en el de la valoración posterior.

    En el caso de participaciones en capital que tengan el carácter de permanentes, y que supongan un porcentaje significativo de participación, la dotación de provisiones se realizará atendiendo a la evolución de los fondos propios de la sociedad participada aunque se trate de valores negociables admitidos a cotización en un mercado secundario organizado.

    8. Créditos y demás derechos a cobrar no presupuestarios.

    Se registrarán por el importe entregado. En el caso de créditos, la diferencia entre dicho importe y el nominal de los créditos deberá computarse como ingreso por intereses en el ejercicio en que se devenguen, siguiendo un criterio financiero y reconociéndose el crédito por intereses en el activo.

    Los créditos por venta de inmovilizado se valorarán por el precio de venta, excluidos en todo caso los intereses incorporados al nominal del crédito, los cuales serán imputados como se indica en el párrafo anterior.

    Los intereses devengados y no vencidos figurarán en cuentas de crédito del grupo 2 ó 5 en función de su vencimiento.

    Se registrarán en dichas partidas de crédito los intereses implícitos que se devenguen, con arreglo a un criterio financiero, con posterioridad a la fecha de adquisición de los valores negociables.

    Deberán practicarse las correcciones de valor que procedan, dotándose, en su caso, las correspondientes provisiones, para reflejar las posibles insolvencias que se presenten con respecto al cobro de los activos de que se trate.

    9. Obligaciones propias.

    Cuando la entidad adquiera valores negociables representativos de sus propias deudas para amortizarlos, las diferencias que pudieran producirse entre el coste de adquisición, excluidos los intereses devengados no vencidos, y los valores de reembolso, excluidas las primas no imputadas a resultados reconocidas como gastos a distribuir en varios ejercicios, se cargarán o se abonarán, según proceda, a las cuentas 674 “Pérdidas por operaciones de endeudamiento” ó 774 “Beneficios por operaciones de endeudamiento”.
    10. Deudas y demás obligaciones no presupuestarias.

    Figurarán en el balance por su valor de reembolso. En su caso, la diferencia entre dicho valor y la cantidad recibida figurará separadamente en el activo del balance; tal diferencia debe imputarse anualmente a resultados en las cantidades que corresponda de acuerdo con un criterio financiero.

    Las deudas por compra de inmovilizado se valorarán por su nominal. Los intereses incorporados al nominal, excluidos los que se hayan integrado en el valor del inmovilizado, figurarán separadamente en el activo del balance, imputándose anualmente a resultados en las cantidades que corresponda de acuerdo con un criterio financiero.


    11. Derechos a cobrar presupuestarios y obligaciones presupuestarias.

    Los derechos a cobrar presupuestarios figurarán por el importe a percibir.

    Los derechos a cobrar procedentes de ingresos de Derecho Público habrán de valorarse por el importe determinado en el acto de liquidación que los genere, tanto procedan de ingresos sin contraprestación y de exacción obligatoria, como de prestaciones de servicios, realización de actividades y utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público.

    Los derechos de cobro derivados de la venta de bienes conceptuados como existencias habrán de registrarse por el importe de la contraprestación a percibir por la venta, sin incluir los impuestos legalmente repercutibles, ni los gastos satisfechos por cuenta del deudor, los cuales se integrarán en otras cuentas a cobrar no presupuestarias.

    Los derechos de cobro derivados de otras prestaciones de servicios y cesiones de bienes patrimoniales, efectuadas en régimen de Derecho Privado, se registrarán por el importe de la contraprestación a percibir por los mismos, siguiéndose los mismos criterios que en el párrafo anterior, en cuanto a los impuestos legalmente repercutibles y los gastos satisfechos por cuenta del deudor.

    Los derechos de cobro derivados de la emisión de pasivos financieros se registrarán por el importe a percibir en el momento de la emisión.

    Deberán realizarse las correcciones valorativas que procedan, dotándose, en su caso, las provisiones que reflejen el riesgo de insolvencia con respecto al cobro de los derechos de que se trate.

    Las obligaciones presupuestarias figurarán por el importe a satisfacer. Dicho valor, que debe considerarse como la cantidad a pagar en el momento de su vencimiento, estará formado por el principal de la deuda más, en su caso, las retribuciones implícitas que se pudieran haber pactado en la financiación de la operación.

    En el caso de obligaciones por compra de existencias o de servicios figurarán por el importe de la contraprestación a realizar. Tal importe no comprenderá los impuestos legalmente deducibles, que se registrarán en cuentas a pagar no presupuestarias.


    12. Existencias.

    1. Valoración.

    Los bienes comprendidos en las existencias deben valorarse al precio de adquisición o al coste de producción.

    2. Precio de adquisición.

    El precio de adquisición comprenderá el consignado en factura más todos los gastos adicionales en que se incurra hasta que los bienes se hallen en almacén, tales como transportes, aduanas, seguros, etc. También se incluirá el importe de los impuestos indirectos que gravan la adquisición de las existencias que no sea directamente recuperable de la Hacienda Pública.

