crede.info

Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia

  • Así lo ha entendido la Corte



  • Página8/9
    Fecha de conversión05.10.2018
    Tamaño122.69 Kb.

    Descargar 122.69 Kb.
    1   2   3   4   5   6   7   8   9
    (i).- Autor.-
    Es quien realice la conducta punible por sí mismo (...). Se trata de aquella persona que se constituye en el protagonista central del comportamiento delictivo, quien de manera directa y propia mano lo ejecuta en forma consciente y voluntaria.
    Roxin al respecto dice:
    Se trata aquí del prototipo de la autoría, de la manifestación más evidente de la figura central, de un supuesto en el que coinciden incuestionablemente la “concepción natural de la vida” y la valoración del legislador. No puede dominarse un hecho de manera más clara que cuando lo realiza uno mismo; no se puede mantener en las propias manos de modo más firme que cuando se actúa de propia mano.

    La obviedad de esta idea se basa no sólo en la evidencia no reflexiva de un aserto así, sino que cabe fundamentarla también, en términos puramente dogmáticos, por la seguridad con la que se puede indagar la naturaleza de la autoría individual a partir de la ley. Pues teniendo en mente al autor individual, no cabe discutir que el legislador, en sus descripciones típicas describe también al autor. Solo aquel que realiza todos los presupuestos del injusto allí establecidos es autor, y cuando los realiza lo es sin excepción (…)”
    6.6.9 En ese sentido, al no haber intervenido en la negociación que hizo el señor Valencia para adquirir el equipo de cómputo, salta a la vista que la conducta del procesado GRG no se puede adecuar al supuesto de hecho del tipo de estafa, y por ende no podría ser considerado como autor de ese comportamiento punible, siguiendo la jurisprudencia pertinente sobre la materia, como la sentencia CSJ SP del 8 de junio de 2006, radicado 24729, ya referida, ya que no se cumpliría el requisito cronológico deducido en ese fallo, que exige inicialmente “que el sujeto agente emplee artificios o engaños sobre la víctima”, lo que debe generar en un sentido causal: i) la inducción en error de afectado; ii) la obtención del provecho ilícito para sí o para un tercero; y iii) la afectación patrimonial de la víctima.
    En ese sentido la SP de la CSJ, en providencia SP11839-2017, radicado 44071 del 9 de agosto de 2017, expuso lo siguiente:
    Entonces, la inducción en error exige una serie de maquinaciones fraudulentas previas –cuando no se trata de aprovechar el anterior error ajeno- las cuales deben estar plenamente acreditadas. No puede hablarse de estafa en donde no se dé esa condición. Así como tampoco puede hablarse de este delito cuando con posterioridad a la obtención del bien patrimonial, surge el artificio o el engaño tendiente a otros fines”. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Cas. feb. 22 de 1972. (Resaltado fuera del texto original)
    En decisión más reciente15 se reiteraron los mismos elementos del tipo, precisándose que éstos deben suceder en orden cronológico y guardando una secuencia causal inequívoca hasta la obtención del beneficio patrimonial así: (i) empleo de artificios y engaños sobre la víctima; (ii) que ésta incurra en un error como consecuencia directa de la maniobra engañosa; (iii) como efecto de la treta el afectado voluntariamente se desprenda de su patrimonio o de parte de éste y, (iv) quien desplegó el fraude, logre para sí o para otro, un beneficio económico. La ausencia de alguna de estas características impide la adecuación de un hecho concreto dentro del tipo penal de estafa.
    Valga resaltar que si los actos previos a la obtención del provecho patrimonial no conducen de manera incuestionable y concatenada, uno al otro, o se presentan en un orden distinto al relacionado, o la cadena causal se rompe, trastoca o invierte no podrá hablarse del delito de estafa16.
    En esa medida, la conducta en cuestión implica prácticamente un vicio del consentimiento de la víctima como producto de una concepción errada de la realidad, la que a su vez ha sido consecuencia del engaño por parte del agente que ejecuta la maniobra encaminada a ese fin. Lo anterior implica que el engaño debe anteceder o ser concurrente con el desprendimiento patrimonial del afectado y no sobreviniente a éste.
    Se tiene entonces que la imputación objetiva de este delito solo es posible siempre que se despliegue un engaño precedente o concurrente, idóneo para lograr que la víctima caiga en una visión equivocada de la realidad que la lleve a ejecutar un acto dispositivo sobre su patrimonio, generador de un perjuicio para sí y, coetáneamente, de un beneficio de la misma índole para quien la induce en error».
    2. Una de las modalidades usuales de engaño es la que se despliega a través de la celebración de un contrato revestido de legalidad, circunstancia que no descarta que se configure la estafa pese a que dichos acuerdos se rijan por el principio de buena fe, puesto que una de las partes puede inducir en error a la otra, frente a cualquiera de los elementos de la obligación, esto es, la capacidad, el consentimiento, el objeto y la causa del contrato, artificio que se configura en el momento de su celebración con el objeto de defraudar –obtener un provecho indebido-.
    (…)

