crede.info

Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram

  • 5.2.2. MARCO NORMATIVO



  • Página7/15
    Fecha de conversión01.09.2018
    Tamaño179.22 Kb.

    Descargar 179.22 Kb.
    1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   15
    PRIMER PROBLEMA JURÍDICO




        1. ¿Está legitimado en la causa pasiva el BANCO DEL ESTADO y en consecuencia debe responder por las obligaciones contraídas por la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A. según contrato de promesa compraventa celebrado el 21 de junio de 1996?


    5.2.2. MARCO NORMATIVO
    Ley 222 de 1995, artículos 26, 27 y 148; y los artículos 172, 175, 178, 220, 233, 234 260, 261 del Código del Comercio.
    5.2.3. RESPUESTA A ESTE PROBLEMA JURÍDICO
    El a quo decidió la controversia negando las pretensiones del actor, por falta de legitimación por activa, frente a tal decisión, la parte demandante interpuso recurso de apelación, alegando una indebida interpretación de los artículos 1546 y 1612 y 1625 del Código Civil, aspecto del cual se ocupará esta Sala en la resolución del segundo problema jurídico.
    La parte pasiva desde la contestación de la demanda y al descorrer el traslado del recurso sostiene, que la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A. existe y se encuentra en estado de liquidación, como así consta en el Certificado de la Superintendencia Bancaria7, allegado en la contestación de la demanda; que el BANCO DEL ESTADO, no es la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., sino que es una persona jurídica diferente, tal y como se demostró con el certificado de existencia expedido por la Superbancaria, documento que indica claramente las distintas denominaciones del BANCO DEL ESTADO, y pone de relieve que en ninguna forma se encuentra que se ha fusionado con la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A.8
    Arguye que el BANCO UCONAL no es el mismo BANCO DEL ESTADO, como consta en el certificado de la Superbancaria hoy Superintendencia Financiera y concluye que la demanda, fue mal dirigida pues partió del grave error de indicar que el BANCO DEL ESTADO es el obligado porque parte del supuesto que, este se fusionó con la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., y eso no es así.
    Se advierte prima facie, que no ha existido acuerdo de fusión, entre la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., y BANCO UCONAL, tampoco lo existe fusión entre aquella y BANESTADO. Lo que se deduce claramente, del recaudo probatorio, es una situación jurídica referida a matrices y subordinadas, por lo que se hace necesario hacer claridad respecto de la confusión que tienen tanto la parte actora, como la parte demandada en este proceso, al confundir estos dos fenómenos jurídicos que tienen perfiles diferenciados con consecuencias jurídicas distintas. Sobre este último fenómeno, el artículo 26 de la Ley 222 de 1995, que subroga el artículo 260 del C. Cio. establece que “una sociedad será subordinada o controlada cuando su poder de decisión se encuentre sometido a la voluntad de otra u otras personas que serán su matriz o controlante, bien sea directamente, caso en el cual aquella se denomina filial o con el concurso intermedio de la subordinadas de la matriz, en cuyo caso se llamará subsidiaria”.
    La primera importante modificación al régimen de las sociedades matrices y subordinadas, tiene que ver con la definición de subordinación, que se circunscribe al hecho que el poder de decisión sobre una compañía esté sometido o no a otra, y no solamente a las hipótesis de dirección o control económico, financiero o administrativo. Concepto que al decir de FRANCISCO REYES VILLAMIZAR, es más amplio del que venía rigiendo, “por cuando no se limita a las hipótesis de dirección o control económico, financiero o administrativo, como ocurría bajo el imperio de la disposición subrogada. Claro que el novedoso concepto al que alude el mencionado estatuto, al ser más amplio que la norma anterior, comprende en todo caso, los criterios a que esta se refería…”, y luego sostiene, “la Corte Constitucional, al declarar exequible el parágrafo del artículo 148 de la Ley 222 de 1995 se refirió al respecto consultado en los siguientes términos: “como se observa, pese a la existencia de personas jurídicas distintas, el fenómeno de la subordinación, por cualquiera de los factores dichos, significa una ostensible pérdida de autonomía económica, financiera, administrativa y de decisión por parte de las filiales o subsidiarias, ya que, por definición, están sujetas a las determinación, directrices y determinaciones de la matriz y tienen con ella indudables vínculos que implican que en la práctica unidad de intereses y propósitos (Sentencia C-510 de 1997 M.P. JOSE GREGORIO HERNANDEZ GALINDO)9.
    El artículo 27 de la mentada ley, establece unas presunciones de subordinación, dentro de esas presunciones podemos subsumir por lo menos la establecida en el numeral 1°, en la que se dispone (se presume la subordinación) …cuando más del 50% del capital pertenezca a la matriz, directamente o por intermedio o con el concurso de sus subordinadas, o de las subordinadas de estas. Para tal efecto, no se computaran las acciones con dividendo preferencial y sin derecho a voto”. La anterior es una presunción iuris tantum, o como lo señala la doctrina, simplemente legal, que admite prueba en contrario, razón por la cual, correspondía a la parte contraria, en este caso a la actora, demostrar la no subordinación.
    En el caso bajo examen, no solo no se desvirtuó la presunción, sino que se adujo prueba por virtud de la cual se colige que la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A. es subordinada de la matriz, BANCO UNIÓN COOPERATIVA NACIONAL – BANCO UCONAL - 10.
    Correspondía a la Superintendencia Bancaria hoy Superintendencia Financiera, la facultad de declarar, de oficio, o a petición del interesado, la situación de vinculación, con el propósito de que surta el registro al que alude el artículo 30 del mentado estatuto, esto es, la situación de control a la que ya nos hemos referido, en el acápite de hechos relevantes para la decisión; y ello es así, porque de acuerdo al ordinal 1° del artículo 27 de la Ley 222 de 1995 que modificó el artículo 261 del C. Cio., el objetivo supuesto de control societario consiste en la participación mayoritaria de capital de una compañía en otra. Por averiguado se tiene, en tratándose de sociedades de capitales como la anónima, el principio general consiste en que a mayor inversión de capital, mayor poder decisorio en los órganos sociales, regla que corresponde según REYES VILLAMIZAR, a la más elemental lógica económica, por lo menos, en las compañía donde el elemento intuitus personae no es predominante, se considera equitativo que quien más arriesga mayor poder de decisión tenga en la suerte y destino de la sociedad.
    Como se puede observar del recaudo probatorio, la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., cuyo representante legal fue quien firmó la promesa de compraventa que originó esta disputa judicial, es una subordinada del BANCO UCONAL11. En efecto, esta sociedad anónima es propietaria de 153.625.158 acciones de la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., que equivalen al 83.079% del capital suscrito y pagado, de donde surge que entre el BANCO UCONAL y la aludida CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO existe una relación de matriz a subordinada, respectivamente; y en consecuencia, se configura la situación de control a la que hemos aludido en párrafo anterior, lo cual es muy distinto de la fusión. Es más, la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., entró en estado de liquidación por Acuerdo Societario de plasmado en la escritura 1716 del 28 de julio de 1998 de la Notaría 22 de Bogotá, en la cual se protocolizó el acta 64 del 27 de marzo de 1998, de la asamblea general de accionistas, en la cual se acordó la disolución y liquidación de la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A.12
    La situación de control fue recogida y debidamente registrada en la Cámara de Comercio de Bogotá, en el Certificado de Existencia y Representación Legal, de la subordinada de la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A. en liquidación13.
    Así mismo, está probado incuestionablemente que el BANCO UNIÓN COOPERATIVA NACIONAL – BANCO UCONAL-, se fusionó con el BANCO DEL ESTADO14, con la certificación de la superintendencia bancaria hoy Superintendencia Financiera, en la que se puede leer: “Escritura pública 2091 del 28 de Diciembre de 1999 de la Notaría 44 de Bogotá D.C. (Colombia). Se protocolizó el acuerdo de fusión, del BANCO UCONAL S.A. (antes Banco U.C.N.