    3. Coste de producción.

    El coste de producción se determinará añadiendo al precio de adquisición de las materias primas y otras materias consumibles, los costes directamente imputables al producto. También deberá añadirse la parte que razonablemente corresponda de los costes indirectamente imputables a los productos de que se trate, en la medida en que tales costes correspondan al período de fabricación.

    4. Correcciones de valor.

    Cuando el valor de mercado de un bien o cualquier otro valor que le corresponda sea inferior a su precio de adquisición o a su coste de producción, procederá efectuar correcciones valorativas, dotando a tal efecto la pertinente provisión, cuando la depreciación sea reversible. Si la depreciación fuera irreversible, se tendrá en cuenta tal circunstancia al valorar las existencias. A estos efectos se entenderá por valor de mercado:

    a) Para las materias primas, su precio de reposición o el valor neto de realización si fuese menor.

    b) Para las mercaderías y los productos terminados, su valor de realización, deducidos los gastos de comercialización que correspondan.

    c) Para los productos en curso, el valor de realización de los productos terminados correspondientes, deducidos la totalidad de costes de fabricación pendientes de incurrir y los gastos de comercialización.

    No obstante, los bienes que hubiesen sido objeto de un contrato de venta en firme cuyo cumplimiento deba tener lugar posteriormente no serán objeto de la corrección valorativa indicada anteriormente, a condición de que el precio de venta estipulado en dicho contrato cubra, como mínimo, el precio de adquisición o el coste de producción de tales bienes, más todos los costes pendientes de realizar para la ejecución del contrato.

    Cuando se trate de bienes cuyo precio de adquisición o coste de producción no sea identificable de modo individualizado, se adoptará con carácter general el método del precio medio o coste medio ponderado. Los métodos FIFO, LIFO u otro análogo son aceptables y pueden adoptarse , si la entidad los considera más conveniente para su gestión.

    13. Diferencias de cambio en moneda extranjera.

    1. Inmovilizado material e inmaterial.

    Como norma general su conversión en moneda nacional se hará aplicando al precio de adquisición o al coste de producción el tipo de cambio vigente en la fecha en que los bienes se hubiesen incorporado al patrimonio.

    Las correcciones valorativas del inmovilizado deberán calcularse, como norma general, sobre el importe resultante de aplicar el párrafo anterior.

    2. Existencias.

    Su conversión en moneda nacional se hará aplicando al precio de adquisición o al coste de producción el tipo de cambio vigente en la fecha en que se produce cada adquisición, y esta valoración será la que se utilice tanto si se aplica el método de identificación específica para la valoración de existencias, como si se aplican los métodos de precio medio ponderado, FIFO, LIFO u otros análogos.

    Se deberá dotar la provisión cuando la valoración así obtenida exceda del precio que las existencias tuvieran en el mercado en la fecha de cierre. Si dicho precio de mercado está fijado en moneda extranjera se aplicará para su conversión en moneda nacional el tipo de cambio vigente en la referida fecha.

    3. Valores de renta variable.

    Su conversión en moneda nacional se hará aplicando al precio de adquisición el tipo de cambio vigente en la fecha en que dichos valores se hubieran incorporado al patrimonio.

    Se deberá dotar provisión cuando la valoración así obtenida exceda del precio que los valores tuvieran en el mercado en la fecha de cierre. Si dicho precio de mercado está fijado en moneda extranjera se aplicará para su conversión en moneda nacional el tipo de cambio vigente en la referida fecha.

    4. Tesorería, valores de renta fija, créditos y débitos.

    La conversión en moneda nacional de estos activos y pasivos en moneda extranjera se hará aplicando el tipo de cambio vigente en la fecha de incorporación al patrimonio. Al cierre del ejercicio figurarán en el balance al tipo de cambio vigente en ese momento.

    Si como consecuencia de esta valoración resultara una diferencia de cambio positiva o negativa, se cargará o abonará, respectivamente al resultado del ejercicio.


    14. Impuestos sobre el valor añadido.

    El importe soportado no deducible formará parte del precio de adquisición de los bienes de inversión o del circulante, así como de los servicios, que sean objeto de las operaciones gravadas por el impuesto. En el caso de operaciones de autoconsumo interno (producción propia con destino al inmovilizado de la entidad) que sean objeto de gravamen el importe no deducible se sumará al coste de los respectivos bienes de inversión.

    No alterarán las valoraciones iniciales los ajustes en el importe del impuesto soportado no deducible consecuencia de la regularización derivada de la prorrata definitiva, incluida la regularización por bienes de inversión.

    Los créditos y débitos derivados de los importes repercutidos y de los soportados deducibles, respectivamente, se contabilizarán en rúbricas específicas, separados del resto de créditos y débitos.

    15. Compras y otros gastos.

    En la valoración de las compras de bienes susceptibles de almacenamiento, destinados a la venta o consumo interno o bien para su transformación o incorporación al proceso productivo, se tendrán en cuenta las siguientes reglas:

    a) Los gastos de las compras, incluidos los transportes y los impuestos que recaigan sobre las adquisiciones con exclusión del que grave el valor añadido soportado deducible, se cargarán en la respectiva cuenta del subgrupo 60.

    b) Los descuentos y similares incluidos en factura que no obedezcan a pronto pago se considerarán como menor importe de la compra.

    c) Los descuentos y similares que le sean concedidos a la entidad por pronto pago, incluidos o no en factura, se considerarán ingresos financieros, contabilizándose en la cuenta 765 “Descuentos sobre compras por pronto pago”.

    d) Los descuentos y similares que se basen en haber alcanzado un determinado volumen de pedidos se contabilizarán en la cuenta 609 “Rappels por compras”.

    e) Los descuentos y similares posteriores a la recepción de la factura originados por defectos de calidad, incumplimiento de plazos de entrega u otras causas análogas se contabilizarán en la cuenta 608 “Devoluciones de compras y operaciones similares”.