    Situación distinta se presenta cuando no habiendo engaño sobre los elementos del contrato, una de las partes se sustrae a su cumplimiento, lo cual sucede en una fase posterior a la contractual y puede obedecer a varias causas no necesariamente vinculadas al delito de estafa pero sí con consecuencias adversas en el ámbito civil, en tanto no siempre el incumplimiento malicioso o voluntario de una obligación comporta el delito de estafa, puesto que puede estar ausente el ánimo engañoso y fraudulento.
    Así lo ha entendido la Corte:
    Resulta diáfano que bajo la óptica penal y civil se presenta una acción del contratante al incumplir lo pactado que acarrea perjuicio para el otro, sin embargo, en sede penal el análisis ha de ser cuidadoso ya que no se trata de confirmar el simple nexo causal entre el incumplimiento con el consecuente daño como para predicar el ilícito, sino que es necesario para verificar la existencia de la inducción en error por la prestación negocial del agente sea a la postre la motivadora de la desposesión patrimonial de la víctima. (CSJ SP 30 nov 2006, rad. 21902)
    Es claro que al incumplir lo pactado el contratante realiza un proceder antijurídico en cuanto el contrato el ley de las partes pero dado el carácter subsidiario y de ultima ratio del derecho penal, tales incumplimientos no ingresan en la órbita protectora del ius puniendi del Estado y en ese orden de ideas, no se debe confundir el nexo de causalidad (engaño o inducción en error y provecho ilícito) que se debe dar entre los elementos configuradores de la estafa, con la existente entre el incumplimiento del deudor y el consecuente daño para el acreedor. (CSJ SP, 8 oct 2014, rad. 44504).
    El incumplimiento de las obligaciones contractuales trasciende la responsabilidad civil cuando una de las partes al momento de adquirir el compromiso, engaña a la otra sobre su capacidad de pagar, haciéndole creer que si está en condiciones de hacerlo, circunstancia que de haber sido conocida por la contraparte, lo hubiera llevado a desistir del negocio». (Subraya extexto)
    6.7 En atención a los anteriores razonamientos queda claro que si el señor GRG no intervino directamente en la negociación inicial, donde se le hizo creer al afectado que iba a recibir el equipo en los días siguientes a aquellos a los que hizo la consignación de su valor, no resulta posible señalarlo como autor material del contra jus de estafa que se le atribuyó en la acusación, para lo cual se debe tener en cuenta lo manifestado por el querellante durante el juicio oral, en el sentido de que nunca tuvo contacto personal con el señor GRG, (lo que descarta de plano su dominio del hecho), por lo cual resulta evidente que no se acreditó la existencia de una relación causal entre un acto del procesado y la conducta de la víctima de entregar su dinero bajo la falsa promesa de recibir el equipo, y no por ello resulta posible determinar la responsabilidad el acusado con base en su actuación en actos posteriores a la negociación incumplida que generó desmedro patrimonial para el señor Valencia Rincón, como las manifestaciones sobre el interés por resarcir al denunciante según comunicaciones que sostuvo el acusado con la víctima, o lo pactado en la audiencia de conciliación con el apoderado que constituyó GRG para ese efecto, que tampoco fue cumplido.
    6.8 Para ahondar más en razones, debe decirse que incluso en el evento de que se hubiera demostrado que esa práctica de recibir dineros por concepto de compraventa de bienes que luego no iban a ser entregados era usual dentro de las actividades de X Elite Sports, y que la misma era realizada por los empleados de esa empresa, siguiendo directrices del acusado, lo que debió hacer la FGN era haber enfocado la acusación contra el señor GRG, bajo un supuesto de determinación a otros para realizar actos constitutivos de estafa, siguiendo lo dispuesto en el segundo inciso del artículo 30 del C.P., situación que no fue referida por la FGN al realizar la imputación jurídica al procesado, quien no podría ser condenado por esa forma de participación en el delito de estafa, ya que se violaría el principio de congruencia que establece el artículo 448 del CPP que dispone lo siguiente:El acusado no podrá ser declarado culpable por hechos que no consten en la acusación, ni por delitos por los cuales no se ha solicitado condena”, como se expuso anteriormente.
    En atención a lo expuesto anteriormente la Sala de Decisión Penal del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Pereira, Administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,