    S.A. sigla “BANCO U.C.N.”, antes CORPORACIÓN FINANCIERA DEL ORIENTE, antes LATINOAMERICANA CORPORACIÓN FINANCIERA S.A. sigla “LATIN CORP. S.A.”) con el BANCO DEL ESTADO”, quedando el primero disuelto y sin liquidarse. La fusión fue autorizada mediante la Resolución Número 1829 del 15 de diciembre de 1999 de la Superintendencia Bancaria.
    Despejado el anterior aspecto jurídico, se hace indispensable, trazar una clara diferenciación en punto a la responsabilidad cuando ocurren fenómenos como el de fusión, frente a la responsabilidad de matrices y subordinadas.
    Sea lo primero, decir que, en tratándose de fusión, la sociedad absorbente adquirirá los derechos y las obligaciones de la sociedad o sociedades disueltas al formalizarse el acuerdo de fusión, artículo 172 del C. Cio., así pues dentro de los 30 días siguientes al acuerdo de fusión, los acreedores de la sociedad absorbida podrán exigir las garantías suficientes para la satisfacción de sus créditos, por el procedimiento verbal previsto en el C. de P. C., vencido dicho término sin que se pidan las garantías, u otorgadas estas, las obligaciones de las sociedades absorbidas, subsistirán solamente respecto de la sociedad absorbente15. Igualmente, los efectos patrimoniales de la cesión en lo que concierne al pasivo interno y externo de las sociedades absorbidas, están señaladas por el artículo 178 del C. Cio., norma que refrenda lo anteriormente señalado, es decir, que la absorbente adquiere los bienes de la absorbida pero se hace cargo de pagar el pasivo externo e interno de la misma.
    Como consecuencia de la interpretación armónica y sistemática de los artículos 172, 175 y 178 del C. Cio., se infiere incontrastablemente que la absorberte responde ante terceros de las obligaciones contraídas por la absorbida, y para que esta responsabilidad tenga cumplido efecto, se faculta a los acreedores de las absorbidas a exigir las garantías suficientes dentro del ya referido término. De suerte que, de no hacerlo, las obligaciones contraídas con la absorbente, siguen gravitando en su cabeza y en nada responde la absorbida.
    En lo que se refiere a matrices y subordinadas como es el caso que aquí se estudia, es necesario distinguir, cuáles son los efectos de la disolución de la subordinada, cuando la liquidación de la sociedad se hace por eventos de concordato y liquidación obligatoria o por acuerdo societario.
    En el primer evento, de acuerdo con lo normado en el parágrafo del artículo 148 de la Ley 222 de 1995, cuando la situación de concordato o de liquidación obligatoria es producida por causa o con ocasión de actuaciones de la sociedad matriz o controlante, en virtud de la subordinación entendida esta no solamente la económica y financiera, o en interés de esta o de cualquiera de las subordinadas, la controlante responderá en forma subsidiaria por las obligaciones de la subordinada. El legislador, parte del presupuesto que en eventos de subordinación como el que se materializa en este caso concreto, en el cual, más del 50% del capital social suscrito y pagado de la subordinada, CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., pertenece a la matriz, BANCO UCONAL, esta última ejerce el imperio de su voluntad con gran influjo en las decisiones que se tomen en la subordinada, de tal manera que, la puede controlar. Y en la medida en que ese control sea perverso, de suerte que, la liquidación obligatoria o el concordato, hayan sido provocados por ese influjo de la matriz, le imputa una responsabilidad subsidiaria para proteger los intereses de los acreedores de las compañías que forman parte de esos grupos empresariales que se encuentran en estado de subordinación, configurándose una situación de control del cual da cuenta y regulación el artículo 21 de la Ley 222 de 1995, como más adelante se explicará. Más aún, el parágrafo de la norma en comento presume “que la sociedad se encuentra en situación concursal por actuaciones derivadas del control, a menos que, la matriz o controlante o sus vinculadas, según el caso, demuestre que esta fue ocasionada por una causa diferente16.