    En la valoración de gastos por servicios serán también de aplicación las reglas anteriores.

    Las transferencias y subvenciones concedidas, tanto corrientes como de capital, se valorarán por el importe entregado. Las transferencias o subvenciones en especie se valorarán por el valor neto contable de los elementos entregados y las subvenciones de capital por asunción de deudas, por el valor actual de éstas, entendiendo por tal la diferencia entre el máximo valor de reembolso y las retribuciones implícitas no devengadas en dicho momento.

    Las pérdidas derivadas de transmisiones de activos que no se consideren existencias se determinarán por la diferencia entre el derecho a cobrar recibido en contraprestación y el valor neto contable del activo entregado, incrementada por los gastos inherentes a la operación.

    16. Ventas y otros ingresos.

    Los ingresos derivados de percepciones obligatorias sin contraprestación se registrarán por el importe de los derechos de cobro surgidos como consecuencia del acto de liquidación correspondiente que los cuantifique.

    En la contabilización de la venta de bienes se tendrán en cuenta las siguientes reglas:

    a) Las ventas se contabilizarán sin incluir los impuestos que gravan estas operaciones. Los gastos inherentes a las mismas, incluidos los transportes a cargo de la entidad, se contabilizarán en las cuentas correspondientes del grupo 6, sin perjuicio de lo establecido en las reglas d) y e) siguientes.

    b) Los descuentos y similares incluidos en facturas que no obedezcan a pronto pago se considerarán como menor importe de la venta.

    c) Los descuentos y similares que sean concedidos por la empresa por pronto pago, estén o no incluidos en factura, se considerarán gastos financieros, contabilizándose en la cuenta 665 “Descuentos sobre ventas por pronto pago”.

    d) Los descuentos y similares que se basen en haber alcanzado un determinado volumen de pedidos se contabilizarán en la cuenta 709 “Rappels sobre ventas”.

    e) Los descuentos y similares posteriores a la emisión de factura originados por defectos de calidad, incumplimiento de los plazos de entrega u otras causas análogas se contabilizarán en la cuenta 708 “Devoluciones de ventas y operaciones similares”.

    En la contabilización de ingresos por servicios serán también de aplicación las reglas anteriores.

    Las transferencias y subvenciones recibidas, tanto corrientes como de capital, se valorarán por el importe recibido. Las transferencias o subvenciones en especie se cuantificarán por el valor venal de los bienes recibidos y las subvenciones de capital por asunción de deudas, por el valor actual de éstas.

    Los ingresos derivados de adquisiciones de carácter lucrativo (herencias, legados y donaciones) se registrarán por el valor establecido en la correspondiente tasación pericial.

    Los beneficios derivados de transmisiones de activos que no se consideren existencias se determinarán por la diferencia entre el derecho a cobrar recibido en contraprestación y el valor contable neto del activo entregado, minorada por los gastos inherentes a la operación.

    17. Cambios en criterios contables y estimaciones.

    Por aplicación del principio de uniformidad no podrán modificarse los criterios de contabilización de un ejercicio a otro, salvo casos excepcionales que deberán ser justificados. En estos supuestos, se considerará que el cambio se produce al inicio del ejercicio y se incluirá como resultados extraordinarios en la cuenta de resultados el efecto acumulado de las variaciones de activos y pasivos, calculadas a esa fecha, que sean consecuencia del cambio de criterio.

    Los cambios en aquellas partidas que requieren para su valoración realizar estimaciones y que son consecuencia de la obtención de información adicional, de una mayor experiencia o del conocimiento de nuevos hechos, no deben considerarse a los efectos señalados en el párrafo anterior como cambios de criterio contable.


    18. Principios y normas de contabilidad generalmente aceptados.

    Se considerarán principios y normas de contabilidad generalmente aceptados los establecidos en:

    a) El Plan General de Contabilidad Pública y sus adaptaciones sectoriales.

    b) Los pronunciamientos elaborados por la Comisión de Principios y Normas Contables Públicas.

    GLOSARIO DE TÉRMINOS

    ACTIVO Y ACTIVO PROPIO:

    Activo propio es todo bien o derecho cuya titularidad corresponde a la entidad contable como consecuencia de sucesos pasados. Incluye, por tanto, los elementos entregados en cesión o en adscripción y excluye los recibidos en cesión o adscripción.

    Activo es todo bien o derecho integrado como tal en la contabilidad de la entidad, sean o no de su titularidad, del cual se espera que en un futuro contribuya directa o indirectamente a la consecución de los objetivos que constituyen su actividad. Incluye, por tanto, los elementos recibidos en cesión o adscripción y excluye los entregados en cesión o adscripción.