    1   2   3   4   5   6   7   8   9

    Similar:

    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconTema: indígena / derecho a la educacióN / autorización de crédito con el icetex / no se demostró perjuicio irremediable / no se tutela confirma / “
    Citación jurisprudencial: Sentencia t-01 de 1992. / Sentencia t-514 de 2003. / Corte Constitucional. Sentencia t-346 de 2007
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconEstado actual de la administración electrónica en venezuela
    En obrados, se confirma el auto de procesamiento del enjuiciado imputándole la comisión de un delito de amenazas a través de medios...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconGaceta 680 11 informe de ponencia segundo debate proyecto de ley 178 de 2011 CÁmara
    Congreso de la República por el honorable Representante David Barguil Assis, radicado en la Cámara de Representantes el día 26 de...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconLa Dra. Diana Regina Cañal dijo: Contra la sentencia de primera instancia (fs. 477/509), que rechazó la presente acción, se alzan los actores, en los términos de los memoriales obrantes a fs. 513, con réplica a fs
    Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada,...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconEstatuto Social
    Los hechos ocurrieron en septiembre del año 2002, seis años después en el agosto 2008 el Juez Santicchia dictó sentencia de primera...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconSergio entrena lópez proceso No 17829 corte suprema de justicia sala de casación penal
    El ciudadano sergio entrena lópez, en su calidad de Gobernador del departamento de Norte de Santander, fue acusado por el Fiscal...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconFernando alberto castro caballero
    Tribunal Superior de Santa Marta de fecha 29 de noviembre de 2014, modificatoria de la sentencia de primera instancia proferida por...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconCorte suprema de justicia sala de casación civil luis armando tolosa villabona magistrado ponente sc5885-2016
    Corte de 18 de noviembre de 2014, se procede, en sede de instancia, a dictar la sentencia sustitutiva, dirigida a resolver el recurso...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconCodeudor, crédito educativo, icetex
    Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso Administrativo. Sección Primera. C. P. María Claudia Rojas Lasso. Sentencia del 8 de agosto...
    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia iconJuzgado de primera instancia n° 10 y de lo mercantil santander
    Mercantil de esta ciudad, el presente incidente concursal registrado con el n° 1066/2009, seguidos a instancia del Abogado del Estado...


    Descargar 122.69 Kb.

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Radicado: 660001 60 00 036 2011 04761 01 Acusado: grg delito: Estafa Asunto: Confirma sentencia de primera instancia

    Descargar 122.69 Kb.