    Al respecto plantea, REYES VILLAMIZAR, “con un criterio eminentemente proteccionista de los intereses de los acreedores de las compañías que forman parte de grupos o que se encuentran en situación de subordinación respecto de otras entidades, la nueva ley estatuye modalidades de verdadera desestimación de la personalidad jurídica de las sociedades controladas en las hipótesis de concordato preventivo y liquidación obligatoria. En efecto, de conformidad con lo dispuesto en el parágrafo de artículo 148 de la nueva ley, la sociedad matriz debe responder en forma subsidiaria por las obligaciones insolutas de la subordinada admitir algunos de los trámites concursales mencionado. Naturalmente, la ley exige que los presupuestos del concurso se hayan originado en las actuaciones de la compañía controlante. Quiere ello decir, que será indispensable que las dificultades para el pago de las obligaciones de la filial o subsidiaria, provengan de los actos de control ejercido, dolosa o culposamente por la sociedad matriz sobre la controlada17.
    En el segundo de los casos, es decir, cuando la disolución se realiza por acuerdo societario, tal como ocurrió con la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A.18, una vez nombrado el liquidador, especialmente en las sociedades por acciones, como esta corporación financiera, este deberá dentro del mes siguiente a la fecha en que la sociedad quede disuelta respecto de los socios y de terceros, solicitara a la Superintendencia la aprobación del inventario del patrimonio social, de acuerdo con lo establecido en el artículo 233 del C. de Cio., en dicho inventario se debe hacer una relación detallada de los activos sociales y de todas las obligaciones de la sociedad, con especificación de la prelación u orden de su pago, inclusive de las que solo puedan afectar eventualmente su patrimonio, como las condicionales, las litigiosas, las fianzas y los avales19; ya que del mismo, el superintendente debe correr traslado común a los socios y a los acreedores de la sociedad, por un término de 10 días hábiles. Dentro de dicho término y cinco (5) días, más tanto los asociados como los acreedores, de la sociedad en liquidación podrán objetarlo por falsedad, inexactitud o error grave. Este término es preclusivo, es decir, que transcurrido el mismo, no pueden los acreedores hacer objeción alguna, mucho menos concurrir a la liquidación; de suerte que, siendo la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., deudora de una obligación de hacer, como lo es la suscripción de una escritura pública, correspondía a la promitente compradora acudir al proceso liquidatorio, a satisfacer su crédito.
    Los devaneos de demandante y demandado, a no dudarlo tienen su origen en el hecho de que, en el folio de matrícula inmobiliaria del bien prometido en venta, aparece que al momento de la suscripción de la promesa, el inmueble estaba en cabeza de la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., y que dicha corporación cedió sus derechos al BANCO UCONAL, pero de ello no se deduce, que habiéndose fusionado el BANCO UCONAL con el BANCO DEL ESTADO, este último deba responder por la obligaciones del primero, puesto que, este aspecto ha de observarse en un escenario totalmente diferente, lo que aquí importa y es pertinente como ya se dijo y se reitera, es que no ha existido fusión entre la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., (promitente vendedora) y el BANCO DEL ESTADO, como para poder aplicarle a esta relación jurídica los efectos de la responsabilidad en la fusión, sino de la responsabilidad en matrices y subordinadas.
    Por lo anterior, y en consideración a que el BANCO DEL ESTADO no es la misma CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., por cuanto no ha habido fusión entre estas entidades crediticias, le asiste razón al mismo, al sostener la falta de legitimación en la causa pasiva, puesto que quien debía satisfacer la prestación debida era la CORPORACIÓN FINANCIERA DE DESARROLLO S.A., y dentro de los trámites del proceso liquidatorio del que ya se dio noticia anteriormente; ya que el BANCO DEL ESTADO, resulta una entidad absolutamente ajena al negocio jurídico cuya resolución se suplica, por esta razón, se confirmará la sentencia pronunciada por el a quo pero no por la falta de legitimación en la causa por activa, pues en este punto el criterio de la sala es que en el caso bajo examen, sí existía legitimación activa, la carencia del presupuesto procesal de legitimación en causa, se adolecía, se reitera, por pasiva; como pasamos a dilucidarlo con el abordaje del segundo problema jurídico que advirtió esta Sala.