    ACTO DE RECONOCIMIENTO Y LIQUIDACIÓN DE DERECHOS:

    Es aquel acto, realizado o no por la entidad contable, mediante el cual se determina el importe a percibir por la misma como consecuencia de la realización de un ingreso presupuestario.

    ACTO DE RECONOCIMIENTO Y LIQUIDACIÓN DE OBLIGACIONES:

    Es el acto administrativo dictado por la Autoridad competente de la entidad contable, mediante el cual asume y cuantifica una deuda a su cargo como consecuencia de la realización de un gasto presupuestario.

    AMORTIZACIÓN DE ACTIVOS:

    Es la expresión contable de la depreciación que normalmente sufren los bienes de inmovilizado por el funcionamiento, uso y disfrute de los mismos, debiendo considerarse, igualmente, la obsolescencia que pudiera afectarlos.

    APLICACIÓN AL PRESUPUESTO, IMPUTACIÓN PRESUPUESTARIA:

    Es el proceso mediante el cual se anota, en los libros y registros que reflejan la liquidación del Presupuesto, una operación que corresponde a un gasto o ingreso presupuestario.

    Dicha anotación será simultánea a la que se realice a las correspondientes cuentas patrimoniales o de gestión.

    ATRIBUCIÓN PATRIMONIAL:

    Acto jurídico por medio del cual una persona proporciona a otra una ventaja o un beneficio de carácter patrimonial.

    AUTORIZACIÓN DE GASTO:

    La Autorización, es la operación contable que refleja el acto, en virtud del cual, el Ministro o autoridad competente para gestionar un gasto con cargo a un crédito presupuestario, acuerda realizarlo, determinando su cuantía en forma cierta o de la forma más aproximada posible, cuando no puede hacerse de forma cierta, reservando, a tal fin la totalidad o una parte del crédito presupuestado. Este acto no implica aún relación con interesado ajenos a la entidad, pero supone la puesta en marcha del proceso administrativo.

    BALANCE:

    Es el Estado que presenta la posición patrimonial de una entidad en un momento determinado.

    Se estructura a través de dos masas patrimoniales, activo y pasivo, desarrolladas cada una de éllas en agrupaciones que representan elementos patrimoniales homogéneos.

    COBRO:


    Toda entrada material o virtual de fondos en la tesorería de una entidad.

    CONTABILIDAD PUBLICA:

    Es la parte de la microcontabilidad constituida por un conjunto de principios y normas aplicables a aquellos entes encuadrados dentro del sector público que desarrollan su actividad en el entorno de la misma.

    COMPROMISO DE GASTO:

    Es la operación contable que refleja el acto en virtud del cual la autoridad competente acuerda o concierta, según los casos, y tras el cumplimiento de los trámites que, con sujeción a la normativa procedan, la realización de obras, prestaciones de servicios, etc., previamente autorizados.

    El importe por el que se acuerda el acto y por lo tanto el de la operación contable de compromiso, ha de estar, en todo caso, exactamente determinado al igual que las condiciones de realización de la obra, prestación del servicio, etc.

    COMPROMISO DE INGRESOS:

    Se entiende por compromiso de ingreso el acto jurídico por el que cualesquiera entes o personas, públicas o privadas, se obligan, de forma pura o condicionada, mediante un acuerdo o concierto a financiar total o parcialmente una determinada unidad de gasto presupuestario realizado por una administración pública.

    CUENTAS DE OBLIGACIONES RECONOCIDAS EN LA EJECUCIÓN DEL PRESUPUESTO:

    Cuentas patrimoniales que representan deudas ciertas contraídas con terceros por la entidad contable cuya situación y movimiento es coincidente con la reflejada en los pertinentes libros y registros de carácter presupuestario.

    CUENTAS DE OTRAS OBLIGACIONES:

    Cuentas patrimoniales que representan deudas ciertas o estimadas de la entidad contable que corresponden a obligaciones no presupuestarias o extrapresupuestarias.

    CUENTA DEL RESULTADO ECONÓMICO‑PATRIMONIAL:

    Es el Estado que presenta este resultado referido a una entidad y a un ejercicio.

    Se estructura en dos corrientes (positiva y negativa), desarrolladas cada una de éllas en función de la naturaleza económica de cada operación, y recogiendo:


    • La positiva: los ingresos y los beneficios de la entidad.

    • La negativa: los gastos y las pérdidas de la entidad.

    DERECHO A COBRAR:

    Es un crédito actual de la entidad frente a terceros, surgido como consecuencia de acontecimientos pasados, en virtud del cual el deudor queda obligado a satisfacer a la entidad una determinada cantidad de dinero, en un momento concreto (vencimiento) y con las condiciones que se derivan de su soporte documental.

    Este concepto engloba los derechos a cobrar presupuestarios y los derechos a cobrar no presupuestarios.

    Son derechos a cobrar presupuestarios aquellos que se derivan de ingresos y de otros recursos destinados a financiar el gasto presupuestario de la entidad.

    El reconocimiento de un derecho a cobrar presupuestario implica su imputación al correspondiente Presupuesto de ingresos.

    Son derechos a cobrar no presupuestarios:


    • Aquellos que deban ser no presupuestarios de acuerdo con la normativa vigente, y que no lo serán en el momento de su vencimiento.

    • Los derechos no vencidos en fin de ejercicio derivados de ingresos devengados; estos derechos son no presupuestarios hasta la fecha de vencimiento.

    • Los demás activos financieros hasta la fecha de su vencimiento.

    DERECHOS DE PRESUPUESTOS CERRADOS:

    Son aquellos derechos de cobro cuya aplicación presupuestaria corresponde a ejercicios presupuestarios anteriores.

    DERECHOS DEL PRESUPUESTO CORRIENTE:

    Son aquellos derechos de cobro cuya aplicación presupuestaria corresponde al ejercicio presupuestario en vigor.

    DESPLAZAMIENTO PATRIMONIAL:

    Es un término más concreto que el recogido en la definición de “atribución patrimonial”, ya que requiere que la citada ventaja o beneficio se materialice en un bien dinerario o no dinerario, que cambia de titularidad, dejando así al margen toda atribución patrimonial que suponga para el beneficiario la evitación de un gasto.

    ENTIDAD CONTABLE PUBLICA:

    Es todo ente que, perteneciendo al sector público, tenga personalidad jurídica propia, Presupuesto de gastos e ingresos diferenciado y deba formar y rendir las cuentas en régimen de contabilidad pública.

    ESTADO DE LIQUIDACIÓN DEL PRESUPUESTO:

    Es aquel Estado que presenta, con la debida separación, la liquidación del Presupuesto de gastos y la liquidación del Presupuesto de ingresos.


    • La liquidación del Presupuesto de gastos, con arreglo a la estructura que presente dicho presupuesto, contendrá la siguiente información:

    a) Los créditos totales autorizados, haciendo distinción entre los iniciales, modificaciones y definitivos.

    b) Las obligaciones reconocidas netas con cargo a los mismos.

    c) Los remanentes de crédito.

    d) Los pagos realizados.

    e) Las obligaciones reconocidas en el ejercicio y pendientes de pago al finalizar el mismo.


    • La liquidación del Presupuesto de ingresos, con arreglo a la clasificación que presente dicho presupuesto, contendrá la siguiente información:

    a) Las previsiones definitivas, haciendo distinción entre las previsiones iniciales, modificaciones y definitivas.

    b) Los derechos reconocidos netos.

    c) La recaudación neta.

    d) Los derechos cancelados por insolvencias y otras causas.

    e) Los derechos reconocidos en el ejercicio pendientes de cobro al finalizar el mismo.
    FECHA DE CIERRE DEL PERÍODO:

    Ultima fecha correspondiente a un período contable. Dicho período puede ser o no igual al ejercicio contable cuya duración, actualmente, es coincidente con el año natural.

    GASTOS:

    Son aquellos flujos que configuran el componente negativo del resultado económico‑patrimonial, producidos a lo largo del ejercicio por las operaciones conocidas de naturaleza presupuestaria o no presupuestaria, como consecuencia de la variación de activos o el surgimiento de obligaciones, que implican un decremento en los fondos propios.



    Por tanto, este término se reserva para aquellos flujos que deben imputarse al resultado citado de la entidad a través de cuentas de gestión. No debe confundirse con el término “gasto presupuestario”: existen gastos que no constituyen gasto presupuestario.

    GASTOS CON FINANCIACIÓN AFECTADA:

    Se identifica como un gasto con financiación afectada a toda aquella unidad de gasto presupuestario que ‑bien por su naturaleza o condiciones específicas, bien como consecuencia de convenios entre la entidad responsable de su ejecución y cualesquiera otras entidades, de carácter público o privado‑ se financie, en todo o en parte, mediante recursos concretos que en el caso de no realizarse el gasto presupuestario no podrían percibirse o, si se hubiesen percibido, deberían destinarse a la financiación de otras unidades de gasto de similar naturaleza o, en su caso, ser objeto de reintegro a los agentes que los aportaron.

    GASTOS PRESUPUESTARIOS:

    Son aquellos flujos que suponen el empleo de créditos consignados en el Presupuesto de gastos de la entidad. Su realización conlleva obligaciones a pagar presupuestarias con origen en gastos, en inversiones o en el vencimiento de obligaciones.

    Por tanto, este término se reserva para aquellos flujos que deben imputarse al resultado presupuestario de la entidad. No debe confundirse con el término “gasto”: existen gastos presupuestarios que no constituyen un gasto.

    INGRESOS:

    Son aquellos flujos que configuran el componente positivo del resultado económico-patrimonial, producidos a lo largo del ejercicio por las operaciones conocidas de naturaleza presupuestaria o no presupuestaria, como consecuencia del incremento de los activos o de la disminución de las obligaciones que implican un incremento del patrimonio neto.

    Por tanto, este término se reserva para aquellos flujos que deben imputarse al resultado citado de la entidad a través de cuentas de gestión. No debe confundirse con el término “ingreso presupuestario”: existen ingresos que no constituyen ingreso presupuestario. Tampoco debe confundirse con el término cobro, es decir, un ingreso no debe identificarse con flujos de tesorería.