    1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   15

    Similar:

    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconTribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ramirez
    Sentencia proferida por el Juzgado Primero Laboral del Circuito de Neiva, en audiencia celebrada el día veintitrés
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconTribunal superior del distrito judicial sala unitaria civil- familia distrito de pereira departamentodelrisarald a
    La apelación que presentó, en el proceso ya referenciado, la apoderada judicial de la parte ejecutante, contra el auto que denegó...
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconRepublica de colombia tribunal superior del distrito judicial de neiva sala tercera de decisi
    ...
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconTribunal superior del distrito judicial sala unitaria civil- familia -distrito de pereira departamento del risaralda
    Previo a la decisión de fondo, debe resolver sobre la nulidad que advierte esta Sala, en el curso del proceso de la referencia, al...
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconCorte suprema de justicia
    Decídese la impugnación interpuesta contra la sentencia de 30 de enero de 2007, mediante la cual el Tribunal Superior del Distrito...
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconMargarita cabello blanco
    Sala de Civil-Familia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bucaramanga negó la acción de tutela promovida por el señor...
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconAroldo wilson quiroz monsalvo
    Se decide la acción de tutela instaurada por Ramona Corzo de Arango contra la Sala Civil-Familia del Tribunal Superior del Distrito...
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconLuis alonso rico puerta
    Banco Agrario de Colombia S. A., frente a la sentencia de 2 de diciembre de 2013, proferida por la Sala Civil Familia del Tribunal...
    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram iconRadicación n° 08001-22-13-000-2016-00044-01
    Sala Civil-Familia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Barranquilla que negó la tutela de Alex Guillermo Fonseca Lozano...


    Descargar 179.22 Kb.

    Página principal
    Contactos

        Página principal



    Tribunal superior del distrito judicial de neiva sala civil familia laboral m. P. Edgar robles ram

    Descargar 179.22 Kb.