    INGRESOS PRESUPUESTARIOS:

    Son aquellos flujos que determinan recursos para financiar los gastos presupuestarios de la entidad. Generan derechos de cobro presupuestarios, que deben imputarse al correspondiente Presupuesto, con origen en ingresos, en otros recursos o en el vencimiento de derechos de cobro no presupuestarios.

    Por tanto, este término se reserva para aquellos flujos que deben imputarse al resultado presupuestario de la entidad. No debe confundirse con el término “ingreso”: existen ingresos presupuestarios que no constituyen ingreso.

    INMOVILIZADO:

    Se entiende por inmovilizado, en sentido genérico, el conjunto de elementos patrimoniales reflejados en el activo, con carácter permanente y que no están destinados a la venta.

    INMOVILIZADO INMATERIAL:

    Aquel inmovilizado que se concreta en un conjunto de bienes intangibles y derechos susceptibles de valoración económica, que cumplen además las características de permanencia en el tiempo y utilización en la producción de bienes y servicios o constituyen una fuente de recursos del sujeto.

    INMOVILIZADO MATERIAL:

    Conjunto de elementos patrimoniales tangibles, muebles e inmuebles que se utilizan de manera continuada por el sujeto contable, en la producción de bienes y servicios públicos y que no están destinados a la venta.

    INVERSIONES DESTINADAS AL USO GENERAL:

    Los bienes integrados en ésta agrupación contable son elementos tangibles, constituyen uno de los productos derivados de la actividad de los entes públicos, y se caracterizan porque han de ponerse a disposición de los ciudadanos, constituyendo, de éste modo, una transferencia a la sociedad.

    Deben cumplirse una serie de características:

    1ª.- Estar incluidos en el dominio público.

    2ª.- Si se trata de bienes destinados al uso general, depender jurídicamente de la tutela del sujeto contable.

    3ª.- Si se trata de infraestructuras, haber sido realizadas con cargo a los respectivos Presupuestos o, haber sido recibidas de otro sujeto público o privado.

    4ª.- Tener una vida útil que trascienda de un ejercicio económico.

    5ª.- Ser utilizables directamente por la generalidad de los ciudadanos, sin más restricciones que las derivadas de la policía administrativa.


    INVERSIONES EN BIENES COMUNALES:

    Son aquellos bienes que siendo de dominio público, tienen un aprovechamiento limitado, exclusivamente, al común de los vecinos de un Municipio o Entidad local menor, determinados.

    INVERSIONES EN GESTIÓN:

    Son aquellos bienes que siendo adquiridos o construidos con cargo al Presupuesto de gastos de una Administración Pública, deben ser transferidos necesariamente a otra Administración una vez finalizado el procedimiento de adquisición o finalizada la obra y con independencia de que la Administración destinataria participe o no en su financiación.

    OBLIGACIÓN A PAGAR:

    Es una deuda actual cierta que supone un pasivo para la parte deudora proviniente de transacciones, acuerdos o acontecimientos de naturaleza presupuestaria o no presupuestaria acaecidos en un tiempo pasado, en virtud de la cual la entidad se ha comprometido a realizar, al vencimiento de la misma, una prestación evaluada económicamente.

    Este concepto engloba las obligaciones a pagar presupuestarias y las obligaciones a pagar no presupuestarias.

    Son obligaciones a pagar presupuestarias aquellas que se derivan de adquisiciones, obras, servicios, prestaciones o gastos presupuestarios en general, de las que se ha dictado el correspondiente acto de reconocimiento y liquidación de acuerdo con la normativa aplicable.

    El reconocimiento de una obligación a pagar presupuestaria implica su imputación al correspondiente presupuesto de gastos.

    Aquellas obligaciones derivadas de gastos efectivamente realizados o de bienes y servicios efectivamente recibidos, para las que no se ha producido su aplicación al presupuesto de gastos siendo procedente la misma, se califican como obligaciones extrapresupuestarias.

    Son obligaciones a pagar no presupuestarias:


    • Aquellas que deban ser no presupuestarias de acuerdo con la normativa vigente, y que no lo serán en el momento de su vencimiento.

    • Las obligaciones no vencidas en fin de ejercicio derivadas de gastos devengados o de bienes y servicios efectivamente recibidos; estas obligaciones son no presupuestarias hasta la fecha de vencimiento.

    • Los demás pasivos financieros hasta el momento de su vencimiento.

    OBLIGACIONES DE PRESUPUESTOS CERRADOS:

    Obligaciones a pagar cuya aplicación presupuestaria corresponde a ejercicios presupuestarios anteriores.

    OBLIGACIONES DEL PRESUPUESTO CORRIENTE:

    Obligaciones a pagar cuya aplicación presupuestaria corresponde al ejercicio presupuestario en vigor.

    OPERACIONES NO PRESUPUESTARIAS:

    Son aquéllas que:


    • o bien no generan obligación a pagar o derecho a cobrar alguno,

    • o bien generan una obligación a pagar no presupuestaria o un derecho a cobrar no presupuestario.

    OPERACIONES PRESUPUESTARIAS:

    Son aquellas que se derivan de la ejecución del Presupuesto, y que, por tanto, deben realizarse de acuerdo con los procedimientos presupuestarios legalmente establecidos.

    PAGO:


    Toda salida material o virtual de fondos de la tesorería de una entidad.

    PASIVO:


    Ver obligación a pagar.

    PATRIMONIO NETO:

    Es la parte residual de los activos de la entidad, una vez deducidas todas las obligaciones con terceros.

    En el ámbito de la contabilidad pública, este término, con carácter general, se considera equivalente al de Fondos propios.

    PRESUPUESTO DE GASTOS:

    Constituye la expresión cifrada, conjunta y sistemática de las obligaciones que, como máximo, puede reconocer la entidad durante el correspondiente ejercicio.

    El término “obligaciones” está haciendo referencia a todo tipo de obligaciones a pagar exceptuadas las no presupuestarias.

    PRESUPUESTO DE INGRESOS:

    Constituye la expresión cifrada, conjunta y sistemática de los derechos que se prevean liquidar durante el correspondiente ejercicio.

    El término “derechos” está haciendo referencia a todo tipo de derechos a cobrar exceptuados los no presupuestarios.

    PROVISIÓN POR DEPRECIACIÓN:

    La provisión es un fondo que constituye el sujeto contable con objeto de paliar la posible depreciación de carácter reversible que puedan sufrir los bienes naturales que se encuentran registrados en su activo.

    RECONOCIMIENTO DE UN DERECHO:

    Es el proceso por el cual se incorpora al balance un elemento que cumple las características de definición de derecho a cobrar.

    RECONOCIMIENTO DE UN GASTO:

    Es el proceso de imputar al ejercicio un elemento que cumpliendo las características enunciadas en la definición del mismo satisface los siguientes requisitos:

    a) Que se haya producido un hecho contable que implique un decremento en el patrimonio neto de la entidad asociado a una variación de activos o surgimiento de obligaciones. El reconocimiento del gasto ha de realizarse simultáneamente al momento en que se registren las variaciones de activo u obligaciones que los mismos originan.

    b) Que la partida tenga un coste o un valor que pueda ser medido con fiabilidad. Dentro de este requisito cabe incluir el uso de estimaciones razonables como un método válido para cuantificar ciertos gastos.

    El reconocimiento no puede ser sustituido en ningún caso por medio de notas u otro material explicativo.

    RECONOCIMIENTO DE UN INGRESO:

    Es el proceso por el cual se imputa al ejercicio un elemento que reuniendo las características de ingreso establecidas en la definición del mismo cumpla los siguientes requisitos:

    a) Que se haya producido un hecho contable que implique un incremento en el patrimonio neto de la entidad asociado a un aumento de activos o disminución de obligaciones. El reconocimiento del ingreso ha de realizarse simultáneamente al momento en el que se registran los incrementos de activos o disminuciones de obligaciones que los mismos originen.

    b) Que el ingreso tenga un valor que pueda ser medido con fiabilidad.

    El reconocimiento no puede ser sustituido en ningún caso por medio de notas u otro material explicativo.

    RECONOCIMIENTO DE UNA OBLIGACIÓN:

    Es el proceso por el cual se incorpora al balance un elemento que cumpla las características descritas en su definición.

    RESULTADO ECONÓMICO‑PATRIMONIAL:

    Es la variación de los Fondos Propios de la entidad producida en dicho período como consecuencia de sus operaciones de naturaleza presupuestaria y no presupuestaria.

    Se determina por diferencia entre los ingresos y los gastos del período al que se refiere.

    RESULTADO PRESUPUESTARIO:

    Es la diferencia entre la totalidad de ingresos presupuestarios realizados durante el ejercicio, excluidos los derivados de la emisión y creación de pasivos financieros, y la totalidad de gastos presupuestarios del mismo ejercicio, excluidos los derivados de la amortización y reembolso de pasivos financieros.

    RETRIBUCIONES EXPLÍCITAS:

    Son aquellas cargas financieras de una deuda que se caracterizan por las siguientes notas:


    • No forman parte del valor de reembolso de la deuda.

    • Su vencimiento se puede negociar independientemente del que corresponde al valor recibido, pudiendo o no coincidir con el mismo.

    En aquellas emisiones de deuda pública, con un único vencimiento de intereses explícitos, coincidente en el tiempo con la creación de la deuda o con el vencimiento del capital, los citados intereses deberán ser tratados, en todo caso, como retribuciones explícitas.

    RETRIBUCIONES IMPLÍCITAS:

    Son aquellas cargas financieras de una deuda que se caracterizan por las siguientes notas:


    • Forman parte del valor de reembolso de la deuda.

    • Están incorporadas en el título representativo de la deuda.

    • Su vencimiento es el mismo que el correspondiente al valor recibido en el momento de perfeccionar la transacción, no pudiéndose negociar, en consecuencia, de forma independiente al mismo.

    Su cuantificación se realiza mediante el cálculo de la diferencia que pudiera existir entre el valor de reembolso y el valor recibido.

    SALDO PRESUPUESTARIO:

    Es la magnitud que se obtiene añadiendo al resultado presupuestario del ejercicio, la variación neta de pasivos financieros presupuestarios.

    SUBVENCIÓN:

    Es todo desplazamiento patrimonial que tiene por objeto una entrega dineraria o en especie entre los distintos agentes de las Administraciones Públicas, y de éstos a otras entidades públicas o privadas y a particulares, así como las realizadas por éstas a una Administraciones Públicas, todas éllas sin contrapartida directa por parte de los entes beneficiarios; afectada a un fin, propósito actividad o proyecto específico; con obligación por parte del destinatario de cumplir las condiciones y requisitos que se hubieran establecido o, en caso contrario, proceder a su reintegro.

    SUBVENCIONES CORRIENTES:

    Son aquéllas que se destinan a financiar operaciones corrientes concretas y específicas. Pueden clasificarse a su vez en: subvenciones de explotación y otras subvenciones corrientes.

    SUBVENCIONES DE CAPITAL:

    Son aquéllas que tienen por finalidad mediata o inmediata, la financiación de operaciones específicas y concretas de formación bruta de capital fijo, de tal forma que su concesión implica que el beneficiario debe adquirir o construir activos fijos determinados previamente, pudiendo adoptar tanto la forma de entrega de fondos como la de bienes de capital ya formados; asímismo la finalidad puede ser la compensación de resultados negativos acumulados o la cancelación o minoración de elementos de pasivo.

    SUBVENCIONES DE EXPLOTACIÓN:

    Son aquellas subvenciones corrientes concedidas normalmente por una Administración Pública y excepcionalmente por un particular, a una unidad productora de bienes y servicios destinados a la venta con la finalidad de influir en los precios y/o permitir una remuneración suficiente de los factores de producción, así como compensar resultados negativos de explotación producidos durante el ejercicio.

    TRANSFERENCIA:

    Es todo desplazamiento patrimonial que tiene por objeto una entrega dineraria en especie entre los distintos agentes de las Administraciones Públicas, y de éstos a otras entidades públicas o privadas y a particulares, así como las realizadas por éstas a una Administración Pública, todas éllas sin contrapartida directa por parte de los entes beneficiarios, destinándose dichos fondos a financiar operaciones o actividades no singularizadas.

    TRANSFERENCIAS CORRIENTES:

    Son aquéllas transferencias que implican una distribución de renta para ser utilizadas en la financiación de operaciones corrientes no concretas ni específicas realizadas por el beneficiario.

    TRANSFERENCIAS DE CAPITAL:

    Son aquéllas transferencias que implican una distribución de ahorro y patrimonio y que se conceden para el establecimiento de la estructura básica, en su conjunto, del ente beneficiario.

    VALOR DE EMISIÓN O EFECTIVO:

    Es el importe de los capitales tomados a préstamo, en cuanto que es la cantidad que el prestamista pone a disposición de la Administración Pública deudora.

    VALOR DE REEMBOLSO:



    Es la cantidad a pagar en el momento del vencimiento de una deuda. Dicha cantidad, que debe figurar en el título representativo de la deuda, puede estar formada por el valor recibido en el momento de perfeccionar la transacción más unas retribuciones adicionales a pagar en el momento del vencimiento pactado en la misma.
    1   ...   220   221   222   223   224   225   226   227   228

    Similar:

    Plan General de Contabilidad Pública iconEjercicio práctico presupuesto de gastos
    Un ente público aa desarrolla su contabilidad con arreglo al Plan General de Contabilidad Pública
    Plan General de Contabilidad Pública iconTema contabilidad compra y venta de mercaderias contabilidad de las mercaderíAS
    ...
    Plan General de Contabilidad Pública iconUt 8: El Plan General de Contabilidad
    Que es susceptible de adaptarse a las modificaciones derivadas del progreso técnico
    Plan General de Contabilidad Pública iconColegio Campo Alto Colinas Ciclo escolar 2017 Departamento de Humanística I bloque de evaluación Grado: Segundo Básico Materia Contabilidad Libro Contabilidad General
    Conceptos de contabilidad, la importancia de la misma, resumen presupuesto estudiantil
    Plan General de Contabilidad Pública iconFacultad de ciencias economicas y administrativas programa administracion de negocios contabilidad I
    Plan Unico de cuentas, de igual manera una visión general a los estados financieros exigidos por la ley
    Plan General de Contabilidad Pública iconContabilidad general-programa politecnico. La contabilidad
    Permite conocer los resultados de las operaciones de la empresa durante un período determinado
    Plan General de Contabilidad Pública iconInserción de aportes de la Contabilidad Social y Ambiental en la Teoría General Contable. Primer informe de avance
    Instituto de investigaciones en administracion contabilidad y metodos cuantitativos para la gestion
    Plan General de Contabilidad Pública iconInsercion de aportes de la contabilidad social y ambiental en la teoria general contable. Tercer informe de avance
    Instituto de investigaciones en administracion contabilidad y metodos cuantitativos para la gestion
    Plan General de Contabilidad Pública iconManual de contabilidad para las carteras administradas
    Contabilidad (nics) oficializadas por el Consejo Normativo de Contabilidad y, en aquellos casos no contemplados en éstas, se aplicarán...


    Descargar 2.21 Mb.

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    QUINTA PARTE NORMAS DE VALORACIÓN

    Descargar 2.21 Mb.